Inicio Conciertos Crónica y Fotos de DÜNEDAIN y KEROSENO Arévalo – Ávila

Crónica y Fotos de DÜNEDAIN y KEROSENO Arévalo – Ávila

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION

 

DÜNEDAIN

+ KEROSENO

Viernes 9 de Diciembre de 2016 – Sala El Desván – Arévalo – Ávila

Algunas veces tardamos más de lo habitual en publicar nuestros reportajes. Esta es una de esas ocasiones. Pido disculpas por el retraso.

El pasado viernes día 9 pasé por la ciudad abulense de Arévalo para disfrutar del segundo concierto de la gira de DÜNEDAIN, defendiendo su nuevo álbum “Pandemonium”, de camino a Bilbao para hacer una de mis muchas fiestas.

Ciertamente, la sala El Desván de Arévalo es un lugar atípico en todos los sentidos, lo que hizo aún más atractiva la velada. Más parece un antiguo pajar o establo que un bar o sala de conciertos. De hecho por las paredes estaban colgados varios útiles de labranza, como arados, guadañas, hoces, etc. Me encantó. Posee una enorme barra, -que estuvo muy poblada toda la noche-, y un escenario pequeño pero suficiente. Las luces eran escasas y el sonido un tanto pobre, pero sirvió para que pudiéramos disfrutar de un concierto excelente, más en actitud y entrega de DÜNEDAIN que en calidad sonora.

La noche la abrieron los también abulenses KEROSENO, esta vez con su batería propio, -que viajó desde Castellón para no perderse la cita- y su vocalista Gema como principal protagonista.

Lo hicieron bien, cumplieron, hicieron disfrutar a muchos amigos y seguidores que cantaban algunas de sus canciones, pero ciertamente me gustaron bastante más en La Multiusos de Ávila cuando tocaron junto a BARÓN ROJO.

A la banda aún le queda mucho camino por recorrer en cuanto a calidad, temas y para que sus directos sean más convincentes, aunque debo reconocer que tocando casi en casa, se vieron apoyados especialmente, como ya he mencionado.

Realizaron un repertorio muy similar al que hicieron tiempo atrás en la Multiusos de Ávila. Esta noche destacaron “Vientos de Traición” y “Vendrás conmigo”. Sonó muy bien la versión de ANGELES DEL INFIERNO “Nada que perder”, aunque no puedo decir lo mismo de la que hicieron del clásico “All We Are” de WARLOCK, sin coherencia alguna en su letra.

Eso sí, ¡a ilusión no les gana nadie!

Tras los cambios, DÜNEDAIN saltaron al pequeño, pero apañado escenario.

Tenía muchas ganas de verlos. Ya lo hice con su nuevo cantante Carlos tiempo atrás en Barcelona y Ávila, por lo que en gran parte ya sabía con lo que me iba a encontrar, aunque ciertamente me sorprendieron mucho más de lo que esperaba, pues a pesar del escaso sonido, el pequeño escenario y las escasas luces, dieron un conciertazo bestial.

La banda demostró estar totalmente consolidada con Carlos como vocalista, quien esta noche demostró que le sobra potencia, energía y sobre todo chorro y calidad de voz. Es el fichaje perfecto para DÜNEDAIN, y hace que Tony se dosifique infinitamente a la hora de cantar sus partes y hacer voces junto al bajista Izco, quien ha vuelto a hacer coros. En esta misión, los tres demostraron que con ensayos y encajar bien sus buenas voces la banda gana un 200% en directo y los tonos más agudos no chirrían como pasaba hace tiempo. Ahora el bloque vocal suena muy bien, como pasó en el concierto. Además Tony se luce mucho más con su guitarra y con su papel de líder de una banda que en mi opinión vive su mejor momento, y más tras un gran disco como ha sido “Pandemonium”, que ha encantado a todos.

Desde el principio, Carlos demostró ser “la bestia” que es y sorprendió a todos aquellos que no habían visto a la banda con el como frontman. Se deshace, lo da todo, se entrega en cuerpo y alma, y sobre todo canta de forma prodigiosa. Esta noche lo hizo de maravilla, a pesar del escaso sonido y calidad de la que el grupo gozó. Aunque la fidelidad escasa la paliaron con su entrega total, y eso hizo que el público estallara a tope durante toda la actuación.

Empezaron con “El Legado” y “Bola de cristal”, firmes y a por todas, impecables en cuanto a entrega, actitud y aptitud, con Carlos derrochando su chorro de voz y sus poses de titán enfurecido.

Me gustó mucho como tocó Miguel, el batería. Quizás no estar debidamente amplificado le fortaleció y demostró más contundencia y lucimiento. Me encantó como tocó, así como Mariano, apoyando el trabajo guitarrero de Tony, y llevando la base rítmica junto a un Izco que se lució y lo dio todo. Junto a Tony, impecable, y Carlos, bestial, DÜNEDAIN lo bordaron, dieron un concierto impresionante.

Los temas fueron cayendo, mientras tomaba unas cervezas con Óscar y Alberto, dos de los organizadores del festival ACUEROCK, y comentábamos el gran concierto que estaban dando gracias a temas como “Vuela”, donde Carlos arrasó, “Fiel a Mi Libertad”, con Tony luciéndose, “1000 Golpes”, rotundo” o un “Melancolía” impresionante.

Temas como “La Rosa Negra”, que todo el mundo cantó, “Una razón” y sobre todo “Mi alma sigue en pie” pusieron la corona monacal a una banda que como ya he mencionado, vive un monmento grandioso.

“Por los siglos de los Siglos” y “Corazón de Invierno” cerraron una velada grande, muy grande para esta banda que no hay quien la pare.

Arévalo fue una fiesta de heavy metal esta noche y a mi me encantó formar parte de ella.

Texto y Fotos: Rafa Basa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.