Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de VHÄLDEMAR – Straight To Hell

Critica del CD de VHÄLDEMAR – Straight To Hell

8
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
ANGELUS APATRIDA
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

VHÄLDEMAR – Straight To Hell

Discográfica: Fighter Music

Puntuación Popular

(1 votos) 9/10

VHÄLDEMAR - Straight To Hell De entre las diferentes cualidades que debe atesorar  cualquier banda de   heavy metal que se precie un servidor destacaría la actitud. Y sin duda de eso VHÄLDEMAR andan más que sobrados. Los vizcaínos sin prisa pero sin pausa han sabido granjearse el favor del público hasta convertirse en uno de los bastiones del metal patrio, y para ello jugó un papel fundamental su anterior entrega, publicada hace ya  tres años, “Against All Kings”, y no precisamente porque en ella el quinteto que capitanean  Carlos Escudero y Pedro J. Monge dieran un golpe de timón que marcase distancia con lo propuesto en anteriores obras, sino porque la banda alcanzó un altísimo nivel de calidad, potencia, y madurez.

Teniendo en cuenta todo lo anteriormente expuesto la edición de esta sexta entrega que lleva por título “Straight To Hell”,  y que se ha grabado en los Chromacity Studios, resulta un todo desafío, una prueba de fuego para una banda ya plenamente consolidada y que ha ido moldeando su propuesta y su personalidad disco a disco, y lo cierto es que una vez escuchado y analizado todo su contenido en profundidad no puedo decir más que los baracaldeses han facturado en poco más de 35 minutos una obra redonda, que no sólo está a la altura de su antecesor, sino que incluso lo supera con creces. Y es que la sección rítmica que debuta en este redondo, -y conforman  el batería Alejandro Camuñas (Jandro),  y el bajista Raúl Serrano-,  ha propiciado  que  sus nuevas composiciones posean una enjundia y una pegada descomunal, convirtiéndose en el soporte perfecto para que las incisivas  guitarras de Pedro J. Monge y los envolventes y melódicos  teclados de Jonkol Tera sean los encargados de secundar el personal y característico  registro de Carlos Escudero, haciendo que las partes melódicas suenen con más feeling e intensidad mientras que las más cañeras han ganado en  potencia y agresividad.

Sin reservarse nada, poniendo toda la carne en el asador, VHÄLDEMAR abren fuego con un trallazo implacable e incontestable como es “My Spirit”, con unas guitarras aplastantes, -que derrochan potencia aunque también melodía-,  unos coros que hacen que el tema tenga una dinámica aplastante  para acabar remando la jugada con un fantástico solo de guitarra y un estribillo que convierte el corte inaugural en uno de los puntos álgidos del álbum, y en una pieza que no podrá faltar en ninguna de sus presentaciones. Por si alguien albergaba alguna duda sobre las prestaciones de su  nueva sección rítmica la mejor carta de presentación la encontraremos durante los compases iniciales de “Death To The Wizard”, una exhibición  de poderío true-metalero sustentado sobre la robustez de su  implacable tempo y la tenacidad de unos riffs que te volarán literalmente la cabeza antes de dejar paso al fantástico  duelo que protagonizarán las teclas y las seis cuerdas.

Evidentemente, teniendo en cuenta la trayectoria del combo vasco no podía faltar la velocidad propia del power metal durante “Afterlife”, una descomunal cabalgada que volverá a revestir de épica su propuesta antes de dejar paso a unos desarrollos intermedios que sirven para ratificar su calidad técnica. Aunque lo que seguro acabará cautivando al  oyente es  el punch de otro estribillo absolutamente ganador. El cambio de tesitura hacia derroteros más densos y rugosos llegará con “Straight To Hell” toda una declaración de intenciones con el bajo clavándose en nuestros tímpanos mientras el quinteto nos espeta otro de esos estribillos que resultan ideales para ser coreados con el puño el alto y que parecen sacados  directamente del libro de estilo del metal teutón.

Desde que publicaran “Fighting ToThe End”, se ha convertido en una tradición que la banda publique en cada una de sus entregas una parte de “Old King’s Visions”, así que este sexto largo no iba a ser una excepción. De modo que los que hayan venido siguiendo la saga seguro sabrán lo que se van a encontrar: épica, contundencia, melodía, unos brutales cambios de ritmo, y como colofón unos fantásticos duelos entre las guitarras y los teclados. La faceta más cruda y oscura del quinteto  saldrá a relucir a lo largo del reptante “Fear”, con un tempo marcado y cadencioso, -que te recordará a alguna vieja aventura de MANOWAR-, pero que poco a poco irá creciendo para ganar en intensidad y pegada gracias al demoledor punch de unas guitarras de esencia Priest y la precisión  de su pegadizo y melódico estribillo.

No podía faltar una apuesta segura de cara al directo  como “Hell Is On Fire”, que han escogido como uno de los adelantos del álbum, y que pasa por ser uno de los cortes más pegadizos, adictivos, y hard rockeros  de todo el álbum. Una composición de esencia clásica, directa, y que puede servirles como perfecta carta de presentación para quienes  todavía no les conozcan, ya que aúna  todas las características de su sonido.  En contraposición “When It’s All over”, me ha parecido la composición que más se desmarca, aunque sin perder sus señas de identidad, de lo que podríamos denominar su zona de confort, ya que en ella levantan  el pie de acelerador para poner el foco en la intensidad metalera, con un Carlos absolutamente arrollador, doblando sus registros,  para hacer que el corte gane en épica. Para poner el colofón definitivo a un trabajo impecable el quinteto ha optado por otro trallazo inconmensurable como “Damnation´s Here”, en el que vuelven a combinar la potencia del heavy metal clásico con la velocidad y la esencia del power metal más ágil y efectivo.

Siempre habrá quien al hablar de heavy metal prefiera hacer referencia a formaciones alemanas, italianas, o suecas. Pero, sinceramente, pienso que desde hace varios  años tenemos en nuestro país bandas que atesoran potencial y calidad suficientes para competir con ellas, y creo que con este “Straight To Hell” VHÄLDEMAR han vuelto a proporcionarnos un montón de sólidos argumentos que así lo ratifican. Simplemente,  recomendaros que si os gustan sus discos  no debéis dejar pasar la ocasión de verles en directo. El heavy metal y la diversión están garantizados. ¡A Muerte!

Alfonso Díaz

Lista de Temas:

  1. My Spirit
  2. Death To The Wizard
  3. Afterlife
  4. Straight To Hell
  5. Old Kings Visions (VI)
  6. Fear
  7. Hell Is On Fire
  8. When It’s All Over
  9. Damnation´s Here

 

 

8 COMENTARIOS