Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de DESTRUCTION – Born To Perish

Critica del CD de DESTRUCTION – Born To Perish

1
ROCK THE NIGHT FESTIVAL

ESCENA ROCK FESTIVAL

PACO VENTURA - Madre Tierra

 

 

DESTRUCTION – Born To Perish

Discográfica: Nuclear Blast

Puntuación Popular

(2 votos) 7/10

 DESTRUCTION - Born To Perish Piedra angular del thrash metal en el Viejo Continente las huestes que capitanean el guitarrista Mike Sifringer y el bajista y vocalista Marcel Schirmer, más conocido como Schmier, regresan a la carga con su decimoséptima entrega de estudio “Born To Perish”, -que se dice pronto, y más teniendo en cuenta su parón discográfico durante la década de los noventa, (90-98). Siendo parte del selecto club del Big Four teutón junto a SODOM, TANKARD y KREATOR, estaba claro que los planes del ahora cuarteto, tras la inclusión del guitarrista suizo Damir Eskic y el prestigioso batería canadiense Randy Black, no iban a pasar por plantearse un radical cambio de registro. Así que de cara a este “Born To Perish” la veterana formación de Weil am Rhein ha apretado aún más si cabe los dientes que en anteriores entregas, y nos presenta diez nuevas composiciones en las que vuelven a incidir en su faceta más visceral, rotunda y descarnada, dejando de lado esos pasajes más relajados que incluyeron recientemente en temas como “Under Attack”  o “Getting Used To The Evil”. Precisamente la principal diferencia que encontramos con respecto a sus últimos trabajos es la inclusión de esa segunda guitarra que propicia que los temas suenen más profundos, musculosos y agresivos; aunque indudablemente eso es algo que podemos apreciar mejor en sus próximos directos.

Unos poderosos redoble del nuevo batería de la banda serán los encargados de abrir el tema homónimo del álbum, y rápidamente comprobamos que los germanos siguen sonando igual de letales y devastadores como de costumbre, manteniendo su personalidad clásica, pero sin llegar a sonar vintage o anticuados, proponiéndonos un tema rápido, con voces dobladas en algunas de sus partes, y con unos coros de esos que invitan a ser coreados con el puño en alto. He de admitir que la entrada del batería Randy Black ha sentado muy bien a los germanos, ya que son múltiples los detalles y pequeños matices percusivos que podemos percibir a lo largo del plástico, tal y como sucede durante los compases iniciales de  “Inspired By Death”, en el que el cuarteto parece levantar mínimamente el pie de acelerador durante las estrofas para expandir toda su rabia y mala leche a la hora de facturar  unos demoledores estribillos marca de la casa.

A lo largo de su dilata trayectoria DESTRUCTION siempre se han aproximado a las sonoridades oscuras y de corte demoniaco, y este disco no iba a ser una excepción. Así que las guitarras de Mike y Damir Eskic se encargarán de crear esa ambientación que destila azufre y humo, y que resultará ideal para adentrarnos de lleno en un trallazo directo e infalible como es “Betrayal”, que pasa por ser uno de los que seguro no faltará en su periplo europeo acompañando a los incombustibles titanes del thrash, OVERKILL. Pero que nadie piense que todo van a ser ritmos acelerados de batería y velocidad endemoniada de las guitarras, ya que el amenazante bajo de Schmier será el que se encargue de llevar las riendas y dar un toque más crujiente y oscuro al descarnado e incisivo “Rotten”, para dejar paso a unas guitarras que sonarán pétreas durante los estribillos junto a ese juego de coros y voces que harán que el tema se acabe convirtiendo en uno de los más adictivos del plástico.

Uno de los pocos temas que se aparta de lo que podríamos denominar la estructura clásica de los temas de los germanos es “Filthy Wealth”, que arranca con unos riffs muy afilados y casi cercanos al speed/punk, pero que poco a poco
irá conduciéndonos hacia una parte intermedia marcada por unas sonoridades  algo melódicas que se acabaran convirtiendo en el preámbulo perfecto para un humeante sprint final. Aunque esta no es ni mucho menos la primera vez que DESTRUCTION utilizan este recurso, seguro que a más de uno le sorprenderá el sosegado arranque de “Butchered For Life”, pero teniendo en cuenta el propio título resulta evidente que el tema no tardará en mutar, creciendo y ganando en intensidad hasta convertirse en un puñetazo sonoro que te noqueara con la aniquiladora rotundidad de sus guitarras y la devastadora brutalidad de su implacable base rítmica.

Pero indiscutiblemente lo que más disfrutarán los viejos seguidores de DESTRUCTION, y esa nueva generación de hambrientos thrashes que adoran esa corriente que ha venido en llamarse “thrash metal old school”, serán temas “Tyrants Of The Netherworld”, en los que el tándem Mike/Schmier dejan patente que no han perdido la voracidad metalera y el olfato que les convirtió en una
banda imprescindible para comprender la evolución y el auge del thrash europeo durante la década de los ochenta. Precisamente la influencia que han ejercido sobre muchas jóvenes formaciones resulta más que evidente al
escuchar cortes como “We Breed Evil”, que sigue una línea similar a la anterior.

Uno de los temas que personalmente más me ha gustado de este “Born To Perish” es el speedico “Final Fight 17”, con una letra basada en un hecho real y con una propuesta musical que te impedirá dejar de agitar la cabeza como un poseso. Para el final del álbum los germanos se han reservado “Ratcatcher”, marcado por una base rítmica muy en primer plano, con la batería de Randy Black volándote la cabeza, para proporcionar la densidad rítmica perfecta para  que las guitarras vuelvan a levantar una infranqueable pared de sonido.

No creo que a nadie sorprenda leer que DESTRUCTION han grabado un nuevo trabajo que sigue con la estela apuntada en sus últimas entregas, una muesca más en su cinturón. Estaba claro que los alemanes a estas alturas no iban a dar un drástico golpe de timón a su estilo, y más cuando la escena thrash parece estar viviendo un buen momento, con los nombres clásicos editando buenos trabajos, y las jóvenes bandas reivindicando a esas mismas formaciones como imprescindibles, lo que está retroalimentando la escena. Así que como suele decirse: la noticia es que no hay noticia.  Schmier y sus secuaces han facturado un disco que está a la altura de su nombre, su trayectoria, y su legado, y que creo no defraudará a ninguno de sus seguidores. En breve podremos comprobarlo, y conocer el veredicto del respetable.

Alfonso Díaz

Lista de Temas:

  1. Born To Perish
  2. Inspired By Death
  3. Betrayal
  4. Rotten
  5. Filthy Wealth
  6. Butchered For Life
  7. Tyrants Of The Netherworld
  8. We Breed Evil
  9. Fatal Flight 17
  10. Ratcatcher

 

 

 

1 COMENTARIO