Inicio Conciertos Crónica y fotos del KRISTONFEST con THE HELLACOPTERS + TURBOWOLF + KADAVAR...

Crónica y fotos del KRISTONFEST con THE HELLACOPTERS + TURBOWOLF + KADAVAR + EARTHLESS + DOZER + NICK OLIVIERI’S MONDO GENERATOR+ ÅRABROT en Madrid

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

 

KRISTONFEST

Viernes 10 de Mayo de 2019 – Sala Mon – Madrid

+ EARTHLESS + MONDO GENERATOR + NICK OLIVIERI’S + ÅRABROT

 Sábado 11 de Mayo de 2019 – La Riviera – Madrid

+ THE HELLACOPTERS  + TURBOWOLF + KADAVAR + DOZER 

Desde 2011, si hay un festival que apuesta por la calidad en la confección de sus carteles, la minuciosa selección de bandas de un atractivo y exclusividad máximos, y el formato familiar y cercano, permitiendo disfrutar de su cartel al completo, ese es sin duda el KRISTONFEST, una cita que desde hace ya años se nos hace imprescindible dentro del panorama rock/ stoner/ sludge/ post nacional. Ya asentado en Madrid desde 2017, tras 5 exitosas ediciones en Bilbao, el festival sigue creciendo con mucho mimo y medida, de modo que este año se repetía el formato de 2 días, con un emplazamiento más pequeño para el primer día y menos bandas a modo de fiesta de presentación, y un día completísimo para el sábado con un claro cabeza de cartel este año, como los HELACOPTERS, y bandas de la talla de KADAVAR o TURBOWOLF apostando por la diversidad y, como indicaba, la exclusividad.

El resultado no fue un éxito solo en lo estrictamente musical, sino también a nivel de asistencia ambos días, y voy más allá: se palpaba en el ambiente ese sentir de festival, y la gente lo pasó en grande tanto el viernes como en la jornada del sábado. Y cuando digo en grande digo MUY en grande. Os cuento si os parece primero lo que dio de sí el viernes… 

Viernes 10 de Mayo, Sala Mon, Madrid: 

ÅRABROT

La ‘warm up’ party arrancaba el viernes con los noruegos ÅRABROT, una bandaza de ‘noise rock’ que había visitado ya Madrid hacía algunos años y que con la entrada de la teclista Karin Park, actual esposa de Kjetill Nemes, líder indicutible del colectivo, varió sensiblemente su sonido. Lamentablemente y como suele ocurrir a quien no reside en Madrid, me fue imposible llegar a ver su show al completo, pudiendo presenciar tan sólo sus últimos 2 temas.

Poquita gente aun en la Mon, pero con un gran sonido y una gravedad amedrentante la de los noruegos. Para cuando tocaba cambio la gente empezó a llegar en número mucho mayor, y lo que parecía que iba a ser una noche un poco ‘light’, con Nick Olivieri y sus MONDO GENERATOR acabó siendo el desparrame del mes…

NICK OLIVIERI’S MONDO GENERATOR

Con 0 ‘glamour’ y todo actitud, MONDO GENERATOR acababan de montar sus cacharros entre los vaciles y comentarios de algunos para, sin mediar palabra, comenzar con el espectáculo mostrando bien sus cartas con “Molten Universe” para empezar, del “Blues For The Red Sun” de KYUSS, a modo de intro instrumental. Ahí la atmósfera ya se empezó a cargar, y como si de una ‘generator party’ se tratase en mitad del desierto, liderada por el bajo más autorizado al este de Los Angeles, el concierto se convirtió en un fiestón incontrolable que, con el paso de los temas, no hacía sino descontrolarse más y más.

El trío, formado por el propio Olivieri al bajo, Mike Pygmie a la guitarra (vino también con John Garcia hace pocos meses de gira) y Jeff Bowman a la batería, se mostró enchufadísimo desde el primer minuto, y sonó estruendoso y ‘punk’ como puñeteros demonios con esa afinación grave que les caracteriza. Fue una auténtica locura de concierto, cuyo repertorio me gustó especialmente porque, lógicamente, le dio protagonismo a KYUSS y QUEENS OF THE STONE AGE, pero también le dio cancha a MONDO GENERATOR y hasta algún tema de su etapa en solitario para confeccionar un ‘set’ bastante autobiográfico pero sin abusar, que terminó como decía en un fiestón y un no parar de ‘surf crowding’, ‘stage diving’ y demás anglicismos. Creo que fue con “Green Machine” que la cosa se empezó a calentar ya más en serio. Hubo pogo, cerveza volando, y un maldito himno de KYUSS alegrándonos el viernes noche, eso sí, tocado más rápido y al estilo MG, mucho más “punki”. Luego, seguido vino otro pepinazo de KYUSS, “Love Has Passed My By” de aquel primer “Wretch”, y la fiesta fue total. Me encanta que, al menos Nick Olivieri se acuerde del primer trabajo de la banda, que que García desde luego no acostumbra. De ahí en adelante, el grupo le dio bien de cera al material propio de los míticos MONDO, con temazos como “Shawnette”, de su primer “Cocaine Rodeo” (ya había sonado “13th Floor”, tema que abre el disco por cierto” o “I Never Sleep”, del “Dead Planet”, que causaro estragos en el ‘pit’, mientras la banda seguía a lo suyo.

Lo serio llegó ya cuando, hacia el último tercio del concierto, volvieron a ganar más peso las versiones y llegaban también algunos de los temas más míticos del grupo. Ahí ya el desconcierto fue total. “Allen’s Wrench”, nuevamente recordando el “Blues For The Red Sun”, fue el punto de inflexión. Lo que vino después fue caos, con temas como “Up Against The Void”, “Gonna Leave You” de los QOTSA, la aclamadísima “F.Y. I’m Free”, con la que hubo buen desparrame, y una vorágine de las que se recordarán (o no) cuando acabe el año con la dupla mortal de QOTSA formada por “You Think I Ain’t Worth A Dollar…” y “Six Shooter”, ambas del mejor disco que la banda de Josh Homme ha parido, “Songs For The Deaf”.

Un final tras el que acabamos exhaustos, planteándonos cómo apañárnoslas ya no solo para afrontar el fin de noche con EARTHLESS, sino cómo terminar el fin de semana de la forma más digna posible, Enorme Nick Olivieri y sus MONDO GENERATOR,

Setlist NICK OLIVIERI’S MONDO GENERATOR:

  • Molten Universe (KYUSS)
  • 13th Floor
  • Last Train
  • It’s You I Don’t Believe
  • Green Machine (KYUSS)
  • Love Has Passed Me By (KYUSS)
  • Listening To The Daze
  • Shawnette
  • Lie Detector
  • I Never Sleep
  • Kyuss Dies!
  • Allen’s Wrench (KYUSS)
  • Up Against The Void
  • Invisible Like The Sky (Nick Olivieri)
  • Gonna Leave You (QOTSA)
  • F.Y. I’m Free
  • You Think I Ain’t Worth A Dollar Buy I Feel Like A Millionaire (QOTSA)
  • Six Shooter (QOTSA)

EARTHLESS

El concierto de EARTHLESS fue una experiencia totalmente distinta, pero igual o más de reconfortante. Ante una Mon prácticamente llena, y una asistencia ya entregada, el trío de San Diego die una lección integral de psicodelia, ‘krautrock’, improvisación y pura técnica, una banda que es en sí una experiencia de ver, entre otras cosas porque hoy en día se e hace complicado ver (y disfrutar) a tres músicos tan condenadamente compenetrados sobre un escenario, y además con un público sintiendo de forma tan intensa cada desarrollo, cada fraseo y cada solo.

Desde “Uluru Rock”, la entrega fue total y absoluta por parte de una sala que les tenía unas ganas locas, algo que se contagió de inmediato en un Isaiah Mitchell visiblemente tímido y abrumado por el cálido recibimiento que la banda obtuvo. Su concierto fue perfecto, sin paliativos, con momentos de éxtasis creciente a montones, donde la banda nos dejó sin aliento, partes semi improvisadas, y muchísimo ‘jazz’ rock para saciar a los más inquietos.

Tras el comienzo con el himno por excelencia de “From The Ages”, la banda continuó con un gran repaso a su úlima obra, “Black Heaven”, editado el pasado año, un trabajo importante por ser el primero que cuenta con partes vocales a cargo del propio Mitchell. El sabor a los 70’s nos tiró para atrás con “Black Heaven”, y luego con “Electric Flame” y “Gifted By The Wind” Isaiah se atrevió con la voz, desenvolviéndose bastante bien en líneas generales aunque todavía acostumbrándose, visiblemente.

“Godspeed” fue sin duda el clímax de la noche, también con ‘stage divers’ y locura especialmente hacia el alocado final, para después regresar con una versión de los GROUNDHOGS que despedía su concierto, y el primer día de KRISTONFEST entre sonrisas, sudor y alguna que otra cerveza de más…

Setlist EARTHLESS;

  • Uluru Rock
  • Black Heaven
  • Electric Flame
  • Gifted by the Wind
  • Godspeed
  • Cherry Red (THE GROUNDHOGS) (bis)

 

Sábado 11 de Mayo, La Riviera, Madrid:

Después de una noche de viernes frenética, mucho más de lo que en un principio había previsto, nos plantábamos el sábado en La Riviera sin mayor pretexto que tirarnos en brazos del rock más clásico y festivo, en una edición de KRISTONFEST que se recordará como otro salto de calidad para el festival y por un cartel menos “extremo” quizás que en pasadas ediciones, siguiendo la tendencia clara que ya se siguió el año pasado con MONSTER MAGNET encabezando el cartel. Los encargados de abrir la tarde fueron CHURCH OF THE COSMIC SKULL, en la que si no me equivoco fue su primera aparición en España, una banda que tuve ya ocasión de disfrutar en Desertfest Antwerp hace un par de años y que merece muchísimo la pena por su llamativa puesta en escena y su rock/ psych evocador. Lamentablemente, por motivos laborales solo pude llegar a ver al grupo despedirse ya de un buen número de asistentes, sin tiempo para ver un solo tema. Comenzaba nuestra tarde por tanto con unos DOZER a los que teníamos también unas ganas especiales…

 

DOZER

Los suecos DOZER eran sin duda un gran atractivo para el público más vinculado al ‘stoner’ más puro, que este año quizás no ha tenido el protagonismo que muchos hubieran deseado en comparación con ediciones previas.

La banda sueca liderada por Fredrik Nordin no se prodiga demasiado precisamente por nuestros escenarios ni por los de nungún sitio desde hace una década (han estado parados, entre unas cosas y otras, 3 años entre 2008 y 2012 y llevan más de 10 años para editar nuevo material, que no está en sus planes), y KRISTONFEST fue una oportunidad de oro para disfrutar del enorme directo que exhiben estos pioneros de la escena ‘stoner’ europea, que nos dejaron un concierto quizás no demasiado vistoso para lo que después vendría, pero desde luego de una calidad evidente mientras la gente ya iba llenando una Riviera que por entonces presentaba ya un gran aspecto, rozando los tres cuartos de entrada más o menos.

Siendo sinceros, de su directo se desprende que la banda está poco activa, o más bien que tocan muy poquito en directo (se transmite), pero se compensa con las ganas y arrestos que el cuarteto puso sobre el escenario, y con la felicidad que todavía se les transparenta al tocar sus temas. Disfrutamos de lo lindo con “Supersoul”, “Man Made Mountain” o “The Hills Have Eyes”, y alimentamos expectativas para todo lo que estaba por venir…

 

KADAVAR

Hacía un tiempo que no teníamos el placer de tener a KADAVAR en Madrid, desde la gira con BLUES PILLS en Octubre de 2017, si mal no recuerdo, y aunque no traían material nuevo siempre es un placer disfrutar de una de las bandas que más han hecho por el movimiento rock – retro tan en auge desde hace unos cuantos años. Reconozco que, a fuerza de verles muy a menudo en los últimos años; en festivales y giras por toda Europa, los alemanes quizás han ido perdiendo un poco de fuelle en directo (no así en el estudio), intuyo que porque ellos mismos se han ido quemando un poco.

Pude constatarlo en la fecha de Zaragoza en su última ronda de conciertos en nuestro país, pero en Madrid lo cierto es que pudimos ver una historia muy diferente, con un grupo muy vivo y muy enchufado, con un público que de siempre les adora, y que les dio aliento desde el comienzo con “Skeleton Blues” en adelante, y como digo con un trío al que visiblemente pudimos ver más entregado que en aquella última ocasión, muy dentro del concierto y con verdaderas ganas de agradar y transmitir. También es cierto que la ocasión poco o nada tenía que ver…

KADAVAR dieron un gran concierto, uno de esos conciertos que les han llevado a ser hoy lo que son. Y se notó que iba a ser así desde el mismísimo inicio, con un Simon muy activo y un Christoph Lindemann más vivo que nunca. Centrado, Christoph Barteit se alzaba majestuoso sobre la plataforma de la batería completando el triunvirato. El sonido fue perfecto, como durante toda la jornada del sábado (y del viernes en la Mon), más alto que en ocasiones anteriores y bien saturado de efectos, como tiene que ser. Fue uno de esos conciertos de dejarse el cuello, todavía con predominio de “Rough Times” en el setlist, un trabajo del que casi 2 años después siguen enormemente orgullosos, y con temas ya clásicos que levantaron al público como “Living In Your Head”, “Come Back Life” o “All Our Thoughts”, que cerró el set. Nuevamente poco protagonismo para “Berlin”, algo que viene siendo habitual (no se muy bien por qué, aunque es la antítesis de su último LP), pero concierto incontestable de los alemanes antes del plato fuerte del fin de semana. THE HELLACOPTERS estaban a punto de despegar, y vaya que si se notaba en el ambiente…

 

THE HELLACOPTERS

Tras un parón un poco más prolongado que el resto, subía ese clasico telón con el logo de la banda en llamas y, pocos minutos más tarde, arrancaba la que para la inmensa mayoría era el reclamo número 1 de la edición de este año de KRISTONFEST, unos THE HELLACOPTERS que tras años de parón han ido volviendo a la actividad paulatinamente para mayor gloria del rock & roll y que se presentaban en Madrid como absolutos cabezas de cartel, dentro de una mini gira Europea de un semana que comenzaba en Barcelona en la noche del viernes. Habían estado precisamente en Madrid hacía algo menos de un año, dentro del Download, pero quien conoce bien a los suecos sabe que en una sala para ellos solos la historia cambia por completo, y así sucedió. Nicke Anderson y compañía salieron a matar, emanando una energía y poderío ingobernables con “Hopeless Case Of A Kid In Denial”, con avalanchas incluso y una expectación que sólo despiertan las bandas MÁS grandes, y se llevaron por unanimidad el mejor concierto de todo el festival, de modo incontestable y absoluto, en el que fue sin lugar a dudas uno de los mejores conciertos que vamos a ver este año en Madrid.

La de los suecos fue una lección de veteranía, vitalidad y pura electricidad escénica. Sin colorantes ni conservantes. Salieron a degüello, esgrimiendo como única arma un sonido potentísimo y nítido, y el resto lo hicieron la innumerable pila de himnos que fueron lanzando a discreción, sin descanso, en la hora y media que estuvieron sobre el escenario. Sin cháchara bana, uno detrás de otro, iban cayendo tema tras tema sin descanso, sin mediar palabra, en un set que fue el más perfecto ‘best of’ que uno puede imaginarse, y donde insisto que la clave estuvo en la alucinante y emocionante implicación de un público volcado, como en los mejores años de la banda…

En escena, THE HELLACOPTERS son Nicke y Dregen; Dregen y Nicke. El dúo funcionó engrasado, y como dos máquinas de matar le dieron ese punto de actitud que se le tiene que exigir a toda estrella del rock que se precie de serlo. Tengo que decir además que Nicke cantó más dedicado y solvente que nunca, y que ver a Dregen de vuelta en THE HELLACOPTERS es, además de un autentico lujo, lo que ha hecho que la banda siga viva tras el palo de la muerte de Robert Dahlqvist.

Hablar de momentos me resulta especialmente complicado sin embargo. Fue uno de esos conciertos que pasan como una estrella fugaz, que no da ni tiempo a pedir un deseo. Me encantó la bola que le dieron a “Payin’ The Dues”, por ejemplo, con cuatro temazos como 4 soles de ese disco, más que de ningún otro. Por supuesto, el comienzo con “Hopeless…” fue meteórico, y sembró el caos que después se iría haciendo más o más grande, y ni que decir tiene que los temas de “By The Grace Of God” fueron todos momentos álgidos de la noche (me llamó la atención “Carry Me Home” tan pronto), e incluso eché alguno que otro de menos… Momentazo también el comienzo de los bises “I’m In The Band”, con Dregen haciendo coros con el cigarro en la boca, justo antes del derrapante final de “(Gotta Get Some Action Now””.

Un concierto para el recuerdo, antes de que llegasen los TURBOWOLF para chapar el chiringuito, ya con la morriña asomando y toda una noche de Sábado al acecho. ¡Y qué rápido se estaba consumiendo!

Setlist THE HELLACOPTERS:

  • Hopeless Case of a Kid in Denial
  • Alright Already Now
  • Carry Me Home
  • You Are Nothin’
  • Born Broke
  • Like No Other Man
  • The Devil Stole the Beat From the Lord
  • My Mephistophelean Creed
  • Ghoul School
  • No Angel To Lay Me Away
  • Toys and Flavors
  • Down on Freestreet
  • Long Gone Losers
  • No Song Unheard
  • Psyched Out & Furious
  • Before the Fall
  • Soulseller
  • By the Grace of God
  • I’m in the Band (bis)
  • (Gotta Get Some Action) Now! (bis)

 

TURBOWOLF

Todavía no había dado tiempo a asimilar la avalancha de decibelios que nos acababa de sepultar cuando Chris Georgiadis y sus TURBOWOLF hacían acto de presencia, para una asistencia muy mermada tras el concierto de HELLACOPTERS; y fue una pena, porque quien aguantó no sólo vio la segunda vez de la banda en nuestro país, que ya es un lujo, sino que pudo disfrutar de uno de los mejores directos de todo el festival junto con el que acabábamos de presenciar y el de MONDO GENERATOR del Viernes.

La banda de rock/ psych y veinte mil etiquetas más se estrenaron en Madrid con un show trasnochador, sí, pero ecléctico como pocos, donde Georgiadis nos volvió locos con su presencia escénica (¡qué frontman!) y la banda se volcó literalmente en un concierto frenético, enormemente vistoso, que nos dejó sin aliento cuando la música en directo iba tocando a su fin antes del ‘afterparty’ con los DJ’s. “Cheap Magic”, “A Rose For The Crows”, “Rabbit’s Food” o “Ancient Snake” fueron algunos momentos que atronaron y deslumbraron a partes iguales, en un final soñado, que nos dejó una oportunidad única para ver a otra gran banda que, aun con más de 10  años a sus espaldas, todavía no han pasado de gira a visitarnos.

¡Para su cuarto disco, esperemos!

Texto y fotos: Jorge del Amo Mazarío (Jorge_del_amo@rafabasa.com) – Twitter: @Jorge_del_amo

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.