Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de DEVIN TOWNSEND – Empath

Critica del CD de DEVIN TOWNSEND – Empath

6
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
CELTIAN - Madrid

 

 

DEVIN TOWNSEND – Empath

Discográfica: Inside Out

Puntuación Popular

(3 votos) 9/10

DEVIN TOWNSEND - Empath Siempre supone un placer enfrentarse a la escucha del nuevo disco creado por uno de los músicos más polifacéticos dentro del rock y metal. Incansablemente creativo, DEVIN TOWNSEND hace años que no tiene nada que demostrara nadie y, sin embargo, de su mente sale toda una amalgama de sonidos, estructuras y composiciones que le han valido -con razón- el apelativo de continuador de la obra que en su día nos legara al mundo el simpar Frank Zappa. “Empath” no es sino una buena muestra de ello.

Especial es el hecho de que en hora y cuarto de duración “Empath” no se hace pesado en ningún momento. Al contrario, la variedad de estilos, sonoridades, armonías, atmósferas… todo ello casa a la perfección en el embrollado collage que TOWNSEND nos presenta. A cada poco se exige de nuestra capacidad de atención con cada cambio de ritmo, con cada variación a nivel emocional incluso.

Porque este trabajo es todo un despliegue emocional donde es sencillo cerrar los ojos mientras ésta suena y disfrutar de una paleta de colores tan amplia que abruma. Tanto, que su blanca portada con el nombre del artista plasmado en colores simples, parece una broma -una más dentro del humor que caracteriza a nuestro protagonista canadiense- como diciendo “esto no tiene nada que ver con lo que te vas a encontrar en el interior”. O sí, porque a fin de cuentas ¿qué es la música sino sensaciones? Y después de todo, cada uno vivimos éstas a nuestra manera, en función de nuestra cultura, vivencias, personalidad, etcétera.

No hay más que ver y escuchar “Genesis” junto a su videoclip. ¿Qué genio puede hacer que durante más de seis minutos, ver a un tipo sentado con unos auriculares y una pantalla verde detrás sea interesante y te deje con ganas de más? Pues sólo alguien como  DEVIN TOWNSEND. Desde esos sonidos caribeños junto al xilófono (hasta el punto de que pareciera que en cualquier momento va a salir a cantar “Bajo el Mar” el cangrejo Sebastián), a la manera en la que se van introduciendo el resto de elementos, la preciosa coral, las baterías programadas, esas guitarras que van endureciendo poco a poco los riffs que ejecutan a cuando la batería se vuelve loca dando rienda suelta a la velocidad con bombo y caja a toda pastilla… y lo que es más difícil aún: encajando todo eso como si fuera lo más sencillo del mundo. ¡Una pasada de principio a fin! ¡Qué mejor manera de expresar musicalmente la eclosión de todo lo que compone un mundo nuevo!

“Spirits Will Collide” cambia, ¡y de qué manera! Ahora la propuesta es melódica, con el coro femenino llevando el peso de las estrofas, precioso y con un estribillo evocador de su etapa más melódica. “Evermore” no desdeña en la melodía anteriormente indicada, pero a la vez aúna los elementos de otras dos importantes facetas: la  industrial -con unas partes muy STRAPPING YOUNG LAD- y la sinfónica. Y de sinfonía seguimos hablando, pues “Sprite” es, en sí misma, una pequeña muestra de ello, con preciosas orquestaciones muy trabajadas tanto en la armonía como en las diversas melodías y sonidos que se van superponiendo entre sí, con una tenue base rítmica donde batería, bajo y guitarras están más bajos en intensidad y volumen mientras DEVIN explora su timbre más delicado. El tema se va desarrollando con una serie de arpegios de guitarra en ritmos asimétricos, terminando en dos minutos donde los sintetizadores son protagonistas, creando atmósferas futuristas, muy a lo JEAN MICHEL JARRE.

En “Hear Me” el hilo conductor es ese death metal (atentos a esas notas de xilófono que coronan algunas de las primeras estrofas) que tanto le gusta al artista, con las tónicas y guitarras a plenitud de velocidad, combinado con otras más industriales y pesadas. Anneke Van Giersbergen aporta su delicada voz en contraste con las más rasgadas de TOWNSEND.

Dentro de la amalgama de sonidos y, cuando parecía que “Empath” ya nos había dado todas las sorpresas posibles, nos encontramos con una aria de cinco minutos denominada “Why?” donde los sonidos orquestales y la barítona voz de DEVIN, junto a la preciosa coral femenina son protagonistas casi absolutos. Incluso encontramos un pequeño fragmento que bien podríamos identificar como zarzuela, con sus castañuelas y todo incluidas.

El canto del gallo nos saca del embeleso anterior para llevarnos a “Borderlands”, una pieza que es una locura en cuanto a fragmentos, cambios de ritmo, tempos, sonidos electrónicos, ritmos desbocados. Yo no la definiría tanto como progresiva sino como expresionista, por la intensidad con la que cada una de las diversas facetas que contiene se ve plasmada musicalmente.

Y tras una breve y oscura pieza denominada “Requiem”, donde el coro emula la tristeza más profunda, tenemos la pieza angular del disco, una brutal “Singularity” donde en veintitrés minutos y medio todos los elementos arriba explicados, todo lo que este disco nos ha mostrado hasta el momento, se junta para componer una de las piezas más complejas, extrañas y singulares que el que firma haya escuchado nunca, con ópera, death, thrash, industrial, balada, música disco y un sinfín más de capas para ir descubriendo en cada una de las escuchas.

En definitiva, estamos ante toda una obra maestra más del maestro DEVIN TOWNSEND. Toda una maravilla para aquellos que sepan apreciar la música fuera de estereotipos y esquemas preestablecidos. “Empath” es un regalo más para sus miles de seguidores y, cómo no, el argumento perfecto para aquellos que todavía no hayan explorado la obra del genio, puedan sumergirse en un universo sonoro tan personal como maravilloso.

J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comTwitter.com

Lista de Temas:

  1. Castaway
  2. Genesis
  3. Spirits Will Collide
  4. Evermore
  5. Sprite
  6. Hear Me
  7. Why
  8. Borderlands
  9. Requiem
  10. Singularity Part 1 – Adrift
  11. Singularity Part 2 – I Am I
  12. Singularity Part 3 – There Be Monsters
  13. Singularity Part 4 – Curious Gods
  14. Singularity Part 5 – Silicon Scientists
  15. Singularity Part 6 – Here Comes The Sun

 

 

 

6 COMENTARIOS

  1. Es curioso cómo el disco suena tan familiar, incluso natura y a la vez es tan distinto a otras cosas salidas de la cabeza del genio canadiense. La diferencia con obras previas está en cómo están hilvanados los momentos unos con otros; la calidad de ese pegamento invisible (y a veces imposible) que hace que todo forme parte de un todo. Es maravilloso ver a alguien de tanto talento ofrecer tanta madurez y, al mismo tiempo, tanta osadía en una misma obra.

  2. Está claro que Devin es un musicazo, y ahí está toda su obra para demostrarlo, pero a mí este disco se me hace larguísimo, y me pasa lo mismo con sus últimos trabajos. Te puedes hacer una recopilación de temas de escándalo con sus composiciones, pero esa ampulosidad que le da a su sonido me supera.

  3. A mi me parece un trabajazo increible! Redescubrí a este hombre cuando sacó Transcendence (yo lo conocí por primera vez en el Sex and Religion de Steve Vai, y luego le perdí la pista…) y encontrármelo de nuevo ha sido como quien se encuentra por casualidad un enorme tesoro oculto! de golpe tener tanta música de tan increíble calidad fue una locura!! y para rematar ahora en 2019 nos sale con Empath… no sé qué decir, estoy disfrutando como hacía años que no lo hacía. Además tuve la suerte de verle en directo en la gira de Transcendence en Barcelona y fue realmente impresionante!
    Como loco esperando a la nueva gira!!! \m/ \m/