Inicio Conciertos Crónica y fotos de OOMPH! + MIND DRILLER en Madrid

Crónica y fotos de OOMPH! + MIND DRILLER en Madrid

0
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK N ROCK - ROCK FEST BARCELONA 2019
LEYENDAS DEL ROCK 2019
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK N ROCK - ROCK FEST BARCELONA 2019

LEYENDAS DEL ROCK 2019
Madness Live!
Madness Live!
Madness Live!

 

OOMPH!

+ MIND DRILLER

Viernes 22 de Marzo de 2019 – Sala Mon – Madrid

El metal industrial/gótico estaba de enhorabuena, y es que los míticos OOMPH! estaban de vuelta en nuestras tierras. Tras su exitosa gira hace unos años, Dero Goi y los suyos no han dudado en incluir otra vez fechas en nuestro país para la presentación de su último trabajo “Ritual”, el cual prosigue con el sonido de su anterio “XXV” a pesar de firmar contrato discográfica con la gigante Napalm Records. En esta ocasión y para la fecha de Madrid en la sala Mon contarían con MIND DRILLER como banda de apertura, todo un lujo teniendo en cuenta que es una de las bandas de referencia del estilo en nuestro país.

Comenzaban los shows con MIND DRILLER, la banda nacional que lleva ya ocho años en activo nos presenta su sorprendente y aclamado por la crítica “Involution”, LP que veía la luz ese mismo día. La banda comandada por Estefanía, V y Dani NQ, los tres a las voces con un formato bastante innovador en el género arrancaba su actuación con “Ritual”, curiosamente como se titula el nuevo LP de OOMPH!, para continuar con “My Own Law”. Un escenario que se les quedaba muy pequeño y el que no podían explotar mucho más escénicamente, con lásers, estrobos en la parte baja de las plataformas, gafas y anillos que tienen una iluminación propia, cambiando constantemente de vestuario entre máscaras, gafas, antifaces y demás parafernalia.

“Rotten” es otra de las piezas a destacar de su set, el cual concluían con “Ich Bin Anders!” inmediatamente después, con un público que disfrutaba de una banda telonera que en esta ocasión sí era la apropiada para el estilo de la noche, ¡y lo que se nota! El sonido no fue el más nítido posible, la iluminación a pesar de todo bastante pobre, y el show en sí bastante bueno y cumpliendo con creces su cometido, abrir para una banda como OOMPH! Grata aportación para la noche la de MIND DRILLER.

OOMPH! ya estaba en la sala con su formación original, esa que se reunió allá por 1989 para formar esta banda y que no ha cambiado desde entonces siendo pioneros del género Neue Deutsche Härte. Con el metal industrial/gótico/electrónico por bandera, el combo formado por Dero Goi a la voz, Robert Flux a la guitarra, bajo, teclado y segunda voz, y Andreas Crap a la guitarra y teclados llegaba a Madrid ante una imponente entrada en la sala Mon de Madrid. Arranque potentísimo con uno de sus nuevos temas “TRRR – FCKN – HTLR” con un público entregadísimo y Dero andando de lado a lado como un poseso con su paso militar al ritmo de este gran inicio.

“Labyrinth” y “Träumst Du” encaminaban una noche que entraba en una dinámica de lo más positiva, con la llegada ahora de “Jetzt oder nie”, uno de los grandísimos temas de su anterior “XXV”. Acompañados por un teclista, un bajista y un batería de tour, OOMPH estaban dando rienda suelta a su sonido en plenas facultades, y hay que reconocer que el sonido en esta sala está siendo brillante habitualmente para las cualidades de la misma. “Der neue Gott” y “Mein Herz” volvían a traernos a Dero Goi a los característicos tambores que tiene colocados al lado derecho de su pie de micro, aporreándolos en momentos puntuales de la mayoría de las composiciones, en unas ocasiones mientras canta y en otras sin tener que estar pendiente de esta labor.

“Das weisse Licht” no nos daba respiro, “Tausend Mann und ein Befehl” nos devuelve a su nuevo trabajo, con una gran “Niemand” y con vuelta a uno de los últimos grandes singles de los germanos, hablamos de “Kein Liebeslied”, la cual tiene todo para convertirse próximamente en uno de los imprescindibles de su set. “Auf Kurs” servía de preludio para un set en acústico con dos cortes tan bellos como “Fieber” y “Das letzte Streichholz”, lo que suponía un respiro para la mayoría de la banda, mientras la sala se llenaba de los nuevos mecheros (es decir, los móviles con sus flashes) al ritmo de estas melodías.

Tras esta breve bajada de pistón, llegaba “Gott ist ein Popstar” en la que nos tocaba saltar de lo lindo, y es que uno de los grandes clásicos de la banda no merecía menos, aunque “Gekreuzigt” no desmerecía a la anterior, ni una brillante “Alles aus Liebe”, otra de ese “XXV” que se ha asentado en el set. “Im Namen des Vaters” de su nuevo “Ritual” nos trae el lado más OOMPH, mientras “Jede Reise hat ein Ende” volviendo a su predecesor no bajaba la intensidad. Al igual que en otras ocasiones atizamos a los técnicos de luces, en esta ocasión hay que reseñar que las luces para ser la sala Mon fueron inmejorables, aunque un foso para los fotógrafos en un show tan lleno siempre ayuda, pero la banda finalmente decidió no contar con él para el concierto.

“Kleinstadtboy” y sobre todo una espectacular “Sandmann” ponían la sala patas arriba, que se encontraba llena en la parte baja, aunque no sucedería como en Doro unas fechas antes, cuando se ocuparon por completo los balcones del club. “Augen auf!” ponía el punto y seguido de la actuación, y es que la banda se despedía momentáneamente para regresar con un par de bises. “Mein Schatz” y “Als wärs das letzte Mal” fueron las elegidas para cerrar otro capítulo glorioso en Madrid, donde han vuelto a hacer los deberes con nota alta, y es que no defraudan, eficiencia alemana. Durante aproximadamente dos horas, llenaron nuestros sentidos de pura potencia, da gusto escuchar a bandas de metal industrial con una nitidez tan plena, felicidades de nuevo al técnico de sonido.

Y así finalizaba otra gran noche de metal industrial en la capital, esperando desde ya el regreso de estos pioneros de su género, una banda que siempre ha estado en la sombra de otras (sin ir más lejos de RAMMSTEIN), y que ha vuelto a demostrar que tiene un buen hacer, una actitud, una puesta en escena y un sonido que para mi gusto está bastante infravalorado en el mercado actual.

Texto y fotos: Óscar Gil Escobar

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.