Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de AVALANCH – El Secreto – Versión española e...

Critica del CD de AVALANCH – El Secreto – Versión española e internacional

36
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK N ROCK - ROCK FEST BARCELONA 2019
LEYENDAS DEL ROCK 2019
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK N ROCK - ROCK FEST BARCELONA 2019

LEYENDAS DEL ROCK 2019
DOWNLOAD MADRID 2019
Madness Live!
DOWNLOAD MADRID 2019
Madness Live!
DOWNLOAD MADRID 2019
Madness Live!

 

 

Publicamos dos críticas, la de César Muela y la de J. José Jiménez de ambas versiones. La cantada en inglés ya está disponible y la cantada en castellano sale el 22 de marzo, vía Ataque! y ya se puede conseguir en pre-venta en ITunesStore

Crítica de César Muela:

AVALANCH – El Secreto

Discográfica: Ataque!

Puntuación Popular
(9 votos) 9.56/10

 

AVALANCH - El SecretoHan pasado nueve años desde el último disco en español con canciones propias de AVALANCH. El ladrón de sueños (2010) marcó el final de una etapa para la banda de Alberto Rionda, que tras el experimento de Malefic Time: Apocalypse (2011) decidió tomarse un parón que terminó en 2016, cuando en esta misma web, el guitarrista y líder del grupo anunció que volvería a la carga con la regrabación de El Ángel Caído y con la denominada All Star Band.

Había muchas ganas de AVALANCH y esta formación ha ido ganándose al público desde el primer concierto. Pero, claro, la gente quería escuchar nuevas canciones porque el nivel de los integrantes es, con total respeto a los anteriores, el más alto de toda su trayectoria. Y con este contexto llega El Secreto, un álbum conceptual basado en un cuento que ha escrito Rionda y compuesto por diez canciones.

Antes de repasar tema a tema, haré algunos comentarios generales, que son las impresiones con las que me deja este regreso discográfico de AVALANCH.

En primer lugar: la producción está a otro nivel que cualquiera de los otros discos de la banda. Las guitarras suenan demoledoras, la dupla entre Rionda y Jorge Salán es letal, con unos solos y unas armonías para degustar. La base rítmica es, probablemente, de lo mejor del álbum. No me esperaba tanta contundencia. Aquí mucha culpa la tiene una bestia parda llamada Mike Terrana. Qué manera de atizarle a todo y cuánto gana el grupo con un sonido real de batería. Las canciones respiran de otra manera y Terrana es muy inteligente a la hora de arreglar cada estrofa o cada estribillo. Me he despeinado varias veces escuchando el CD y eso que es una versión aún sin masterizar. Miedo me da la definitiva (pero para bien, claro).

No me olvido ni del bajo, que ya ha sido grabado por el recién aterrizado Dirk Schlächter (GAMMA RAY) y que aporta unas líneas y un groove especiales. El teclado es la pimienta en toda esta receta. Son esos detalles que incluye Manuel Ramil los que hacen que acabes enganchándote a las canciones. Todo ello sin pasarse de florituras ni ir a lo típico. Ya lo escucharéis.

La labor de Israel a la voz es fantástica. Creo que tiene ese componente necesario para no extrañar a los fans de AVALANCH, con esa rotura y ese timbre que siempre ha acompañado al sonido del grupo, pero aporta interpretaciones muy cálidas y, sobre todo, riqueza musical. Sus giros, su manera de encarar las letras y el feeling que le da a cada canción es una gozada. Yo lo tengo claro: es uno de los mejores cantantes de nuestro rock y no deja de mejorar en todo.

Sobre el cuento aún me temo que no puedo hablar porque sólo hemos podido escuchar las canciones. De todos modos, prestando atención a las letras se nota que todo sigue un hilo conductor y que la historia tiene un principio y un fin. En cualquier caso, creo que mejor así para que cada cual se lo lea y lo haga suyo junto a la música del álbum.

Vamos, ahora sí, con las diez canciones de El Secreto.

“El Oráculo” arranca con varios guitarrazos muy contundentes y redobles de batería, que derivan en un riff muy AVALANCH que recordará a los de El ladrón de sueños y Muerte y vida. Cuando Isra entra en la estrofa el tema gana un brillo especial. El estribillo es cristalino y muy pegadizo. Qué bonito canta Isra. Tras el estribillo viene un puente con unos fraseos de voz con coros y respuestas, que siempre han estado ahí en el ADN de la banda.

Si sois fans de la cara más power metal del grupo, “Demiurgus” creo que es el tema que más os gustará. Aparte de las estrofas con doble pedal, tiene un estribillo estupendo que cabalga con la pegada de Terrana mientras Isra conquista con el feeling de los versos (lucero del alba, me guían tu luz y tu calor…). Éste es uno de los primeros ejemplos de que el teclado es parte indispensable para la riqueza armónica del tema. Muy buenos arreglos que le dan un extra muy bueno. Atentos a los solos de guitarra. Excepcionales.

“El caduceo” empieza con la cama de piano de “Bohemian Rhapsody”, aunque la melodía de voz no tiene nada que ver con el tema de QUEEN. Me parece un guiño muy interesante porque no recurre a lo típico y, sin embargo, se reconocen varios elementos de la banda de Freddie Mercury, como esas capas de coros que, por otro lado, siempre han estado también con AVALANCH. Es la canción más larga del álbum y aquí la formación ha aprovechado para sacar su vena más progresiva, con un desarrollo genial y un estribillo que me encanta. Escuchamos en él a un Isra con un registro algo más grave y una conclusión a medio tiempo excelente. No entra a la primera, pero, sin duda, conquista con el paso de las escuchas por la gran cantidad de detalles que tiene (¡y cómo suenan esas guitarras rítmicas!).

Con “Katarsis” encontré referencias a Los Poetas Han Muerto, especialmente en el tratamiento de guitarras (el lead principal puede que te recuerde a “Cien Veces”) y en las cadencias armónicas. Isra saca a relucir su registro más dulce y va subiendo intensidad hasta explotar en el estribillo, más hardrockero y pegadizo de principio a fin. En la parte instrumental encontramos buenos solos de guitarra y un solo de teclado, muy apropiado. Para terminar, varias repeticiones del estribillo para que acabes tarareando sin que lo sepas.

“El peregrino” es el segundo tema más corto y el comercial del álbum. Es el único que está por debajo de los cuatro minutos y, aunque tiene un estilo menos duro que el resto, no estamos ante un nuevo “Papel roto”. Es decir, AVALANCH reparte caña, pero baja un peldaño la intensidad y opta por el medio tempo. Es un tema muy bonito y, una vez más, con un estribillo que, cuando te agarra, no te deja escapar. Diría que es el single más claro de todo el álbum.

“Alma vieja” es una balada que inicia con el “Adagio” de El Concierto de Aranjuez del maestro Joaquín Rodrigo arreglada con clarinete. La ambientación que consigue es preciosa. Y cuando entra el lead de guitarra se te terminará de erizar la piel. Me parece muy buena la manera que han tenido para empalmar la primera parte con la parte en la que entra la voz propiamente dicha. Y me ha sorprendido Isra con ese registro con dejes flamencos que le vienen que ni pintados. Al final acaba convertida en una power ballad con mucho sentimiento. El solo de guitarra es exquisito y lleva sin duda el sello de Rionda. La conclusión del tema es brutal. Crece mucho y consigue estremecer.

“La Flor en el Hielo”, que no tiene nada que ver con la canción de ALQUIMIA con el mismo nombre, retoma el sendero más cañero, aunque tiene un desarrollo muy dinámico. Empieza con unos versos con una cama de sintetizadores y un Isra cantando precioso. Luego se endurece en la siguiente estrofa y desemboca en un estribillo que requiere de un par de escuchas para que entre. Es un tema más técnico y con mucho cambio (atentos a los arreglos de la batería, muy buenos). El último tercio lo conducen los que, para mí, son los mejores solo de guitarra del disco. Increíbles.

“El alquimista” es una poderosa medio tiempo con un groove muy heavy y gordo. Merece la pena subir el volumen en un tema como este para menear bien la cabeza. Llama mucho la atención el estribillo, que rompe toda esa caña y opta por una melodía pop que, sin embargo, le sienta muy bien al conjunto. La parte instrumental, de nuevo, es magistral. Para disfrutar escuchando.

“Decepción” arranca con un toque electrónico y un lead de guitarra y teclado más moderno, pero que sigue sonando a AVALANCH. Va creciendo poco a poco en intensidad, aunque es una medio tempo en la que Isra reluce por encima del resto. No tiene el estribillo más pegadizo del disco, pero muestra una cara rejuvenecida en el sonido de la banda.

Para terminar llega el que, para mí, es el mejor tema del disco: “Luna Nueva”. Me alucinó en la primera escucha y me embaucó con las siguientes. Son seis minutos que empiezan con guitarras acústicas que nos van haciendo guiños con las melodías de voz que escucharemos después. Y de repente, ¡boom, llega uno de los riffs más bestias que he escuchado en AVALANCH y con una melodía de voz con garra y muy pegadiza. A partir de aquí el desarrollo que tiene me parece brutal por todo: la “animalidad” de batería, los arreglos de teclado, los toques progresivos, la voz rasgada de Isra, los enormes solos de guitarra… A pesar de esos seis minutos me ha pasado que he querido volver a escucharla justo al acabarla. Gran culmen para el álbum.

La versión en inglés me ha encantado. El motivo principal es que por fin parece que hemos dejado atrás los complejos por ser españoles cantando en otro idioma, y en el caso de Rionda y los suyos, con la ayuda de Mike Terrana, han hecho un trabajo muy bueno para adaptar las canciones al inglés.

No suena a traducción forzada como hemos escuchado decenas de veces cuando un grupo nacional hace versiones en inglés. Ismael ha cuidado mucho la pronunciación, aunque es inevitable que se note que no es nativo, y las melodías vocales se han respetado sin redundar en cadencias que no existen en inglés, que es otro de los fallos comunes. Querer mantener la sonoridad de palabras españolas en inglés es un error de fonética y que no suena nada bien para los anglosajones. Es como si llegara un cantante inglés pronunciando cámion en vez de camión. Nos chocaría a todos. Pues al revés sucede lo mismo y, afortunadamente, eso lo han solventado genial estos AVALANCH.

De hecho he descubierto nuevos matices con las letras en inglés, como que respiran de otra manera los temas. Incluso hay giros diferentes de Isra o aproximaciones más dulces como en “Flower in the ice”, en la que las estrofas ganan un brillo precioso, o en “Demiurgus”, que me suena con más garra toda la voz.

Ojalá y se mueva esta versión en inglés porque es de muy alto nivel y puede abrirles muchas puertas fuera de España al grupo. Desde luego, nada tienen que envidiar a bandas europeas o estadounidenses.

Por ir concluyendo, no creo que exagere si digo que El Secreto entra directamente en lo mejor de la discografía de AVALANCH. Tenemos a una formación de primera división que es una gozada escuchar, unas composiciones cuidadas, con muchos arreglos, melodías pegadizas, armonías geniales, caña a mansalva mezclada con un sonidazo…

Supongo que cada cual echará de menos lo que más le guste de AVALANCH (por ejemplo, si eres de su etapa más powermetalera no tienes muchos temas con doble pedal a saco), pero me parece un discazo, variado, que mantiene la esencia de la banda y que explora nuevos territorios. Sinceramente, es justo lo que yo esperaría de un grupo con su trayectoria. Y es una gran noticia para nuestra música porque pone el listón muy arriba.

César Muela – Twitter


 

AVALANCH – El Secreto

Crítica de J. José Jiménez

Finales de 2016 nos trajo una de las noticias más sonadas dentro del heavy metal patrio: Alberto Rionda volvía a retomar la actividad con AVALANCH, uno de los nombres propios dentro del género en España, en detrimento de la que, hasta ese momento, había sido su banda, ALQUIMIA, junto al vocalista Israel Ramos. Para la nueva formación, todo un elenco de músicos conocidos en el panorama nacional e internacional pasaban a formar parte del combo con sede en Asturias como Jorge Salán, Magnus Rosen (ahora sustituido por Dirk Schlächter), Mike Terrana, Manuel Ramil (quien entró unos meses más tarde) y el propio Israel Ramos. La manera de hacer rodar esa formación no fue otra que la de grabar el disco más icónico de la banda, “El Ángel Caído” y girar presentándolo por España y Latinoamérica.

Ahora, por fin y tras un período de un año componiendo, arreglando y grabando, AVALANCH presentan su gran prueba de fuego, su paso crucial; la grabación de un disco compuesto íntegramente por música nueva por parte de la actual formación y bajo la denominación de “El Secreto”. ¿Cumplirá las expectativas? A lo largo de las próximas líneas intentaré dar forma y contestación a dicho planteamiento…

Lo primero que debo decir es que el disco, tanto en su edición en español como en inglés, suena como nunca habían sonado antes. Toda la producción, incluyendo el sonido de guitarras, la batería de un Terrana descomunal, el bajo de Dirk, los omnipresentes teclados de Ramil, la voz y los coros, todo está en su sitio, dejando a cada músico parcela para su lucimiento y destacando las mejores partes de cada uno de ellos. La mezcla realizada por Roland Grapow en sus estudios es una pasada y da empaque a todo lo registrado desde los estudios Sanctuarium propiedad de Alberto Rionda en Asturias. Aprovechando semejante despliegue, la banda hace su propuesta más internacional hasta la fecha, lanzando el trabajo simultáneamente en dos idiomas, siendo el propio Mike Terrana quien ha trabajado en la traducción, supervisión y grabación al inglés. En este último punto es importante recalcar que tanto mimo y dedicación se le ha dado tanto a una como a la otra. Como bien ha declarado Alberto Rionda en entrevistas, ésta no es una ocasión de “a ver qué pasa”. Ésta es una apuesta internacional en toda regla acompañada de una inminente gira europea y las que seguramente llegarán detrás.

A nivel estilístico, lógicamente tenemos ese sello intrínseco de Alberto Rionda a nivel de composición. Llevo siguiendo a Alberto desde que editó “La Llama Eterna” con aquella primera formación -me refiero a nivel de discos editados, no en cuanto a su historia anterior- viendo sus conciertos y asistiendo a su progresión musical. Y, sin duda alguna, esa manera suya de crear canciones está presente en todos los recovecos de “El Secreto”, siendo éste una continuación lógica y mejorada a lo expuesto en los dos álbumes editados como ALQUIMIA. Los experimentados músicos que a día de hoy forman parte de AVALANCH han dejado su personalidad y buen hacer. Han enriquecido las ideas y propuestas de Rionda y las han llevado a un nuevo nivel, más alto gracias también al gran trabajo de Roland tras la mesa de mezclas. También hay pinceladas de discos como “Muerte y Vida” y “Los Poetas han Muerto”, con esa mezcolanza de power metal con progresivo, ese gusto por las melodías y esa exquisita elegancia.

La base rítmica es una pasada, con un entendimiento total entre Mike y Dirk, con un bajo más presente que nunca en la mezcla. Los teclados de Ramil están muy presentes, protagonistas y coloreando con sus mil melodías y armonías. Me ha encantado el juego de guitarras entre Jorge Salán y Alberto, con los solos equitativamente repartidos, dejando cada uno de ellos su particular estilo, dándolo todo en cada solo, riff y armonía. Y el trabajo de Israel, llevando esas melodías y coros, trabajando con personalidad cada frase, dotándola de sentimiento, es excelente.

Comenzamos con “El Oráculo”, tema ya conocido del que han extraído sendos videoclips en castellano e inglés. Un tema netamente AVALANCH con esos elementos melódicos, buenos y pesados riffs y cambios de ritmo donde la dupla Terrana/Schlächter deja claro que su trabajo en este disco es descomunal. El estribillo, los coros y el interludio a la mitad me resultan notables. Es el inicio del planteamiento en la historia del disco, con las dudas del que a la postre será el viajero protagonista convertido en “El Peregrino”, tema melódico donde ese toque melódico tan característico en la banda se da de la mano con el algunas partes más propias del hard rock y unos hermosos teclados y melodías de guitarra por debajo de la voz. El estribillo es de los que se quedan a la primera, aderazado el segundo de ellos por un solo que entra a continuación y es una maravilla. En contraste, “Alma Vieja” es la balada del disco, comenzando como una adaptación del adagio de “Concierto de Aranjuez” donde pasión, técnica y melodía se toman de la mano con un Israel a la altura de las circunstancias; que no es poco.

Continúa la línea variada con “Decepción” que es otro de los temas melódicos con unas guitarras que van a sorprender por cómo entra y el efecto que tienen, poseyendo otro riff de esos marca de la casa. Me recuerda, salvando las distancias a “Mil Motivos”. Me encanta la progresión del solo y cómo coge las melodías principales que ya habíamos escuchado antes para llevarlas a otro nivel. Por su parte, con “Demiurgus” volvemos al metal en toda su extensión con los cambios de ritmo y dobles bombo (una vez más Terrana demostrando su potencial). El estribillo atresillado con los teclados armonizados marcando las tónicas es 100% AVALANCH, así como esas sutiles guitarras acústicas marcadas de efectos marcando las melodías tras el riff pesado. En similares tesituras se mueve “El Alquimista”, que para mí tiene ciertas similitudes con la canción “El Ángel Caído”, marcando una línea melódica principal combinada con estrofas a medio tiempo y arrancando más dinámicamente para el estribillo. No perdáis atención a la armonía de guitarras justo antes de arrancar con otro de los grandes solos que nos depara la obra.

Para “El Caduceo” han dejado un guiño muy curioso a su inicio al arpegio de “Bohemian Rhapsody” de QUEEN (son sólo dos compases) sobre el que Israel canta con pasión (atentos a esos coros intercalados a su línea principal) para dar paso a un riff pesado donde los teclados sirven de colchón mientras otra guitarra va tocando una melodía basada en preciosos bendings y resolviendo en estrofas y estribillos tan abiertos como melódicos; a nivel de progresión entre acordes y sus distintas partes, estamos hablando de la que sin duda es una de sus más grandes composiciones y no me refiero sólo a este disco, sino a toda la trayectoria compositiva de Rionda.

Llega el momento de la “Katarsis”, uno de los puntos cruciales para nuestro viajero protagonista con un tema muy en la onda “Los Poetas han Muerto”. De hecho, sus estrofas marcadas por arpegios acústicos y eléctricos combinados poseen cierta reminiscencia con el tema título de aquel. “La Flor en el Hielo” es, por su parte, otro tema netamente AVALANCH donde se juega con la combinación de pasajes, paradas, atmósferas y se resuelve en otro estribillo de aquellos que en directo van a dar pie a que los fans canten a pleno pulmón junto a Israel. Atentos a esa parada hacia la mitad para que el solo vaya marcando melodías, combinando con los ligados con pasión, deleitándose en cada nota.

Y por último, “Luna Nueva” es, para mí, el mejor tema de este disco y una manera magnífica de rubricarlo. Comienza con un pequeño solo acústico cuya melodía luego se convertirá en la del estribillo, con cierto aire a la estrofa de “Still Loving You” de SCORPOIONS, por cierto. Más tarde, entran todos los instrumentos en otro compás totalmente totalmente distinto, llevando la canción a otra dimensión; pesado a veces, rápido en otras, siempre melódico. Toda una joya del power metal a nivel internacional.

No me olvido que estamos ante un disco conceptual. La historia viene descrita en cada canción, a veces de una manera más explícita y otras basándose en sutilezas. Viejos conceptos en las letras de AVALANCH, tales como el lucero del alba, la importancia del camino y no mirar atrás, el alma y corazón incansables y esa eterna búsqueda de la verdad y felicidad están más que presentes en ella. Incluso la portada, con el viejo sabio presidiéndola con el incansable viajero en el centro buscando la luz y el árbol de la vida detrás, dan una buena pista de todo ello. Incluso un relato escrito por Alberto Rionda habla, de una manera poética, sincera e intimista, de ella, con pinceladas que incluso podríamos describir como autobiográficas. No es que yo no quiera hablar más específicamente de ella, sino que considero que un trabajo tan exhaustivo como éste, bien merece escuchar el disco original, leyendo y releyendo cada una de las frases desde el libreto, buscando los dobles sentidos que muchas de ellas contienen. Y no voy a ser yo quien prive a la gente de encarar esa tarea ajenos al conocimiento previo, que es cuando creo que más se disfruta. A fin de cuentas, uno no debe desvelar “El Secreto”.

J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comTwitter.com

Lista de Temas:

  1. El Oráculo
  2. Demiurgus
  3. El Caduceo
  4. Katarsis
  5. El Peregrino
  6. Alma Vieja
  7. La Flor en el Hielo
  8. El Alquimista
  9. Decepción
  10. Luna Nueva

 

 

 

36 COMENTARIOS

  1. «…el nivel de los integrantes es, con total respeto a los anteriores, el más alto de toda su trayectoria…» pues al menos en el aspecto vocal tamaña aseveración me parece cuando menos un pelín subjetiva. por ejemplo, yo mismamente prefiero el timbre de victor garcía que el de ramos. ya veo que el redactor no, pero es simplemente así, cuestión de gustos.

  2. Qué ganazas!!!
    Hasta que tenga el disco en mis manos no pienso escuchar ni un acorde!
    Batallas subjetivas aparte, Avalanch es lo más grande del metal en castellano, y su vuelta y la forma en que lo hicieron (salvando los videntes que demonizaban la idea) es perfecta. Sólo espero que no se olviden de esas dos obras de arte editadas bajo el nombre de Alqvimia.

  3. No se han olvidado, de hecho, es un disco muy Alqvimia, con mucho toque power de la epoca de los primeros discos y tambien bastante guiño a la epoca de los discos de Lage. Mas alqvimia que otra cosa, pero es una fusión de todo lo demás. Despues de haberle dado unas cuantas escuchas completas al disco, solo puedo decir que es un trabajo sobresaliente, aunque como ya dije por otra noticia (que no tiene que ver con avalanch pero alguien sacó el tema en los comentarios), la version en ingles que es la que se puede escuchar por ahora, no suena mal pero a mi me suena un poco «parche» con un inglés aceptable porque es perfectamente entendible para cualquiera que controle el idioma, pero no es óptimo tampoco. En ese punto pienso que podría haberse hecho mejor.
    Ya solo me falta esperar al 22 de marzo para poder hacerme con el disco en su edicion especial que supongo que será limitada con las 2 versiones del mismo.

  4. Respetando todas las opiniones, no me parece justo dejar a la altura del betún a los antiguos músicos y tampoco estoy de acuerdo en que las baterías siempre sonaron mal, porque por ejemplo en «muerte y vida» Marcos Alvarez hace un trabajo muy bueno, al igual que en el directo de la gira.

    • Mmmm creo que te has colado un poco Cholilla. Nadie ha dejado a la altura del betún a nadie, simplemente ha dicho que el nivel de los músicos actuales, con respeto a los anteriores es el más alto, lo cual es muy cierto. O es que acaso Terrana no tiene más novel que Ardines o Marco Álvarez? O Dirk, más nivel que Fran Fidalgo? De Jorge Salán ni hablemos, teniendo en cuenta que es el mejor guitarrista de España, con permiso del propio Rionda. Isra, pues bueno, aquí sí no estoy de acuerdo, pero en cualquier caso no se machaca a nadie. Saludos Choli.

  5. A mí me encantan Victor y Ramón (no tanto el primer cantante Juan Lozano). Pero creo que por versatilidad y registro, Israel es capaz de hacer justicia a todas las etapas de la banda, lo que no podía enfrentarse Ramón en su día (ni Victor en la actualidad). Aunque en vivo para mi gusto le falta más potencia, pero es buen frontman y vocalista, tiene mucho carisma y tablas. Respecto a los demás músicos actuales, se comen con patatas a antiguos componentes. Además de que era Alberto el que grababa casi todo en discos. Eso sí, este disco no me parece mejor ni que Llanto, ni El ángel, pero tampoco que Los poetas o el hijo pródigo, que tienen en conjunto temas más directos y mejores.

  6. Personalmente he podido escuchar el disco en su versión Inglesa y debo decir que musicalmente por estilo me recuerda a álbumes como «Muerte y Vida» o «Los Poetas Han Muerto» aunque como bien se dice con una mejor producción.Instrumentalmente suena todo impecable y con muy buen gusto y la voz de Isra me ha gustado bastante y la verdad es que se maneja muy bien tanto en tonos medios como altos recordándome particularmente al estilo de Roy Khan y también en muchos otros tonos rasgados a la voz de Ramón Lage.La única pega que pongo es que siendo esta la versión en Inglés debieran haber prestado atención a la fonética;me refiero a las rimas entre palabras de cada frase,se que tratar de lanzar un mensaje en Inglés habiendo sido escrito en castellano previamente y tratar deusar otras palabras para que rimen las frases u quede digamos «bonito» al oído puede desvirtuar casi por completo el significado de las letras pero creo que debieran haberlo hecho ya que todo queda como en prosa y personalmente me ha dejado algo frío en ese aspecto,por lo cual espero que se edite pronto (creo que será el 22 de Marzo) la versión en Castellano que considero que me llegará infinitamente más.De cualquier forma recomiendo su escucha pues es un gran disco.

  7. Mi opinión es la siguiente: Es sin duda EL MEJOR DISCO DE AVALANCH. Repito que es mi opinión personal, y puede no estar de acuerdo con la de la mayoría.

    ¿Por qué es el mejor disco para mi? muy sencillo. Si hoy saliese «Llanto de un héroe» o «El Ángel Caído» creo que pasarían completamente desapercibidos. Son discos que ni en su época tenían un buen sonido ni (para mi) eran discos 100% redondos: Baterías programadas, algunos temas demasiado sobrecargados… En la España de la época, eran buenos discos pero tampoco obras maestras como algunos dicen, al menos para mi. En esa misma época hay discos bastante mejores: Finisterra, Agotarás… Y en este caso no es sólo mi opinión, ya que esos grupos llegaron mucho más alto que Avalanch. Podríamos entrar al debate de si Victor se hubiese quedado etc… pero no es lo que pasó.

    Ahora, este disco tiene todo: sonidazo, temas redondos (se nota la experiencia), un cantante con MUY buena técnica, composiciones complejas pero tan bien hechas que no suenan recargadas, músicos con personalidad (antes lo grababa todo el dueño de la banda). En definitiva, sin lugar a dudas para mi es el mejor álbum que han hecho nunca. La única pega que puedo sacarle es que quizá necesita más de una escucha para sacarle todo el jugo, y eso en pleno 2019, con la velocidad a la que se consume la música… no se yo.

    Para mi un 9/10 sin lugar a dudas. El 10/10 sólo se consigue si el disco consigue si aparte de tener todo lo anterior, consigue ser un clásico entre los fans de la banda. Compra obligada.

    • Te doy la razón en lo de que «llanto de un héroe» y «el ángel caido» pasarían desapercibidos hoy en día. Pero porque el power está muy desgastado.
      Lo de las baterías programadas y que los músicos actuales tienen personalidad porque los anteriores no grababan nada… Para empezar ahora que Rionda dijo que lo grabó todo él, resulta que todo el mundo lo sabía. Pero curiosamente antes nadie decía nada sobre el tema. Habría que ver si no grababan porque no querían o porque no les dejaba Alberto. Porque por poder tocar los temas podían. Por otro lado grabar o no grabar no te da más personalidad.

      Sobre que eran discos sobrecargados… No sé que entiendes por sobrecargado, pero me parece bastante más sobrecargado por ejemplo el último de Alquimia y este último solo he oido una canción y me parece que tiene bastantes más arreglos que cualquiera de los primeros discos…

      Sobre que Finisterra es mejor… Entiendo que son gustos, pero en un disco donde 3 canciones son versiones, otras dos llevan la misma melodia, otra la letra es un conjuro gallego, la intro… y parecidos razonables con otras canciones…

      Y ya no hablamos de poner como pega que el disco necesita varias escuchas por que en 2019 la música se consume muy rápido. En tal caso la pega ahí es para la gente. Quizá deberíamos disfrutar más de lo que tenemos en lugar de estar siempre pensando en lo siguiente. Por culpa de eso es que los nuevos discos no consiguen ese estatus de clásico que comentas al final. Por que ya nadie escucha un disco más de una vez. Sale el disco, lo oyen dan su «like o dislike» y a esperar al siguiente o a dar su aprobación o no al disco nuevo de otro grupo.

      • Es interesante eso que comentas pero al mismo tiempo debatible.
        A estas alturas es dificil, para una banda ya reconocida, conseguir un estatus de clásico, probablemente por el hecho de que ya no se venden ni la mitad de discos que hace unos años y porque ya tendrán su disco de clásico. Una banda nueva lo tiene mas fácil para ese «clasico» por el hecho de no tener disco ni canciones de fama, pero al mismo tiempo también tiene su dificultad porque hoy día funciona mas el boca a boca que escuchar la radio, y sobre este género musical poco o nada se habla en los medios de comunicación generales que a todo público pueda llegar a menos que sea dedicado a ello, como esta misma página web.
        Pero te aseguro que, disco que me compro, disco que no es para oir una sóla vez, porque si no no me gastaría el dinero en él.
        Otra historia ya es que la gente pueda aprovechar los medios actuales para poder oir un disco hasta el aburrimiento, de forma legal, sin tener que pagar por ello, y te aseguro que yo mismo los escucho antes de decidir si para mi merece o no la pena comprarlo.

  8. Se que me caerán ostias como panes, pero a mi personalmente me gusto mucho mas los discos de Alquimia que este. Me llegaron mucho, mas el segundo, y este, pues si, es muy buen disco, suena a Rionda indudablemente, pero a mi el segundo de Alquimia me cautivo, fue un disco que no me esperaba. Me da pena que esos dos discos caigan en el olvido porque Avalanch a vuelto. Hala, a recibir se ha dicho!!!!!

  9. No lo he escuchado entero todavia… Vaya por delante que le deseo la mejor de las suertes a Alberto y su gente porque me parecen musicos y personas de primera, pero me da la sensacion de que este disco va a pasar un poco desapercibido porque creo que ha vuelto a hacer un buen trabajo pero ha arriesgado mas bien poco… Y siempre he creido que desde que cierto personaje les lleva, ciertas cosas en temas de publicitarse y actuar en los medios les han cortado mucho las alas… Pero bueno, espero que tengan suerte y si se acercan intentare ir a verles

  10. Gracias a Spotify he podido escuchar la versión inglesa. Lo agradezco, porque se me hizo difícil escuchar The Oracle después de El Oráculo, acostumbrado a las melodías en castellano se me hizo cuesta arriba.
    Caduceus roba el show. Me encanta el trabajo de voces y la intensidad del tema, los coros me han sorprendido mucho, así como un solo cargado se sentimiento.
    El disco en general lo veo más redondo que lo hecho con Alquimia (sin desmerecer para nada esos trabajos), y le veo muchísima conexión con la etapa anterior de Avalanch. Huele mucho a Muerte y Vida, pero mejor acabado.
    El sonido es increíble. Escuchas todo, bajos, teclados, las guitarras suenan muy bien (aunque siempre lo han hecho en los discos de Rionda), y la batería de Terrana suena de 10. Aquí comparto lo dicho: sin desmerecer a los anteriores músicos, esto está a años luz.
    Isra canta muy bien. No es mejor que Ramón ni Víctor; pero no les tiene que envidiar en nada, y me ha gustado mucho el nivel de inglés (se nota lo que dijeron en entrevistas que Terrana supervisó la cosa).
    Creo que lo mejor que se puede hacer es ponérselo sin prejuicios, es un trabajo cautivador.

  11. Mi primera impresión después de varias escuchas es que es un muy buen disco. Seguramente de lo mejor que ha firmado Rionda. Hay mucha calidad, tanto instrumental, como compositiva. Mucha experiencia, tal vez demasiada. El disco suena cojonudo, pero no sorprende. Es todo muy predecible una vez se conoce la trayectoria de Alberto.

    Rionda es un tipo con unos gustos eclécticos que ha ido mostrando a lo largo de toda su carrera, así que su música no es repetitiva en los términos tradicionales. No es machacona, más bien todo lo contrario. Pero al igual que le pasa con las letras, le pasa con la música: Tiende a buscar siempre las mismas sensaciones y, con los años, cada vez las transmite mejor, pero no dejan de ser lugares comunes que van y vienen sin un asomo de sorpresa o atrevimiento.

    Así que, como digo, el disco suena muy bien, mejor que ha sonado nunca Avalanch y el trabajo de todos es mayúsculo. Pero no hay nada que me parezca memorable, o que me haya dejado con la boca abierta. Creo que a Rionda le iría bien salir de su zona de confort, dejar atrás el romanticismo y explorar nuevos territorios que le permitan resolver sus inquietudes de formas distintas a como lo ha hecho hasta ahora. Imagino que él no piensa igual, lo que me parece muy respetable, por otra parte.

    • Es normal que suene muy bien pero no llegue a sorprender despues de todo este tiempo ya que es su forma de tocar y probablemente lo que él mismo considere que es lo que le gusta oir a la gente de su estilo. En cuanto a atreverse a explorar nuevos campos y hacer otras cosas bueno, no creo que eso llegue a pasar porque eso es algo que ya hizo cuando cambió de cantante tras El Angel Caido y cogió a Lage para hacer el disco de Los Poetas Han Muerto. Ahora con Isra sigue manteniendo ese estilo anterior a la hora de tocar, pero metiendole un poco mas de caña y recuperando ciertos toques fantásticos de Alqvimia.

      Me gustan las cosas tal y como están en la formación acutal, aunque hubiese preferido otro cantante y dejar a Isra para Alqvimia.

  12. Tras darle varias escuchas al disco en su versión en inglés, debo decir que es un discazo. Si bien es cierto que los discos producidos por Rionda desde mi punto de vista ya contaban con una gran labor a nivel de producción, este disco es una pasada, la mezcla de los sonidos han quedado muy bien y cada instrumento se escucha a perfección. Isra me sorprende gratamente, por fin lo veo salir de la monotonía en su forma de cantar y saca provecho de su gran voz.

    En líneas generales, la melodía brota en cada nota y segundo de cada canción, impresionante el cuidado que le dedico el equipo a esto. Cada canción hace un homenaje a los discos producidos en Avalanch, ya sea en su letra o en sus riff.

    Las canciones que más me han llamado la atención: «Caduceus», «The Flower in the Ice» y «New Moon». Habrá que esperar a la versión en español, que probablemente le agregará una perspectiva diferente, al menos en las letras.

    Algunos han comentado sobre si Rionda arriesgó poco para este disco. Creo que este Señor a lo largo de su trayectoria ha demostrado que le gusta arriesgar, ya de por si armar esta formación fue un verdadero riesgo (y lo sigue siendo), pero considero que Rionda ha hecho bien en dar este paso sin mayores riesgos musicales para asentar la banda y demostrar el potencial creativo que tienen, quizás el próximo disco si sea un paso (casi obligado) para probar otros terrenos.

  13. Excelente sonido, gran interpretación de todos los miembros del grupo y una producción muy cuidada para el disco más aburrido, repetitivo y falto de inspiración de toda la carrera de Avalanch. Y por supuesto, con un Isra Ramos que ya se ha convertido, sin complejo alguno, en el imitador definitivo de Ramón Lage.

    En El Secreto ya no queda casi nada de aquellos Avalanch que me enamoraron con Llanto de un Héroe y que más tarde se convirtieron en la mejor banda de metal nacional con discazos como Los Poetas Han Muerto, el Hijo Pródigo y Muerte y Vida, capaces de sorprender en cada lanzamiento con nuevos matices, ideas diferentes y una impresionante progresión.

    El Secreto es un disco de metal melódico sin nada nuevo que aportar a la carrera de Avalanch y a la música en general.

    Mucha profesionalidad, mucha producción, muchas aspiraciones… Y poco corazón.

    Aquí uno que se baja del carro, después de más de dos décadas.

  14. Tras solo una escucha, no siendo gran fan de la banda… me ha dejado espatarrado, o esponjado, como decía Aznar. Pero de lo que me ha gustado. Me ha parecido un pedazo de trozo de cacho de señor discazo. Y tras solo una escucha. Y eso es algo que por desgracia cada vez me ocurre menos.
    Enhorabuena a la banda.