Inicio Lanzamientos A-Z Crítica del CD de SATAN – Cruel Magic

Crítica del CD de SATAN – Cruel Magic

2

 

 

SATAN – Cruel Magic

 Discográfica: Metal Blade

Puntuación Popular

(3 votos) 8.33/10

 SATAN - Cruel Magic Mientras la proliferación de bandas emulando los sonidos clásicos de los setenta y los ochenta no para de crecer -y la mayoría de ellas lo están haciendo realmente bien, las cosas como son- continúa siendo un placer disfrutar de esas otras formaciones que no es que beban de aquellas influencias, sino que es que directamente son las que ayudaron a dar forma al estilo en su día.

En concreto, SATAN pertenecen a aquel movimiento denominado New Wave Of British Heavy Metal, formados en su Newcastle natal allá por 1979 y, si bien es cierto que su trayectoria ha sido intermitente, con parones, cambios de nombre (también han editado discos bajo el nombre de  PARIAH y BLIND FURY) y formación, “Cruel Magic” es su quinto álbum desde aquel debut denominado “Court in the Act” en 1983.

¿Qué podemos encontrar en “Cruel Magic”? Pues ni más ni menos que un muy buen disco de heavy metal clásico, ochentero. Con sus quintas predominando en los riffs al viejo estilo, su pentatónica menor dibujando estrofas y solos y con algún que otro ramalazo de speed metal. Los guitarristas Russ Tippins y Steve Ramsey son quienes llevan la batuta de las composiciones, con especial protagonismo para un Brian Ross inmenso en sus labores vocales; por cierto que por más que lo intento, no logro quitarme la idea de lo parecido que es su timbre al de Joey Belladonna.

“Into The Mouth of Eternity” pone, ya desde el comienzo, toda la carne en el asador, con una magnífica y a la vez elaborada progresión de riffs que desemboca en un no menos bueno estribillo, directo. Me ha encantado también la forma en la que el solo de guitarra llega su colofón, con ambos hachas ejecutando sus instrumentos en armonía, doblados a terceras. En una onda más dinámica, con un sencillo riff secundado por golpes de cencerro que van marcando el compás para más tarde aparecer la batería al completo y darlo todo, tenemos “Cruel Magic”, que bautiza al álbum con honor, siendo uno de los temas más pegadizos del álbum. Con el single “The Doomsday Clock” tenemos, precedido de un arpegio acústico que sirve de introducción, uno de los temas rápidos del disco en los que SATAN me recuerdan por momentos, a los RIOT del “Thundersteel”, combinando los ritmos veloces con esas melodías armonizadas tan características. Y sin bajar el pistón, tenemos el alucinante “Legions Hellbound”, toda una lección de cómo hacer heavy metal del de toda la vida, consiguiendo a la vez que suene fresco. Todo un poderoso aliciente para afirmar con rotundidad lo grande que es éste género.

Cambiamos de registro ¡y de qué manera! con la enigmática “Ophidian”, donde unos arpegios en tonalidad menor repletos de chorus y reverb van marcando el cadente paso hacia uno de los mejores temas del disco. “My Prophetic Soul” pronto nos sacará del estado latente, siendo otro de los temas rápidos por excelencia, con una estructura tan simple como efectiva. Y de ahí pasamos a la épica de “Death Knell for a King” donde heavy metal y fantasía se dan la mano con la batería de Sean Taylor llevando todo el peso de las estrofas mientras Steve y Russ van marcando sus acordes tímidamente, por debajo y sin sobresalir, dándolo todo en un estribillo 100% marca de la casa.

“Who Among Us” inicia como un medio tiempo, pero engaña porque justo cuando menos te lo esperas arranca como otro tema de heavy clásico con pinceladas de speed justo antes de marcarse un estribillo donde con sólo tres acordes marcados con golpes de batería se bastan para hacer maravillas. “Ghosts of Monongah”, dedicada a la memoria de las víctimas fallecidas en el desastre de la mina situada en West Virginia, Estados Unidos, continúa con las buenas sensaciones, siendo otro tema donde las tónicas marcadas en palm muting así como las pentatónicas hilando riffs llevan la voz cantante.

Por último, se despiden por todo lo alto, con un enorme “Mortality” donde su faceta más pesada e incluso intimista les lleva a jugar con medios tiempos, armónicas menores y ocasionales sintetizadores (muy de fondo, eso sí). El juego de coros armonizados al estribillo es épico, siendo la perfecta guinda a tan suculento pastel.

La experiencia, una vez que le das al play es la de estar escuchando un disco editado hace treinta años. Tanto por la manera de componer, como por el sonido que recrea. Por esa portada tan maravillosa y a la vez tétrica. “Cruel Magic” nos propone un viaje al pasado pero desde la perspectiva del presente, grabado en 2018 y cómo no, mirando al futuro de un estilo imperecedero.

J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comTwitter.com

Lista de Temas:

  1. Into The Mouth Of Eternity
  2. Cruel Magic
  3. The Doomsday Clock
  4. Legions Hellbound
  5. Ophidian
  6. My Prophetic Soul
  7. Death Knell For A King
  8. Who Among Us
  9. Ghosts Of Monongah
  10. Mortality

 

 

 

 

2 COMENTARIOS

  1. Si, suena a 1983, igualito, vaya.
    Producción continuista respecto a sus dos lanzamientos anteriores; fresca, natural, orgánica, con un sonido de batería maravilloso… Es puro heavy metal de toda la vida, pero eso de ‘parece editado hace 30 años’ no tiene ni pies ni cabeza en lo que ha sonido se refiere.
    Yo le daría un 8,30 sin duda, y, como no podía ser de otra manera, SATAN otra vez entre lo mejor del año. En cuanto a heavy se refiere, imbatibles a día de hoy por ninguna banda de su generación.