Inicio Conciertos Crónica y fotos de TRIVIUM + POWER TRIP + VENOM PRISON en...

Crónica y fotos de TRIVIUM + POWER TRIP + VENOM PRISON en Madrid

1
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
AYRA - Silent Veil
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

TRIVIUM

+ POWER TRIP + VENOM PRISON

Sábado 7 de Abril de 2018 – Sala Barceló – Madrid

Llega el sábado, momento para muchos de descansar tras una semana de trabajo, ¿verdad? Pero también es un día perfecto para recibir metal contundente para nuestros sentidos, eso debieron pensar unos cuantos para agotar entradas. Entramos ya en el mes de abril y recibimos una más que interesante gira en Madrid, una gira liderada por los norteamericanos TRIVIUM. La banda liderada por Matt Heafy sólo puede esperar poco más de un año para volver a pisar las salas de nuestro país, en este caso la sala vecina a But (donde tocaron el año pasado), hablamos de Barceló, con la cual colinda directamente. TRIVIUM llega a Madrid en esta ocasión con nuevo disco bajo el brazo, “The Sin And The Sentence”, y lo hace acompañado de los también americanos POWER TRIP y del death metal británico de VENOM PRISON.

La noche la arrancaban VENOM PRISON cerca de las siete de la tarde con una sala Barceló que iba cogiendo color. El joven combo británico desarolla un death metal con voces guturales de lo más demoledor, aunque desde el inicio esta tarde/noche nos dimos cuenta que no pasaría como uno de los mejores conciertos de la banda hasta la fecha en muchos aspectos. A decir verdad no fue por culpa del grupo, el sonido no acompañó en ningún momento, el público aún estaba frío y poco receptivo… Son varios los factores que no permitieron que brillaran con luz propia hoy, pero lo que es innegable es que están acompañando de gira a TRIVIUM por algo.

Sin ir más lejos, si recordamos el último paso de TRIVIUM por nuestro país, lo hicieron acompañados de SikTh y Shvpes, dos bandas que están experimentando un crecimiento enorme en este tiempo. VENOM PRISON también dejaron ver parte de su potencial esta noche a pesar de todo, y es que piezas como “Celestial Patricide” o la definitiva y aplastante “The Primal Chaos” con unos cambios de ritmo notables y unos screams y guturales que no te dejan indiferente. No tuvieron la mejor de las suertes, pero esperamos que sigan creciendo y poder disfrutar de ellos en mejores condiciones.

Era el momento de disfrutar en vivo en España por fin de una de las sensaciones del crossover y thrash metal de los últimos tiempos, sobre todo a raíz de su último LP “Nightmare Logic”, todo un pelotazo de unos POWER TRIP que llegaban a la capital con ganas de armar una buena fiesta. Los texanos tienen un sonido fresco pero que a su vez nos recuerda a la época dorada de los precursores y pioneros del género. Arrancaron con “Soul Sacrifice” que sirve perfecta como intro con un inicio denso rompiendo a mitad de tema en un corte afilado y rompehuesos con vertiginosos solos y jugando con las distorsiones a la guitarra, recordando en esos momentos a bandas de la altura de SLAYER.

 “Executioner’s Tax (Swing of the Axe)” tiene una galopada de lo más thrashera con un ritmo sólido, lineal y contundente, mientras la homónima de su último trabajo “Nightmare Logic” es también de las que golpean con más fuerza. Aunque nos presentaron su nuevo disco, el cual ha tenido un éxito tremendo a nivel mundial con unas críticas excelentes, también hubo tiempo para revisitar su anterior álbum, finalizando por ejemplo con una “Manifest Decimation” que además da nombre al mismo, y que no nos da ni un pequeño respiro.

Así finalizó una presentación que nos dejó sin aliento, con un sonido excelente en este caso, permitiéndonos disfrutar de su directo al ciento diez por cien. El quinteto de Dallas cabalga con fuerza, ¡menudo presente y futuro para el thrash tenemos aquí!

Y cerca de las nueve llegaba el turno de TRIVIUM. Los de Orlando como comentábamos algunas líneas más arriba presentan nuevo material “The Sin And The Sentence”, el cual llega con un sonido un tanto más extremo, y lo hacen con la misma formación que el año pasado, con Matt Heafy a la guitarra y voz, Corey Beaulieu a la guitarra y coros, Paolo Gregoletto al bajo y coros, y el último en llegar Alex Bent a la batería.

Era el momento de arrancar tras sonar como intro “Run To The Hills” de Iron Maiden, dando paso a los músicos con “The Sin and the Sentence”, primer single que vio la luz allá por agosto de este último LP, con una gran recepción por parte del respetable como no podía ser de otra forma. Pronto llegaba uno de los clásicos como es “Throes of Perdition” con ese inicio de melodías brillantes en un ritmo que acompañaba toda la sala con palmas, siempre será una de las favoritas para un servidor. Buena aportación la que llegaba con “Betrayer”, sin duda de las mejores piezas de este último disco, y hay que destacar que la pista era una olla a presión con un público que se sabía cada canción inclusod el último álbum, para enlazar con un clásico que da nombre además a su segundo disco, “Ascendancy”, con un Matt bordando sus guturales con una facilidad pasmosa.

Vuelta al nuevo trabajo con “Sever the Hand”, la cual no tuvo el éxito de alguna de las anteriores pero cumplió su papel, volviendo a su exitoso disco “In Waves” con “Inception of the End”, donde las voces limpias se entremezclan con guturales con una gran participación en los coros de Paolo sobre todo, con Corey tomando parte en las guturales, como durante todo el show. “Until the World Goes Cold” nos muestra una cara más alejada de los inicios de la banda, aun así es el corte más destacable de ese trabajo, y aunque baja las revoluciones en su sonido (no en la pista) y nos muestra un lado más comercial, podemos disfrutar de unas líneas vocales limpias bastante correctas y bien defendidas en directo.

Llegaba ahora la primera y única aproximación a su disco “The Crusader” con “Becoming the Dragon”, y es que la noche nos estaba otorgando muchas sorpresas a los que seguimos desde hace muchos años a esta banda, revisitando material que no solía caber en sus setlists habituales, enlazando ahora con otra nueva como “Thrown Into the Fire”, que es muy efectiva también, y es que este nuevo trabajo es algo que creo que aplaudimos muchos fans de la banda, un acercamiento al sonido que les hizo grandes en su momento, y el camino que están tomando con él es magnífico para futuros trabajos. Hoy no sonaría “Down From The Sky” por ejemplo, ni “A Gunshot To The Head Of Trepidation”, y para los que no hayan visto al combo antes es una lástima, pero para los que hemos disfrutado en muchas ocasiones de éstas en directo, no esta mal tampoco disfrutar de cosas menos habituales aunque evidentemente son canciones que nunca nos gusta dejar de escuchar.

Quizás uno de sus últimos grandes éxitos sea la que llegaba ahora, “Strife”, la cual es totalmente reconocible desde ese riff inicial, aunque también se aleje un tanto de lo que busca la banda actualmente, pero tiene algo que engancha (si no que se lo digan a la pista) y sobre todo mucho trabajo melódico. Crowdsurfers, circle pits, wall of deaths… la noche seguía con “Caustic Are the Ties That Bind”, de las más raras de ver, de nuevo gran acierto, y es que de su disco “In Waves” estamos más acostumbrados a ver otras en sus setlists, pero es brillante sobre todo en esa parte media/final con las melodías de guitarra dobladas de Corey y Matt. Arranque poderoso el de “The Heart From Your Hate”, con la guitarra de Corey bien secundado por una base rítmica de lo más sólida con Alex y Paolo, y en una pieza que sale de lo habitual en el disco, con una estrofa más reposada y melódica, que va in crescendo hasta alcanzar un estribillo potente, pegadizo y con ese ‘punch’ necesario para consolidarse próximamente como uno de los hits de la banda, de hecho tras su recepción esta noche ya lo es, ¡increíble como fue de bien acojida!

Este “The Sin And The Sentence” tiene cosas tan interesantes como la anterior o “Beyond Oblivion”, con un inicio vertiginoso, una estrofa en la que intuímos un corte un tanto oscuro, pero que pronto nos demuestra que no, convirtiéndose en otra de las imprescindibles del disco, grandísimo puente que da paso a un estribillo coreadísimo, dejándonos con una parte media con unas claras reminiscencias de otros estilos que gustan y mucho a Matt Heafy como son el black y el death, con un grandísimo Alex Bent tras los platos, haciendo una labor encomiable (probablemente sea el mejor batería que haya tenido TRIVIUM hasta la fecha). Y así se despedía el cuarteto momentáneamente del escenario.

Hablando del rey de Roma, comenzaban los bises y de nuevo “Shattering the Skies Above” es de las más exigentes tras la batería, un trallazo que nos vuelve a enseñar la esencia de la banda, con estrofas de lo más agresivas encontrando en los estribillos la parte más melódica y pegadiza, rompiendo después con solos magistrales a las guitarras. Hablando de la esencia de la banda, ahora llegaba el momento “Pull Harder on the Strings of Your Martyr”, composición pluscuamperfecta de los de Florida que atraviesa por distintas etapas durante casi cinco minutos, desatando una de las más grandes ovaciones de la noche. Sin duda “Capsizing the Sea” se ha convertido en la intro perfecta, no puede faltar, y es que es increíble ver a todo el público corearla siempre antes de cómo no “In Waves”, que llegaba tan poderosa y demoledora como siempre, con Heafy previamente pidiéndonos que nos agachásemos para saltar tras ese grito desgarrador del inicio, ¡y así fue! Toda la sala coreando cada melodía mientras hacía vibrar literalmente el suelo hasta de la zona de los balcones donde estábamos situados. ¡Qué forma de acabar!

Igual que tras su última visita no salimos del todo contentos, hoy hay que dar un notable alto casi sobresaliente al concierto que nos ha ofrecido TRIVIUM esta noche, manteniendo la intensidad durante todo su transcurso. Hacía tiempo que no veía una versión tan buena de TRIVIUM en vivo, pero la sorpresa de la noche la dieron unos tales POWER TRIP, que pusieron patas arriba Madrid con un público enfervorecido y disfrutando de un gran show de los texanos. ¡Da gusto ver las salas como Barceló hoy hasta arriba de gente y con un ambiente tan bueno!

Texto: Óscar Gil Escobar

Fotos: Alvaro Ochoa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

1 COMENTARIO

  1. Su último disco es lo mejor que han sacado en muchos años, ahora bien no me terminó de convencer el setlist eche en falta algunos clásicos supongo que lo harían por variar un poco teniendo en cuenta el poco tiempo que hace que vinieron, aparte de esto creo que el grupo está en su mejor momento o al menos el mejor de las últimos años.