Inicio Conciertos HELLFEST – Crónica y Fotos del sábado 16 de junio

HELLFEST – Crónica y Fotos del sábado 16 de junio

11
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - AVATAR - Hunter Gatherer
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - AVATAR - Hunter Gatherer

 

Hellfest

15, 16 y 17 de Junio 2012 – Clisson – Francia

Sábado 16 de Junio

CRASHDIET (11:05 – 11:35, escenario 1)

Después del noisegrind de los DÿSE en una de las carpas para empezar la mañana, me voy corriendo a limpiar los tímpanos con una dosis del Sleaze Rock de los suecos CRASHDIET, que puntualmente salen con sus pintas glammies al escenario. Mención especial a la espectacular cresta azul del vocalista Simon (la cual imitaré en tamaño y no en color en algún momento…) que, cual faro, se veía desde cientos de metros de distancia. Este gran admirador de Sebastian Bach y Billy Idol ocupa desde el 2009 el papel de frontman desde que su vocalista original Dave Leppard se suicidara años antes y que el anterior, Oli Twisted (ahora de nuevo con sus RECKLESS LOVE), no terminada de cuadrar en la banda. El escenario carecía de atrezo y boludeces típicas para adornar la vista… pero la verdad es que sólo con la ropa y peinados que llevaban los norteños (tras más de dos horas en maquillaje, eso sí, jeje), no necesitaban más ya que descargaron frenéticamente riffs rockeros que todos los que estábamos en primera línea coreamos sin sabernos siquiera los temas como "Generation wild", "In the raw" o la pegadiza "So alive".

Como digo, fue un show muy vistoso gracias a que particularmente Simon se recorrió todo el escenario animando al público presente. Aunque bueno, Peter (bajo) y Martin (guitarra) también echaron bastantes carreras por todo lo ancho y largo, sólo parando cuando tenían que apoyar en coros como en la nueva canción que nos presentaron, "Anarchy", con el comienzo de guitarra en machaque de semicorcheas y que es de lo más cañero en su estilo. Eric en la batería impregnó contundencia y fuerza al corto set list que ya dejó el listón bastante alto para los siguientes grupos del día. Corto pero efectivo y que nos dejó con ganas de más a los que nos gusta también éste estilo. ¡¡¡Pedazo de banda!!!

Texto: Pol DQ


 

KORITNI (15:15 – 16:00, escenario 1)

Con muchas ganas de ver a STEEL PANTHER (aunque ya nos habíamos perdido a GAMMA BOMB y a KOBRA AND THE LOTUS, que me hubiera gustado verlos… pero ya sabéis la máxima en los festivales tan grandes de que es imposible abarcarlo todo, especialmente los primeros grupos), entramos el sábado al recinto y nos topamos de frente con la desagradable noticia del cambio de horario entre los australianos KORITNI y los hardroqueros angelinos, a los que no éramos los únicos que teníamos muchas, muchas ganas de ver. Cambio aparentemente sin avisar (no sé si por tema de horarios de vuelos o lo que fuera) y es que ya digo que no fuimos los únicos que torcimos el gesto por habernos perdido a STEEL PANTHER que habían tocado sorpresivamente hacía dos horas. Pero como en los festivales uno no se puede enfadar demasiado por estas cosas, nos quitamos ligeramente el mono de hard rock con los australianos KORITNI, una joven formación no muy conocida en Europa pero que lo cierto es que lo hicieron muy bien y se hicieron rápidamente con los que esperábamos ver otra cosa.

Con un rollo en la onda de AC/DC que pueden llevar sus compatriotas AIRBOURNE (aunque aún lejos del torbellino que son éstos, claro), nos metieron buena marchita en el cuerpo a la hora de comer con su rock clásico, hard rock y hasta un blues casi para cerrar. Quizás con un punto extra de imagen (especialmente el cantante, que era bastante soso y desgarbado, aunque cantando bastante bien) y el mostrarse algo menos estáticos sobre el escenario vayan subiendo enteros de cara al futuro. Y además pusieron de relieve un detalle: que "hoy" el escenario 1 sí sonaba bien, ¡aleluya!

Texto: David Esquitino


 

URIAH HEEP (17:00 – 17:50, escenario 1)

Tras la paliza del primer día, a lo que se le sumaba el largo viaje del jueves hasta Nantes, el sábado comenzaba para nosotros en el Hellfest con reencuentros con amigos y compañeros de los medios, dedicar un poco de tiempo para visitar las distintas carpas en las que bandas no tan conocidas o menos "mainstream" aglutinan a cientos de fans, y ubicar las posibles compras del sinfín de artículos que resultan apetecibles del Metal Market. Por ello y tras ver parte de los conciertos de la tralla de SACRED REICH, los sorprendentes y brutales NECROPHAGIA y los densos y aburridos UFOMMAMMUT, mi interés en la primera parte de la tarde se enfocaba en ver de nuevo a los "viejos" URIAH HEEP, uno de esos grupos míticos que uno no deja de preguntarse por qué no han llegado más lejos, puesto que destilan calidad y buen hacer como el que más.

El viernes había estado lloviendo de forma intermitente todo el día, pero el sábado el tiempo nos respetó casi tanto como el sonido en el escenario principal 1. Aún sin ser perfecto, mejoró bastante respecto al día anterior y a las cinco de la tarde ya se congregaban unos cuantos miles de personas dispuestos a ver a los ingleses. Puntuales comenzaban los acordes de "Against the odds" y las miradas basculan sobre todo entre Bernie Shaw, cuya voz sigue manteniéndose en un estado de forma envidiable, y el simpático Mick Box, que sigue logrando cazar las notas que mágicamente le sobrevuelan para acabar saliendo de las cuerdas de su guitarra. "Overload", temazo en el que el protagonismo del teclado de Phil Lanzon cobra gran importancia, da paso a "Traveller in Time", con su mezcla de toques cuasi progresivos al tiempo que el público se sonríe viendo a la banda cada vez más caliente y metida en el concierto. De nuevo los teclados de Lanzon abren con su atmósfera especial "Sunrise", épica composición que pareció deslizarse entre todos nosotros y de ahí a uno de los momentos más especiales en cualquier concierto de URIAH HEEP, la fantástica "Stealin’", otro de esos temas que pertenecen por méritos propios a la historia del Rock.

La breve vuelta a la actualidad de la banda vendría con "Into the Wild", enganchada con una increíble versión de su primigenia "Gypsy" donde los guitarrazos de Mick Box adquieren el mayor de los protagonismos y finalmente "July Morning", otra canción cuya melodía preciosa y su tempo ascendente es perfecta para llegar al clímax de cualquier concierto. Aun quedarían unos minutos para "Easy Livin’", tema imprescindible con el que la banda se despedía dejándonos a todos con la sonrisa en la boca y comentando de nuevo el grupazo que habíamos visto. Tal vez enfrentados a una segunda juventud, tal vez descubiertos por miles de rockeros jóvenes, pero lo cierto es que URIAH HEEP siguen logrando en estos últimos años que sus conciertos se conviertan en momentos absolutamente inolvidables.

Texto: Fernando Checa


 

SEBASTIAN BACH (18:50 – 19:40, escenario 1)

A media tarde, y después de sudar de lo lindo aún viendo de lejos parte de la actuación de EXODUS en el otro escenario, era el momento de enfrentarnos a otro de los conciertos en principio imprescindibles del día. Eso sí, ¡vaya lección previa de brutalidad sonora y de salvajismo sonoro por parte de los thrashers norteamericanos!, y eso que aún no ha vuelto Gary Holt (aún de gira con SLAYER) con ellos.

Y quizás espoleado por la fuerza que estaría escuchando Bach entre bambalinas, salió a comérselo todo desde el principio con "Slave to the grind", uno de los temas sin duda más salvajes de SKID ROW y de toda la historia del hard rock, vaya. Como es obvio, pura energía absoluta, muy buena imagen, simpatía (incluso saludando y refiriéndose en francés al público) y actitud para uno de los vocalistas que a día de hoy tiene más nombre e historia, que presente, por mucho que le pese. De hecho es algo que se puso de relieve cuando sólo tocó dos o tres temas de cosecha propia (salvando "American metalhead" si acaso) y el resto fue todo viejo repertorio de su antigua banda… algo que por otro lado esperábamos la mayoría, no voy a decir lo contrario.

De todas formas, Seb dio un buen concierto en Clisson, eso es cierto, pero al terminar se hacían patentes la sensación de naftalina y de necesidad de renovación de la que hablaba en la introducción. Esto no quita para que, como digo siempre de él, es un gran frontman, con imagen y presencia impecable y mostrando una energía soberbia (¡me encanta verle voltear al micro como loco y hacer headbanging a su más puro estilo!)… Además, lleva una banda excelente, destacando sobre todo el fantástico batería que es Bobby Jarzombek (HALFORD y RIOT entre otros) y el jovencísimo Nick Sterling, cada vez más asentado en el grupo, pero de voz anda justito, aunque tengo que decir que le he visto mucho peor otras veces, y sobre todo que sus temas nuevos siguen sin encender la chispa de ninguna manera. Así, como es lógico fue un placer escuchar viejos himnos tan grandes como "Here I am", "Monkey business", "Piece of me" (que sonó supermacarra, por cierto) y demás.

Una pena que la preciosidad innata de "18 and life" y sobre todo "I remember you" (que le cuesta una barbaridad cantarla decentemente) queden un tanto desdibujadas por una voz ya sin tanto feeling ni pegada, aunque al final la sensación que se te queda tras ver a 20.000 personas coreando puño en alto algo tan grande como "Youth gone wild" es que ¡tiene que haber reunión de una vez, leñe! En fin, fue un buen show y lo pasamos bien… me quedo con eso, que tal a veces somos demasiado exigentes.

Texto: David Esquitino


EDGUY (19:45 – 20:45, escenario 2)

La ventaja de los festivales en los que uno ve tantas bandas es que es posible descubrir muchos grupos en los que inicialmente no se ha reparado. Por otro lado, también ocurre que en ocasiones te encuentras con conciertos que acaban siendo una sorpresa agradable, bien porque no los esperas o bien porque algo hace que se conviertan en momentos divertidos y especiales… Tras un interesante concierto de SEBASTIAN BACH (al menos en cuanto al set list, trufado de clásicos de SKID ROW), era el momento de EDGUY, una banda que he visto en infinidad de ocasiones y que, gustándome, en otras circunstancias habría evitado para ver otro concierto. Pero dado que había un rato antes del comienzo de IN EXTREMO decidí pasar unos minutos viendo a Tobias Sammet y sus chicos, y al final acabé disfrutando todo su concierto como hacía mucho que no lo hacía con los alemanes…

El día que Tobias Sammet tiene su tarde la solvencia del grupo está fuera de dudas, y en su concierto en Hellfest los alemanes lo tuvieron todo de cara. Primero con la afluencia de miles de personas expectantes, pese a que el tipo de música que practican EDGUY no fuera el estilo más generalizado en el festival. Segundo, con un sonido que por fin estuvo a la altura de las circunstancias. Tercero, con una correcta elección del set list, mezclando a la perfección temas de sus últimos trabajos con canciones más clásicas. Y finalmente con Tobias bromista, divertido y creciéndose a medida que veía como el público iba aceptando sus coñas y cachondeos, casi permanentes. Y tal vez si el pequeño cantante se hubiera ceñido solo a bromear el concierto habría sido diferente, pero además es que Tobias cantó muy bien. Manteniendo perfectamente las tesituras esperadas en los temas iniciales, de su último trabajo, "Nobody’s Hero" y "The Arcane Guild" (muy bien recibidas, por cierto), o llevando a todo el mundo a un estado de diversión permanente con las canciones clásicas como "Tears of Mandrake" o "Lavatory Love Machine".

Las bromas sobre los tiempos de espera ante el concierto de GN’R o sobre los distintos públicos en los festivales europeos se sucedían al tiempo que los temas, como siempre interpretados a la perfección por una banda fuera de toda duda, eso sí. También hubo bromas con la marca del micrófono para presentar "Superheroes" y bromas para hacer cantar a los distintos sectores del público en un juego tan previsible como necesario en un festival en el que la frialdad del público es, en general, mayor de la que estamos acostumbrados aquí. La parte final del concierto llegaba en forma de apoteosis con "Ministry of Saints" y "King of Fools" mientras EDGUY lograba n un verdadero bosque de manos y de gente saltando y bailando. Un gran concierto, en suma, que se convirtió en otro de los grandes momentos para recordar del festival.

Texto: Fernando Checa


 

GUNS N’ROSES (23:30 – 02:00, escenario 1)

Tras haber bailado y disfrutado de lo lindo con EDGUY y SEBASTIAN BACH de seguido, había que recargar las pilar y relajarse un poco de cara a afrontar el que a priori era el concierto grande del día… Pero antes de GN’R hubo tiempo de ver un rato a WITHIN TEMPTATION, siempre perfectamente liderados por la encantadora Sharon Del Arden, algo de tralla burra desde lejos con MACHINE HEAD (que les sigo sin pillar el punto, al igual que no se lo pillé cuando salieron hace casi 20 años, pero es indudable que tienen un directo arrollador y que hubo mucha, muchísima gente para verlos), incluso un ratito de IN EXTREMO, que dieron un gran show diferente en una de las carpas.

Pero GUNS N’ROSES era el cabeza de cartel rotundo del festival, gustos y apetencias de cada uno aparte, y la realidad es que a eso de las 23:30 de la noche aquello estaba hasta las trancas para ver a Axl Rose y sus actuales compinches. Por cierto, hubo mucho público generalista que vino sólo para ver este concierto el sábado, lo que no está ni mal ni bien, por supuesto, pero se notó mucho la diferencia entre el movimiento general del público en los conciertos más roquero/metaleros del día (siempre a la francesa, eso sí) y la pasividad latente en el de GUNS N’ROSES con muchos más curiosos sin más de lo normal.  Y además el concierto fue de más a menos, sin duda, siendo "You could be mine" rotundamente el punto de inflexión a mitad del show.

Dicho esto, hay que comenzar diciendo que ¡empezaron puntuales!, lo que en cualquier otra crónica quizás es irrelevante pero por razones obvias había que reseñarlo hablando de GN’R. En este caso el concierto no duraría tres horas como en París hace unos días, como nos contó el jefe Basa, sino dos horas y media, que no está nada mal (y menos para un festival), aunque lamentablemente no fue tan bueno como aquel ni como me lo pareció en Madrid hace un par de años. Fantástica banda, por mucho que me siga sobrando un guitarrista (ninguno en concreto, que los tres son fantásticos cada uno en su papel, aunque el que manda es DJ Ashba) y sobre todo un teclista. Por otro lado, es absurdo a estas alturas entrar en comparaciones que ya no tienen mucho sentido, y la realidad es que la banda actual que acompaña a Axl es fantástica y suenan de maravilla juntos, aunque muchos prefiriéramos ver otra cosa, como es lógico. Y puestos a sobrar, hubo solos de los tres guitarristas (el de "Bumblefoot" incluso cantando, lo que haría también el bajista Tommy Stinson, ambos con temas propios, por cierto) y también doble de teclado… En fin, menos rollo y más chicha, que diría mi madre.

Por otro lado, fue un fantástico espectáculo con grandes pantallas, proyecciones, pirotecnia, chispas, plataformas, luces… El sonido en general fue bastante decente (aunque con algunas pegas por momentos, como el bajo muy alto en casi todo el concierto) y una banda, si me permitís volver a ella, totalmente profesional y de calidad más que contrastada, como decía. También ofrecieron un set list en general bastante acertado, pese a que cayeron demasiados temas de relleno de "Chinese democracy" (aunque alguna canción del mismo me guste mucho como el medio tiempo "Sorry" o "Street of dreams", que ambas me parecen fantásticas y quedan de maravilla en directo), y es que en definitiva son un grupo de calidad superior y con un espectáculo de rock (que no de hard rock, que la matización es interesante) en directo de primera categoría.

Pero al final un concierto de rock es también actitud, alma, corazón, ganas y corretear por el escenario, reírse y bromear con el público… y aquí está mi crítica principal del concierto de GN’R en Hellfest. Es que por la razón que fuera Axl no tuvo su noche al respecto, con lo que en definitiva el concierto fue decepcionante. Y reitero que no cantó nada mal, todo lo contrario, y que nadie piense que está fuera de forma o que le cuesta hacer conciertos tan largos porque nada más lejos de la realidad. De hecho está hecho un titán, en una forma increíble y vocalmente me sigue dejando boquiabierto… pero esa noche no tenía ganas por lo que fuera. Es más, mi sensación fue ver a alguien que salió a fichar de 23:30 a 2.00, cumpliendo perfectamente con tu trabajo, eso sí, para luego irte a casa a dormir. Pero sin correr por el escenario, sin sonreír, sin "serpentear", sin hablar entre canción y canción, sin dejarte la piel en cada tema… cómo sí hizo en Madrid la última vez, por ejemplo.

Además, en este caso sí noté especialmente la falta de fuerza y de caña sucia en temas como "You could be mine", como decía antes, (descafeinadísima pese a las explosiones y las imágenes en pantalla), "Rocket queen" (que sonó sin fuerza ninguna y con vídeos de chicas en la pantalla pero todo demasiado políticamente correcto), "Sweet child o’mine" (sin el feeling y alma que sí sonaría en el concierto de SLASH al día siguiente… y curiosamente hablo de la voz, no de la música, curioso el detalle, ¿eh?), "Civil war" (con Axl en plan "ensayo con público", una lástima con un tema tan grande de por medio) o "Nightrain" ejecutada magistralmente y con poderío pero sin alma.

Por otro lado, nada que objetar a la sublime interpretación, piano en ristre, de "November rain" (con el espectacular final con el escenario envuelto en chispas), el  comienzo real del concierto con "Welcome to the jungle", la preciosidad de "Don’t cry", la majestuosidad grandiosa de "Estranged" (con imágenes puntuales del entonces videoclip más caro de la historia por las pantallas, con sus delfines y todo) o la fuerza espectacular de "It’s so easy" y sobre todo un brutal "Live and let die" (con fuego por doquier y las guitarras por fin sonando con la macarrería y agresividad que requería el tema). Y grande el final a modo de fin de fiesta con la esperada "Paradise city" entre explosiones, confeti, luces y demás… pero ya con Axl pensando en el camerino desde antes de empezar el tema.

Todo muy correcto, muy pulcro, de mucho nivel, muy profesional… pero ya digo que ni es lo que ví en Madrid hace casi tres años, ni lo que ni mucho menos me esperaba encontrar en Clisson. Esperemos que en el Costa de Fuego y con el calor del público español como factor motivante extra me vuelva a encontrar al Axl arrollador y con ganas de demostrarle al mundo que sigue siendo uno de los más grandes (y no sólo en cuanto a ego).

Para terminar el sábado, al igual que el viernes, comentar que salió una curiosa banda llamada OOZZY COOPER (al menos es lo que ponía en los bombos de la batería) a interpretar un par de temas vestidos y pintados de manera setentera bastante curiosa para poner el broche de manera divertida a los escenarios principales. Bueno, pero nosotros estábamos reventados y ya enfilamos la puerta de salida que mañana nos esperaba otro gran día de conciertos…

Texto: David Esquitino

Fotos: David Esquitino

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

11 COMENTARIOS

  1. Que quereis que os diga?Alucino con Bach,comportarse como un crio es tener carisma?buen compositor?Porque se pasa todo el dia tocando temas de Skid Row Y CASI NADA de su nuevo material?No comfiamos de lo que componemos amiguito Bach?No dices que tienes mucho material que ofrecer?Pues no veo que hagas ni una de todas esas cosas,estas acabado y cantas fatal en concierto…

  2. el hellfest como el wacken no son festivales k simpaticen mucho su publico con bandas como newGNR , bach o motley crue a mi humilde parecer,me sorprendio bastante verlos en el cartel 2012,estoy de acuerdo con la cronica sobre la actuacion de new GNR ,el loco estuvo apatico,desmotivado y canto fatal ,quiza el ostion k se metio en el principio de sweet child o mine fue motivo a k se le cortara el rollo
    http://www.youtube.com/watch?v=a4YMYm7QNls

    a raiz del ostion renqueo todo el concierto ……….una noche mala la tiene cualquiera si no k se lo digan a ozzy o vince neil k parecen espantapajaros con todos mis respetos a ozzy jjejej
    savajose esta vez mi comentario fue cortito espero k no te lleve todo el fin de semana para leerlo jajjaaj saludos crack!!!

  3. joder tios, segun voy viendo vuestras criticas y las bandas a las que vais a ver esta claro cual es vuestro estilo de musica que os gusta, me parece muy bien pero hay muchas mas tendencias dentro del heavy ,no os quedeis en los años 80 ,que hay mas cosas y estilos que se hacen ahora, esto es simplemente una critica construtiva. os voy a comentar las bandas que yo vi ese dia.los primeros del dia y para mi casi seguramente los mejores del dia, y cuantas mas veces los veo mas me gustan, death angel(tocaron el ultraviolence, hacen 25 años de ese disco).luego vi a sacred reich, despues a carcer bast, exodus(muy bien,como siempre,circle pit sin parar y walls of death,mueven mucho a la gente).sebastian bach,aborted(puro death metal),within temptation(sonaron muy mal,el peor sonido de todo el festival),machine head(son unos dioses),y por ultimo este dia guns and roses(estuvieron bien, pero me gustaron mas en donosti ,hace año y pico),me hubiese gustado ver a behemoth,per coincidia,asi que para otra vez sera.

    • Hol Aguelo, como explicamos en la crónica genérica, Hellfest es enorme (y tú que has estado dos veces lo sabes bien), y es IMPOSIBLE verlo todo. Además, es cierto que las tres personas que hemos hecho crónicas “generales” somos de gustos más clásicos y heavy/roqueros, pero aún así hay crónica muy completa de las carpas “oscuras y extremas”, y también hemos hablado de algunos grupos que tampoco son demasiado de nuestros gustos por interés general. Pero es imposible abarcarlo todo y lo hemos hecho como hemos podido y de la manera en la que hemos considerado que se podría tener una visión genérica de lo que ha sido el festival. Por supuesto que se quedan bandas y conciertos fuera del comentario, pero reitero que no se puede abarcar todo y que al final es inevitable inclinarse por ver a las bandas que por gustos te son más áfínes.

      De todos modos, gracias por tu comentario y además por comentar de una manera educada y constructiva. Un saludo.

      • gracias david, por responderme. a mi tambien me va el heavy clasico,pero con los años me voy enbruteciendo.y a megadeth como a muchas otras bandas las e visto muchas veces y aqui se tiene la opcion de ver otas bandas que no suelen venir por españa,yo llevo muchos años llendo a conciertos en españa. fuera es al unico festival que e ido, y me a encantado, el wacken me parece muy clasico. un saludo y nos vemos en los conciertos,chao.

  4. Respecto al concierto de los GNR decir que el ambiente entre el publico era lamentable,todo el mundo parado, ni gritos, ni saltos ni nada, para alucinar. No se si seria que la gente estaba muerta despues de la descarga de Machine Head, donde si corrio la adrenalina a tope o es que como preguntaba Axl en los primeros compases esperaban otra cosa, que apreciese Slash por arte de magia o algo asi… Ya digo, lamentable la actitud del publico ante una banda mitica, como si fuese la banda del pueblo.
    Por otro lado, a mi no me sobraron las canciones del chinese, que en su mayoria me gustan, pero si que lo hicieron los solos y las canciones perralleras que componen los guitarras o quien sea y que Axl aprovecha para ir a echarse en la hamaca. Canciones sin alma y que, esas SI, son autenticos rellenos.
    Por ultimo señalar que AAxl se metio un gran trompazo al comienzo de Sweet child y que estuvo medio renqueante, con el brazo pegado al cuerpo durante unas cuantas canciones. Yo no lo vi en directo,y supongo que a mucha gente le pasaria inadvertido, pero gracias a Abdiel porsteriormente lo he visto en youtube y el porrazo es considerable. Pero como su ego no se lo permite se levanto cual centella y siguio cantando, aunque no como si nada sino en plan Karaoke, supongo que por el dolor en el cuerpo y en su amor propio. Yo no le encontraba explicacion a ese cambio de actitud, a no ser que fuese que se hubiese hartado de la pasividad del publico, hasta que me comentaron que la caida habia sido de campeonato (sin llegar a ser la de Steve Adler pero…)

  5. Joder, debo ser el único que opina que EDGUY dieron un concierto de MIERDA.
    No tocaron nada clásico (Más patras del Mandrake) y el Tobias se paso medio concierto dando a la parpayuela en vez cantar más temas.
    Lo curioso es ver que una banda catalogada de POWER METAL, no toque ni un tema de ese estilo en todo el show.