Inicio Conciertos Crónica Concierto DARK MOOR + TEARS OF MARTYR en Madrid – Crónica y Fotos

DARK MOOR + TEARS OF MARTYR en Madrid – Crónica y Fotos

12
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
ANGELUS APATRIDA
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
DARK MOOR
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

+ TEARS OF MARTYR 

 Sábado 16 de Abril de 2011 –  Sala Heineken – Madrid

Me congratula comprobar que, en esta época de crisis en la que parece haber disminuido la asistencia a los conciertos DARK MOOR aumentan sus seguidores, como se demostró la pasada noche de viernes en Madrid. Cierto es que los que seguimos a la banda desde hace bastantes años siempre hemos creído que deberían ser más populares y aceptados y siempre nos parece poco, pero en estos tiempos en los que resulta extraño ver salas llenas con grupos que nos sean "los de siempre" (con todos mis respetos), ellos van a más. Todo esto, a parte del especial cariño que siempre se les ha tenido en la capital.

El público estuvo expectante y receptivo a todo lo que desde el escenario se cocía, y es que "Ancestral Romance" ha tenido una muy buena aceptación, lo que pude comprobar por la reacción al sonar los nuevos temas y la banda, como explicaré más adelante, sobresaliente.

Por fin podemos decir que DARK MOOR han tenido un sonido acorde a la calidad de la banda en un directo en Madrid. Si bien este es un aspecto siempre mejorable, y más teniendo en cuenta la perspectiva perfeccionista del grupo, la verdad que estuvo a la altura de las circunstancias. Por momentos las guitarras algo bajas, eso sí, pero me gusta el enfoque que le dan a la mezcla dejando los instrumentos de rock como protagonistas y todas las orquestaciones y arreglos como ornamento, pero sin destacar.

Siguiendo con la producción del evento, destacar que la pantalla de la sala jugó un papel crucial al proyectar varias imágenes, logotipos y videoclips que daban un añadido a la música.

El grupo de death metal operístico TEARS OF MARTYR, donde ejerce como vocalista Berenice Musa (que ha puesto su voz en "Ancestral Romance" y más tarde saldría a cantar con DARK MOOR en varias ocasiones), fueron los encargados de abrir la velada ante una sala que empezaba a coger ambiente.

Presentaron su álbum "Entrance" ante la atenta mirada de un público que en contadas ocasiones reaccionó; bien es cierto que sus estructuras compositivas no son comerciales ni fáciles de seguir si no se ha escuchado su música previamente. Me recordaron en ciertas ocasiones a los Tristania de la época en la que estaba Morten Veland entre ellos.

En poco más de media hora dejaron un buen sabor de boca y caldearon el ambiente para lo que estaba por llegar.

DARK MOOR basaron su concierto en su último álbum "Ancestral Romance", igual que hicieran hace dos años con "Autumnal". El nivel de producción mostrado fue exquisito y en realidad el mejor que hemos podido ver de la banda hasta la fecha. Desde los ya mencionados sonido y pantalla, la colaboración de Berenice en algunos temas, la puesta en escena de los músicos –sobre todo en los casos de Enrik y Alfred, este último con varios cambios de vestuario- y un par de canciones sorpresa, si bien no en cuanto a rescate de canciones sino a adaptaciones.

Suena redundante porque siempre escribo lo mismo, pero es increíble ver el estado de forma en el que se encuentran en directo.  Enrik parece haber decidido tomar menos protagonismo, cediéndoselo a sus compañeros. Esa noche no disfrutamos de uno de sus solos, adaptaciones de música clásica (sobre todo su amor por la de Mozart que en muchos shows ha demostrado) o variaciones de Yngwie J. Malmsteen. Por el contrario el batería Roberto y el bajista Mario tuvieron su pequeño momento de gloria en forma de solos. El primero demostrando la gran pegada y técnica que tiene y el segundo demostrando lo que puede hacer con cuatro cuerdas, que no es poco. Pero el gran protagonista de la noche fue un Alfred Romero en estado de gracia que lo cantó absolutamente todo, exhibiendo una amplitud tonal alucinante y cantando con un sentimiento y técnica que le consagraron, una vez más, como uno de los mejores vocalistas de nuestro país. Mencionar que sus ausencias de escenario fueron menos que las de otras ocasiones, incluso habiendo un momento de protagonismo personal suyo que luego comentaré. A parte su labor como frontman animando en todo momento, su forma de presentar las canciones con esos chascarrillos andaluces suyos, la forma de escenificar, sus cambios de vestuario y, por si fuera poco, en esta ocasión pasó mucho menos el micrófono al público. Sin duda un concierto muy completo el del gaditano. 

Si eché en falta algún tema más rápido, sobre todo en la recta final, y algún guiño más al fantástico "Tarot", y por supuesto algo de su álbum homónimo, del que no interpretaron nada. Algunos asistentes llegamos a la conclusión de que fue un gran concierto, aunque esta vez algo diferente, pero como siempre, va en gustos.

Comenzando con la grandilocuente "Gadir" –magnífico inicio- y continuando con "Alaric de Marnac", todo un trallazo que se ha convertido en una apuesta segura en directo, "Before the Duel" fue el primero de los pocos clásicos que cayeron, recibiendo merecida respuesta del respetable.

"Tilt at Windmills" sonó de lujo, contando por vez primera con Berenice a la voz y Alfred a la guitarra acústica, al que por fin vemos tocando las seis cuerdas en un concierto de su banda. Un tema que si en disco es impresionante, en directo gana aún más enteros. Gran respuesta por parte del público a la llegada del estribillo. "The Chariot" fue igualmente recibida, todo un clásico consolidado en su repertorio y carrera.

Tras un breve solo de Mario, "Ah Wretched Me!" les quedó de lujo. Personalmente uno de mis temas favoritos de "Ancestral Romance" y quizás el más técnico interpretada pulcramente. "Mio Cid" nos trajo ese viejo power metal que tanto nos gusta verles interpretar, con una buena acogida, sobre todo en la parte acústica cantada en castellano al final.

Era el momento para el solo de batería, introduciendo "Just Rock" ese tema diferente de "Ancestral Romance" que juega una gran baza en directo, sobre el que la interactuación vocalista/público era obligada.

Berenice se incorporó a escena para presentar una de las sorpresas de la noche, la interpretación de "Dangerous Game" del musical Jeckyll&Hyde con ambos cantantes interpretando su papel de actores, que les quedó genial, aunque en este caso el público, como es evidente, se quedó más estático disfrutando de la actuación.

La épica "For Her", que afortunadamente sigue presente en el repertorio, puso la sala patas arriba tras el momento de calma precedente. "Lovers" la presentaron en formato acústico, con Alfred a la guitarra acústica de nuevo, siguiendo del único momento en el que el cantante hace mutis para dejar a sus compañeros interpretando la danza del fuego de Manuel de Falla con la pantalla en llamas y focos en rojo dando un aspecto sublime a tan magistral melodía.

Seguíamos con momentos intimistas y sorpresas, pues a continuación Alfred sólo en escena con la música orquestal de fondo cantó, emocionándonos a todos, el aria de Puccini "E Lucevan Le Estelle", que sin ser un vocalista formado en canto clásico bordó, dejando encandilados a todos.

"Love from Stone" nos devolvía al concierto de rock con el videoclip de fondo, en uno de sus mejores temas donde la protagonista fue la voz de Berenice, pletórica en su voz de soprano. Los versos de Espronceda en "La Canción del Pirata" ponían punto y a parte antes de los bises, en uno de los temas más coreados de la noche.

La reentrada llegó con "On the Hill of Dreams", majestuosa como siempre (y sigo pensando que en directo gana mucho con respecto al disco) y una emotiva "A Music in my Soul" que terminó con todos abrazados en escena y saludando al público, en un broche de oro especial e intimista, donde no hubiera venido mal finiquitar con algún tema como "From Hell" que muchos echamos de menos y que no estaría de más recuperaran en directo algún día.

Sin duda, y una vez más, gran concierto de nuestra banda más internacional que, lejos de vivir de los laureles ganados en el pasado, apuestan por su música reciente, lo cual es de alabar.

Texto: J. José Jiménez

Fotos: Daniel Garrido

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.


Galería de Fotos:

DARK MOOR

TEARS OR MARTYR 

 

 

12 COMENTARIOS

  1. La verdad es que me alegro un monton por el exito de su concierto. Si hay alguien que se lo merezca, son ellos. A mi particularmente es de los pocos grupos nacionales que me gusta, y cada dia creo que van a mas. Tienen un nivel técnico y compositivo a la altura de cualquiera de los grandes, y yo que estoy acostumbrado a escuchar bastantes emisoras heavys por internet, puedo asegurar que es el unico grupo español que suena con asiduidad. Enhorabuena!!

  2. Conciertazo conciertazo, yo el mejor que les he visto sin duda, y eso que desde la nueva formacion no me he perdido ninguno en madrid. El estado de la banda es excelente, y el ultimo disco es impresionante, si le dieran mas publicidad como a otras bandas, llenarian salas por todos lados. Que luego pasa como el concierto de barcelona, que no vendieron ni 20 entradas… luego nos quejamos…

    Lo dicho, conciertazo en toda regla, mencion especial al Alfred, de los mejores vocalistas de la España sin duda.

    Un saludo.

  3. Yo soy de los que opinan que un grupo tiene que ser coherente con su discografía y trayectoria pese a los cambios de formación, y esto para mí ya no es Dark Moor. Vamos, es que si ya no tocan temas como From Hell, que son relativamente recientes comparándolos con otros más antiguos, menudo coñazo… así jamás van a crear repertorio clásico, variándolo completamente. Y no lo digo por Enric ni por el vocalista, que me encantan, pero si renuncian a sus temas más clásicos normal que la gente les haya dado la espalda. No dudo de la calidad de sus últimos discos, pero personalmente a mí ya no me dicen nada ni me interesan lo más mínimo, pero eso sí, les deseo lo mejor.

  4. Gran crónica, J. José, pero si me permites echaré dos borroncillos en lo que fue una velada de música cojonuda: Hubo unos problemillas en el micro de Alfred en los dos primeros temas, que hicieron que no sonasen todo lo bien que hubieran debido, y opino que la versión acústica de “Lovers” no llegó a cuajar del todo y nos dejó un poco fríos (mi impresión). El resto de noche un 10 (aunque eché mucho de menos el Swang Lake, pero me imagino que cada uno de los que allí estuvimos extrañaría algún tema en set list).

    • Es un grupo muy desconocido en nuestro país, falta de promoción sin duda, porque sus discos son todos de gran calidad, dentro de su estilo. En este país los grupos nacionales o artistas que cantan en inglés, salvo alguna excepción (Dover, por decir uno), no suelen triunfar. Curioso y extraño, cuando luego se beben los mocos por grupos escandinavos, italianos, alemanes, etc. que hacen eso mismo. Eso si, no los he podido ver en directo, ni si fallan en esa faceta más de la cuenta…