Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de GRÄCE – Hope

Critica del CD de GRÄCE – Hope

39

 

 

GRÄCE – Hope

Discográfica: Frontiers Music

Puntuación Popular

(14 votos) 7.36/10
GRÄCE - Hope

Desde que Israel Ramos comenzó a enseñar algunos pedazos de la obra que hoy tenemos entre manos, mi curiosidad e interés por ella estaban garantizados. Para los despistados y las despistadas, diré que GRÄCE es uno de los dos proyectos propios y principales en los que el cantante y compositor catalán lleva trabajando ya algún tiempo. El otro es AMADËUS, del que también vamos poco a poco teniendo noticias con cuentagotas. Al menos, sabemos que preparan un futuro álbum. Mientras lo esperamos, vamos a disfrutar ya de una propuesta mucho menos clásica, muy arriesgada y, especialmente, bastante más experimental que su banda madre. “Hope” es un viaje por diversas épocas, sonidos variados e influencias de siempre. ¿Merece la pena? Vamos a descubrirlo.

En primer lugar, debemos señalar que GRÄCE , además de su fundador, está compuesto por Jared Camps al bajo, Joel Marco en la batería y Alberto Román junto a Jordi Costa en las guitarras. Una formación más que solvente, que acompañará en directo a Ramos durante los próximos shows. La primera pregunta que uno puede tener antes de escuchar el CD es “¿Y esto a qué diablos suena?”. Mi respuesta, sincera al 50% y 50% en broma, es que no lo sé. La realidad es que todo el trabajo va a sorprender, virando alrededor del rock (y algo de metal) constantemente. Puede gustar más o gustar menos, pero arriesgado es. Personalmente, me ha atrapado de principio a fin. Desde las bases cañeras y potentes hasta los loops y efectos electrónicos; sujetado todo siempre por la melodía, que supone una maravillosa guía para que lo demás cobre sentido.  Por intentar concretar, “Hope” es un álbum de rock/metal muy moderno, electrónico y extremadamente melódico, que al mismo tiempo homenajea a cantidad de clásicos y recuerda a varias décadas. Si alguien piensa que eso es imposible, que escuche el CD y nos comente.

Vocalmente, Isra está a un gran nivel. Todos sabemos los problemas y el infortunio que su voz tuvo que soportar en años pasados por una enfermedad, pero parece (afortunadamente) más que recuperado. Esto es una noticia fantástica. Durante el álbum lo vamos a escuchar en varios registros. A veces, más comedido, teatral e interpretativo, tirando de ese feeling mágico. En otras ocasiones, lo vemos desatado y cañero. Se nota que las composiciones son suyas, porque está cómodo y coloca la voz donde quiere y en el lugar que necesita el tema en cada momento. Creo que hay tonos y facetas de su rango vocal aquí que apenas le hemos escuchado antes de GRÄCE. Luego hablaré concretamente de ello en algún tema, pero lo voy adelantando.

Lo primero que escuchamos dentro del LP y el adelanto inicial que se publicó hace ya mucho tiempo es Atreyu. Estamos ante una canción totalmente basada en loops y bases electrónicas digitales, acompañadas de un colchón de rock únicamente en lo justo y necesario. Me ha fascinado, con unas estrofas en las que Isra da un color genial a la voz y un estribillo que no se te va de la cabeza. En ninguna ocasión desde que conozco este corte he sido capaz de no ponerlo una segunda vez tras escucharlo, o de conseguir no quedarme tarareando el coro. Ese “I´ll save you all” no hace prisioneros. Avisados quedamos.

El viaje continúa con The Nowhere Man, donde colabora Jessie Williams de ANKOR. Ambos vocalistas nos regalan un dueto muy bueno, con voces guturales a cargo de la cantante y un Isra que sí me recuerda aquí en algunas melodías a cositas de AMADËUS. Se nota la mano de siempre, en este caso. La producción y el enfoque se acerca un poco (solo un poco) a algo más tradicional. Por ejemplo, las guitarras y el bajo resaltan más. Todo vuelve a ser muy pegadizo, aunque ese “My dear” es tan constante en la letra que igual empacha un poco.  En cualquier caso, me ha encantado.

La entrada teatral de Blind Love, a caballo entre varios estilos y con un beat que igual recuerda un poco a hip hop, nos introduce a un tema muy rítmico en las estrofas, con algunos cambios armónicos que aportan una oscuridad super bien llevada. El estribillo me ha recordado un poco al rollo más experimental del “Malefic Time” de AVALANCH, tristemente olvidado. Isra canta genial, acercándose por primera vez a esos terrenos que no había tocado previamente. Se gusta, no cabe duda. Para terminar, Paula Boldú participa introduciendo algunas narraciones que quedan muy chulas, antes de un solo de guitarra efectivo.

Si ya íbamos bien, con The Sinner tocamos una de las cimas. Esta canción es la primera que calificaría como metal de todo el trabajo, con guitarras duras y presentes. Eso sí, hablamos de un metal moderno y que recuerda a bandas como LINKIN PARK en su época nu. La voz de Isra aparece filtrada, con un premeditado toque robótico y artificial en el comienzo. El estribillo es tremendo. Eso sí, las progresiones armónicas y los giros que usan para cerrar las frases del mismo y los pre-coros destacan por encima de todo. Un cañón para quien guste de este rollo. La siguiente en caer es Snow White, otra joya de categoría. Pasamos aquí a terrenos muy bailongos, con un bajo marcado y caminante, coros divertidos que responden a la voz principal y una sesión de vientos. Isra me ha recordado mucho aquí en algunos giritos de falsete y en la producción elegida a MUSE.  A veces suena a ese tipo de rock, a veces suena ochentera. Es la que más ha crecido según la escuchaba.

El bajo distorsionado nos da la bienvenida a Evergarden. Ha sido el segundo single escogido, acompañado de un videoclip. Se trata de una de las canciones más comerciales y más tradicionales del disco. También es bastante metalera, pero no en el mismo sentido que The Sinner. En esto ayuda, además de una base rítmica algo más natural y clásica, la soberbia participación vocal de Ronnie Romero. No vamos a descubrirlo a día de hoy, pero su timbre casa como un guante en el corte. Quizás, demasiado, porque es cierto que en algunos momentos se come a Isra en la mezcla y se roba el show para él. El estribillo, como todos, vuelve a ganarte al segundo y no necesita dos escuchas. Directo y brillante.

Fiona vuelve a sorprendernos, y ya adelanto que se trata de mi canción favorita de “Hope”. Hablamos de un medio tiempo muy light, puramente melódico y con algún toquecito en las melodías (no tanto en la producción) que me transporta hacia esos grupos de hard rock que tanto me gustan. Además, tiene la cantidad justa de azúcar. Una pista así podía resultar demasiado edulcorada, pero no ha sido el caso, Isra canta en tonos medios y en algunos bastante graves, tirando de elegancia. Por lo tanto, el tema atrapa rápido, tiene muchísima personalidad. La letra también es muy bonita, por cierto.

Together tiene, probablemente, la base y la armonía más oscuras del álbum.  Me encantan los cambios del estribillo, que es largo y alterna entre dos partes principales. Hay un fragmento instrumental muy metalero, con un solo de guitarra rápido que se apoya en bases de bajo y guitarra como mandan los cánones del género. Aquí lo electrónico es más un colchón que un elemento fundamental. El principio de Atomic Heart vocalmente es un homenaje puro a Tommy Karevik y a KAMELOT, pero la música va por otro camino; porque vuelve a tirar de esos ritmos que te hacen moverte de inmediato, con un aire misterioso que el solo de guitarra refuerza perfectamente. En este caso voy a decir que la mezcla es muy GRÄCE. La fusión me hace escogerlo como uno de los mejores representantes del estilo que ha intentado crear Ramos.

Finalizamos la senda con Invincible, que abre con una melodía de guitarra muy chula. La entrada vocal de Isra, con muchos filtros y mucho feeling, es super espacial. Me encanta. Las estrofas van creando poco a poco (con un enfoque a medias entre el rock y el apoyo de colchones ambientales) los ingredientes para otro coro magnífico. De nuevo, y ya que es el último, resalto que, aunque todos los estribillos son comerciales y van directos a atrapar al oyente, suelen tener ese punto curioso y atrevido que sorprende. A veces en la melodía, a veces en algún arreglo o en algún acorde. GRÄCE nunca van a lo fácil, a lo más obvio, pero tampoco se complican de más. Qué difícil es eso. Si ya resulta complicado componer melodías que enganchen, darles una vuelta, aún más. Terminando con la canción, diré que es la más emocionante del álbum, tiene una gran carga sentimental. Con esto y el pequeño epílogo a base de guitarra acústica y voz que supone Hope, cerramos uno de los CDs más brillantes que he tenido el placer de reseñar en esta casa y de escuchar en los últimos tiempos.

Siempre que realizo una conclusión en mis reseñas tiendo a señalar algún punto negativo si esta es bastante positiva, o de resumir lo positivo si el CD no ha terminado de llenarme del todo. En este caso, me cuesta muchísimo trabajo y no voy a intentarlo. Desde un prisma personal, Hope va a ser el disco (salvo que aparezca alguna maravilla oculta en lo que queda de año) nacional de 2022 sin ninguna duda. Para alguien a quien le gusta que las bandas experimenten y mezclen estilos, “Hope” es un álbum sobresaliente en todos los sentidos. Creo que hablamos de una escucha obligada, que recomiendo hacer sin prejuicios y dejándose llevar. Enhorabuena a toda la banda.

Paco Sánchez

Lista de Temas:

  1. Atreyu
  2. The Nowhere Man (con Jessie Williams de ANKOR)
  3. Blind Love
  4. The Sinner
  5. Snow White (At The End Of The World)
  6. Evergarden (con Ronnie Romero)
  7. Fiona
  8. Together
  9. Atomic Heart
  10. Invincible
  11. Hope

 

 

DEBLER EPERNIA - Gira 2022
DARK EMBRACE - Hueso producciones
Marcos Nieto - Second Chances
NURCRY - Alma Libre
TWILIGHT  - Sign Of The Times
IRON MADIDEN
KIVENTS

39 COMENTARIOS

  1. Me parece que tiene temazos interesantes y otros mas flojetes de relleno… Esperaba mas de este disco habiendo escuchado los adelantos… Y al final yo creo que se queda en un buen disco sin mas

  2. El disco es novedoso y experimental y tiene algunos temas interesantes, pero por lo general es algo empalagoso y se me hace bola, eso sí, Isra está vocalmente muy bien.

  3. A mí me ha parecido un discazo de principio a fin, por lo que comparto lo que comenta el redactor. Y eso que cuando aparecieron los adelantos no me llamaron mucho la atención ya que no es para nada mi estilo. Pero ha sido escuchar el disco por primera vez y no poder parar de escucharlo. Mi enhorabuena a Isra por hacer un disco arriesgado, que suene fresco y con identidad propia.

  4. Comparto la opinión del redactor. A mí el disco me ha cautivado de principio a fin y me encantan casi todas.

    Como cosa negativa: después de haber escuchado los tres primeros adelantos hace mucho tiempo, el resto del disco no me parece tan «novedoso». Aun así, por mi parte destacaría los preestribillos y estribillos hipermelódicos de «Together», el toque cabaretero de «Snow White at the end of the world», la potencia de «The Sinner» o el sentimiento de «Invincible». También lo imprevisible de las notas de «Hope», aunque creo que ha quedado forzádamente corta. Otra cosa que me ha gustado, a nivel global de disco, es cómo algunas frases se van repitiendo entre canciones, con ligeras modificaciones, como creando conceptos en común.

    Seguro que me dejo mil cosas que decir… pero la verdad, esperaba este disco como agua de mayo y es de los que más me ha llegado al kokoro desde hace mucho tiempo.

    • Bueno sí, y decir que Jessie al principio de «The Nowhere Man» me recuerda a las producciones discotequeras de los 90, y luego la canción, por un momento, tiene un toque Kung Fury genial.

      De «Blind Love»… una mezcla perfecta con toques Tim Burton, dubstep, Muse… y finalmente un solo de guitarra y otro de piano con muy buen gusto. Cosa mala: del primer lanzamiento a ahora el lanzamiento del disco, cambiaron el solo de piano. Antes le acompañaban, de fondo, muchas guitarras armonizadas, y molaba más.

  5. Qué pena ver a un tipo del talento de Israel Ramos haciendo un disco con tan poco sentido como este… Prácticamente no hay guitarras en el álbum, curioso cuanto menos, pero cierto, las rítmicas están completamente enterradas en la mezcla y las solistas contadas con los dedos de una mano y con muy poca calidad, algo que ni se menciona en la crítica. ¿Un disco de Metal/Hard Rock sin guitarras? Dónde se ha visto… Todo está enlatado, todo es mentira salvo la genial voz del propio Ramos. Trabajo discotequero, más propio del synthpop de los años 80′ que de una banda de Metal. ¿Las melodías? Sí, son buenas, pero de qué valen cuando se muestra tan poco cariño por sus raíces y tan poco respeto por la escena. ¿Rebeldía? ¿Ganas de demostrar que ya no le gusta ese Heavy Metal que defendió con Avalanch y del que ahora parece que tanto se despega? Ya esperando lo nuevo de Amadeüs para despertar de este mal sueño.

  6. En ningún momento vendió Israel su proyecto «Gräce» como heavy metal.
    Y desde luego medir la calidad de una canción por su cantidad de guitarras, ritmos rápidos o por cantar alto es lo más cateto que hay, y el metaleo está atestado de estos análisis tan banales.

    • pues si no es un disco Rockero ni metalero ni nada por el estilo, ¿por que aparece una crítica de un album discotequero en esta página? Yo no veo aqui criticas ni noticias de bandas como la de Robe o Def Con Dos y tienen mas potencial roquero y metalero que esto…
      Hay guitarras y estan totalmente tapadas, no se oyen nada, y para hacer eso, no merece la pena ni grabarlas. El disco de Grace no suena mal, pero sinceramente, aqui no pinta nada.

  7. Disco valiente, arriesgado, moderno y con calidad. Cuando hay pasión, talento y trabajo aparece el fruto. Isra está cosechando todo lo que ha sembrado (los adelantos de Amadeus son espectaculares) Mi más sincera enhorabuena por este gran disco. He dicho.

    • Exacto. A parte de este disco más experimental, ha sacado dos temazacos con Amadeus que son brutales ambos. Y como los demás temas vayan por ahí, tenemos disco del lustro en nuestro país.

  8. A otro que le parece un discazo hacia mucho tiempo que no escuchaba nada en ingles (quitando el de seventh wonder) y este ha estado en bucle durante un par de semanas. Sera la edad pero cada vez me apetecen mas discos asi.
    Y como no esperando con ansias el regreso de Amadeus y que consiga que Ramon vuelva al ruedo de forma regular.

    • pues no se tu, pero que Isra coja a Ramon Lage para su proyecto habiendo 47 millones de personas en este pais con los que podria contar, lo veo como un ataque directo a Alberto Rionda habiendo pasado los 2 por Avalanch.

  9. no he podido terminarlo. qué carajo, no he podido llegar a la mitad. Como comentó alguien al principio, ciertamente se hace bola. y he visto a mi gato largar bolas de pelo menos densas… pero bueno, a disfrutar quien le guste.

  10. Ostia, pasé por la noticia ayer, tenía 4 comentarios (todos diciendo que es un disco que ni fu ni fa) y un 4 de valoración el disco y eso que la noticia estaba más arriba. Alguien está haciendo su trabajo de marketing de puta madre, debe ser el mismo que hace la de NURCRY. Eso sí, el disco sigue siendo igual de malo, para mi opinión.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Por favor, danos tu nombre