Inicio Conciertos Crónica y fotos de SPHINX en Madrid

Crónica y fotos de SPHINX en Madrid

4

 

SPHINX

Sábado 15 de Mayo de 2021 – Sala 0 – Madrid

Hacía justo diez años que SPHINX pisó por última vez Madrid. De manera literal, además: el 15 de mayo de 2011. En todos estos años a la banda le ha dado tiempo a separarse y, afortunadamente, también a reunirse y, como repitieron varias veces a lo largo de la noche, han venido para quedarse.

La Sala 0 de Madrid se llenó con algo más de 100 personas. Esto es lo máximo que permite ahora la restricción de aforo y hay que tener en cuenta que todo el público estaba sentado, con mascarilla y manteniendo la distancia de seguridad. A pesar de que no es la estampa idónea para un concierto de heavy metal, había muy buen ambiente y se nota que había ganas de disfrutar de los gaditanos.

Apenas cinco minutos después de las ocho de la tarde comenzó a sonar “Porto Suite”, la intro de Mar de dioses (2003), uno de los discos más aclamados de la banda. De hecho, la portada de este álbum, junto con la de su homónimo, Sphinx (2002), fueron las elegidas para adornar los laterales del escenario con unos paneles enrollables o roll ups.

La gente enseguida se arrancó a dar palmas, animados por Pepe Pineda, bajista y manager de la banda, que esta noche tuvo que tocar con una rodillera por una lesión que, en teoría, le obliga a guardar reposo. En ningún momento perdió la sonrisa a pesar de las circunstancias, y es que se nota que ellos mismos tenían también muchas ganas de tocar.

Arrancaron con “Santa Maldad”, que sufrió los típicos problemas de sonido de la primera canción, con mucho barullo y con una voz muy en segundo plano. Por suerte, la responsable del sonido hizo los ajustes pertinentes y la cosa mejoró bastante. Entonces pudimos apreciar a una banda muy engrasada, con una tremenda base rítmica a cargo de Pepe y el nuevo fichaje, Nickly Pérez a la batería, y un nivel de Justi y Álex a las guitarras altísimo.

La pena es que, como acabó confesando él mismo, Manuel padecía desde hacía un par de días una faringitis. Aunque no estaba al 100% y se le vio sufrir durante las partes más exigentes, lo dio todo para no decepcionar a los seguidores. Incluso con este problema, pudimos disfrutar de su tan identificable voz y de sus sobreagudos heavies. No se cortó en absoluto y aunque cuando hablaba entre canción y canción se le notaba que estaba fastidiado, defendió como un campeón más de hora y media de repertorio. Olé por él.

En la directa y melódica “La muerte sobre un papel” pudimos escuchar claramente al público cantar y animar, y es que Manuel tuvo unos coros fantásticos durante toda la velada. “Destino” fue de las más coreadas, con esos “oh oh” que ponen aún más fácil cantar junto a la banda.

Los redobles y la épica de “Recluso 943” fueron los siguientes en caer y, para mí, fue una de las que mejor sonaron de todo el concierto. Es una composición que mezcla tintes progresivos con partes muy heavies y aquí Manuel se salió.

De “Condenado a vivir” me quedo con los exquisitos solos de guitarra de Álex y Justi, muy técnicos y melódicos. Siempre es una gozada ver a buenos músicos disfrutar de lo que hacen y a ellos dos se les vio especialmente motivados.

Una de las más especiales de la noche fue “Noche maldita”. Manuel comentó que, lamentablemente, 19 años después de haberla hecho, su tema sigue de actualidad, y es que, según él mismo: “seguimos viendo en los medios a muchos cobardes e hijos de p*** haciéndole daño a las mujeres”. Fue muy aplaudida y cantada, y esa parte tranquila a lo IRON MAIDEN les quedó brutal. Justo aquí Manuel aprovechó para reivindicar de nuevo el mensaje del corte: “Madrid, hemos vuelto para hacer muchísimas cosas, ¡y una de ellas es seguir gritando no a la violencia de género!”. Gran canción.

Con “A las puertas del infierno”, Manuel aprovechó para presentarnos a Antonio L. Pérez “Nikly”, que sustituye a Carlos Delgado. Es un baterista muy técnico y que defendió muy bien los nada fáciles temas de SPHINX, además de encargarse de lanzar los teclados, orquestaciones y demás partes grabadas que lleva el grupo. Este tema, por cierto, es la continuación de “Noche maldita”, y se nota también en el tono Maiden. Otra de las que el público cantó a tope.

Creo que uno de sus temas más redondos es “Momentos de lucidez”, de Mar de dioses, que interpretaron fenomenal para disfrute del respetable. Habla de una persona con esquizofrenia y de los pocos momentos que vive lucido. Fue de las más celebradas.

Antes de irse a los bises machacaron con la cañera y directa “Almas sin paz”. El público no se creyó que este fuera el final del show y enseguida empezaron a pedir otra, a dar palmas, etc.

Los gaditanos SPHINX no se hicieron de rogar y decidieron volver a salir para interpretar “Mirando al infinito”, la preciosa balada de su disco homónimo. Aunque Manuel defendió bien las partes más suaves, le vimos sufrir mucho en el estribillo, aunque la gente compensó cantando a tope.

Justo después de este corte Manuel aprovechó para presentar al grupo: Justi Bala, que es quien más tiempo lleva junto al vocalista en SPHINX ; Pepe Pineda que, según Manuel, es el principal responsable del regreso del grupo. El que también es representante de la formación aprovechó para decir unas palabras: “para las cinco personas que estamos en el escenario, el heavy metal no es un negocio, es amistad, pasarlo bien en el escenario. Gracias por apoyar el heavy metal”. Además, prometió que el año que viene volverán a Madrid para presentar el nuevo álbum de SPHINX .

Por supuesto, también nos presentaron Álex, guitarrista que compartió aventura con Manuel en su proyecto GIZËH, y de nuevo Nikly. Entonces empezaron a tocar “Ángel sin piedad”, la primera que sonaba en el álbum Sphinx.

Con “No” me transporté al tema que me hizo conocer al grupo con Paraíso a la eternidad (2005), precisamente desde esta misma web. Aquí ya Manuel acusaba el desgaste total de la faringitis, pero no hizo que el público dejara de gritar a pleno pulmón en el estribillo.

Terminaron con “Sphinx” que, si no me equivoco, es la más larga de su discografía, con algo más de once minutos de duración en los que las influencias de IRON MAIDEN salen a relucir. Aquí Manuel quiso tener un detalle y se puso la mascarilla para bajar al público y lanzar varios folios de los setlists para que la gente los pudiera tener como recuerdo.

A pesar de que no gozaron de las condiciones ideales, disfruté mucho de estos SPHINX , sobre todo porque se nota que vienen con ganas de hacer heavy metal. Es uno de los grupos con más personalidad y talento de nuestra música, así que son muy buenas noticias para todos.

Les esperaremos con ganas, esta vez con nuevo disco bajo el brazo y, esperemos, con este virus ya olvidado por completo.

SetList de SPHINX:

  1. Porto Suite
  2. Santa Maldad
  3. La muerte sobre un papel
  4. Destino
  5. Recluso 943
  6. Condenado a vivir
  7. Noche maldita
  8. A las puertas del infierno
  9. Momentos de lucidez
  10. Almas sin paz

Bises

  1. Mirando al infinito
  2. Ángel sin piedad
  3. No
  4. Sphinx

Texto: César Muela – Twitter

Fotos: Vicente Diaz

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

AGENCIA - AREA51METAL
CELTIAN - Sendas de Leyenda
ROCK GUITAR EXPERIENCE – COLECCIÓN DE LIBROS
KIVENTS
HERETICA - El Hereje
ROCK GUITAR EXPERIENCE

4 COMENTARIOS

  1. Coincido mucho con la crónica, es verdad que el sonido fue un poco mejorable, pero se ve una banda llena de ganas y que transmite y que aunque estábamos todos sentados y con la mascarilla, todos estábamos deseosos de Sphinx en directo, por 10e no se puede pedir mas, gran concierto, entrada a color y Setlist para casa de recuerdo, gran noche. Espero que tras la reunión esta banda suba y este donde merece estar, dentro de los grandes del heavy nacional.