Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de CRYSTALLION – Heads Or Tails

Critica del CD de CRYSTALLION – Heads Or Tails

8

 

 

CRYSTALLION – Heads Or Tails

Discográfica: Pride & Joy Music

Puntuación Popular

(3 votos) 4.33/10

CRYSTALLION - Heads Or Tails Para cualquier formación que lleve casi dos décadas en activo y que haya facturado hasta un total de cuatro lanzamientos previamente, seguramente lo más coherente al partir peras con el que hasta ese momento ha sido su vocalista sería cambiar el nombre y más si en esta nueva etapa apuestan por reorientar su propuesta hacia nuevas tesituras tal y como han hecho los germanos CRYSTALLION. La banda se formó en 2003, y tuvo una carrera más o menos regular hasta 2013, editando obras como “A Dark Enchanted Crystal Night” (2006) y “Hattïn” (2008), en las que dejaban clara su devoción por ese power metal potente y épico a partes iguales con unas letras en las que también mostraban sus inquietudes a la hora de abordar  temáticas históricas en sus letras. En sus obras posteriores, “Hundred Days” (2009) y “Killer” (2013), los bávaro seguirían desarrollando su característico estilo con el carismático  Thomas Strübler al frente hasta que abandonó el barco en Mayo de 2019. Lejos de rendirse el núcleo de la formación que conforman el bajista Steve Hall y el batería Martin Herzenger, ambos miembros fundadores, junto al guitarrista Werner HiessI decidieron dar una nueva dirección al sonido de la banda contando con el concurso de la vocalista  Kristina Berchtold. Así que de cara a esta quinta entrega de estudio que lleva por título “Heads Or Tails”, nos vamos a encontrar a unos CRYSTALLION que parecen haber dejado  aparcada su faceta más épica y power metalera para centrarse en un heavy metal potente y pegadizo, en el que la melodía y los estribillos coreables harán que su propuesta suene ahora mucho más melódica y enérgica, recordándote en algunos momentos a los SISTER SIN más hard  roqueros e incluso en alguno momentos a su compatriota Doro Pesch.

Revitalizados, con nuevos bríos, dispuestos a abrir una nueva etapa, el quinto largo del combo alemán se inaugura con la introducción “Heads Or Tails”, que con esos envolventes teclados  y la carga melódica que aportan las guitarras parece preparar el terreno para una obra de matices  progresivos. Pero aunque como comentaba anteriormente esta nueva entrega de CRYSTALLION nos trae bastantes novedades en cuanto a su sonido y estilo se refiere, lo cierto es que los tiros no irán por esos derroteros. De modo que las guitarras se mostrarán potentes, ágiles e intratables al comandar la cabalgada  que servirá para impulsar las estrofas de  “Knights And Heroes”, mientras que el cuarteto se encargará de levantar el pie del acelerador para hacer que sus estribillos suene más coreables y pegadizos para redondear  un corte con gancho y pegada que define a la perfección la nueva orientación de la formación germana. Pero dejando a un lado las nuevas armas que presentan CRYSTALLION, seguramente la más importantes e impactante sea el registro de una Krsitina que parece haberse acoplado a la perfección al resto de sus compañeros, sonando potente, aguerrida y muy melódica, incluso cuando se doblan sus registro. En cualquier caso, será a lo largo de cortes como “Living On A Line” cuando podamos apreciar  que la rotundidad de su inalterable  sección rítmica sigue sonando igual de compacta  y precisa que antaño, dando cobertura al  vistoso trabajo a las seis cuerdas de un Werner que se muestra especialmente inspirado a la hora de atacar sus partes solistas.

Tras haber exhibido algunas de las armas que nos presentan estos nuevos y reestructurados  CRYSTALLION será durante “Save Me”, cuando el cuarteto nos muestre su faceta menos fiera y más comercial por así decirlo, bajando notablemente el nivel de revoluciones para centrarse en una estructura algo más lineal y menos explosiva, en la que su pegadizo estribillo y sus coreables coros servirán como gancho para captar la atención del oyente, aunque en esta ocasión las guitarras adolezcan de un poco de garra e intensidad. Afortunadamente “I´m On Fire”, no seguirá por esos derroteros, así que tras hacer crecer la expectación con una oscura y  amenazante intro a cargo del bajo de Steve Hall el cuarteto se adentrará de lleno en un uptempo de marcado cariz roquero y con tintes ochentenos,  con  el registro de Kristina muy en primer plano hasta el efusivo estallido  de otro estribillo que invita a ser coreado con el puño en alto.

El ecuador del plástico vendrá marcado por los aromas más relajados y baladísticos que protagonizarán los compases iniciales de  “The Sleeping Emperor”, que nos deja con un delicado arpegio arropando la voz de Kristina para dejar que poco a poco el tema vaya creciendo gracias a la inclusión de la sección rítmica, los apoyos corales y las guitarras dobladas, consiguiendo así que la pieza gane en intensidad pese a no perder en ningún momento su marcada orientación melódica. La chispa, la garra y el dinamismo del que los germanos habían hecho gala durante los primeros cortes de este “Heads Or Tails”, volverá a recuperarse durante “Ready For Sin”, que comandada  por ese rugoso bajo y por el cariz hímnico de  su coreable y repetitivo  estribillo está llamada a convertirse en otra de los que se convertirán en  imprescindibles en todos sus conciertos. En cambio podría decirse que el impactante “ The King Is Rising”, es uno de los que más se aproxima a las composiciones que la banda facturó en sus anteriores entregas, ya que en ella encontramos tanto sus raíces más clásicas y tradicionales, como ese aroma  épico, gracias en gran medida al increscendo a la hora de atacar su potente estribillo con  líneas vocales reforzadas.

Una línea similar, aunque sonando algo más intensas  en sus bases, resulta “Under The Spell”, un corte en el que los germanos vuelven a afianzar su confianza en los patrones más clásicos del heavy metal, dejando que sea en esta ocasión Werner Hiessl quien se encargue de poner la guinda a un tema que destaca por la sutileza de los teclados de apoyo. Algo menos inspirada me ha parecido “The Wild Hunt”, un corte correcto pero que peca de falta de pegada y de tener una estructura excesivamente lineal y previsible. El cierre lo pondrá “Thunderclouds”, que sirve para que los germanos introduzcan algunas pinceladas de corte electrónico que sirven para “modernizar” mínimamente su propuesta aunque sin traicionar por ello sus raíces netamente metaleras.

Tras escuchar este “Heads Or Tails”, creo que la formación  bávara ha apostado decididamente por cerrar una etapa y abrir un nuevo capítulo con la vocalista Kristina Berchtold, dejando a un lado el power metal con tintes épicos  de sus inicios para adentrarse de lleno dentro del metal melódico.

Alfonso Díaz

Lista de Temas:

  1. Heads Or Tails
  2. Knights And Heroes
  3. Living On A Lie
  4. Save Me
  5. I’m On Fire
  6. The Sleeping Emperor
  7. Ready For The Sin
  8. The King Is Rising
  9. Under The Spell
  10. The Wild Hunt
  11. Thunderclouds

 

CELTIAN - Sendas de Leyenda
KIVENTS
HERETICA - El Hereje
ROCK GUITAR EXPERIENCE – COLECCIÓN DE LIBROS
ROCK GUITAR EXPERIENCE

8 COMENTARIOS

  1. bueno, me he comido los cuatro primeros temas, y vale. no está mal, ya no queda rastro de power aquí pero los temas no están mal. lo que sí me ha parecido es que la cantante es de lo mas flojino que he escuchado en años. “potente y aguerrida”?? de verdad hemos escuchado a la misma moza??

  2. Que decepción más grande! Una banda que prometía mucho con sus dos primeros discos. sobre todo el segundo, Hattin. El tercero, más flojito que sus antecesores y el cuarto…bueno….el cuarto dejaron el power metal y quisieron hacer un heavy hard rock, que a mi, sinceramente, no me convenció.
    Ahora nos llega su quinto disco, ya sin el vocalista de sus anteriores trabajos y el cambio, en las voces, es abismal. A peor, me refiero. Por lo demás, pues un disco de metal melódico con dos o tres canciones destacables, sin más. Nada que ver con lo que hacían antes. Una lástima!

  3. Sigo a Crystallion desde hace bastantes años. Hattin y A Hundred Days me parecen dos discos conceptuales increíbles, sobre todo el primero. Puedo entender que cambien de estilo (Killer ya no me gusta tanto), pero no entiendo qué pinta esta vocalista en este grupo. En mi humilde opinión, no canta bien, y por los videos que he visto en directo no se desenvuelve muy allá en el escenario. La comparación con el anterior vocalista es abismal. Se echa de menos también a Patrick Juhász a la guitarra, pero en las voces es donde ha salido perdiendo muchísimo el grupo. ¿Alguien sabe qué ha sido de Thomas Strübler? Tenía algún proyecto más por ahí, pero parece haberlo dejado todo… Un saludo.