Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de SAUROM – Música

Critica del CD de SAUROM – Música

52

 

 

SAUROM – Música

Discográfica: Autoeditado

Puntuación Popular

(11 votos) 7.27/10

SAUROM - Música Ya tenemos por fin entre manos el nuevo álbum de los gaditanos SAUROM, que se presenta como su décimo lanzamiento de estudio. Esto, sin duda alguna, supone un número redondo para una banda que siempre ha perseguido la variedad de estilos, la innovación y la fusión de temáticas en sus canciones. Cuando hablamos de un grupo que ha tocado tantos palos, es difícil contentar a todos los seguidores. Por esto mismo, resulta complicado también escribir una review acertada, ya que, como no puede ser de otro modo, “Música” creará debates y discusión. Se plantearán las preguntas habituales: ¿Habrán vuelto los SAUROM más cañeros? ¿Seguirá la senda de “Vida” y de “Sueños”? En mi opinión, ni una cosa ni la otra. La realidad es que “Música” es una nueva apuesta, ya que tiene un tono general bastante curioso y particular. Por esto, vamos a desgranarlo en profundidad.

A nivel personal, debo reconocer que siento una gran admiración por SAUROM. Esta fue una de las bandas que me introdujo en el rock/heavy nacional hace unos diez años, y desde entonces siempre han sido uno de mis grupos referentes cuando hablamos de este estilo musical. Todos sus álbumes me gustan, en mayor o menor medida, por lo que siempre tengo mucha curiosidad por cualquier nuevo lanzamiento con su firma. A pesar de ello, todos tenemos nuestras preferencias; y creo que “Legado de Juglares” y ”Maryam” (dos discos muy diferentes entre sí) son el punto más alto de su discografía. Esto es importante a la hora de analizar mi opinión sobre “Música”, ya que en este nuevo CD vamos a encontrar algunos guiños a esa etapa intermedia del grupo que harán sacar una sonrisa a cualquiera que las eche de menos.

Empezando por lo general, es obligado señalar que este nuevo álbum vuelve a tener un gran sonido y una gran presentación, como viene siendo habitual. El título del CD no es ninguna casualidad, porque en él encontramos canciones de todo tipo. Por ello, es difícil compararlo globalmente con nada que haya lanzado la banda previamente, pero en mi opinión hay en su interior algunas canciones realmente nostálgicas que son absolutamente SAUROM. A nivel de producción y composición, “Música” es bastante guitarrero, en comparación con trabajos como “Sueños o “Vida”. Esto significa que vamos a disfrutar con bastante frecuencia de Raúl Rueda en los arreglos, algo que siempre se agradece. Del mismo modo, es un CD mucho más épico y folk que los anteriores; se nota mucho que SAUROM está tratando en los últimos tiempos de introducir nuevos timbres en sus canciones, algo que queda muy patente en este disco. Hay momentos realmente buenos basados en instrumentos tradicionales, como hacía tiempo que no escuchábamos en el grupo.

De todos modos, esto no elimina el hecho de encontrar también numerosas referencias a la última etapa de la banda, donde han comenzado a aparecer canciones de tintes más comerciales. “Música” es realmente variado, y no todas las pistas gustarán por igual a todo el mundo. Sin embargo, lo importante es que es un álbum de SAUROM. A pesar de presentar innovaciones y nuevos caminos, en diez de las trece (o doce de las quince, si contamos las instrumentales) canciones la esencia del grupo está perfectamente plasmada. De hecho, se han recuperado ciertos elementos clásicos de sus obras pasados por un filtro nuevo, por lo que todos estos cortes podrían entrar en otro álbum de la banda sin problema. Como añadido a esto, encontramos también tres canciones más experimentales y curiosas de las que hablaremos enseguida.

Este nuevo viaje comienza con Amanecer, y lo hace a lo grande. Fue el primer adelanto y videoclip que pudimos ver, allá por el mes de abril. Se trata de un corte realmente cañero y épico, que mezcla a la perfección varias de las señas de identidad de SAUROM. Las guitarras rítmicas y las gaitas nos llevan a esa etapa “Legado de Juglares”, fusionadas con fondos de teclado que estaban ausentes en ese trabajo, recordando un poco a “Maryam”. Me encanta el puente, donde Miguel desgarra la voz con un gusto tremendo, y el estribillo funciona de maravilla. Antes del solo de guitarra aparece un fragmento instrumental con ritmos pesados que me sirve para explicar aquello que he comentado en los párrafos anteriores. Muchas canciones de “Música” utilizan los toques celtas de una forma distinta a “Vida” o “Sueños”, tienden a ser más potentes, menos alegres. Creo que es en esto donde más se nota la diferencia de enfoque respecto a estos últimos discos.

Acto seguido nos encontramos a La hija de las estrellas, que sigue la senda del tema anterior de forma deliciosa. Es una de mis canciones favoritas del álbum y, probablemente, de la discografía de SAUROM. Es cierto que estamos ante un corte bastante simple, que no destaca especialmente por tener muchas partes diferenciadas. Es efectivo, pero creo que ahí radica su “magia”. Me ha convencido mucho la manera en la que se trata el ambiente de esta canción. Lo que se escucha poco está igual de cuidado que lo que está en primer plano. Hay pequeños arreglos realmente buenos, sobre todo en el puente, que es magnífico. Una vez más, Santi Carrasco realiza un trabajo de teclados fundamental. Este tipo de canciones con bases potentes, coros pegadizos, elementos celtas y letras basadas en leyendas es mi faceta favorita del grupo. Cuando SAUROM actúan de “cuentacuentos” casi siempre suele salir bien.

A pesar de este inicio potente y nostálgico, no todo el disco sigue la misma tendencia. Tengo que reconocer que Salta me ha decepcionado un poco. No porque sea uno de los temas más pop de la banda, ya que no tengo ningún problema con este estilo ni con muchas canciones de este enfoque. Reconozco que la canción, musicalmente, está bastante bien. Tiene buenas guitarras, con una distorsión distinta. Me gusta la primera estrofa casi acústica, donde no hay apenas batería y la voz tiene mucho espacio. Sin embargo, la letra me ha recordado demasiado a canciones que la banda ya ha hecho previamente en un sentido negativo. Es uno de esos tres temas donde el grupo ha innovado en el sonido con nuevas propuestas, pero es el que menos me ha gustado de ellos. Recuerda un poco a algunas canciones de CELTAS CORTOS, por ejemplo.

Por suerte, pronto aparece El queso rodante para arreglar las cosas. Si la pista anterior nos llevaba al pop, esta nos presenta el folk más puro que haya hecho SAUROM en bastante tiempo. Todo el tema está lleno de instrumentos tradicionales: banjos, flautas o mandolinas. Es muy original, realmente alejado del metal/rock, pero inspirado. Especialmente, porque aporta frescura en todo momento. Las líneas de voz son muy originales, es imposible no cantar el estribillo, fiestero como pocos. Los coros de fondo recuerdan bastante a “Vida”. Si tuviera que quedarme con tres temas del CD, este sería uno de ellos. Una vez más, Raúl Rueda ha demostrado ser uno de los mejores compositores de SAUROM. Quizá esté más en la sombra que otros, pero todos los temas que ha compuesto para el disco están entre mis preferencias. Chapó, Raúl.

La ciudad del renacimiento es un fragmento instrumental bastante oscuro y misterioso que marca distancia con la pista anterior y nos lleva directos hasta la historia de El lazarillo de Tormes. De esta canción poco se puede decir que no se haya dicho ya, pues la conocimos en junio y ha sido un auténtico éxito de visitas y reproducciones. Estamos ante la mejor canción de “Música”. Un auténtico trallazo de metal sinfónico, con las guitarras muy presentes en la mezcla junto a los teclados, creando un tono muy épico que recuerda a ese magnífico “Once romances desde al-ándalus”. El último fragmento del tema es lo mejor del CD, con un Miguel que se desgañita como antaño para dar paso a uno de los licks de guitarra más netamente power y heavys que haya realizado la banda. En este tema debo mencionar la labor de Narci Lara, alma máter del grupo, que vuelve a realizar grandes composiciones y letras de calidad basadas en la literatura. Nadie obliga a SAUROM a seguir por este camino, y respetamos absolutamente sus decisiones artísticas, pero esta canción ha probado que los temas más tradicionales de los gaditanos pueden ser perfectamente un éxito de visitas actualmente, incluso más que sus temas más comerciales y melódicos.

Tras otro interludio instrumental, Cuando nadie nos ve es la primera balada del disco. Es un tema sencillo, muy bonito. Se basa fundamentalmente en el piano, como lo hiciera El Príncipe, pero tiene un final más potente, donde entra toda la banda mientras suena gran letra, en este caso obra de Miguel, que vuelve a interpretar muy bien. Las últimas líneas llegan mucho. Todo el tema, acorde a la temática, se mueve musicalmente entre la dulzura y la oscuridad, con un pequeño fragmento de flauta muy sentido.  La danza de los mundos es la siguiente en sonar, siendo un tema con mucha identidad. Musicalmente tiene ritmos distintos muy chulos, acompañados de toques folk bastante interesantes. Sin embargo, destaca mucho por la inclusión de tres cantantes femeninas: Auri Bravo, Ingrid Padoan y Rosa de la Cruz. El resultado final, cantado en todas las lenguas oficiales de España, es muy bueno. Las tres voces empastan muy bien con la de Miguel, aunque es cierto que no tienen demasiado especio para lucirse. El estribillo es pegadizo, muy comercial, y la parte instrumental donde destaca Raúl me ha recordado bastante a “Sueños”.

Después de esta primera mitad, donde me he extendido en demasía, he de reconocer que llega una parte, quizá, algo menos inspirada de “Música”. Mi gente y Fiesta de la cerveza no me han llegado tanto como otras canciones. La primera de ellas es uno de las composiciones más curiosas de SAUROM, fusionando ritmos y elementos latinos con rock y algo de ska. Encontramos trompetas, que le dan un toque distinto, mezcladas poco después con gaitas. Sin duda, la apuesta es interesante y la melodía se queda en la cabeza. La segunda no es un mal tema, pero he de reconocer que las canciones más cerveceras del grupo nunca han sido mi punto. Aun así, es un tema alegre y optimista, con guitarras rítmicas bastante “viking” en algunos momentos y coros muy fiesteros. Sí me gusta la idea de plantear la primera parte del estribillo con un ritmo de redobles y sin guitarras, para luego pasar a dar caña. Cuando vuelvan los conciertos funcionará, de eso no cabe duda.

Reina de mis sueños vuelve a recordarme muchísimo a los primeros temas del álbum, y es otra de mis canciones preferidas. Musicalmente, se trata de una revisión de La hija de las estrellas, continuando la historia que se narra en la misma. Es más folk, más acústica, menos guitarrera y suficientemente diferente a su predecesora. En ella la protagonista absoluta es Raquel Eugenio de CELTIAN, que con su voz toma las riendas del tema absolutamente, hasta el punto de comerse a Miguel en la mezcla. La realidad es que el tema le va como anillo al dedo. El estribillo es totalmente nuevo y funciona muy bien. La parte instrumental vuelve a ser muy épica, muy “Juglarmetal”. De los experimentos del disco, el que más me ha gustado es 3,2,1… ¡La Tierra! Es un tema diferente a cualquier cosa que haya hecho nunca SAUROM en letra e instrumentación; muy atmosférico, con un bajo muy presente de José y unas guitarras cristalinas. Los coros hacen muy bien este trabajo de ambientación. Tarda en entrar y sorprende, pero no lo calificaría como “pop”. Es diferente. Me ha parecido una manera muy curiosa de enfocar un embarazo, y me ha terminado ganando.

Nos acercamos al final con el tema homónimo del CD: Música. En él volvemos a encontrar a los SAUROM más cañeros y épicos, en un homenaje de seis minutos a esta disciplina artística que tanto nos gusta a todos. Está llena de partes distintas, muchísimas guitarras y un estribillo curioso y distinto, bastante oscuro. Es la canción que más apetece descubrir por uno mismo. Mención especial merece la parte folk donde entra como un cañón la batería de Antonio Ruíz, que tiene una pegada tremenda en todo el trabajo. Junto con El Lazarillo, es la canción del álbum que más recuerda a “Maryam” y que más gustará a los seguidores más heavies. La conclusión llega con la preciosa Duermedela, donde todo se reduce a la guitarra acústica, algunos arreglos de violín y a la voz de Miguel contándonos una leyenda. Para despedirse, el cantante nos deja la mejor interpretación vocal del CD, con un tono muy dulce, casi de nana. Merece la pena disfrutarla con unos buenos auriculares.

“Música” no se ha convertido en mi disco favorito de SAUROM, ni lo colocaría en mi top 3, pero la realidad es que el nivel previo está muy alto. Creo firmemente que se trata de un álbum muy bueno, que gana mucho con las escuchas y si se escucha del tirón en global. Tiene siempre algo que ofrecer a todos los seguidores del grupo, prefieran la faceta de la banda que prefieran. En él hay una selección de temas que van directos a clásicos de la banda, junto con algunas canciones diferentes que buscan atraer a otro tipo de público y hacer la lista de canciones más creativa. Probablemente, de primeras pueda decepcionar a quien busque una copia de cualquier disco previo, porque no lo es; pero me atrevo a decir que terminará enganchando a la mayoría. En definitiva, otro gran trabajo para sumar a la lista de los gaditanos.

 Paco Sánchez

Lista de Temas:

  1. Amanecer
  2. La Hija De Las Estrellas
  3. Salta
  4. El Queso Rodante
  5. La Ciudad Del Renacimiento
  6. El Lazarillo De Tormes
  7. El Bardo
  8. Cuando Nadie Nos Ve
  9. La Danza De Los Mundos
  10. Mi Gente
  11. Fiesta De La Cerveza
  12. Reina De Mis Sueños
  13. 3, 2, 1… ¡La Tierra!
  14. Música
  15. Duermedela

 

 

52 COMENTARIOS

  1. Buenas. Coincido practicamente contigo en tu critica.Creo k como bien dices el álbum gana enteros según le vas dando escuchas al mismo. Yo personalmente echo d menos algún tema más guitarrero o con algo más d dureza. Cuando vi los videos d las nuevas canciones pensé que este nuevo trabajo iba a ser bastante mediocre, pero creo k me equivocaba. Realmente no esta nada mal, y no hay duda que Lazarillo d Tormes es el mejor corte del álbum. Un saludo

  2. A mi el disco me ha sorprendido para bien la verdad. No había escuchado todos los adelantos que nos han ido dando durante este año pero si habia escuchado críticas negativas, algunas poniéndoles a parir diciendo que este disco iba a ser malo…y desde mi punto de vista, totalmente injustificadas esas críticas. El disco me ha sorprendido para bien. Me ha gustado, aunque desde mi punto de vista, de momento, está por debajo de Vida y Sueños, sus dos discos que mas me gustan. Se nota mucho mimo a la hora de hacer el disco. Un 10 para Saurom!
    Y felicidades Paco por la crónica ¡muy buena!

  3. Me ha parecido un discazo. Todos los temas me han gustado muchísimo (menos 3,2,1… ¡La Tierra!, que no me ha gustado). Igual si que echo en falta algún otro tema más cañero, pero el resultado final ha sido cojonudo. Mención aparte para El Lazarillo De Tormes, que es sin lugar a dudas el mejor tema que ha sacado Saurom en la última década, y para Cuando Nadie Nos Ve, que me parece su mejor balada desde Para Siempre

  4. Es demasiado pastel para poder darle mas oportunidades…
    Decepcion, salvo por el lazarillo y música (aunque la letra de ésta a mi parecer la hace menos disfrutable por ser demasiado moñas) aunque tras sueños se veia venir un disco así

    Pero bueno, aun nos queda Salduie, menos mal. Ellos no decepcionan. Y no creo que dejen de contar historias para hablar de sentimientos!

  5. Sueños me encanto pero a este no hay manera de cogerle el gustillo por ahora quizas mas adelante. La unica que me llama la atencion es salta pq me recuerda a celtas cortos. Al igual que mago a la que llenan salas pierden la magia que tenian, suerte que nos quedan grupos como lepoka, saduie y landevir que sacaron un discazo.

  6. A mi sinceramente me parece peor que Sueños y Vida en todo, me atrevería a decir que es de los peores discos que ha sacado Saurom, y eso que me encantan. Música me parece un gran tema, La Danza de los Mundos también, Lazarillo también, pero poco más tiene que ofrecer este disco, por lo menos para mi. Una completa decepción que se suma al Human Nature de Nightwish y a otros tantos discos, de verdad que vaya añito…

  7. Cuatro auténticos temazos, de lo mejor de su discografía: Amanecer, La hija de las estrellas, Lazarillo de Tormes y Música.
    Dos canciones pasables, aunque con muchos tintes pop: Reina de mis Sueños y La danza de los mundos (esta última huele demasiado a Operación Triunfo).
    Dos canciones demasiado folk para mi gusto: El queso rodante y Fiesta de la cerveza.
    Una balada, que no me dice mucho (no es Dalia precisamente).
    Tres pistas que no son canciones sino interludios.
    Tres canciones totalmente indignas de una banda como Saurom, en las que suenan más a El Canto del Loco, Celtas Cortos, Ska-P y Los planetas que a un grupo de metal: Salta, Mi gente y 3,2,1… La tierra.
    La cuarto mencionadas arriba salvan la papeleta y hagan que merezca la pena haber esperado tanto tiempo, pero sinceramente me quedo a Caballo entre la decepción y la insatisfacción. Necesitaría más material de calidad, del que ellos saben hacer.

        • Bueno, me parece que fue una falta de respeto. No era el típico festival multitudinario, sino uno perdido por la mancha, al que fuimos 4 gatos. Yo llevaba hasta el eding para que lo firmaran. En 30 segundos estaba la cosa hecha, pero prefirieron decirme que después del concierto. No sé si se creían Mick Jagger o algo así.

          • Pues no me cuadra lo que dices. Yo les he visto firmando siempre por muy cansados que estuviesen y atendiendo a toda la gente o quedandose a hablar con ellos. Incluso Migue recibiendo y dando la mano a todo el mundo a la entrada de sus conciertos
            Me parecen el grupo mas humilde que he conocido jamas. No se que miembro del grupo sería pero no es para nada propio de ellos.

          • Ya, si es que yo me quedé flipado, no me cuadraba que una banda que estaba empezado no me firmara los dos discos que tenían. Primero hablé con uno que acababa de entrar en el grupo y luego llegó otro, creo que es el de el vídeo que ponéis abajo, y fue el que dijo que después del concierto. Supongo que algo debía de haber pasado, porque tenía los CD’s y el eding en la mano, vamos que lo firmaba en 30 segundos. Me llevé una gran decepción, supongo que los volveré a escuchar en breve, ha pasado mucho tiempo.

          • Ya. Pero Dickinson era una estrella. Esta gente no eran nada todavía. Era recién salido Las sombras del este. Y yo era un fan de la primera hornada. Vamos, que podían haber tenido un detalle.

  8. A mi hay tres canciones que realmente me gustan: Amanecer, El Lazarillo de Tormes (está es, sin ninguna duda, la mejor del disco) y Música.
    El resto me parece o flojo o directamente no es mi estilo. Hay ratos que pensaba que estaba escuchando La Raíz o grupos similares, hay momentos Eurovisión y otros que bueno…
    En cuanto a las letras, estoy cansado de que la mayoría sean en plan: “hay que cuidar el planeta”, “los humanos somos lo peor”, “sé feliz”, “tú eres lo mejor”, “grita”, “vive”, “sueña”, “salta”; ya sabéis.

    ¡Un saludo!

  9. Yo tengo el mismo problema que con el último de Dark Moor. No es que se cambie el estilo y me pueda gustar más o menos. Es que el nivel compositivo baja mucho en este disco.

    Por ahí arriba he leido que varias canciones entran de lleno en el playlist de temazos donde habrán 50 canciones. Claro, es que Amanecer, Hija de las Estrellas o Reina de mis sueños por poner un ejemplo las llevo oyendo 10 años con el Vida y el Sueños.

    Musica no esta mal pero en el Lazarillo es donde podemos ver a los Saurom sobresalientes, y es que no conozco a nadie le guste o no el disco que haya no haya dicho que esa es la mejor.

    Mucho diversidad pero el dia que vuelvan a sacar 8 lazarillos en un disco habre recuperado a Saurom. El 11 romances y el Maryam son 10 lazarillos por disco.

    Para mi sinceramente creo que lo podrían hacer. Ya han asentado la base de fans jovenes y en lationamerica. Ya no hacen falta despropositos como Mi gente o la fiesta de la cerveza. A esos fans ya no los pierdes y creo que les vendría de perlas que El Lazarillo fuera la norma y las otras las escasas excepciones.

    • Al final, es una cuestión de gustos y de pareceres. Es muy coherente lo que dices. De hecho, es un argumento muy recurrente que yo utilizo cuando dicen aquello de “esto es más de lo mismo”. Si lo mismo me gusta, encantado de que siga repitiéndose. Creo entender, en tu argumento, que es más de lo mismo, pero sin la frescura o la originalidad que demandas. A mí me parece que canciones como La hija de las Estrellas o Amanecer son temas que he escuchado, y sin caer en la absoluta repetición (cosa que me pasa, por ejemplo, con ACDC). Es decir, para mí no hay otro Amanecer, aunque haya canciones en Sueños que se asemejen. Obviamente, es la misma banda. Quizás el listón de Maryam u Once Romances estaba muy alto y es una cuestión de expectativas. La mía, a estas alturas de la película, es disfrutar en un álbum (sea de Saurom, de ACDC, de Maiden o Helloween) de 4 o 5 temas. No sé si es conformismo, pero quizás por ello discos como los últimos de Alestorm, Ensiferum o Persuader me parecen tan disfrutables.

  10. a mí lo que me sorprende es leer mas de una vez que el disco es peor que “sueños”, que cada vez que lo pongo se me hace mas peñazo de pasteloso e interminable… de hecho, nunca conseguí escucharlo del tirón. tanto almíbar termina provocando diabetes. y mira que le tengo respeto a saurom, oigan…

  11. Escuchado el álbum Música. Tengo que escucharlo más. No me ha enamorado, pero me ha gustado. Creo que sigue la estela de Vida y Sueños. El Lazarillo de Tormes, Música, 3,2,1 La tierra y La Danza de los Mundos quizá sean las que más me gustan por ahora.
    Mis discos favoritos, por cierto, son 2 bien distintos: Once Romances y Vida.

  12. Me ha encantado el disco de Saurom. También tengo que decir que las primeras escuchas había canciones que me costaba pero con las escuchas les he pillado el gusto a casi todas. Sobre todas para mí está el Lazarillo, seguida de música,mi gente,amanecer ,la hija de las estrellas,fiesta de la cerveza,el quedó rodante. Una canción de las q me costó fue Salta y finalmente me encanta y he de decir que a mis hijas también, eso toque folkie está muy bien. Es un disco muy variado y para mí mejor que sueños y vida que me encantan, para mí en su top 3 personal tras juglarmetal y once romances.

  13. “Stabat Mater Dolorosa” o “Non Culpa”, solo una de esas, es mejor que todos los temas de “música” junto.
    Y si haceis la prueba, escucharos ” el Lazarillo” en unos cascos y luego “lejos de un mar de rosas”, “en el abismo” o ” aquel paseo sin retorno” y me contáis la diferencia en el trato de las guitarras y voz. Es que no hay color.

    • Claro como el agua Narci, me ha gustado mucho la entrevista, muy natural. Yo sigo pensando que este señor es el mejor compositor del género de nuestro país, es una pena que hayan tenido que renunciar a esa vertiente más oscura por “sobrevivir”.

      Muchas veces desde un frio teclado perdemos la perspectiva que grabar un disco, meterte en una gira por la Península, contratar técnicos, salas etc etc vale un potosí;, y los heavys nos metemos golpes en el pecho con el Maryam qué bueno qué bueno y luego en sala, 40 personas en una capital de provincia. Una pena.

      • Poco que añadir a tu comentario. Tal cual. De hecho, lo decía claro: este disco “música” es el de afianzar la banda. Creo que es absolutamente lícito buscarse las habichuelas y para eso dejaron claras las intenciones con “vida”. Otra cosa es que a los fans les pueda gustar más o menos su vertiente más “Happy” pero como dice Narci, además de un grupo, esto es una empresa. Y en la gira de Maryam, 70-80 personas por concierto = números rojos.

  14. No soy un gran seguidor de ellos ni mucho menos pero cogiendo temas de todos sus discos tengo una pequeña playlist de Saurom. Este es el disco del que más canciones he recopilado.
    Muchas bandas matarían por tener el nivel compositivo de Saurom ahora mismo, solo Lords of Black se me ocurre que este a su altura. Otra cosa es que nos guste mas o menos la forma de ejecutar los temas. Que necesitarían mas agresividad con guitarras mas duras siendo un poco mas heavys yo tambien lo pienso pero ellos hacen las cosas a su manera, sin mas.
    Amanecer, la hija de las estrellas, Reina de mis sueños, grandes canciones como la danza de los mundos, !aupa ese cachito en euskera wow!. Lazarillo de Tormes y musica no tengo palabras se salen por si solas.
    En definitiva me ha gustado casi todo el disco. Quitaría salta, cuando nadie nos ve, 321 !la tierra! y no por falta de melodía sino porque son muy pasteloides, tambien Mi gente que me suena a Seguridad social con mucha trompetilla jejeje, tambien prescindible.
    Dos canciones folkis como el queso rodante y la fiesta de la cerveza la segunda para mi bastante mejor que la primera aunque para lo que persiguen este tipo de canciones no desentonan para nada y siempre viene bien algo de diversión. Hasta la próxima, buen trabajo Saurom.