Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de SUICIDE SILENCE – Become The Hunter

Critica del CD de SUICIDE SILENCE – Become The Hunter

1
Century Media - Triptikon
Century Media - Triptikon

 

 

SUICIDE SILENCE – Become The Hunter

Discográfica: Nuclear Blast

Puntuación Popular

(0 votos) 0/10

 SUICIDE SILENCE - Become The Hunter En ocasiones es necesario llegar hasta el borde del abismo para mirar hacia atrás y volver a reencauzar las cosas. En su anterior entrega homónima los californianos SUICIDE SILENCE decidieron dar un drástico golpe de timón a su sonido, y la verdad es que viendo las reacciones que suscitó su quinta entrega parece que el resultado final no acabó convenciendo a unos seguidores que vieron como el quinteto dejaba a un lado su vertiente death core para introducir en su propuesta voces limpias y diferentes estructuras y sonoridades que les aproximaban a derroteros  más propios del nu-metal. Afortunadamente parece que el combo de Riverside ha sido permeable a las demandas de sus incondicionales, y de cara a este “Become The Hunter” ha decidido regresar por sus fueros, prescindiendo para ello del productor Ross Robinson para retomar su colaboración con Steve Evetts, (THE DILLINGER ESCAPE PLAN, SEPULTURA, HATEBREED),  con quien ya grabaron “The Black Crown”(2011) y “You Can´t Stop Me” (2014), que fue el álbum que marcó el debut como vocalista de Hernan “Eddie” Hermida, tras el trágico fallecimiento en un accidente de tráfico de Mith Lucker.

Tan frío, inquietante y tenebroso como la propia portada del álbum suena el escueto “Meltdown”, una progresión de rotundos y enfermizos riffs que se sucederán  sobre una ambientación oscura y casi fantasmagórica que será la que nos conducirá hacia la vertiginosa electricidad que los californianos  han plasmado  en “Two Steps”, alternando  desarrollos crudos y pesados, -casi fronterizos con el  groove-, con excesos de rabia e irá desatados, que parecen indicar que los  de Riverside están dispuestos a recuperar el terreno perdido con una  brutal aproximación al death-core. Pese a ello, la banda no ha dejado de lado completamente ese toque más nu-metalero que marcó algunas de las composiciones de su anterior entrega homónima, así que los  ritmos asincopados junto a unos riffs que evocan los mejores momentos de la escena metal americana de finales de los noventa se dejarán notar con fuerza a lo largo de “Feel Alive” y “The Scythe”, que nos proponen una rotunda dualidad vocal que servirá para dotar de mayor pegada a los cortes.

Como comentaba anteriormente, SUICIDE SILENCE  parecen decididos  a desandar de alguna forma el camino andado, y la mejor prueba es escuchar lo cruda, directa y descarnada que suena “Love Me To Death”, alternando esos tempos marcados y machacones, -con la guitarra en segundo plano taladrándote la cabeza-, y esos súbitos cambios de ritmo comandados por la devastadora batería de Alex López. Para los que prefieran los ritmos  más enérgicos, -esos que invitan a saltar-, el quinteto nos propone el arranque de “In Hiding”, para posteriormente adentrarnos en su endiablada velocidad y los abruptos parones que servirán para  que los pogos y los circle-pits no se detengan en sus presentaciones.

A diferencia de lo que sucediera en anteriores temas será a lo largo de “Death’s Anxiety”, cuando los riffs de Chris Garza y Mark Heylmun dejen de sonar tan rotundos y marcados para precipitarse sobre nosotros como si fueran un torrente desatado mientras Hernan “Eddie” Hermida alterna sus habituales y desquiciantes alaridos con rugidos guturales que aproximarán la propuesta de la banda hacia tesituras más extremas. Tenebroso, desgarrador y hasta angustiosos sonara el frontman venezolano a lo largo del inquietante “Skin Tight”, un corte opresivo y de tempo cambiante que atenazará al oyente hasta hacerle sentir angustia y desesperación.

El contraste lo pondrá la velocidad que destila “In Hiding”, que rezuma voracidad metalera, con el quinteto volviendo a mostrar las garras para conseguir, propulsados por el tándem rítmico que conforman Alex López y el bajista Dan Kenny, llevar su propuesta hasta el límite en cuanto a  potencia y agresividad.

Pero no todo iba a ser rabia, brutalidad y contundencia, ya que durante el arranque de “Serena Obscene” las guitarras acústicas serán las que nos acaben flanqueando el paso hacia otro de los números nu-metaleros del plástico. Mucho más potente, directo y devastador resulta “Disaster Valley”, con la batería nuevamente catapultando a la banda en un ataque cambiante que combina pétrea devastación e incendiaria voracidad. El ataque final para esta sexta entrega de los americanos estará reservada para el tema que presta título al álbum “Become The Hunter”, que pasa por ser el corte que mejor combina todos los elementos incluidos en el álbum, y que nos deja con un destacado ejercicio solista a nivel melódico de Mark Heylmun.

Tras haber sido blanco de las críticas por parte de algunos de sus seguidores con su anterior entrega homónima, creo que SUICIDE SILENCE conseguirán con este “Become The Hunter”, revertir la situación y volver a congraciarse con los que se mostraron algo escépticos con ellos. En cualquier caso, pese a no renunciar por completo a esa orientación nu-metalera que nos propusieron en el segundo álbum con Hernan “Eddie” Hermida al frente, SUICIDE SILENCE parecen haber encontrado un equilibrio que les permite evolucionar en su propuesta pero  sin que ello suponga una abrupta ruptura con sus primigenias raíces.

Alfonso Díaz

Lista de Temas:

  1. Meltdown
  2. Two Steps
  3. Feel Alive
  4. Love Me To Death
  5. In Hiding
  6. Death’s Anxiety
  7. Skin Tight
  8. The Scythe
  9. Serene Obscene
  10. Disaster Valley
  11. Become The Hunter22

 

 

1 COMENTARIO