Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de CULT OF LUNA – A Dawn To Fear

Critica del CD de CULT OF LUNA – A Dawn To Fear

1
ROCK THE NIGHT FESTIVAL

ESCENA ROCK FESTIVAL

PACO VENTURA - Madre Tierra

 

 

CULT OF LUNA – A Dawn To Fear

Discográfica: Metal Blade Records

Puntuación Popular

(1 votos) 9/10

 CULT OF LUNA - A Dawn To Fear Intensísimo mes de octubre el que estamos viviendo en lo que respecta a lanzamientos. Esta vez me dejé sorprender completamente por CULT OF LUNA, banda sueca que siempre he tenido bajo mi radar pero que nunca pude lograr hincarle el diente a conciencia hasta este magnífico “A DAWN TO FEAR”. Tremendísimo disco y candidato firme al mejor álbum del 2019 (que difícil va a ser hacer el top 10 este año, Rafa).

CULT OF LUNA llevan unos años siendo una banda de culto admirada y respetada. A pesar de ese gran experimento llamado “Mariner” con Julie Christmas allá por el 2016 cuando solo un puñado de grandes artistas femeninas como Chelsea Wolf, Louise Lemón, AA Williams o Emma Ruth Randle empezaban a acuñar ese death-gospel. Ahora todos se apuntan a las colaboraciones o giras con estas chicas y su peculiar música íntima y trágica por partes iguales. Así que a ver quién le dice que CoL que dejen de experimentar cuando en realidad son unos avanzados y se marcaron un disco fuera de su tiempo.

Pero supongo que lo más relevante es que los suecos están sabiendo ocupar el hueco que han dejado los ya inexistentes ISIS y GHOST BRIGADE, los primeros más sludgeros y los segundos más nórdicos. Y sin duda están disputando el trono del post-metal con los inigualables THE OCEAN, con matices, por lo menos para este “A DAWN TO FEAR”.

CULT OF LUNA apuesta por temas muy largos y estructuras cíclicas y constantes que en cierto aspecto son propias del post-rock pero sin olvidar que CULT OF LUNA los pasa por su filtro. Ese filtro sonoro siempre tiene unos componentes ásperos y un estilo sludge constante. “ DAWN TO FEAR” es una oda a todos estos elementos guiados un paso más allá en la carrera de CULT OF LUNA. 80 minutos donde jamás tendrás ganas de pasar al siguiente disco.

“The Silent Man” es la responsable de mostrar la patita con un ritmo machacón en la batería y unos teclados con sonidos de órgano muy ochenteros completamente protagonistas en el último tercio de la canción. No tardaremos mucho en darnos cuentas de que las guitarras serán las protagonistas de todo el álbum jugando con unas capas sonoras muy contrastadas pero que hilvanan y crean cohesión.

Pero supongo que si queréis ver la mejor y más completa impresión de “A DAWN TO FEAR” en unos cuantos minutos (concretamente 15:07) os invito a saltar a “Lights On The Hill”. Una verdadera obra de arte. Los primeros minutos pasan con pena –literalmente se nota la pena- y las imágenes de western os llegarán  la mente. 5 minutos hasta que las guitarras lo inundan todo con un excelso trabajo de la batería cuyos aéreos son inagotables y eternos. Pero ahí no queda todo. Después de los alaridos de Persson y cuando parecía que el tema se iba a extinguir poco a poco con ese momento rocoso tras el cristalino ciclo de guitarras…¡boom! Distorsión, gravedad y fango para volver a comenzar las guitarras majestuosamente guiadas por esa batería abusando de tom y aéreos. Solo por este tema el disco debería ir directo al top 10.

Aun así, antes habréis pasado por “Lay Your Head to Rest” cuyo bajo y batería crean una base rítmica tan potente que deciden dejarla ad infinitum en un tema con una sensación lúgubre y opresiva propia del doom pero con sonidos sludge. Entendéis ahora las similitudes con THE OCEAN ¿no?

Todavía no hemos paladeado ni un tercio del álbum. Queda la increíble “Nightwalkers” que tiene dos caras. La primera sería la de la bestia agazapada y paciente, de movimientos pesados y lentos, el rinoceronte caminando en manada preparado para el arranque imparable. La otra cara llega 5 minutos después cuando los teclados se adueñan por completa y marcan el tempo de una canción que era una agonía opresiva y la convierten en una invitación a … ¿bailar? Diría que sí, un amago electrónico a las pistas. Pero nada más allá de eso, es una mera transición a los vocales abrasivos sobre unos punteos de guitarra limpios y de otra batería (una vez más) que juega al todo con multi ritmos. Y así estarán otros tantos minutos (concretamente 5). Excelente muestra de estructura cíclica y evolutiva más propias de ese post-rock que cite anteriormente. El rinoceronte pasó a ser un tigre.

Como muestras atípicas tendríamos “A Dawn To Fear” y “We Feel The End”. La primera con una primera mitad muy ambiental quasi hímnica nórdica y un último tercio como muestra perfecta del sludge ácido, lento y corrosivo de NEUROSIS. “We Feel The End” es un interludio en toda regla. Ecos, vientos, teclados aquí y allá, escobilla en lugar de baqueta… un tema con un final muy propio de bandas post-rock más cercana a componentes electrónicos como MOGWAI pero que no desencaja para nada con todo el álbum.

El final del disco lo representa “Inland Rain” y “The Fall”. La primera está claramente dividida una vez más en dos mitades, una más tranquila y esperanzadora y otra completamente desgarradora. Cuando llego a “Inland Rain” empiezo a descubrir que el increíble aporte que hacen los teclados cada vez que forman parte del tema. Teclados y samples que siempre andan por aquí y por allá y que cuando cobran algo más de relevancia le dan un aura al tema bastante más dinámico. Es un contraste fabuloso poder apreciar la pesadez de los ritmos de la guitarra, con el dinamismo del teclado y los puntos limpios de la otra guitarra restante. Una vez más el final de “Inland Rain” es simplemente explosivo firmando de esta manera otro temazo más.

“The Fall” vuelve a jugar con la ventaja de ser el otro tema largo del disco y cuando CULT OF LUNA puede jugar con los minutos demuestran tener una habilidad magnifica para aprovecharlos.

Voy a ser sinceros con vosotros. Ha habido grandes discos en las últimas semanas, todavía quedan muchos más, pero la originalidad, buen hacer, sorpresa y calidad de “A DAWN TO FEAR” me va a resultar difícilmente superable para  los siguientes meses. Es una verdadera obra de post-metal mayúsculo al alcance de muy pocas bandas a día de hoy, un disco que demuestra todo lo que son capaces de hacer CULT OF LUNA. Una banda que evidencia que a pleno rendimiento compositivo y creativo son simplemente insuperables. Lanzando un guiño a Beetlejuice solo diré: “discazo, discazo, discazo”.

Jorge Carcamo

 


 

CULT OF LUNA – A Dawn To Fear

Aunque es desde 2013 que no nos llevamos a las orejas un nuevo LP al uso de CULT OF LUNA, decir que llevamos esperándoles 6 años sería cuanto menos falaz. Los de Umeå nos regalaron en 2016 (¡hace ya 3 años!) un trabajo colaborativo enormemente especial junto a la vocalista Julie Christmas, un “Mariner” aclamadísimo con el que estuvieron en todos y cada uno de los lugares donde tenían que estar, y que a su vez supuso un hito para ellos, que quizás hubiesemos deseado que se hubiera producido bastante antes. Fue la primera colaboración de los suecos, pero apuesto a que no va a ser la última. Además de varias giras, y de celebrar como se merecía el décimo aniversario de “Somewhere Along The Highway” (2006), el ‘six-pack’ ha visto también editados dos directos que hoy se me antojan imprescindibles para conocer la intensidad y atmósferas que se respiran en un concierto hoy de CULT OF LUNA, uno basado en “Mariner”, con menor tirada, y otro de un calado mucho mayor, que es “Years In A Day” (2017), que es sin duda el documento audiovisual en directo más estimulante y espectacular que la banda ha editado nunca, con un sensacional concierto completo en DVD grabado en Paris y dos conciertos en Roadburn también imprescindibles y muy diferentes entre sí, uno precisamente tocando su celebrado y mencionado LP de 2006. Como digo, la banda no ha parado de producir material interesante en todo este tiempo, pero un LP nuevo siempre son parabras mayores, y aquí vuelven a la carga con un nuevo capítulo en su ya extensa discografía, que me aventuro a decir que dejará a todo el mundo satisfecho.

“A Dawn To Fear” es un trabajo importante por muchos motivos, pero principalmente por ser el primer trabajo que el grupo edita junto a Metal Blade, después de toda una vida con Indie Recordings. De la mano del sello californiano de Brian Slagel, la banda quiere penetrar en el mercado americano y asentarse del modo en que lo está en Europa, y para ello regresa con un trabajo que, ante todo, y con sus variaciones, hay que destacar que suena a CULT OF LUNA al 100% en el mejor de los sentidos, y que es más bien continuista tanto con las dos partes de “Vertikal” principalmente, como con “Eternal Kingdom”, como también cómo no con “Mariner”. Es la primera  idea que quiero destacar de él, y puede que la más importante, que la banda cumple totalmente con lo que se espera de un nuevo trabajo suyo, llegándolo incluso a superar.

Lo que tenemos entre manos no es ni más ni menos que un nuevo alarde de creatividad, en forma de  un ‘post hardcore’ cargado de gravedad, atmósferas asfixiantes y giros constantes, que se van sucediendo en temas complejos, interminables… La chispa se prende a través del juego constante con la melodía, con ese toque ‘post-rock’ siempre presente, y esa dualidad constante entre pasajes de aplastante intensidad ‘sludge’, serenidad musical, y todo el abanico intermedio con el que los suecos no paran de jugar en todo momento, dando la sensación de estar constantemente experimentando y, sin embargo, no perder jamás su identidad. Podemos estar fácilmente ante el trabajo más “mutante” de CULT OF LUNA, en el sentido en que los desarrollos de los temas se me hacen más cambiantes y complejos que nunca. ¿Progresivo? Lo que queráis, pero sin duda se trata del trabajo más complejo y a la vez diverso estilísticamente, habiendo o pudiéndose extraer fácilmente 2 o 3 temas de cada tema en sí. Evidentemente, completar un trabajo de una hora y veinte de duración que no se haga largo es harto difícil y el sexteto lo ha conseguido con creces, lo que creo que nos deja una imagen bastante fiel de lo que vamos a encontrarnos aquí.

El comienzo con “The Silent Man” es ceremonioso, algo ‘industrial’ en sus bases, y no tardan en entrar los sintetizadores para recordarnos razonablemente a “Mariner” para darle algo de color a la negrura que nos dejan guitarras y base, “sintes” que hacia el final del tema, en su gran parte instrumental, toman el control por completo fundiéndose incluso con los ‘growls’ de Kristian Karlsson. El tema suena sofocantemente épico, desgarrador, y no nos extraña lo más mínimo que haya sido uno de los tema de adelanto. “Lay Your Head To Rest” es posiblemente el tema más directo y/ o básico del disco, o al menos en lo aparente. Contundencia y gravedad para un corte de ‘post-hardcore’ canónico, de los que parten cuellos y almas, con una melodía gigante de guitarra reforzada por ‘sintes’ como base. Fue el segundo tema de adelanto, y tanto para el primero como para el segundo se grabaron sendos videoclips que no debéis perderos.

No me gusta destripar los LP`s enteros, y no lo voy a hacer, pero simplemente quiero destacar que manteniendo esa estructura compacta que le da al trabajo un sentido unitario completo y sólido, hay un par de temas que destaco por encima de los demás por ser los más profundos y los que de verdad situan la música de CULT OF LUNA en su más absoluto clímax, y a nosotros al borde del éxtasis. Uno es “Lights On The Hill”, para mí el tema más completo de todo el disco, el más desafiante, y el más enrevesado, y la otra es “Inland Rain”, con unas melodías demenciales y unas atmósferas inigualables donde cerrando los ojos, podemos ver una banda de 6 dejándose la misma vida entre las paredes del estudio. La continuación del tema con “The Fall” es el final soñado para el disco.

No es una sorpresa decir que CULT OF LUNA lo han vuelto a hacer, pero se dice igualmente. La banda sueca vuelve por la puerta grande con un compendio de 8 canciones que nos sacarán por encima de la estratosfera, y a su antojo nos estamparán una y otra vez durante casi 80 minutos imprescindibles para todo amante de la música ‘post’ en toda su amplitud.

Jorge del Amo Mazarío (Jorge_del_amo@rafabasa.com) – Twitter: @Jorge_del_amo

Lista de Temas:

  1. The Silent Man
  2. Lay Your Head To Rest
  3. A Dawn To Fear
  4. Nightwalkers
  5. Lights On The Hill
  6. We Feel The End
  7. Inland Rain
  8. The Fall

 

 

 

 

1 COMENTARIO