Inicio Conciertos Crónica y Fotos del RESURRECTION FEST – Sábado 6 – KING DIAMOND,...

Crónica y Fotos del RESURRECTION FEST – Sábado 6 – KING DIAMOND, WITHIN TEMPTATION, LAMB OF GOD, TESTAMENT, VHÄLDEMAR, etc

19
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
CELTIAN - Madrid

 

SLAYER

CELTIBEERIAN + STRIKEBACK + SYBERIA+ ALIEN WEAPONRY
+ ATAVISMO + TESTAMENT + VHÄLDEMAR + LAMB OF GOD
+ BERRI TXARRAK + TROUBLED HORSE + WITHIN TEMPTATION
+ CULT OF LUNA + KING DIAMOND+ COLOUR HAZE

Miercoles 3, Jueves 4, Viernes 5 y Sábado 6 de Julio – Viveiro – Lugo

CELTIBEERIAN

Última jornada que abordábamos con una mezcla de tristeza y alegría. En parte porque este festival terminaba y en parte por tener todavía una tercera jornada para poder disfrutarlo. En este tercer día, la climatología se portó bien y pudimos deleitarnos de un tercer día con una temperatura y clima adecuados.

Si había algún resquicio de pena porque terminara este festival, no podía haber mejor manera de redimirse y olvidarse de ello que con la actuación de los de Ciudad Real, CELTIBEERIAN. Con su folk metal desenfadado levantan el ánimo a cualquiera y tan cierta es esta afirmación que pese al prematuro horario y que el sol golpeaba con ganas, un considerable público se agolpaba en las primeras filas del Main Stage para deleitarse con su actuación.

CELTIBEERIAN son sinónimo de jolgorio y fiesta, y menos de una canción le bastó a su frontman, Gus, tan animado como siempre, para ganarse al público y que este empezara a bailar al son de las gaitas y los violines. 40 minutos intensos en los que hicieron un repaso breve de su repertorio con temas tan reconocibles como “The Wolf I Am”, con Patri (violín) a las voces, “Fear My Beard” o “The Booze Song”. Y en los que hubo momentos de locura incluida en el que el Dadga (viola) se lanzó al público cerveza en mano para hacer “crowd surfing”, hecho que el público acogió de buena gana y secundó.

Con “Looking for a beer” la histeria llegó a la cima, más si podía caber, y todo el público estalló en bailes, saltos y cantos poniendo fin a un concierto que nos dejó gran sabor de boca y ganas de más.

Texto: Yolanda Sabater

Fotos: Álvaro Carlier

 


 

STRIKEBACK

Muy buena acogida han tenido STRIKEBACK para empezar de los primeros grupos del sábado. Técnica, potencia y contundencia es lo que nos ofrecieron de velada esta bandaza en la que dejaron al publico con un muy buen sabor de boca.

Pudimos disfrutar de varias canciones de su último disco de “The Plague” y muchas de sus canciones antiguas, a parte de alguna canción de Pantera que se tocaron, la verdad que fue una cita muy importante para los amantes del “thrash metal”.

El cantante no se aguanto las ganas y se bajo finamente después del concierto encima de una colchoneta a que le cogieran el publico por encima. Hay qye decir también que esta banda el primer concierto que dieron en viveiro fue en su casino hace 8 años, asique han recorrido largo camino hasta obtener la recompensa de subirse otra vez al escenario del festival, 8 años después, y seguro que se subieron con la misma ilusión que lo hicieron la primera vez.

STRIKEBACK es una banda que a lo largo de los años ha conseguido coger contundencia y técnica, y lo han sabido plasmar muy bien en este concierto en el festival en el cual no pararon en ningún momento de su actuación, ni ellos ni los circle pit que hubo durante toda su actuación.

Texto: Javier PedroViejo

Fotos: Álvaro Carlier

 


 

SYBERIA

Con las energías ya rozando la reserva arrancaba irremediablemente la tercera y definitiva jornada de este RESURRECTION FEST que tan buenos momentos nos estaba haciendo pasar. En esta ocasión, y siguiendo con esa tónica, mi primera parada fue, como ha sido habitual, en el escenario minoritario para ver a los instrumentales SYBERIA. Siempre es un placer atípico desconectar por un rato de mensajes y  palabreríos a veces insulsos en favor centrarse única y exclusivamente en percibir y asimilar los paisajes musicales de una buena instrumentación.  Pero si además esos parajes sonoros que generan los catalanes vienen cargados de primicias e innovaciones, como así fue el caso, el gozo se vuelve exponencial.  

Varios años después de su primera actuación en el festival, la banda regresa a Viveiro en uno de los momentos probablemente más dulces y álgidos en su trayectoria, y así lo hicieron sentir. Recientemente, el cuarteto barcelonés ha emprendido su militancia en las filas del prestigioso sello americano Metal Blade Records, que no ha querido dejar pasar la oportunidad de amparar el nuevo trabajo que la banda ha editado apenas unos meses atrás, pero que no será publicado oficialmente hasta el próximo octubre.  Por suerte, a modo de anticipo, SYBERIA aprovechó la ocasión para presentar varios de los temas que lo conformarán demostrando una clara consolidación del conjunto con identidad propia en ese maravilloso caladero que TOUNDRA, entre otros, acercaron hasta nuestro país haciéndolo suyo.   

Su concierto se convirtió en toda una oda al onirismo sonoro en la que tanto ellos como nosotros nos sumergimos tan profundamente que incluso es de agradecer que su descarga se alargara unos sabrosos minutos por encima de su horario establecido. Con semejante calidad no hay queja posible al respecto.

Texto: Carlos Esteban 

Fotos: Mikel Masa

 


 

ALIEN WEAPONRY

Los neozelandeses nos han acogido con su tan característico Thrash Metal en ocasiones repetidas muy a lo tribal haciendo que tengan un estilo bastante característico, nos desvelaron con su actuación en el resu que desde 2010 que lleva la banda en activo.

Pudimos ver como no hace falta ser mas de tres personas para disfrutar de un espectáculo totalmente maravilloso como el que nos presentaron en el festival, la formación que tienen cuentan con Henry de Jong a la batería, Ethan Trembath al bajo y Lewis de Jong a la voz y a la guitarra, en donde no falto la rapidez, una técnica bastante buena, al igual que el sonido, y sobretodo contundencia.

Ya teníamos ganas de verles por  RESURRECTION FEST, y la gente sin duda no quedo nada disgustada con ellos, solo con ver el ambiente que había en los Circle pit nos podíamos hacer a la idea que la gente se lo estaba pasando en grande.

Contaban como escenografía con el nombre en sus espaldas, y pudimos escuchar canciones suyas como “Nobody Here”.

Texto: Javier PedroViejo

Fotos: Álvaro Carlier

 


ATAVISMO

Por fin, tras varios meses de interminable espera, llegaba la hora ver una de las bandas nacionales que personalmente más ansia tenía por ver, si no la que más. Son ya varios los años que llevo intentando ver a estos mayestáticos ATAVISMO, pues por desgracia su ámbito de desarrollo recala mayoritariamente en el sur peninsular, de donde proceden.

Pasada las seis de la tarde daban rienda suelta a su evocadora propuesta con La Maldición del Zisco, con esa sólida base rítmica y esos desarrollos de guitarra de aire arábigo que acompañan esas estrofas vocales tan características que consigue modular Poti. Ya desde la primera se pudo apreciar el amplísimo crisol de influencias que atesora la banda y que desemboca inevitablemente en temas de lo más intimistas y personales, como también lo es El Sueño, que vino después, donde prácticamente toda la banda participa de esos agónicos coros cada vez más agudos. Cabe destacar la poderosa presencia sobre el escenario de la reciente incorporación de la banda que, con Koe manejado teclados y sintetizadores, abandona el formato trío.

Pese a ser uno de los mejores discos patrios del pasado año, apenas La Palmosa sonaría de ese majestuoso “Valdeinfierno” que revolucionó la escena underground a principios de verano, pero la discografía de la banda está tan sobresatura de joyas que es de agradecer que dibujaran su espectáculo con pinceladas de las distintas etapas: Kraken, Pan y Dolor o Meeh, con la que se despidieron, dieron buena prueba del eclecticismo psicodélico que profesan los de Algeciras. Un verdadero lujo, casi truncado, disfrutar de la glorificante experiencia que suponen estos genuinos Carlos Esteban .

Texto: Carlos Esteban 

Fotos: Mikel Masa

 


 

TESTAMENT

Desde la edición del 2014 que tuvimos a TESTAMENT por RESURRECTION FEST, pudimos volver a disfrutar del “thrash metal” en estado puro en el conciertazo de TESTAMENT.

Nadie quiso perderse esta cita, en la cual a parte de disfrutar de un thrash metal técnico, pudimos disfrutar de canciones  como “Into the pit” u “Over the Wall” entre muchísimas otras. La gente tenia muchas ganas de verles después de unos años sin pasarse por el festival, y como esperábamos, no defraudaron a nadie, haciendo que la gente se viniera arriba y los “Circle pit” no pararon durante toda su actuación.

Pudimos encontrarnos un sonido contundente por parte de  Eric y Alex a las guitarras, de Steve al bajo y de Gene Holgan a las baterías, y junto a la voz de Chuck Billy nos consiguieron transportar con un sonido definido a esos años de sus primeros años como banda en la que se podía apreciar en el aire durante el concierto un aire a un “thrash metal old school” que sin duda consiguió atraparnos a los espectadores que estuvimos allí disfrutando de su directo.

Como puesta en escena esta vez contaron con su nombre a sus espaldas en una gran pancarta.

A mi entender les falto por tocarse “Native Blood por ser unas de sus canciones un poco mas míticas y que tanta gente nos sabemos.

Texto: Javier PedroViejo

Fotos: Álvaro Carlier

 


 

VHÄLDEMAR

El cambio de horario días antes situó a VHÄLDEMAR a horas más tardías, y a las 20:00 de la tarde salían al Ritual Stage dispuestos a dar una clase magistral de cómo se hace heavy metal. No había podido verles en directo todavía, aunque he escuchado mucho y muy bien sobre ellos.

Los vizcaínos salieron a conquistar el escenario con sus vestimentas más heavys al son de “Metalizer”, canción que abre su último disco y que sirvió de comienzo al concierto. La voz de Carlos Escudero ha pasado por sus más y sus menos pero ahora mismo goza de una fuerza y claridad inigualables y eso contribuyó a que el público quedara maravillado y se sumergiera en el concierto desde los primeros instantes.

Continuaron con “1366 (Old King’s Visions Part V)”, “The Old Man” o “Bastards” y entre tema y tema que se sucedía se intercalaban las intervenciones de Carlos Escudero, que ya son habituales, con su recurrente “A muerte” que ya se ha convertido en el lema de la banda y que todos sus seguidores repiten al dedillo.

Los músicos que acompañan al vocalista no se quedan atrás, pues Pedro J. Monge (guitarra) y Raúl Serrano (bajista) destacaron por el buen sonido y por la ejecución de los temas. Tanto es que el vocalista aprovechó entre tema y tema para presentar a toda su trupe y a la banda al completo, momento tras el cual interpretaron “Metal of the World” mientras ondeaba la bandera de VHÄLDEMAR que ya no falta en sus conciertos.

En ciertos momentos me recordaron por su estilo a los JUDAS PRIEST de los primeros discos ya que abrazan un metal “old school”. Actuación repleta de grandes momentos, sonido correcto y que seguro que el público clásico -y no tan clásico- disfrutó de principio a fin.

Texto: Yolanda Sabater

Fotos: Álvaro Carlier

 


 

LAMB OF GOD

Seis años han pasado desde la primera y última visita de LAMB OF GOD al RESURRECTION y todavía lo sigo rememorando como uno de los mejores conciertos a los que he tenido oportunidad de asistir en toda mi vida. En aquella la que fuera mi primera incursión en este festival, los de Virginia se presentaban como indiscutible cabeza de cartel de la primera jornada y a pesar de que esta vez no ocuparan esa posición, desde luego que ellos volvieron a ejercer como tal.

Poco antes de la nueve de la tarde Blythe y los suyos irrumpieron sobre el escenario principal con esa euforia y esa fuerza fuera de lo normal. Omerta sería esta vez la elegida para inaugurar su maratoniano concierto, repleto ya desde los primeros segundos de los circle pits más agresivos de todo el festival. Las famosas fuerzas de flaqueza hicieron su aparición para hacer posible uno de los conciertos más dinámicos y secundados de todo el fin de semana, pues con cada canción retrocedíamos un paso más en favor de los nuevos circles que se formaban en prácticamente cualquier altura de público.

Ruin y Walk With Me In Hell pasaron como un ciclón devastador, con un sonidazo de batería con una definición y nitidez impecables que ya lo hubiera querido yo para el señor Duplantier. Impresionante el desempeño de Art Cruz tras los platos, quien en el plano musical apenas hizo notar la ausencia de Chris Adler más allá de una afinación menos seca, más orgánica quizá, que la del batería original, de baja desde hace casi ya dos año debido a un accidente de tráfico del que salió bastante mal parado y cuyo regreso a la banda no está nada claro todavía pese a estar prácticamente recuperado… 

El concierto siguió yendo a más, conducido de forma inmejorable por Randy, para quien no existen palabra lo suficientemente precisas que lo definan justamente. El incansable vocalista continuó esputando los desgarradores fraseos de temas como 512 o Engage The Fear Machine tras la que desaparecieron para tomar un respiro antes de Blackened the Cursed Sun. A partir de aquí, esa vorágine de inconfundibles grooves distorsionados y luces estroboscópicas nos llevaron casi al borde de la epilepsia, aunque es cierto que de haber sido completamente de noche el concierto habría tomado otra dimensión y lucido aún más si cabe.

Y así, casi sin darnos cuenta, se nos fue esfumando la última fecha de la gira que ha conseguido acercar de nuevo a los americanos hasta Viveiro; solamente Hourglass y Descending nos separarían del discursito de despedida que precedió a la dupla Laid to Rest/Redneck que clausuró el apabullante show, con recuerdo para Diamond y el resto de bandas incluido.

Texto: Carlos Esteban 

Fotos: Álvaro Carlier

 


 

BERRI TXARRAK

Con el final de LAMB OF GOD, apenas tuvimos que desplazarnos unos metros para disfrutar de otro de los conciertos más esperados y emotivos de esta edición del RESURRECTION FEST; desde el Ritual Stage empezaron a sonar los primeros acordes de Jaio.Musika.Hil que trajo consigo una inevitable sensación de melancolía generalizada ante el fehaciente anuncio del cese indefinido de la actividad de la legendaria banda de Lecumberri. Ex Du Nahi o Zertaraki Amestu se sucedieron sin apaciguar del todo ese retrogusto a despedida, que para nada impidió a la imponente multitud de personas congregadas ante ellos disfrutar del poderoso directo de probablemente nuestra banda más internacional.

Perfectamente mimetizados con el entorno, Gorka sus compañeros supieron elegir al milímetro un set de lo más afín al festival, pues tras la más reciente Infrasonuak se  fueron sucediendo un sinfín de grandes temas de los más pesados y frenéticos de su discografía: Dortoken Mendean, Eskuak, Zerbait Amastuku Dugu o Zirkua, entre otras, todas ellas muy coreadas eso sí, pues el euskera nunca ha supuesto un problema a los fans de la banda para desgañitarse con sus temas.

Uno de los momentos más especiales de su show fue sin duda la incursión de los Resukids sobre el escenario con Ikasten; no se me ocurre tema mejor para hacer saltar a toda esa chavalada con la cabeza aún vacía de prejuicios. Así paso, entre tanto alboroto y excitación alguien saltó sobre lo que no debía y el tema no fue acabado por algún tipo de problema técnico.

En general, el concierto de BERRI fue como de costumbre toda una demostración de capacidad, ímpetu y robustez sobre los escenarios; Stereo y Orihu fueron toda una reafirmación de aptitud que hace todavía más inexplicable la decisión que han tomado tras nada más y nada menos que veinticinco años ya al pie del cañón.

Texto: Carlos Esteban 

Fotos: Álvaro Carlier

 


 

TROUBLED HORSE

Cambio de atmósfera y momento de poner el punto muerto para ver a los suecos TROUBLED HORSE en el Desert Stage. Unos señores de pe a pa ataviados con sus vestimentas y sombreros más elegantes saltaron ante un público más bien reducido, que hizo que la actuación quedara en familia, lejos de los agobios de los escenarios principales y ayudando a recrear el entorno ideal para el concierto y su música.

Con su rock lento, sin grandes riffs ni florituras, tienen reminiscencias e influencias de bandas como ZZ TOP o DEEP PURPLE y aunque su estilo es muy similar al que pudieran tener estas bandas en su día, su concierto no me llegó a atrapar del todo.

Desde su posición en el escenario, con sus gestos elocuentes y los movimientos cortos y de forma pausada interpretaron su papel correctamente con una absoluta serenidad durante todo el concierto. Gozaron de un buen sonido y sus temas están respaldados por buenas composiciones bien ejecutadas a los instrumentos.

Con alguna que otra palabra intercambiada, y las pocas miradas que dirigieron a la audiencia, quizá me faltó la parte del contacto, y es que no lograron una conexión real con el público en ningún momento del show. Quizá es por el papel en el que se meten. Lo cierto es que ofrecieron un show correcto que bien no llego a marcar pero que el público elogió de forma generalizada.

Texto: Yolanda Sabater

Fotos: Mikel Masa

 


 

WITHIN TEMPTATION

Uno de los platos fuertes de la noche era sin duda el de los neerlandeses capitaneados por su vocalsita Sharon den Adel, WITHIN TEMPTATION. Con su metal melódico marcaron un punto de inflexión en la última jornada ya que pusieron fin a los conciertos de índole más extrema y daban paso a los dos conciertos que restaban en el Main Stage con un carácter mucho más melódico.

Muchos se cuestionaron el por qué de la presencia de este grupo en un cartel como el RESURRECTION FEST y más en concreto en el de este año, pero lo que sí que es cierto es que en un festival que abraza tantos géneros, WITHIN TEMPTATION tienen cabida, y no es descabellada.

Con una Sharon den Adel elegante en las formas y vestimenta, la banda al completo salía al escenario a las 23:00 de la noche al ritmo de “Raise your Banner” y “The Reckoning” -sacados de su último disco Resist- ante un público numeroso pero que no llegó a abarrotar la pista. Una actuación tranquila y sosegada que se nutrió de temas muy diferentes como “hits”, acústicos o temas más potentes que acompañaron con refuerzo audiovisual con videoclips en las pantallas posteriores. Algunos de estos temas fueron “In the Middle of the Night”, “Stand my Ground” o “Angels”.

Guiños a temas en los que habían contado con colaboraciones exteriores, y así en los videoclips que aparecían aprovecharon “Paradise” para aportar la segunda voz pregrabada de Tarja Turunen que sonó síncrona y a la perfección con la de Sharon den Adel.

En “Ice Queen”, interpretaron la parte acústica junto con el guitarra. Momento en el que quedó latente el sonido bajo y la mala ecualización del mismo que deslució mucho en algunos momentos las intervenciones estelares de la vocalista. Hecho que se subsanó a medida que el concierto fue avanzando.

El resto de temas se sucedieron sin pena ni gloria y destacaron los tres últimos: “What you have done” -que acompañaron con las voces pregrabadas del cantante Keith Caputo-, “Our solemn hour” y “Mother Earth”, que terminaron de levantar los ánimos a la audiencia y que corearon al compás.

Quizá la banda pecó ligeramente de demasiado extensa y hubo momentos hubo de parones demasiado largos que se habrían solucionado simplemente recortando la hora de actuación.  Pero eso sí, sin duda dejaron claro que WITHIN TEMPTATION siguen siendo referentes en su estilo y que su cantante Sharon goza de un estado de salud envidiable para muchos conciertos más.

Texto: Yolanda Sabater

Fotos: Mikel Masa

 


 

CULT OF LUNA

Desgraciadamente, por algún desajuste, culpa uestra, al final ningún redactor pudo cubrir el concierto, aunque si os ofrecemos las fotos:

Fotos: Álvaro Carlier

 


 

KING DIAMOND 

Como viene siendo habitual desde hace ya un tiempo, KING DIAMOND volvía a visitarnos dentro de su actual gira europea. Una de esas paradas era el 6 de julio en la última edición del festival gallego RESURRECTION FEST, el cual año tras año va incluyendo algo más de metal en su cartel.

El danés cerraba el escenario principal a la 1:30 de la madrugada delante de un nutrido público mitad curiosos mitad fans, y como siempre estuvo a la altura de las circunstancias, aunque es esta ocasión con algunos peros.

Tras la introducción comenzaba el concierto con la primera sorpresa, “The Candle” de su primer trabajo abría la velada con un sonido bastante aceptable y descubriendo su nuevo escenario, a tres alturas y con menos telones pero con varias puertas que aderezaron mucho la actuación.

Hace ya mucho tiempo que el Rey abrazó la conceptualidad para sus conciertos y eso quedó claro con el segundo tema, “Voodoo”,  en el que una bailarina aderezó la atmósfera ritual de la canción. El concierto seguía adelante sonando bien, pero las guitarras de Mike Wead y Andy LaRocque estuvieron un poco bajas todo el tiempo, especialmente en los solos que quedaron algo deslucidos.

Tras la representación con “Funeral” llegaron “Arrival” y la poderosa “A Mansion In Darkness” recordando “Abigail”, y después más teatro con “Let It Be Done”, la cual dio paso a otra de las sorpresas de la noche, la excelente “Behind The Walls”.

El clásico “Halloween” levantó al público y dio paso al tema nuevo que está tocando en esta gira, “Masquerade of Madness”. A mí la canción me ha gustado, tiene un estribillo muy pegadizo con un puente muy interesante y sin duda es puro King Diamond. Desde luego que si la canción es representativa del próximo trabajo, tengo muchas ganas de escucharlo.

“Out from the Asylum” y "Welcome Home” reactivaron de nuevo la actuación y fueron seguidas por otra de las grandes sorpresas de la noche, “The Invisible Guests” de “Them” que sin duda fue uno de los momentos álgidos de la noche. Esta primera parte llegó a su fin con el imprescindible “Sleepless Nights” y con otra inesperada sorpresa, “The Lake”, que puso la guinda a un concierto intenso pero quizá poco arriesgado.

El grupo volvió para interpretar “Burn” que sonó muy poderosa, y “Black Horsemen” y “Something Weird” cerraron una velada que sin duda supo a poco.

Una hora y cuarto se hizo muy escasa con una discografía tan dilatada, y aunque el concierto estuvo muy bien y la solvencia y profesionalidad de toda la banda es incuestionable, creo que el repertorio es bastante mejorable. Habría cambiado “Voodoo” por algo de “House Of God” como “The Trees Have Eyes”, “Just A Shadow”, “Help”, “Follow The Wolf” o “Black Devil” por decir algunas, incluso por algo de “The Spider’s Lullabye”, y teniendo en cuenta que la anterior gira estaba dedicada a “Abigail”, aunque tocó mis tres temas favoritos del disco, creo que hubiera bastado con solo un tema de ese trabajo y en su lugar haber incluido algo más de “Conspiracy” o recordar “The Puppet Master”.

En cualquier caso la actuación no estuvo ni mucho menos mal y siempre merece la pena ver al Rey porque sigue ofreciendo un espectáculo de primera línea, pero sí que creo que, además de alargar un poco la duración del concierto, debería dar una vuelta de tuerca importante al repertorio para su próxima gira, que confiemos en que sea la de ese esperado nuevo trabajo.

Texto: Antonio Cerezuela

Fotos: Mikel Masa

 


COLOUR HAZE

El RESURRECTION FEST 2019 llegaba a su fin y mientras el rey clausuraba el escenario principal con sus enajenados temas, no fuimos pocos los que optamos por despedir esta edición de la forma más tranquila y apacible posible: con toda una experiencia sensorial como la que ofrecen el trío alemán de colosos COLOUR HAZE. Con desmesurada sobriedad, estos tres experimentados músicos ejemplificaron con temas como Aquamaria la aridez abrasiva de un utópico desierto espacial con una sutil y precisa ejecución digna de recordar.

A pesar de no empezar con buen pie, pues su concierto se retrasó algo más de cuarto de hora, COLOUR HAZE supo solventar a la perfección su concierto generando una humeante atmósfera de lo más lisérgica mediante eternas prolongaciones de fraseos instrumentales (pues la voz en esta banda es meramente testimonial) como por ejemplo en Temple, en la que cada miembro desarrolló su propia travesía armónica durante más diez minutos, generando en conjunto un conglomerado de lo más compacto.

Poco más que añadir, con Love,de su majestuoso disco homónimo, los teutones clausuraron no solo su catedralicio concierto, sino que también pusieron punto y final a cuatro días excepcionales repletos de todo lo mejor que se le puede pedir a la vida: buena música, mejores amigos y ¡ESTRELLA GALICIA!

Texto: Carlos Esteban 

Fotos: Álvaro Carlier

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 


Galería de Fotos:

 

Fotos: Mikel Masa

 

 

Fotos: Álvaro Carlier

19 COMENTARIOS

        • Fue muy raro porque yo he estado otros años y nunca había ocurrido al menos de una forma tan grave por así decirlo, pasaba de sonar estupendamente a sonar como el culo, usaban el equipo completo para land of god y después medio equipo para whitin temptation? Al menos los altavoces que estaban en el suelo dejaban de sonar para según que grupos. Nunca había visto esto en ningún festival y cuantos llevamos ya 40? Fue muy raro y no entiendo porque no dejaron de hacer lo que fuera que hicieran, podía ser tema horario? Después de una hora en concreto para no molestar quitaban la mitad del PA? Seguro que hay una explicación lógica, pero a mi me jodio vivo.

          • La verdad es que yo he estado en muchos festis, y raro es que no pase nada (en cuanto a sonido se refiere) por lo menos en un grupo. Esta vez por desgracia le tocó a WT. Si, jodió bastante. Tenía pinta de haber algún problema en las PA, si, que ya es mala suerte. La pantalla de vídeo creo que también falló en un par de canciones.

  1. señor redactor del concierto de king diamond: es un huevo difícil que, como suele pasar, una banda tan grande se saque un repertorio que satisfaga al 100% el personal. tampoco parece que haya tocado “among belongs to them” ni absolutamente nada del “the graveyard”, pero qué le vamos a hacer…

  2. Un desajuste no permite comentar uno de los mejores conciertos del festival. Vaya.

    Me sorprende que en esta web se nombre a Berri Txarrak, que aun siendo de lo mejor que hay en el país y en sus ritmos más duros nada tienen que envidiar a muchos metaleros de tachuelas que por aqui circulan casi a diario. Pero bueno, está bien que al menos se cuelen por alguna crónica en su magnifica gira de despedida.

    La brutalidad de Lamb Of God este sábado se escribe con letras importantes en la historia del festival. El concierto ofrecido por Within Temptation y King Diamond igual tambien pero al reves, había muchisima menos gente que con los cabezas de dias anteriores y a mi personalmente me aburrieron bastante.

    • Que haya menos gente no quiere decir que sea peor. Es obvio que en un festi de estas características los conciertos “melódicos” van a tener siempre menos gente, creo que con eso ya contábamos todos, pero es mejor así, porque así se distribuye más la gente por todos los escenarios, recintos, etc. Ojalá hubiese más, porque yo creo que hay poquísimos. Aunque a “ti” te aburran, te seguirían sobrando grupos extremos para ver (estoy seguro que no podrías ver los 100 conciertos enteros del festi).
      No solo los conciertos más “brutales” son los mejores 😉
      En cualquier caso, WT sufrieron muchos problemas de sonido, que sumado a que no era el grupo más esperado por muchos de los asistentes, arruinó bastante su actuación.
      Saludos.

        • En total desacuerdo, en lo único que coincido es que LOG estuvieron de traca, de la buena pero mucha gente se fue porque estaban cansados después de 3 días de festival, suele pasar eso, en el 14 éramos cuatro gatos y medio los que nos quedamos a ver a Fear Factory que tocaron al final del último día, es normal, además yo tampoco espero que KD le guste a todo el mundo, aunque nada más por su trayectoria yo al menos le respetarla. Y que vamos a decir de Wirhin temptation, después de tantos años o al menos varios esperando para verles, con ese sonido era imposible… con un buen sonido hubiera gustado más a la gente que no les conoce del todo como me ocurrió a mi con Tarja en el rock de coast.

          • A ver, he dicho que ha hecho un teatrillo porque es lo que me ha parecido, no le he faltado al respeto, simplemente no me ha gustado y me pareció muy cutre, a mi modo de entender. Si le he visto es precisamente por eso, por sus años de trayectoria y a ver qué presentaba.

            Más quisiera yo haber salido impresionado de allí.

          • King Diamond es el típico grupo que odias o amas. no puedes ir a un concierto a verle a ver si te entra a la primera. En mi opinión.