Inicio Conciertos WARCRY + SAUROM + LEO JIMÉNEZ + JOSE ANDRËA Y URÓBOROS –...

WARCRY + SAUROM + LEO JIMÉNEZ + JOSE ANDRËA Y URÓBOROS – Crónica y fotos las fiestas de Fuenlabrada, Madrid

13
ROCK N ROCK
CENTURY MEDIA - LACUNA COIL
Madness Live!
ROCK N ROCK
CENTURY MEDIA - LACUNA COIL
Madness Live!
PACO VENTURA - Madre Tierra

 

WARCRY

+ SAUROM + LEO JIMÉNEZ + JOSE ANDRËA Y URÓBOROS

Sábado 14 de Septiembre de 2019 – Campo de Fútbol de La Aldehuela – Fuenlabrada – Madrid

La localidad madrileña de Fuenlabrada lleva unos cuantos años apostando por el rock y el metal en sus fiestas patronales, algo que hay que aplaudir porque, desgraciadamente, no es muy habitual en otros municipios.

En pasadas ediciones han pasado por las fiestas de Fuenla artistas como SARATOGA, MÄGO DE OZ, ÑU, AVALANCH o MEDINA AZAHARA, y esta vez el cartel quedaba formado por JOSE ANDRËA y URÓBOROS, LEO JIMÉNEZ, SAUROM y WARCRY, un minifestival en toda regla con artistas nacionales de primer nivel.

Sin embargo, había una preocupación latente durante la semana previa al evento: en medio de una terrible gota fría por el levante español, la previsión meteorológica apuntaba lluvia para el mismo sábado en Fuenlabrada, aunque en teoría iba a escampar durante las horas de los conciertos. En cualquier caso, ya sabemos que los días lluviosos no invitan demasiado a ir a ver grupos en directo al aire libre, por mucho que la entrada sea gratuita, como en este caso. 

A pesar de ello y de que seguía lloviendo intermitentemente a la hora de inicio del festival, el campo de fútbol de La Aldehuela registró una buena asistencia teniendo en cuenta las circunstancias. Calculamos que hubo unas 1000 personas, pero mejor esperar a cifras oficiales para la cifra exacta.

JOSE ANDRËA y URÓBOROS fueron los encargados de dar el pistoletazo de salida a las nueve de la noche. La previsión decía que a partir de esa hora la lluvia pararía, pero no fue así, lo que provocó ver más de un paraguas abierto mientras el vocalista y los suyos descargaban su repertorio, en el que repasaron los temas de su más reciente disco, Bienvenidos al medievo.

“El último jincho”, “Bienvenidos al medievo” o “Allá donde estés tú” sonaron muy bien y se notó que la banda de Jose cuenta con una buena base de fans, que corearon y saltaron con estos temas propios, así como con otros como “Para que nunca amanezca”, de su álbum Resurrección.

Pero, sin duda, el momento más destacado de su actuación para mí fue cuando rememoraron los años de MÄGO DE OZ. Empezaron tocando íntegra “El que quiera entender que entienda”, que no suele faltar en sus directos y les queda genial, pero lo que no me esperaba era un popurrí con algunas de las canciones “old school” de MÄGO. Las elegidas fueron “Requiem” (de La Leyenda de La Mancha), “Jesús de Chamberí” y “Astaroth” (de Finisterra), y fue un viaje a la memoria muy bonito. La banda suena a cañón y Jose, a pesar de las polémicas sobre su voz, las defendió con un feeling y una garra que echábamos de menos. Es cierto que ya no tiene 20 años y que hay ciertos pasajes que tiene que pelear más, pero es muy loable lo bien que sacó adelante estos clásicos, con los que consiguió muchos aplausos y la ovación del público de Fuenla.

Bien por Jose y sus URÓBOROS, entre los que encontramos a Manu, el nuevo guitarrista que sustituye a José Rubio. Nos hicieron disfrutar de buen heavy rock con tintes folk, unos estribillos míticos y un frontman que sigue manteniendo intacto su carisma y su dominio del escenario.

Tras los pertinentes cambios de equipo y con la lluvia dando un respiro, le tocó el turno a LEO JIMÉNEZ, que jugaba en casa, en su Fuenla natal. Como es habitual en su gira actual, empezó a sonar la guerrera intro de Conan mientras “los Leos” iban saliendo al escenario. En cuanto acabó, rugieron con “La era de la individualidad”, uno de los primeros cortes que publicaron como anticipo de Mesías, el último disco del músico.

Anti Horrillo estaba a los mandos del sonido y logró sacar una pegada y una caña descomunal. Las guitarras y el bajo asolaban al ritmo de Carlos Expósito, que, como es habitual, machacó los parches con maestría y contundencia. Sin embargo, la voz de Leo quedó algo más tapada de lo que cabía esperar, aunque mejoró un poco a lo largo de la actuación.

“Con razón o sin razón” y “Misantropía” fueron las dos siguientes en sonar y ya todos habíamos recibido claro el mensaje: Leo había salido a repartir caña sin descanso. Y así fue. Vimos a una banda muy bruta, tocando con unos grooves profundos y con las colaboraciones de Tony Mero Mero (CUERNOS DE CHIVO, VITA IMANA) y Korpa (FUCK DIVISION) en las voces guturales, que fueron muy protagonistas del concierto. “Ballena Negra”, “Mesías” o “El dilema” cayeron como una losa, aunque la palma se la llevó “No hay más canciones para ti”, con Tony y Korpa al mismo tiempo en el escenario, que abrieron directamente una puerta del averno. ¡Qué animales! Me gustó mucho, por cierto, los galones de Antonio Pino, que clavó cada solo de guitarra con mucha soltura, así como la cada vez más imprescindible labor de Carlos Expósito a los coros, que hace realmente bien.

Cuando le llegó el turno a “Hambre”, que tiene una letra social contra la pobreza, Leo dijo que está orgulloso de ser de Fuenla y de “haber crecido aquí” y nos invitó a todos a conocer la ciudad. También dio las gracias a la concejalía por organizar “este concierto de metal tan increíble”.

En el lado más melódico pero sin perder la caña, sonaron cortes como “Condenado”, “Aún Sigo Aquí” (versión de “Still Alive” de NOCTURNAL RITES), muy bien cantada,  o “Volar”, uno de los temas habitualmente mejor recibidos en sus directos y con el que Leo cerró una actuación muy bruta y hecha de metal en mayúsculas.

A eso de las doce menos cuarto de la noche, con algunos minutos de retraso que se acumularon por los cambios de set entre concierto y concierto, salieron al escenario SAUROM, que montaron un espectáculo en el que no faltaron las luces, las proyecciones en pantalla y unos faldones que presidían la parte trasera del escenario.

El buen rollo y el ambiente festivo fueron los protagonistas de la actuación de los gaditanos, que pusieron en pie al personal a ritmo de gaita, violines y unos temas llenos de energía, melodías optimistas y una banda que se encuentra en estado de gracia.

Tras un pequeño fallo técnico justo antes de empezar, arrancaron con “La Posada del Poney Pisador”, con un Miguel Ángel tan cercano como siempre y ganándose al público con su gracia gaditana y su desparpajo.

Cuando acabaron la segunda canción del repertorio, “La leyenda de Gambrinus”, la gente empezó a corear el nombre de SAUROM, signo de que aquello estaba yendo muy bien. Y fue a mejor, de hecho, porque, además de sonar bien, el espectáculo fue en aumento gracias a las performances de zancudos, bailarinas y malabaristas de fuego en canciones como “El saltimbanqui”, “El Carnaval del Diablo” (“no había presupuesto para pirotecnia, pero nos la hemos traído puesta”, bromeaba Miguel haciendo referencia al fuego que “escupían” los malabaristas”) o “El Hada y la Luna”, momento balada emotivo que fue muy bien recibido.

Remataron la faena con la cañera “La taberna”, y creo que el público disfrutó de lo lindo con un repertorio festivo, unos integrantes que no paraban de animar y sonreír y un espectáculo que se agradeció en una noche tan poco agradable.

Y, finalmente, les llegó el turno a WARCRY, que hacía tan solo unos días habían estado tocando por México. Vinieron con la misma propuesta escénica que comentamos en enero en su concierto de La Riviera, es decir, con una pantalla en la que se proyectaban imágenes y letras acordes a cada canción (aunque esta noche hubo algunos fallos de coordinación entre imágenes y música), y una buena dosis de pirotecnia, fuego frío y confeti.

Estuvieron una hora y cuarenta y cinco minutos tocando, casi el doble del tiempo que tuvieron el resto de bandas en el festival, así que los fans de WARCRY seguro que lo agradecieron.

Hicieron un repaso por toda su discografía, incluyendo temas como “Luz del norte”, con la que empezaron, “Capitán Lawrence”, muy bien recibida (y que no tocaron en La Riviera), “El Guardián de Troya”, de las más aplaudidas de toda la velada, o “Contra el viento”, ese corte más hard rock que siempre les funciona genial en directo. No faltaron canciones más modernas como “Rebelde”, “Devorando el corazón”, con unos coros de Pablo García y Santi Novoa muy buenos, o “Quiero oírte”, uno de los hits más claros de toda la noche.

Gozaron de un sonido muy bien definido y pulcro, aunque particularmente, y es algo que ya dije también en la crónica de La Riviera, no me gusta nada cómo suena la batería, con unos bombos muy apagados y, en general, una falta de pegada que, en mi opinión, no acompaña a las canciones power y enérgicas de la banda asturiana.

Pablo García hizo alucinar al personal con su carisma y sus solos (de lejos, es uno de los mejores guitarristas que tenemos), Víctor García defendió muy bien los temas (aunque hablando entre canción y canción se le notaba algo desgastado) y ejerció de genial maestro de ceremonias entre bromas (“esto parece una pista de patinaje, chavales”, decía por el barro y lo mojado que estaba el escenario) y gran dominio del escenario. Santi bordó sus partes de teclado, orquestaciones y coros, y Rafa Yugueros y Roberto García empastaron excelente.

Muy buen concierto de WARCRY, que acabó la fiesta de heavy y power con “Hoy gano yo”, con su ya habitual mano de cuernos hinchable en la parte posterior del escenario y varios cañonazos de confeti.

Como vemos, cuatro conciertos muy diferentes, pero con el rock en común y, sobre todo, un público fiel que aguantó la lluvia y el barro por defender la escena patria. Esperemos que el año que viene haya más.

Texto: César Muela – Twitter

Fotos: Mikel Masa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 


 

Galería de Fotos:

WARCRY

 


 

SAUROM

 


LEO JIMÉNEZ

 

 

13 COMENTARIOS

  1. José Andrea fue el triunfador de la noche, qué concierto dio. Ha aprendido a dosificar su voz en las canciones, y aunque a veces le cueste alguna pronunciación (desde siempre la ha pasado), es increíble cómo afina en los mismos tonos de hace 20 años. La banda suena súper compacta aun sin José Rubio, y el Chino es el guitarrista que más me ha sorprendido en los últimos años. Me atrevería a ponerle en el top español sin duda. A Leo le vi por fin recuperado en su voz, poderoso y confiado. Echaba mucho de menos un concierto así por su parte, ya que en los últimos le he visto sufrir demasiado. La banda suena tremenda y el directo que tienen es arrollador, al nivel de cualquier banda de fuera. Saurom en su línea, me pareció genial la hora a la que tocaron, dando un respiro justo antes de Warcry. Estos me gustaron algo menos, les veo un punto acomodados, como que no se esfuerzan en sorprender. Y la desidia que demuestran con las proyecciones desincronizadas me parece una falta de respeto. Hoy por hoy no pagaría por verles.

  2. Llegué ya con Jose Andrea terminando, y la canción y media que escuché dejo ver que vocalmente está en un estado de forma bastante flojo. Todo lo contrario que Leo, que la verdad es que se le ve que sigue en muy buena forma, buen concierto, aunque en mi opinión con un sonido que a ratos se hacía una bola.

    Saurom estuvieron bien, buen sonido y muy animado, pero o el cantante no se arrimaba bien al micro o le pasaba algo, pero solo se entendía el final de las palabras, solo cuando usaba ese vibrato tan característico que tiene. Era complicado estar quieto con la fiesta que llevaban.

    Warcry muy bien, me sorprendió el buen sonido que tuvieron (quizá el hecho de llevar solo 1 guitarra ayude), sí que es cierto que a la batería le falta fuerza, pero bueno, en lineas generales muy bien. A Victor se le nota algo cascado, pero sabe de sus limitaciones y lo defiende muy bien en directo, además desborda carisma por todos lados. Pablo es un guitarrista muy bueno, pero desde luego en mi opinión, el hecho de ‘lucirse’ tocando los solos con 1 mano quedará muy bonito, pero creo que se le iba bastante, al menos me dio la sensación.

    Se agradece que se hagan estos conciertos, me alegro mucho de haber ido, a pesar que drugaba al día siguiente para ir a trabajar. Merecio la pena.

  3. Estuve con una par de colegas y nos pusimos tibios de barro.
    Mi opinión:
    José Andrea: Esta mejor que la ultima vez que le vi, pero esta a años luz del que fue en la primera etapa de Mago. El grupo bien
    Leo: No me gusta el rollo que lleva con los dos tipos esos en plan gutural
    Saurom: Muy bien, mucha fiesta, pero cuando tocan temas a medio tiempo duermen al público
    Warcry: regular tirando a mal. No tan mal como en Leyendas pero a Victor ya no le salva nadie. O se cuida o se acabó. La peña se divirtió pero creo que el grupo está en las ultimas. Ojala me equivoque.

    • Lo tuyo puede que sea sordera…
      Revisa vídeos de esa noche en la red… Si tu opinión sigue siendo la misma, sólo te diré una palabra: GAAAES…
      José está pletórico. Se come el escenario como no le veía desde hacía una década.
      Es mi cantante favorito de siempre. Lo AMO, y no suelo ser todo lo objetivo que debiera. Pero mi opinión empieza a ser la opinión de muchos.
      Saludos

        • Por supuesto, Rhosa, para gustos…
          Yo no me puedo desplazar hasta la capital ahora mismo, pero he visto casi todos los temas que tocaron en la red… Y quedé alucinando con su estado. Y hay que tener en cuenta que nuestra “rumbera” NO PARA en todo el concierto!!! Fijaros como SÍ afina en “Réquiem”, por ejemplo, estando quieto dos minutos!
          José es lo más grande, vocalmente, que le ha pasado a nuestra música en nuestro idioma en las últimas décadas. Y SÍ, es mi opinión. Pero no soy el único. José tiene miles de fans que lo adoran!
          Saludos

  4. Yo salí encantado del festival la verdad. Me pareció cojonudo todo ( salvo la lluvia que hubo un poco durante Jose Andrea que hizo que hubiera barro por doquier, pero fue un mal menor). No pude ver mucho a Jose pero se le escuchaba muy bien. Yo desde donde estuve escuché todo genial. La voz de los cantantes un poco bajo a veces, pero en general todos muy bien. No me termina de convencer Leo con el tema de los guturales la verdad, le quita su esencia (a mi modo de ver) …pero si es lo que le gusta, que tire por eso.
    Saurom me encantaron. hubiera querido que el setlist fuera como el del leyendas, que fue super cañero y se aleja mas de la vertiente folk, pero oye, yo a Saurom nunca les digo que no y de momento nunca me han defraudado.
    Y con Warcry la verdad es que me los esperaba mucho peor. Después de lo que me habían contado del Leyendas…la verdad es que me reencontré con ellos, ya que quedé muy descontento desde que les vi en el leyendas del 2017. un buen setlist y me dejaron muy buen sabor de boca. A victor no le vi tan mal como la gente dice. ¿ Qué no es el mismo que hace 15-20 años? Lógico. Pero me parece que sigue estando en buen estado.
    Un 10 para Fuenlabrada! Que con el cartel del año pasado ( Muro, Ñu, Avalanch y Saratoga) y el de este, se lleva el premio a la mejor ciudad del sur de Madrid jejeje.

  5. Alli fuimos desde muy lejos. Jugandonosla por la lluvia y a ponernos de barro hasta las orejas…pero mereció la pena! Finalmente se celebró. Buen festival se montan los de Fuenlabrada. Ojalá haya mas ciudades con esa iniciativa tan rockera.

    Los de Jose Andrea estuvieron genial! Musicazos. Y él mismo cantó como hacia muuuuchos años no se le veia cantar ya asi. Me alegro mucho de que vuelva a su estado de forma. Es un gusto escucharle asi de bien.

    El concierto de Leo fue (de largo) el mas cañero y puramente metalero de la noche. Con todos mis respetos hacia los que os guste el rock mas clásico, o folklórico, o melódico…cuando salió este tipo con sus compañeros a escena; se acabaron las bromas. Maaaaadre mia que manera de repartir estopa…Comprendo que haya algunos a los que no les guste su propuesta tan ruda, pero es que el repertorio de estos tios tiene BASTANTE mas tela que cortar, no solo temas con guturales. Como digo, fue sin lugar a dudas el concierto más metalero de la noche. De quitarse el sombrero esa intensidad, porque con la lluvia que precedió al festi debía ser dificil mantener ese ánimo y salir de esa manera tan salvaje al escenario. Chapó!

    Lo de Saurom, me vais a perdonar, pero no voy a opinar. Principalmente porque no entiendo su propuesta. Asi que mejor me cayo y dejo opinar a los que si lo entienden. Solo puedo decir que, por mas que se lo intento buscar, no les encuentro demasiado “rock” o “metal” por ningun lado. Eso si, respecto al “folk” lo hacen muy muy bien. Son muy divertidos.

    Y WarCry estuvieron bastante bien! Pese a todo lo que ya comentan por aqui…fue un conciertazo super emotivo y divertido. Me encantó.

    En definitiva: Un 10 para Fuenlabrada por montar eventos asi! Que gustazo!