Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de POSSESSED – Revelations Of Oblivion

Critica del CD de POSSESSED – Revelations Of Oblivion

15
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
CELTIAN - Madrid

 

 

POSSESSED – Revelations Of Oblivion

Discográfica: Nuclear Blast

Puntuación Popular

(2 votos) 8.5/10

POSSESSED - Revelations Of Oblivion 12 años después de su reunión y por lo menos 7 desde que el líder Jeff Becerra habló por primera vez de un nuevo disco, POSSESSED por fin están de actualidad discográfica con este recién editado “Revelations Of Oblivion”.

Salvo por el batería Emilio Márquez (ex- SADISTIC INTENT) que lleva con Becerra desde los inicios de la reunión, la banda ha pasado por numerosos cambios de formación, no obstante, parece que con la entrada en 2011 del guitarrista Daniel González (GRUESOME) y del bajista Robert Cárdenas (MASTERS OF METAL, ex- AGENT STEEL) en 2012, el grueso del grupo se ha asentado mucho. El último en incorporarse ha sido el guitarrista Claudeous Creamer que lleva desde 2016.

Entre todos, tal y como nos contaba Becerra en nuestra reciente entrevista, han creado este disco de regreso de POSSESSED que sin duda sitúa a la banda en una posición muy privilegiada.

Con “Revelations Of Oblivion” la banda de San Francisco ha vuelto para reclamar su lugar en la escena, tanto en el Thrash Metal como en el Death Metal, estilo este último que sin duda tiene mucho que agradecer a POSSESSED.

Tras la obvia introducción “Chant of Oblivion”, entra con mucho poder y un riff muy blacker y absolutamente satánico “No More Room in Hell”, una apertura muy poderosa que deja claro que POSSESSED no han vuelto para ofrecer florituras ni para adaptarse a los tiempos, si no para seguir donde lo dejaron. Y es que esa es la historia, “Revelations Of Oblivion” continúa donde lo dejó la banda con el EP “The Eyes Of Horror”, pero a la vez es un heredero directo de “Beyond The Gates”. Aunque no renuncian a sus raíces, esto no es una continuación de ese mítico “Seven Churches”, la esencia sigue ahí, pero estos son unos POSSESSED más técnicos, con estructuras más elaboradas y con un sonido actualizado no exento de crudeza.

Volviendo al disco, “Dominion” sube el nivel con unos riffs espectaculares y una poderosa segunda parte, “Damned” tiene una buena estrofa, tanto en la línea vocal como en el riff, es muy dinámica y posee un estribillo muy pegadizo. “Demon” tiene un comienzo muy rápido y caótico que desemboca en una parte pesada y oscura pero que consigue terminar con un final absolutamente demoledor, pero con “Abandoned” es cuando la banda empieza a ponerse seria de verdad. El comienzo apocalíptico con el riff implacable mientras la voz de Becerra invoca nos lleva a un estribillo muy poderoso con unos riffs absolutamente matadores, sin duda de lo mejor del disco. “Shadowcult” sigue la línea con cierto toque de Speed Metal y de nuevo con los riffs como protagonistas. Con “Omen” se acercan un poco más al Thrash Metal al comienzo con un riff muy llamativo, pero poco a poco van desarrollando un gran tema muy interesante que va pasando por partes muy pesadas y lúgubres intercaladas con otras muy dinámicas hasta volver al inicio de una manera muy fluida. Con “Ritual” vuelve la caña y el caos, mientras que “The Word” recupera con potencia un poco el toque Black Metal, sobre todo con un final espectacular.  El álbum se cierra con “Graven”, una canción muy rápida en general pero con un solo muy marcial que crea un contraste muy interesante. Un final perfecto que te deja con ganas de más. A esto también ayuda la duración del disco, 12 temas que se quedan en 10 si quitas la introducción y la clausura, que no se hacen pesados y que van directos al grano.

Individualmente toda la banda hace un gran trabajo, Becerra sigue con esa voz rota y cruda tan reconocible, los guitarristas Daniel González y Claudeous Creamer hacen un trabajo soberbio, tanto a nivel de riffs, muy protagonistas a lo largo de todo el disco, como de solos, que brillan con luz propia en temas como “Damned”, “Abandoned”, “Ritual”, “The Word” o “Shadowcult” por citar unos pocos. La sección rítmica también se muestra muy sólida aportando mucha potencia, y la producción de Peter Tatgren (HYPOCRISY, PAIN) aporta un toque actual sin olvidarse de los orígenes del grupo.

Se puede decir que ha merecido la espera, POSSESSED han vuelto con un auténtico discazo de puro POSSESSED, con caña, con satanismo y con ataque, mucho ataque. Esto es volver por la puerta grande.

Antonio Cerezuela

Lista de Temas:

1. Chant of Oblivion
2. No More Room in Hell
3. Dominion
4. Damned
5. Demon
6. Abandoned
7. Shadowcult
8. Omen
9. Ritual
10. The Word
11. Graven
12. Temple of Samael

 

15 COMENTARIOS

  1. Es un disco de lo mejorcito, así de claro, con un equipazo musical que calza perfecto. Me sorprende que no se mencione (al menos en las reviews que he leído hasta ahora) que la base rítmica de estos POSSESSED pertenece al grupazo de Death Metal COFFIN TEXTS. El baterista Emilio Marquez es una garantía de estabilidad y feeling, similar a Lombardo pero sin copiar su rollo. Dejo link al Live BloodStock 2017:
    https://www.youtube.com/watch?v=ahFn80uxKtc

    • Si pero por esa regla de 3 Vader tampoco serían Death metal. Canta enfadado y grave pero no llega a ser gutural. Y Morbid Angel con David Vinxent casi que tampoco. Es mas gutural que Vader pero no mucho más. El siguiente cantante de Morbid Angel si que fue ya mas Death metal

  2. Bueno, bueno… debate positivo… encauzado al metal borrico, así que aprovecho para exponer “My Belief”, sin pretender ser exhaustivo pero sí lo más preciso posible dentro de un orden, pues es necesario: POSSESSED fueron (no entro a valorar lo que son ahora) una banda de Thrash Metal con un vocalista diferente a casi todo lo expuesto por aquel entonces, y digo casi todo. Las bandas Thrash y Speed solían presentar vocalistas principalmente melódicos o no guturales (con sus puntuales excepciones en frases o pasajes), con todo el espectro que eso abarca y teniendo en cuanta su evolución en la línea de tiempo (Slayer, Flotsam, Megadeth, Agent Steel, Onslaught a partir de “The Force”, Metallica, Death Angel, Nasty Savage, Overkill, Anthrax, Testament, Exodus con Zetro).

    Luego estaban los más broncos, indendientemente de su registro bajo, medio, alto o exageradamente alto (Primeros Exodus, Nuclear Assault, Hallows Eve, Destruction, Viking, Sentinel Beast…) y también los que rozar y trazan la bronca oscurísima (para el supuesto Thrash) y casi gutural pero sin llegar a serlo, como por ejemplo primeros Sodom, Kreator, Possessed…. y los avezados Sepultura y sus derivados. De aquellos polvos, estos lodos. Pero todos estos del tercer bloque fueron mayor tendencia para el Death Metal.

    La voz del Thrash no define el estilo en sí, al menos como”etiquetación interesada” de aquellos inicios, aunque los vocalistas de este estilo, en su mayor “pureza” o en sus características más claras (si es que esto existe), sí mantuviesen ciertas barreras lógicas, como la vocalización para una total comprensión e inteligibilidad de sus letras, o patrones de voz.

    Un tema llamado “Death Metal”, realizado por un grupo de oscurísimo y supuesto Thrash, con una voz bronca y poco melódica (digo poco, porque la de Becerra tampoco es antimelódica), no define un estilo “nuevo”. Simplemente varía las fórmulas y amplía la paleta de colores. Pero esa leyenda es “cojonuda”, es suya, y que les quiten lo bailao. Igualito que VENOM con el estilo Black Metal y su segundo trabajo (a su vez, reivindicado por Quarthon de BATHORY, en un rollo tipo Chuck con sus Death y a la contra el citado grupo Possessed).

    MORBID ANGEL es harina de otro costal: con unas vocales (Vincent) más en la onda del Thrash bronco, puede no “parecer” un vocalista puramente Death (es como un Tom Angelripper más cabreado); pero la forma de cantar y arrastrar la voz sobre una música que, a pesar de las influencias (SLAYER, SEPULTURA, POSSESSEED) ya no es Thrash… sí es Death Metal, diferente en patrones rítmicos y formas de batería, más permeable a afinaciones bajas, etc. Para mí, Vincent no suena a Thrash, eso está claro, y si suena a Death. Steve Tucker es otra historia, como bien da a entender rhaegar92dragon, aunque tampoco hay diferencias exageradas.

    DEATH es otro caso, muy gutural pero hacia los agudos. Su música de inicios es más Thrash-Crust-Punk, aunque las temáticas gore, de muerte y negrura filosófica hicieron el resto. Incluso el caso de OBITUARY es similar (musicalmente). De otra manera, otra variante pasó con los primerísimos CANNIBAL CORPSE, un Death muy tipo “SLAYER a lo bruto” pero con una vocales de la escuela gutural.

    VADER realizan Death Metal con muchas trazas thrashers, pero considero que Peter canta en una faceta más Death que Thrash. No todo en Death es gutural ni hipergutural.

    Etiquetas que abarcan campo, como Thrash-Death o Death-Thrash… Grindcore o Goregrind… ni son los mismo ni dejan de serlo, demasiado matiz para señalar (por abarcar terreno) y al mismo tiempo pueden englobarse bastante, hay muchos factores. La tendencia o inyección de cada estilo en esas bandas puede ayudar a catalogarlas (absurdo pero necesario. al parecer). Repito, es mi opinión. Saludos, debate crítico (sobre todo con los artistas amarillistas o con la música floja) y “Metal” del bueno.

  3. Pues sí, aunque mucho más furiosos, técnicos, más hacia la imagen sonora, temática y física que venía practicando Slayer… pero Venom fueron influencia para casi todos, comenzando por Metallica (el riff de “Black Metal” es clave), y en Becerra hay Cronos.

    De hecho, “Seven Churches” es un disco bastante guarrete en cuanto a acabado total (ahí está parte del encanto, en esa impronta natural y salvaje), mejoraron mucho en “Beyond the Gates”, bajando la brasa y puliendo el asunto grupal.