Inicio Conciertos Crónica de MÄGO DE OZ en el MulaFest 2019 (primer concierto en...

Crónica de MÄGO DE OZ en el MulaFest 2019 (primer concierto en España de su ‘Apocalipsis Tour’)

8
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
CELTIAN - Madrid

 

 

MÄGO DE OZ

Viernes 26 de Abril de 2019 – MulaFest – Madrid

Después del exitoso lanzamiento de Ira Dei, que ha llevado a MÄGO DE OZ al número uno en las listas de ventas de España y México, hay mucha expectación en torno a los directos de la banda, que inició hace unos días su Apocalipsis Tour ante 65.000 personas en Veracruz (México) y cuya segunda parada fue en Madrid, en el marco del MulaFest 2019.

Recordamos que el grupo no mostrará su próxima gran escenografía (la equivalente al barco o la catedral de Ira Dei) hasta 2020, y, mientras tanto, irán dando algunas pinceladas, como ahora comentaremos, y tocando un repertorio en el que su nuevo disco tiene gran protagonismo.

Unos cinco minutos después de la hora prevista cayó el telón y, a oscuras, ya veíamos a casi todos los miembros de MÄGO colocados en el escenario con la ropa que lucen en las fotos promocionales de Ira Dei, muy post-apocalíptica. Empieza a sonar la intro del disco, “Jerusalem D.C”, al mismo tiempo que se proyecta su vídeo correspondiente en la pantalla que preside la parte posterior.

Como escenografía, además, incluyen un estandarte a cada lado con el logo de Ira Dei y unos pies de micro con calaveras y torsos. El de Zeta opta por una calavera y unas alas en tono cobrizo. Como detalle, Txus volvió a utilizar su reconocible batería blanca con los pentagramas invertidos de la gira de Gaia II.

¿Y pirotecnia? En esta ocasión usaron fuego frío (las típicas “chispas”), humo líquido y confeti al final. Como decimos, solo un pequeño adelanto de lo que MÄGO enseñará en lo que prometen será una puesta en escena muy ambiciosa.

Pero vamos a la música y al concierto en sí mismo.

Tras la introducción, arrancaron con “El libro de las sombras”, que después de que El Rubius la utilizara como cabecera para su serie anime superó los 5 millones de visitas en YouTube. En este punto el sonido era muy malo. Había una bola enorme de graves y apenas se distinguía nada. Fue mejorando poco a poco, pero, lamentablemente, la mala acústica del recinto no acompañó y creo que esto también afectó en la actitud del público, que se mostró por momentos algo parado.

Sobre el “saber estar” de MÄGO en el escenario no incidiré mucho, pero se notan mucho los años de tablas y cómo se mueven, cómo se colocan, cada pose. Todo lo tienen muy bien medido (de otra manera, al ser tantos ahí arriba sería un poco caótico, también hay que añadir). 

Tras “El libro de las sombras” arremetieron con “El amor brujo”, de Ira Dei, uno de los cortes más directos del álbum y que gana mucha fuerza en directo. Zeta comparte voces con Patri y a estas alturas se nota la gran química que hay entre ellos y lo bien que se compenetran. Y, por cierto, a pesar de los problemas de sonido, me llamó mucho la atención lo engrasada que está toda la banda: ejecución estupenda incluso con los temas nuevos.

Hay que destacar la labor de Zeta, que esta noche estuvo sembrado. “Parece el disco”, escuché a varias personas que tenía al lado. Le noté muy cómodo cantando a pesar de que entre canción y canción moqueaba cuando hablaba (¿alergia? ¿resfriado?). Tampoco dejó de moverse de un lado al otro del escenario y quedó claro que ha hecho buenas migas con Manu Seoane, el nuevo guitarrista de la formación, que, aparte de un gran músico, es todo sonrisa y con el que Zeta parece haber congeniado muy bien.

Una vez más, Patricia Tapia demostró ser una de las mejores voces del rock de nuestro país, con el añadido de que también tiene que cantar en diferentes registros durante las dos horas del concierto, incluyendo ópera. Si no fuera una maestra de su instrumento, MÄGO necesitaría varias personas más para suplir lo que ella es capaz de hacer.

También hay que aplaudir a Txus, que se nota que se ha puesto las pilas con la batería y hace cosas que nunca antes le había escuchado (y son ya unos cuantos conciertos de MÄGO los que he visto a lo largo de los años). Me sorprendió el juego de timbales y la soltura para controlar contratiempos y platos.

Tras rematar “El amor brujo”, Zeta nos dio las buenas noches y la bienvenida al “apocalipsis de MÄGO DE OZ”. “Esta noche se acaba el mundo”, concluía antes de que la banda empezara a tocar “Xanandra”, uno de los singles de Hechizos, pócimas y brujería y que fue bastante aplaudido. Le siguió “Cadaveria”, que empezó con una ráfaga de fuego frío, y las calaveras al estilo mexicano en las imágenes de la pantalla posterior.

“Tu funeral” fue otra de las seleccionadas de Ira Dei, y dedicada a “esos hombres que se creen dioses y a las mujeres, que son las valientes”. Es, para mí, otro de los pelotazos del álbum. Es directa, tiene mensaje, un estribillo muy pegadizo, gana enteros en vivo y Zeta la borda.

Quizá la gran sorpresa de la noche fue “El pacto”, de La Leyenda de La Mancha, y cuya letra compuso Jose en su momento. La canta estupendamente Patricia y ese riff principal es todo un golpe de nostalgia directo a los fans más veteranos de la banda.

“Que digo yo, Madrid, que si es el fin del mundo habrá que celebrarlo”, decía Zeta con una cerveza en la mano antes de que el grupo empezara a tocar la fiestera “Tequila tanto por vivir”. En la pantalla vimos el letrero del “Tequila Bar” y la acogida entre el público fue excelente. Por cierto, grandioso el guiño final a Rajoy y su “¡Viva el vino!”, cuyo audio lanzaron para rematar.

“Hoy toca ser feliz” fue también muy aplaudida, aunque “Hasta que el cuerpo aguante” fue la que desató la locura. Se nota que hay un cariño especial por Finisterra. Por cierto, muy simpático aquí Zeta, que “engañó” con su micro a Fernando Mainer y Carlitos para que acabaran ellos de cantar algunos versos de las estrofas (y lo hicieron bastante bien, eh).

Zeta reconoció la labor de Javi Díez a la hora de componer íntegramente “La triste historia de Jimmy ‘tiro en el pie’”, que encaja estupenda en el repertorio festivo de la banda. Además, como proyectan la letra en la pantalla, animan mucho a que la gente cante lo que es casi un trabalenguas.

Cuando Zeta le pidió a Josema que se acercara a él porque “le tenía que decir una cosa” creo que todos nos imaginábamos lo que en realidad iba a hacer. Efectivamente, el tradicional pico entre ambos es el indicativo de “El que quiera entender que entienda”, otro de los himnos de MÄGO y del que recientemente han pedido apoyo de los fans para un vídeo que están preparando para proyectar en los conciertos (esta noche pusieron la bandera multicolor). Fue muy coreada.

Patri salió con el micro y gritó “¡pero qué a gusto se está en casa!” y presentó “Ciudad Esmeralda” de Ira Dei, una de las que canta ella sola. Empalmaron con “Opera Mortis”, en la que la cantante saca a relucir su registro más operístico con su versión del “O mio babino caro” y “Nessum dorma” que ya venía haciendo en directo antes de la publicación de Ira Dei. Como no podía ser de otra manera, se llevó una gran ovación al terminar.

Hubo tiempo también para el momento balada y el grupo eligió “Espera en el cielo”, la sentida balada que Txus escribió en recuerdo de su perro. Zeta la cantó con mucho feeling y la respuesta del público fue un gran aplauso.

“Te traeré el horizonte” fue la siguiente en caer. Es más rockosa en directo, aunque vi al público muy parado en esta. Curioso.

Y para el tramo final, MÄGO se reservó toda la artillería. Si ya de por sí el repertorio está plagado de lo que son prácticamente singles, la traca final no iba a ser menos.

Empalmaron “La posada de los muertos” y “Molinos de viento” para intentar colar el final del concierto. Hicieron la típica pausa de los bises y la gente no tardó en pedir “otra, otra” y, poco después, “Fiesta pagana, fiesta pagana”. No podían irse sin tocarla, obviamente.

Pero antes se lanzaron con “La Cantiga de las Brujas”, que para mí es el single más claro de Ira Dei porque tiene todos los ingredientes del éxito de MÄGO. Una pena que la melodía de Manu Seoane de la guitarra acústica del principio no se escuchara bien, pero a cambio la banda contó con Diva Satánica para las voces guturales del tema. Se nota que Rocío se lo pasó genial ahí arriba porque no dejó de saltar ni bailar, y la combinación de su “voz infernal” con la melódica de Zeta es muy buena.

Me dio la impresión de que el tema era un clásico del repertorio del grupo, y eso que es de Ira Dei. Desde luego, tiene un toque que creo que hará que se mantenga en los directos de MÄGO por mucho tiempo (por cierto, en la veces que Diva Satánica no pueda estar, los guturales los hará Manu Seoane).

Ahora sí, para terminar, “La Costa del Silencio” y “Fiesta pagana”, que pusieron el broche de oro al debut del Apocalipsis Tour del grupo en España.

Me alegró ver a un grupo tan en forma y que confía plenamente en su nuevo álbum (la mitad del repertorio es Ira Dei), que no desentona en absoluto con sus viejos himnos.

Son buenas noticias para todos. Queda MÄGO para rato. 

Setlist de MÄGO DE OZ en el MulaFest 2019:

  1. Jerusalem D.C. (Intro)
  2. El libro de las sombras
  3. El amor brujo
  4. Xanandra
  5. Cadaveria
  6. Tu funeral
  7. El pacto
  8. Tequila tanto por vivir
  9. Hoy toca ser feliz
  10. Hasta que el cuerpo aguante
  11. La triste historia de Jimmy "Tiro en el pie"
  12. El que quiera entender que entienda
  13. Ciudad Esmeralda
  14. Opera Mortis
  15. Espera en el cielo
  16. Te traeré el horizonte
  17. La posada de los muertos
  18. Molinos de viento

Bises

  1. La cantiga de las brujas (con Diva Satánica)
  2. La costa del silencio
  3. Fiesta pagana

Texto: César Muela – Twitter

Fotos: Mikel Masa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

8 COMENTARIOS

  1. Estuvo muy bien el concierto, Zeta se está superando cada día y no paró un instante. Vocalmente estaba espectacular, su voz grave en directo me dejó helada. Patri genial, súper enérgica, se vio que estaba disfrutando y Diva muuuy guay. Lo malo que destacaría, es el escenario tan largo y tan alejado, desde las primeras filas no se veía casi la batería y la mitad de ellos ni medio cuerpo. Pero vamos, un buen comienzo de gira, muy buena crónica.