Inicio Conciertos Crónica y fotos de SOEN + GHOST IRIS + WHEEL en Madrid

Crónica y fotos de SOEN + GHOST IRIS + WHEEL en Madrid

2
ROCK THE COAST FESTIVAL
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK N ROCK - ROCK FEST BARCELONA 2019

LEYENDAS DEL ROCK 2019
SONY - AMON AMARTH
IRON MAIDEN
ROCK THE COAST FESTIVAL
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK N ROCK - ROCK FEST BARCELONA 2019

LEYENDAS DEL ROCK 2019
SONY - AMON AMARTH
IRON MAIDEN
DOWNLOAD MADRID 2019
Century Media
Madness Live!
TAKEN
DOWNLOAD MADRID 2019
Century Media
Madness Live!
TAKEN
DOWNLOAD MADRID 2019
Century Media
Madness Live!
TAKEN

 

SOEN

+ GHOST IRIS + WHEEL

Viernes 29 de Marzo de 2019 – Sala Caracol – Madrid

La pasada noche de viernes la tenía bien marcada en la agenda ya que una de las bandas que más me han gustado en los últimos años volvían a la capital a presentar la que ha sido su cuarta obra maestra a nivel discográfico -y van cuatro de cuatro- denominada “Lotus”.

Y fue toda una sorpresa. No por el hecho de que SOEN dieran un conciertazo, ya que las dos veces anteriores que los había visto había sido así, sino por el poder de convocatoria, muy por encima de sus visitas precedentes a nuestro país. Una abarrotada sala Caracol daba la bienvenida al combo sueco con un lleno como hacía años que no veía allí. De hecho, ese fue el lastre principal del concierto, ya que apenas se podía ver bien el escenario, te pusieras donde te pusieras. ¡No veía la Caracol así de llena desde la gira de BRUCE DICKINSON en solitario presentando “The Chemical Wedding!

Por vicisitudes personales no pude llegar a tiempo para ver a WHEEL, quienes abrieron la velada. Mi compañero de batallas, el genial fotógrafo Álvaro Carlier me hizo el favor de cubrir esa primera parte del concierto, por lo que acontinuación, os dejo con sus palabras.

Texto: J. José Jiménez

 

WHEEL

El pasado viernes tuvimos la oportunidad de asistir a un concierto con una digna variedad de bandas como pueden ser: SOEN, GHOST IRIS y WHEEL. Desde fuera pueden parecer bandas inconexas entre ellas, y realmente lo son, pero sin duda dieron unos conciertos que no tuvieron ningún desperdicio.

Comenzaron los finlandeses WHEEL, quienes tocaron tan solo media hora y en la práctica son 4 canciones las que pudieron tocar. Dicho así puede parecer que, siendo un concierto corto, no llegó a ser gran cosa; pero, WHEEL dieron un show muy potente desde que comenzaron con la canción "Vultures".

El sonido era magnífico, es de esas bandas que son pura magia desde que los empiezas a escuchar en directo y hacen que te olvides de todo para que te centres en cada nota que tocan.

Las otras 3 canciones que tocaron fueron: "Tyrant", "Where The Pieces Lies" y "Wheel"… Y es que hay que recalcar que tocaron tan solo media hora, pero se entregaron tanto y el espectáculo fue tan épico como si hubiesen llegado a tocar más tiempo. Y es que a veces no es necesario dar un concierto de hora y media para dejar con la boca abierta al público, y WHEEL demostraron ser una grandísima banda.

Deseando poder volver a esta banda en España; y, sin duda, es una de las bandas que recomendaría a cualquier apasionado del Metal Progresivo.

Texto: Álvaro Carlier

 

GHOST IRIS

Por su parte, GHOST IRIS aportaron la fiereza propia del metalcore progresivo presentando su recientemente editado disco “Apple of Discord”.

El cuarteto animó al respetable a base de groove, haciendo saltar a todos con temas como “The Rat & The Snake”, “Final Tale” o “The Devil’s Plaything” con la que por vez primera el vocalista Jesper cambiaba su casi perenne registro gutural a la voz limpia.

Peter y Nicklas a las guitarras, junto al mencionado cantante Jesper, no pararon un segundo de saltar y arengar a un público animado, con ganas de pasarlo bien.

La única pega es que no llevaran bajista en directo. Se me hace muy extraño ver cómo algunas bandas renuncian a este instrumento tan necesario y, en ocasiones tan denostado. Una pena…

“Heaven was pure Hell”, “Beauty in Expiraton” y “Virus” pondrían las notas finales, en contraste con las de la banda principal.

 

SOEN

Y llegaría el momento de ver a SOEN una vez más. No cabe duda de que esa delicadeza de su música, esa melodía tan brillante y a la vez melancólica que de manera tan personal interpretan, ha calado hondo entre el público madrileño. Cada estrofa, cada estribillo fueron coreados con pasión por parte de un público entregado a una banda con un directo donde cada detalle de los muchos que quedan plasmados en los discos suenan reproducidos en sus conciertos.

Con el simpar Martín López a los mandos de la batería, llevando también todo el peso musical y de composición, sonando como el maestro que es. Las guitarras de Cody, repletas de maestría. Esos teclados de Lars, repletos de detalles y sutileza, cogiendo también la guitarra en algunos fragmentos, tocando percusiones en otros. Y el bajo de Stefan, llenándolo todo, marcando cada compás y completándolo todo con multitud de matices. Y por supuesto, con Joel cantando de esa manera tan hermosa, con su precioso timbre, su elegancia vestido de riguroso negro y su simpática sonrisa siempre que se dirigía al personal. Eso es SOEN en directo. Sonando además con una calidad insultante, con una ecualización justa para cada instrumento, aunque en honor a la verdad, algunas veces las voces estaba algo baja, pero era una situación prontamente corregida.

Si a lo arriba expuesto le sumamos las luces adicionales que llevan para el montaje de esta gira, con dos bloques a sendos lados del escenario repletos de focos móviles, apuntando hacia la banda y público, llenando la sala de color, la ecuación no puede dar otro resultado que no sea la excelencia.

Abriendo el telón de la sala y mostrando la portada de su nueva obra al fondo del escenario, los músicos iban ocupando sus posiciones para iniciar con “Covenant” de su nueva obra. La comunión entre público y banda no se haría de rogar, con todos los asistentes cantando cada una de las letras ante la mirada complaciente de un Joel enorme en cada una de sus líneas vocales. “Opal” de su anterior obra “Lykaia” sería la siguiente en caer -de hecho hicieron un buen repaso a sus cuatro obras discográficas- volviendo al más reciente con “Rival”.

“Tabula Rasa” volvió a hacer las delicias de todos con esa magnífica combinación de riffs sobre la que la voz va marcando sus melodías de una manera maravillosa, dando la sensación de que son dos piezas totalmente distintas pero, una vez superpuestas sonando perfectas.

“Lascivius” y su sensacional estribillo pusieron una vez más, la intensidad en su punto más alto. No menos que la preciosa “Jinn”, con esa delicadeza hecha música, sonando increíblemente nítida, llenando cada hueco, cada corazón. ¿Y qué decir de “Lucidity”? Su mezcla de rock con country fue una de las piezas más celebradas de la noche. ¡Qué temazo!

Vuelta a los riffs más poderosos con “Opponent”, donde el juego rítmico entre bajo y batería dejó maravillado a más de uno. ¡Cómo sonaban esas cuatro cuerdas y qué gusto dar ver tocar a Martín López con esa cara de felicidad mientras ejecuta sus complejos compases!

El nuevo single “Martyrs” -con un videoclip que es toda una declaración de intenciones hacia la libertad de las personas- fue recibido por todo lo alto. Su parte intermedia, donde paran para ejecutar las melodías de teclado mientras Joel las va siguiendo con la letra, fue una pasada, pidiéndonos silencio a todos antes de unirse toda la banda para el final.

“Slithering”, en recuerdo a su primera obra -con algunos comentarios chistosos por parte de unas personas del público que estaban a mi lado sobre el parecido de Joel con el Voldemort de Ralph Fiennes en la saga Harry Potter- nos llevó a los bises donde la banda terminó por darnos todo lo que tenían, que no era poco.

Con “Sectarian” allí daba botes hasta la técnico de luces mientras ejecutaba su trabajo en la mesa. Para terminar, lo harían por todo lo alto con el tema que daba título a su nueva obra, “Lotus”.

Sin duda, una de esas grandes noches de rock con una banda en estado de gracia. Esperemos que para la próxima vez, se haga en un reciento más apropiado a la convocatoria de la banda para poder disfrutarlo sin agobios.

Texto: J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comTwitter.com

Fotos: Álvaro Carlier

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

2 COMENTARIOS

  1. SOEN es de las bandas ascendentes que hay que apoyar, por su virtuosismo, grandes temas, directo y originalidad. Cuando los vi por primera vez en vídeos relacionados en YouTube, me impactaron.

    Los vi el domingo en la sala RCA CLUB de Lisboa y estuvieron sublimes. Sobretodo, me sorprendió la elegancia, virtuosismo, toque de su guitarrista solista. Bajista y cantante, sabía de más de lo buenos que eran en disco y en directo, se salieron, de Martín López, otro que es «manco». Sold-out en Lisboa.

    En cuanto a las demás bandas, WHEEL me parecieron originales y grupo a tener en cuenta, GHOST IRIS , el típico Metalcore para sordos teenagers yankis, no me gustaron para nada.