Inicio Conciertos Crónica y fotos de KORPIKLAANI + TURISAS + TROLLFEST en Málaga

Crónica y fotos de KORPIKLAANI + TURISAS + TROLLFEST en Málaga

0
ROCK THE NIGHT FESTIVAL

ESCENA ROCK FESTIVAL

PACO VENTURA - Madre Tierra

 

KORPIKLAANI

+ TURISAS + TROLLFEST

Martes 5 de Marzo de 2019 – Sala Paris 15 – Málaga

Una de las giras más esperadas en el sur del país por fin llegaba a Málaga. Hablamos del “Wayfarer & Warriors Tour”, encabezado por KORPIKLAANI y TURISAS desde Finlandia y acompañados de los noruegos TROLLFEST.

La gira daba comienzo el pasado 1 de marzo en Bilbao y aunque salía del país para visitar a nuestros vecinos portugueses, volvía el pasado martes al sur de la península. En Málaga y alrededores se concentra la mayor colonia de finlandeses y nórdicos en general de España, por lo que a priori hacer pasar el tour por estas latitudes no era ningún disparate. Quizás el hecho de que fuera martes redujo considerablemente la asistencia, que no llenó la Paris 15 aun con su aforo reducido a la mitad por unos biombos.

Esto no fue sin embargo impedimento para que el público disfrutara plenamente de las tres bandas que compartieron escenario.

Los primeros en salir a escena fueron los noruegos TROLLFEST, que acaban de lanzar “Norwegian Fairytales”, su octavo álbum de estudio.

Acordes con el título del disco, salieron a escena disfrazados de hadas o más bien de princesas Disney, todos a excepción de Trollmannen, vocalista de la banda, que lucía un disfraz de rey y una majestuosa – y voluminosa- corona de globos de colores.

Incluso el técnico de sonido iba disfrazado, eso sí, de Reina de Inglaterra.

Abrieron con “Fjøsnissens Fjaseri” y “Kjettaren Mot Strømmen”, también primer y segundo tema de su último trabajo, una actuación eminentemente festiva a la que no le faltó de nada: hubo una balada – o algo parecido- “Steel Sarah” , un cover de Britney Spears (“Toxic”) y muchos momentos de interacción con el público, como por ejemplo en “Kaptein Otto”, en la que se pedía a la gente que se sentara o la gran conga que se formó al ritmo de los acordes de “Solskinnesmedisin”.

La actuación se cerraba con el single “Espen Bin Askeladden”, un tema sobre un personaje bastante conocido del folclore noruego y “Helvetes Hunden Garm”, tras el que la banda regaló puas, baquetas y alguno de sus elaborados setlists.

Los siguientes en subirse a las tablas fueron los finlandeses TURISAS, que vuelven a España sin que su sequía discográfica les hayan afectado demasiado.

La formación se presentaba en esta ocasión con dos cambios en su line up. Por un lado, cuentan con la presencia en sus filas de la violinista de Zambia Caitlin de Ville, que sustituye a Olli Vänskä -que ha decidido tomarse un tiempo para estar con su familia-. Por el otro, vuelven a contar con el teclista sueco Robert Engstrand, que ya fue miembro de la banda entre 2011 y 2014.

En una reciente entrevista Mathias Nygård comentaba sobre esta gira que, aunque comparten el público con las demás bandas, TURISAS está musicalmente muy alejado de TROLLFEST o KORPIKLAANI. Y es que el trabajo de la formación finlandesa esa noche era poner el punto teatral, sin perder un ápice de contundencia, a la velada.

Arrancaban con “As Torches Rise”, uno de sus temas más antiguos y potentes, para calentar el ambiente. “A Portage To The Unknown” servía de presentación para Caitlin de Ville, que hasta ese momento no había salido a escena. La zambiana encaja a la perfección en la banda, tanto es así que parece que llevara toda la vida con ellos.

Tan solo fueron necesarios dos temas para terminar de meterse al público en el bolsillo: “We Ride Together” y “To Holmgard And Beyond”. No satisfechos con ello redondeaban con “Greek Fire” y la festiva “In The Court Of Jarislief”, con la que Caitlin de Ville demostró una vez más su maestría con el violín.

En un momento de descanso Nygård aprovechaba para comentarnos que tocaban en Málaga por primera vez y que se sentían muy satisfechos de poder girar por ciudades que no reciben giras así con frecuencia.

También contaba que en el día libre que habían tenido en Málaga tras su periplo por Portugal habían podido probar una cerveza española que además había sido de su agrado: Cruzcampo. De todos es conocida la rivalidad -sana- entre Málaga y Sevilla, por lo que los asistentes no tardaron en corear “Victooooria” refiriéndose a la cerveza que se elabora en Málaga.

Tras la anécdota empezaba la cacería de piratas -“Hunting Pirates”- que daba paso a uno de los himnos de la formación, “Battle Metal”, cuyo estribillo fue coreado por todos en la sala.

Precedida de “Five Hundred And One” y “Stand Up And Fight”, no podía faltar la versión de Boney M. “Rasputin” con algunos problemas técnicos en los últimos acordes, eso sí.

La banda se retiraba para volver con un nuevo atuendo y ofrecernos un final de fiesta que nadie se esperaba, un par de temas en acústico. Para ello Jaakko Jakku dejaba su batería y agarraba el bajo de Jesper Anestesiadis, que portaba para la ocasión una minúscula guitarra acústica. Por su parte Robert Engstrand participaba con una melódica (pequeño teclado que funciona soplando). Interpretaron “The March Of The Varanguian Guard” y “For Your Own Good”, con la que quedaba cerrada una actuación redonda, casi perfecta que los asistentes no olvidarán fácilmente.

Con el listón muy alto llegaba el turno de los también finlandeses KORPIKLAANI, que publicaron “Kulkija”, su último álbum, hace menos de seis meses.

La banda se ha tomado al pie de la letra eso de promocionar el nuevo disco, tanto es así que llegaron a interpretar diez temas de los catorce que lo integran.

Un denso y soporífero bloque únicamente amenizado por una canción intrusa y muy movida: “A Man With A Plan”.

La sala se vino abajo ante tal cantidad de temas nuevos que ni el mismo Jonne Jarvela terminaba de memorizar, ya que pasaba largos ratos delante de lo que suponemos que era un teleprompter oculto entre dos monitores.

Definitivamente los KORPIKLAANI que todos esperábamos no aparecieron hasta la recta final del show. Tan solo con decir que la persona más activa y alegre sobre el escenario era la mayoría del tiempo Jarkko (el bajista), los fans de la banda sabrán que no fue el mejor concierto de la formación.

Intentaron levantar los ánimos en la parte final interpretando temas más conocidos como “Lempo” o “Pili On Pajusta Tehty”. Remataron la faena con algunas de sus odas a la bebida: “Wooden Pints”, “Vodka” o “Happy Little Boozer” ante un público que, ahora sí, no paraba de hacer moshpits.

Hay que hacer una mención especial al tema “Beer Beer”, que a diferencia de lo que esperábamos, no fue interpretado por Jonne Jarvela, sino por Jesper Anestesiadis, bajista de TURISAS, que quería resarcirse y portaba varios botellines de Victoria Málaga, preguntándole al público si esa era la cerveza correcta.

En definitiva, un show con un setlist muy flojo que no refleja bien lo que es – o era- KORPIKLAANI.

Texto y fotos: Alex Márquez

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.