Inicio Conciertos Crónica y fotos de THE DEAD DAISIES + CATSTRIKE en Madrid

Crónica y fotos de THE DEAD DAISIES + CATSTRIKE en Madrid

1
ROCK THE NIGHT FESTIVAL

ESCENA ROCK FESTIVAL

PACO VENTURA - Madre Tierra

 

THE DEAD DAISIES

+ CATSTRIKE

Miercoles 5 de Diciembre 2018 – Sala Mon Live – Madrid

Continuando con unos días llenos de interesantes conciertos para encarar el último mes de este 2018 que ya se nos va, el miércoles volvían a Madrid THE DEAD DAISIES, una de las bandas de hard rock que más nos ha visitado últimamente, pero que era la primera vez que yo tenía la oportunidad de ver.

Muy tempranito, a las 18:30, desplegaron un breve acústico para los primeros cincuenta fans que se dieron cita en la remozada Sala Mon Live de Moncloa, una reforma que por cierto ha mejorado notablemente la visibilidad y comodidad de la misma. Al acústico no pudimos llegar por lo temprano de su comienzo.

Llegué a las 19:30, hora anunciada para la actuación de CATSTRIKE, una joven formación madrileña de hard rock a la que no tenía el gusto de conocer y que durante tres cuartos de hora tuvieron la misión de calentar las tablas del escenario.

Cuando entré en la sala ya habían ejecutado el primer tema de su repertorio y su guitarrista y cantante Lex Morgan se dirigía al todavía escaso público presente agradeciéndoles su presencia, pasando el testigo a la voz al también bajista Rick Novis que interpretó una enérgica y pegadiza pieza hard rockera con buena pegada y melodías recordándome ligeramente a los primeros SKID ROW, un tema perteneciente a su primer y único EP hasta la fecha que desgranaron íntegramente,

Con una buena imagen y puesta en escena, aunque algo faltos de actitud y mala leche para el sonido que desarrollan, siguieron con una rotunda versión de "War Machine" de Kiss, introducida desde la batería por Phoenix, con la voz de Lex áspera compartiendo riffs pesados con el otro guitarrista del grupo Filiu, mientras Rick levantaba al público con sus continuos gestos.

A partir de aquí el sonido se ensució en exceso desluciendo los dos siguientes temas, el primero de una intensa power ballad que les quedó algo desacompasada y en la que lo mejor fue el solo de guitarra de Filiu, y el segundo un tema de insinuante comienzo lento acompañado de palmeos y redobles tímidos con mucho groove en su línea de bajo pero excesivamente embarullada en su sonido.

Afortunadamente mejoró el sonido en el cierre con una más que correcta versión del clásico "Free Bird" de LYNYRD SKYNYRD en la que fueron alternando las voces de Lex y Rick, algo por debajo de la brillante guitarra de Filiu que sacó humo de su mástil tirando de slide con mucha fuerza y feeling. Buen cierre para dejarnos un buen sabor de boca por parte de estos chicos a los que todavía les queda un amplio margen de mejora, pero que creo que si trabajan duro pueden hacer cosas interesantes en el futuro.

Tras el pertinente cambio de equipo en el escenario, y con una entretenida sesión de clásicos enlatados que terminaba ya con las luces apagadas con "Sweet Emotion" de AEROSMITH y "Rock & Roll Outlaw" de ROSE TATTOO, llegaba el momento de disfrutar durante dos horas de un intenso y divertido show por parte de THE DEAD DAISIES. Comenzaron a saco con "Midnight Moses" potente y nítida versión de THE SENSATIONAL ALEX HARVEY BAND con la que ya tuvieron comiendo en su mano al entregado público que ocupaba algo más de la mitad del aforo de la sala.

Sin respiro atacaron con una poderosísima primigenia "Evil" con John Corabi tirando de pandereta comiéndose el escenario y mostrándose como un enorme frontman, algo que me sorprendió muy gratamente ya que era la primera vez que le veía y me convenció plenamente. Sin pausa siguió la fiesta con "Make Some Noise" poniéndose el vocalista tras la batería del felizmente rehabilitado Deen Castronovo para acompañarle tocando un timbal mientras el ex- JOURNEY se ponía de pie provocando a un bullicioso público que acompañó coreando el ruidoso estribillo del tema.

A todo esto el señor Doug Aldrich dando una clase magistral de guitarra y saber estar en el escenario tocando con un feeling y precisión enormes, acompañado a la rítmica por el fundador del grupo David Lowy que cumplió perfectamente su labor, al igual que el siempre activo y vibrante Marco Mendoza al bajo y los coros con su micro de cuello.

Continuaron con la arrolladora "Rise Up" haciendo botar y palmear a los fieles, con los que siguieron interactuando en la sinuosa "Dead and Gone" con Castronovo aporreando con fuerza para marcar su ritmo sobre el que se alzaba su contagioso estribillo, para ceder después mayor protagonismo a Aldrich utilizando el talk box en la zeppeliniana "What Goes Around" y posteriormente en la cañera "Resurrection" rematada con un breve solo, tras la cual tomo el mando de nuevo Corabi maracas en mano para acompañar la intensa interpretación de "Last Time I Saw The Sun".

Tras degustar este primer bloque de temas propios, nueva versión, en este caso una tremenda "Join Together" de THE WHO que sonó espectacular coreada por toda la sala, antes de relajar el ambiente con un mini set acústico de tres temas, comenzando por una embaucadora "Set Me Free", sucedida por una excelente "Maggie May" de Rod Stewart cantada por Castronovo con enorme gusto, y por una buena revisión del mítico "Let It Be" de los BEATLES, referentes absolutos para Corabi y el resto del grupo.

Vuelta a la electricidad más tórrida a lo WHITESNAKE con "Burn It Down" tema título del último disco de la banda que lógicamente fue el que más representación tuvo en el set list, para recordar después su anterior trabajo "Make Some Noise" con la movida "All The Same" con Corabi de nuevo tirando de maracas y sonando mucho a ZEPPELIN en su parte final, antes de llegar a una de las partes más originales del show con la presentación de los miembros del grupo dejando cada uno breves acordes alguno de sus temas favoritos.

Tras casi hora y media seguía el concierto sin decaer un ápice dejándonos temas como "Leave Alone" poderosa con las guitarras rasgando con fuerza en su animado ritmo, cayendo después una potentísima versión de "Bitch" de los STONES con un Corabi magnífico al mando de las operaciones perfectamente secundado por el resto de la banda.

Ultima terna de temas antes de los bises encabezada por la más relajada "Song and a Prayer" marcada por unas excelentes melodías de voz y guitarra a tempo medio, acelerando después con la resultona "Long Way To Go" única en la que tomó protagonismo claro la guitarra de Lowy con un buen solo, para terminar recordando de nuevo a los Cuatro de Liverpool con una abrasiva "Helter Skelter" tras la que se despidieron por primera vez.

Mínimo receso y vuelta a la carga con la divertida "Mexico" que nos puso a menearnos con su contagioso ritmo, para rematar la faena definitivamente con una excelente cover de "Higway Star" de DEEP PURPLE con la última de las muchas excelsas interpretaciones de Aldrich a la guitarra, suponiendo un fantástico broche a una maravillosa actuación de una enorme banda que me conquistó rotundamente.

Texto: Mariano Palomo

Fotos: Óscar Gil Escobar

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

1 COMENTARIO