Inicio Lanzamientos A-Z Crítica del CD de KAMELOT – The Shadow Theory

Crítica del CD de KAMELOT – The Shadow Theory

9
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
AYRA - Silent Veil
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

KAMELOT – The Shadow Theory

Discográfica: Napalm Records

Puntuación Popular

(2 votos) 10/10

 KAMELOT - The Shadow TheoryAcabo de recibir el nuevo trabajo de un grupo capaz de crear discos magistrales como “Karma”, “The Black Halo” o “Epica” pero también de dar a luz obras en mi opinión mediocres como “Ghost Opera” o “Poetry For The Poisoned”. Tras un buen “Haven” tenía muchas ganas de ver la música que puede crear KAMELOT en la actualidad, una vez que su nuevo cantante heredero a todas luces del estilo de su anterior frontman Roy Khan (me cuesta distinguirles) ya se encuentra asentado en la banda.

Tras una de las portadas menos llamativas en la historia de la banda, se encuentran trece temas más un bonus track (la edición deluxe que es de la que dispongo, a parte de este tema extra, trae las versiones instrumentales de seis de los cortes incluidos en este opus). Como es norma en mi forma de escribir, intentaré transmitiros lo que me ha parecido este “THE SHADOW THEORY” a lo largo de las siguientes líneas.

Tras una bella y melancólica introducción “The Mission” nos encontramos con el primer tema como tal “Phantom Divine” que comienza matador, con una preciosa orquestación y unas punzantes guitarras que nos transportan hasta un estribillo típico de esta gente. Pegadizo y muy comercial, en la que se incluyen algunas voces guturales para dar el contrapunto y lograr que mis sensaciones iniciales sean realmente buenas.

“RavenLight” tiene de inicio unas potentes guitarras que marcan el ritmo y dibujan el entramado musical de la pieza, para que la versátil voz de Karevik haga de las suyas y nos lleve ante una parte central efectiva y sutil pero que se queda fácilmente en la cabeza. Estupendo el trabajo realizado en los etéreos coros que envuelven la composición.

Seguimos la escucha con “Amnesiac” donde el tono prog de su base rítmica está más acentuado, pero que da cobertura a otro buen exponente del sonido KAMELOT. Sobre todo en su estribillo que es muy bonito, gracias a las voces femeninas de su background que dan color y realzan un corte que entra fácilmente a poco que lo escuchas.

“Burns To Embrace” tiene un sonido más orquestal, me encantan las partes de violín/piano que se encuentran en segundo plano pero que dan grandiosidad y epicidad, junto a la guitarra solista que aquí tiene su mejor intervención. Su parte central es simplemente magistral, con unos grandiosos coros infantiles que redondean un tema ganador y que transmite grandiosidad como pocos.

Por el momento me está gustando mucho la nueva propuesta de esta gente, que continúa su asalto sonoro con “In Twilight Hours” en donde el piano acompaña la dulce voz de su cantante, para darnos una preciosa balada que va in crescendo y que tiene como principal reclamo el dueto de voces masculina/femenina que en mi caso consiguen hipnotizarme en grado sumo. Si a esto le añadimos un solo lleno de sentimiento y que encaja como un guante, nos da como resultado otro de los puntos álgidos del redondo y sin duda uno de mis temas favoritos del mismo.

“Kevlar Skin” posiblemente sea la más rápida y cañera de lo escuchado, sobre todo en su estribillo que como no podía ser de otra forma puede ser de los más coreados por sus seguidores si la tocan en sus futuros conciertos. Excelente la labor de su base rítmica, destacando la pegada de su batería Johan Nunez, y con otro técnico y sobresaliente solo de guitarra/teclados en su sección instrumental.

“Static” tiene de nuevo un brillante y realmente bonito inicio orquestal donde el violín/piano son los mayores protagonistas y acompañan a un pletórico Karevik que da todo un recital a lo largo y ancho del disco. Para un medio tiempo lleno de magia, sentimiento, y con otro de los estribillos estrella del plástico que incluye un señor solo a la altura. Grandísima pieza del mejor metal melódico.

Sinceramente estoy gratamente sorprendido por la calidad que destila este “The Shadow Theory” posiblemente su mejor trabajo en años.

Pero la música sigue fluyendo, y las notas de “Mindfall Remedy” llegan a mis oídos para sumergirme en una espiral de locura y genialidad presente en esta composición: rítmica, altamente melódica, y con todos los elementos que distinguen a este grupo de muchos de sus imitadores. Aderezado con voces guturales que dan un poderoso contraste respecto a la parte luminosa, dominante en un estribillo que es oro puro.

“Stories Unheard” es un medio tiempo con continuos cambios de ritmo y que de nuevo consigue dar con la tecla para que entre en la cabeza a la primera escucha. Por supuesto tengo que volver a incidir en el cuidado que han puesto en todos los estribillos. Consiguiendo que sean muy melódicos y comerciales en el buen sentido de la palabra, y esta canción no es la excepción.

“Vespertine (My Crimson Bride)” es rápida, teatral, y con un espectacular uso de las orquestaciones, realzando y dando color y solemnidad a un tema que vuelve a tener todas las cualidades ya descritas. Decir que es elegante y  que tiene un punch brutal es quedarse corto, sería un pecado no ensalzar su preciosa parte central, que curiosamente me recuerda a los SERENITY. Y que decir de otro de los mejores solos de la obra, a manos de un inspiradísimo Youngblood.

“The Proud And The Broken” o como las tristes notas de un piano que al poco se funden con las incisivas guitarras te trasladan a una composición dramática y llena de feeling típica de esta agrupación. La oscuridad cubre una tenue luz representada por su estribillo, y en donde el melancólico sonido de la guitarra solista, llena de ecos y matices todo el devenir instrumental al que no le falta una parte prog con el teclado como protagonista.

Ya para cerrar la edición normal del disco, puedo disfrutar de una outro totalmente orquestal titulada ”Ministrium (Shadow Key)” en la que la espectacular aparición de la coral con aires a banda sonora, finaliza de una forma excelente este magnífico larga duración.

Aún me queda comentar el tema extra “The Last Day Of Sunlight” que no desentona para nada dentro del redondo, conformando otra muy disfrutable pieza de metal melódico.

Tras esta corta critica, solo puedo decir que estoy totalmente enganchado a esta nueva propuesta de la banda comandada por Thomas Youngblood y que en mi opinión es su mejor disco desde “The Black Halo”, Ni más ni menos.

Bruno Molina

Lista de Temas:

  1. The Mission
  2. Phantom Divine (Shadow Empire)
  3. Ravenlight
  4. Amnesiac
  5. Burns To Embrace
  6. In Twilight Hours
  7. Kevlar Skin
  8. Static
  9. Mindfall Remedy
  10. Stories Unheard
  11. Vespertine (My Crimson Bride)
  12. The Proud and The Broken
  13. Ministrium (Shadow Key)
  14. The Last Day Of Sunlight (bonus track)

 

 

9 COMENTARIOS

    • Efectivamente, Ghost Opera es una maravilla casi al nivel de The Black Halo, supongo que no lo habrá escuchado lo suficiente para valorarlo en su justa medida.

      Sin embargo, Poetry for the Poisoned, sin ser en absoluto mediocre como se ha indicado en la crítica, sí que es cierto que no es tan bueno como los anteriores.

    • En el caso de los discos la verdad es que yo también coincido con Bruno. Desde el The Fourth Legacy para mí los dos discos más flojos son Ghost Opera y Poetry for the poisoned. No es que sean malos, cualquier cosa que hacen estos tipos es imposible que sea mala, pero si me parecen de un nivel inferior.
      En cuanto a la comparativa de Roy y Karevik evidentemente no son confundibles aunque si es cierto que tienen un estilo muy muy parecido e igual se quería referir a eso.
      En fin, solo he podido escuchar los dos adelantos que pintan muy bien. A ver si me hago esta semana con el disco y puedo disfrutar de una nueva gran obra de Kamelot.

  1. Hombre, Ghost opera no es malo. Pero dada la calidad de sus antecesores, se puede considerar flojo. Y Poetry for the poisoned más aún- Las melodías vocales de Khan en esos discos no son tan espectaculares. Estar al nivel de un 4th Legacy, Karma, Epica, o Black Halo no es sencillo. Creo que Karevik sin ser confundible con Khan, ha cogido mucho de su estilo, lo cual le hace un sucesor perfecto.