Inicio Lanzamientos A-Z Crítica del CD de BLAZE BAYLEY – The Redemption Of William Black...

Crítica del CD de BLAZE BAYLEY – The Redemption Of William Black – Infinite Entanglement Pt. III

1
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
AYRA - Silent Veil
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

 

BLAZE BAYLEY – The Redemption Of William Black – Infinite Entanglement Pt. III

 Discográfica: Blaze Bayley Recordings

Puntuación Popular

(1 votos) 8/10

 BLAZE BAYLEY - The Redemption Of William Black - Infinite Entanglement Pt. III Desde 2016, el mes de marzo ha estado especialmente marcado en el calendario de BLAZE BAYLEY y sus fans, pues ha supuesto el lanzamiento de cada una de las piezas que han compuesto su trilogía denominada “Infinite Entanglement”, de cuyo capítulo final vamos a hablar hoy.

Estos discos han supuesto tanto el inicio como la constatación de la excelente relación entre el vocalista británico y la banda de músicos que componen ABSOLVA, más concretamente con el guitarrista y productor Chris Appleton. Gracias a ellos, BLAZE ha dado un considerable impulso de calidad a su carrera, reponiéndose del descalabro que supuso aquel nefasto “The King of Metal” -tras unos meritorios lanzamientos como fueron “The Man Who Would Not Die” y “Promise and Terror”- y ha conseguido llevar a buen puerto un proyecto tan ambicioso como una trilogía.

Musicalmente, “The Redemption of William Black” supone la continuación al estilo de composición y producción esgrimido en sus dos predecesores. Ese heavy metal directo, efectivo, tosco en ocasiones, sin arreglos superfluos y 100% enfocado al directo, donde funciona a las mil maravillas.

A nivel lírico, éste es, como decía arriba, el episodio definitivo de las aventuras protagonizadas por William Black, el militar mitad humano, mitad máquina que embarcado en su viaje de 1.000 años buscando a través del espacio nuevos mundos habitables para el ser humano, se planteaba su propia existencia a la vez que era traicionado por aquellos que le habían asignado su titánica tarea, acusándole de asesinato en masa. Una historia que mezcla la ciencia ficción con la metafísica y que parece desvelará todas sus incógnitas en una futura novela escrita de puño y letra por el mismo BLAZE.

He de reconocer, no obstante, que de los tres discos, éste es el que me parece un peldaño por debajo en cuanto a calidad con respecto a los otros dos. Algo menos inspirado, no tan brillante, pero pendiente de superar la prueba del directo, la cual sus dos hermanos mayores pasaron con nota.

El trabajo empieza con cierta sensación de piloto automático puesto. Con temas que, sin ser malos, no me parecen especialmente inspirados. Como si se les pudiera haber dado una vuelta de tuerca más en cuanto a la composición, quizás -¿quién sabe?- creados con la idea de que tenían que sacar el disco en marzo para cumplir con la fecha de los anteriores. “Redeemer”, tras una pequeña introducción donde la narración va por encima de la música situándonos en el lugar de la historia y desembocando en un tema de apertura algo anodino, con un riff principal machachón, pero poco más que un estribillo algo insulso para engancharnos. “Are you Here?” aporta más melodía en cuanto a guitarras y voz con un ritmo entrecortado en las estrofas, un puente que no está mal y un solo que es lo mejor del tema, donde Chris luce de técnica acertadamente.

Con “Inmortal One” mejoran las sensaciones. Un tema muy heavy y rápido donde toda la banda está fantástica, destacando un vocalista que cada disco parece ganar en potencia. “The First True Sign” es más rítmica, a medio tiempo y sosteniendo en una sola nota con palm muting buena parte de la estrofa principal mientras las melodías de guitarra sostienen el espacio que hay entre ellas.

“Human Eyes” es la balada acústica que parece haberse convertido ya en una tradición dentro de la trilogía, aunque esta vez sin violines que la aderecen. El tema crece hasta reproducir su inicio con distorsión en otro tema que, personalmente, pasa sin destacar especialmente, no como sus análogos en los dos discos anteriores. Sin embargo y pese a que en su momento de lanzamiento, el single “Prayers of Light” no me llegó a parecer una gran canción -quizás demasiado básica- he de reconocer que tras las diferentes escuchas que le he dado a todo el trabajo, me parece una de las mejores canciones de éste. “18 Days” continúa con las buenas sensaciones, comenzando con una pequeña pieza baladística que reproduce la melodía principal que más tarde será trasladada a los instrumentos acústicos, montando una canción muy armónica, a medio tiempo y repleta de buenas melodías. Al igual que un “Already Won” muy bueno a la par que simple donde el ritmo principal lo constituyen tres simples acordes aunque con una estructura de estribillo y puente abiertos y efectivos que enganchan al oyente.

Escucho “Life Goes On” y sinceramente, no sé en qué estaría pensando el bueno de BLAZE -al que sigo y admiro desde hace años- a la hora de componerla. Bueno, hay algo en lo que sí estoy convencido de que estaba pensando: el “The Show Must Go On” de QUEEN, porque ha fusilado literalmente el inicio de esas inmortales estrofas en cada melodía de su tema. Tras tamaño despropósito, el tema crece con unas melodías de guitarra muy en la onda IRON MAIDEN y la cosa mejora a la vez que va ganando en velocidad y energía. Pero es que ese inicio, flaco favor le hace.

Afortunadamente, los dos temas que quedan arreglan lo anterior. Por un lado un “The Dark Side of Black” rápido, machacón, con interesantes riffs mezclados con guitarras dobladas que desde ya forman parte de los mejores momentos de la trilogía basada en el personaje de William Black. Y en segundo lugar, el que es el más sobresaliente tema del disco, un “Eagle Spirit” épico, que comienza con una sección acústica donde vuelve ese BLAZE susurrante de “The Sign of the Cross” y termina siendo otro tema rápido, de genial riff rasgado y un estribillo enorme donde su voz de barítono luce estupendamente, llevándolo a lo más alto. La sección musical central con los solos -otra vez magnífico Chris- y la base rítmica es una pasada; heavy metal clásico en su más alto esplendor.

En resumen, BLAZE da carpetazo a su trilogía sobre la aventura espacial iniciada hace dos años en “Infinite Entanglement” con su capítulo menos inspirado a nivel musical, aunque aun así dejándonos unos buenos momentos musicales -ese “Eagle Spirit” sido diciendo que es maravilloso- y la incertidumbre de comprobar cómo sonarán estos nuevos temas en directo junto a sus hermanos mayores de los dos álbumes anteriores. Incógnita que podremos despejar dentro de unas pocas semanas.

J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comTwitter.com

Lista de Temas:

  1. Redeemer
  2. Are You Here
  3. Immortal One
  4. The First True Sign
  5. Human Eyes
  6. Prayers Of Light
  7. 18 Days
  8. Already Won
  9. Life Goes On
  10. The Dark Side Of Black
  11. Eagle Spirit

 

 

1 COMENTARIO