Inicio Conciertos Crónica y Fotos de HELLFEST – 2ª Parte. SCORPIONS, AIRBOURNE, SLASH, ZZ...

Crónica y Fotos de HELLFEST – 2ª Parte. SCORPIONS, AIRBOURNE, SLASH, ZZ TOP, etc

1
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
ANGELUS APATRIDA
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

Hellfest

STICKY BOYS +  SAMSARA BLUES EXPERIMENT +  THE QUIREBOYS +  WE ARE HARLOT +  ARMORED SAINT +  GODSMACK +  BILLY IDOL +  SODOM +  MOTÖRHEAD +  LAMB OF GOD +  ALICE COOPER +  MASTODON +  FIVE FINGER DEATH PUNCH +  JUDAS PRIEST +  SLIPKNOT +  GIUDA +  HAKEN +  BUTCHER BABIES +  MOTIONLESS IN WHITE +  THE ANSWER +  ACE FREHLEY +  BACKYARD BABIES +  AIRBOURNE +  L7 +  SLASH +  BRANT BJORK +  BODY COUNT +  ZZ TOP +  FAITH NO MORE +  SCORPIONS +  MARILYN MANSON +  ETHS +  THE HAUNTED +  DARK TRANQUILITY +  HOLLYWOOD UNDEAD +  EXODUS +  A DAY TO REMEMBER +  NUCLEAR ASSAULT +  CAVALERA CONSPIRACY +  EPICA +  LIMP BIZKIT +  IN FLAMES +  KORN +  IN EXTREMO +  NIGHTWISH

Viernes 19, Sábado 20 y Domingo 21 de Junio de 2015 – Clisson – Francia

Día 20

Segundo día de festival y hoy es el día de SCORPIONS y ZZ TOP, además de FAITH NO MORE, MARILYN MANSON, SLASH, entre otros. De nuevo un día muy caluroso sin una sola nube que hizo desempolvar otro año más una manguera con la que el público se podría refrescar en las horas de más calor del día. Además del alto nivel musical de esta segunda jornada se ha de destacar el alto nivel de emotividad como veremos más adelante.

 


 

GIUDA

Los italianos GIUDA inauguraban esta segunda jornada con su rock, pegadizo, bailable y muy efectivo. Divertidísimos, nos quitaron las legañas a ritmo de temas tan fantásticos como “Hey, Hey”. 

Se ganaron el derecho a una grandísima ovación por parte del numeroso público que madrugó para disfrutar del rock italiano de GIUDA. Breve pero intensa actuación.

 


 

HAKEN

Se puede resumir su actuación con una frase, los festivales no es su ambiente, y es que una banda de este tipo como sucede con bandas del género como DREAM THEATER no se encuentran cómodas en escenarios como estos y ante públicos tan dispersos como los de festivales. Poca afluencia de público para adentrarse en los complejos sonidos de la banda londinense que se desglosaban de temas como “Atlas Stone” o “Cockroach King”. Es una pena porque el alto nivel de los músicos no se corresponde con la mala recepción por parte del respetable.

 


 

BUTCHER BABIES

A los que vinieron a este concierto únicamente porque sus vocalistas sean cuanto menos llamativas, se debieron llevar una grata sorpresa. De hecho, ellas mismas se sorprendieron de ver tanta gente desde tan temprano al pie del cañón. Fue una buena manera de empezar otra jornada más del festival.

Eso sí, intentar cantar a la vez que ellas temas como “The Mirror Never Lies”, “Goliath”, “Monster´s Ball” y “Magnolia Blvd.” no es una buena idea, a menos que tu objetivo sea quedarte sin voz (y más si has estado la noche anterior en el Metal Corner). Todo un torbellino sobre las tablas, aprovecharon todos y cada uno de los metros cuadrados del escenario y del foso para interactuar con sus fans. Grata sorpresa musical para muchos que solo conocían la fachada de esta banda, pero es que en directo son una verdadera apisonadora.

z

 


 

MOTIONLESS IN WHITE

La banda de metalcore empezó con “Break the Cycle”. Fue un concierto con algo menos de público de lo que estaba uno acostumbrado ya a esas horas, pero un público entregado y volcado con la banda en todo momento.

Algunos de los temas que sonaron fueron “Death March”, “A-M-E-R-I-C-A” y “Dead as Fuck” con un sonido con ciertas influencias góticas como ya se puede presumir a partir de sus indumentarias. Sonido rotundo que acompañaba en la actuación a una banda que mostró un gran nivel.

 


 

THE ANSWER

Asistencia de público similar a la del grupo anterior para recibir a THE ANSWER. Comprensible esta desbandada ya que estábamos a pleno mediodía y THE ANSWER por suerte es una banda que podemos ver muy a menudo.

En 40 minutos dio tiempo para escuchar clásicos de la banda como “Demon Eyes”, su último himno “Spectacular” o “Under the Sky”, y por supuesto también cortes de su nuevo álbum como “Red”, “Last Days of Summer” y “Raise a Little Hell” (que da nombre al propio álbum). Sinceramente es una banda para conciertos más íntimos en sala que para festivales a mediodía con gente viéndoles de pasada, por suerte ya pudimos disfrutar en Madrid hace poco de su visita.

 


 

ACE FREHLEY

Juzgaría su concierto diciendo que esperábamos más de su set, donde casi la mitad de los temas interpretados eran covers (un total de 4) de KISS, pero se entiende que es lo que el público demanda, y Ace como músico sabe qué es lo que debe vender para agradar al respetable (él sabrá si prefiere ser recordado solamente como ex-guitarrista de una legendaria banda o también por su carrera en solitario). Además durante su actuación veíamos a un Ace muy estático, sin fuelle y sin energía, algo que es esencial en conciertos de esta índole. “Love Gun” o “Shock Me” siempre harán cantar al respetable y despertarles del letargo, mientras que “Toys” o “Rock Soldiers” es de lo poco que pudimos salvar de su actuación. En definitiva, una buena parte del público se llevó una decepción con el ex-guitarrista de Kiss, quien de vez en cuando tiraba de carisma para rescatar un poco a su público, pero fue como digo toda una decepción.

 


 

BACKYARD BABIES

A la hora de la siesta, era el turno de los suecos BACKYARD BABIES. Tras el chasco de Ace, el público parecía definitivamente más entregado a esta banda de hard rock, como demostró al vibrar con “Dysfunctional Professional” o “Th1rte3n or Nothing”, su nuevo single, fueron dos de las más celebradas con un Dregen acaparando todo el protagonismo en el escenario, y es que estamos ante todo un showman que sabe cómo enganchar al público durante toda la actuación.

Gran tarde para los seguidores de la banda sueca que disfrutaron de una buena presentación.

 


 

AIRBOURNE

Sin duda alguna otro de los puntos negros más grandes de la tarde, y no precisamente por culpa de los australianos. Por culpa de diferentes problemas técnicos que esta vez les salpicaron a ellos, el concierto estuvo parado durante más de 15 minutos, aunque este grupo destaca por su entrega y devoción a sus seguidores, e intentaron animar el cotarro con sus espectáculos de latas de cerveza y con algunos acordes y solos en “off”.

Una vez solucionados los problemas, se pudo seguir con el show, el cual se desarrollaba con cortes como “Stand Up for Rock ‘n’ Roll”, “Live it Up” y por supuesto la ya mítica “Runnin´ Wild” con la que se cerraba su accidentada actuación. Mala suerte esta vez para los australianos.

 


 

L7

La segunda jornada de HELLFEST tenía más decepciones que mostrar, y es que en general, estas mujeres no son las mismas de hace 30 años. Musicalmente sonaron regular, destacando “One More Thing”, pero la voz fallaba bastante y no precisamente por desarrollarse en un sonido grunge. Aun así, fue emotivo poder escuchar en directo “Pretend We´re Dead”, aunque no fuera en las mejores condiciones. Otra muestra de que los años pasan y pasan para todos, y aunque tiraran bastante de actitud, musicalmente estas chicas no atraviesan por su mejor momento ni mucho menos.

 


 

SLASH

Lejos de aquella primera impresión que tuvimos de SLASH con su primer álbum en la cual veíamos este proyecto como algo eventual, parece que tras este “World On Fire” se ha terminado por afianzar. Anteriormente llegaba a interpretar más canciones de sus anteriores grupos que de sus actuales composiciones, algo por lo que le tiramos en su día de las orejas, pero en la actualidad y sobre todo en shows propios esto ha cambiado.

En esta ocasión alternaban temas como “You’re A Lie”, que ponía a saltar a la pista, con clásicos de GUNS N’ ROSES como “Nightrain”, pero al contrario de lo que sucede con Ace por ejemplo, esta canción al pasar por la voz de Myles Kennedy coge aún mayor dimensión del tema original, en eso debería consistir una cover. Sorpresa grata la de recuperar “Back From Cali” de su primer disco en solitario o la novedosa “The Dissident”, otro de los maravillosos cortes de este último plástico.

El final se vuelve a basar en clásicos de la era VELVET REVOLVER y GUNS N’ ROSES, y es quizás lo único que falta por retocar para que esta banda ya comience a andar como una bicicleta “sin ruedines” en directo, ya que el proyecto está realmente consolidado. Aun así, pletórica actuación de SLASH, Myles Kennedy y cía.

 


 

BRANT BJORK

Buena acogida del público a BRANT BJORK, aunque bastantes de los asistentes estuvieran tumbados disfrutando del sonido stoner de la banda desde la lejanía, tal vez en su viaje espiritual propio. En directo es algo comprensible y más con temas como “Too Many Chiefs… Not Enough Indians” y “Buddha Time (Everything Fine)”. Concierto más que correcto con sonidos penetrantes y una atmósfera única.

 


 

BODY COUNT

La Warzone era todo lo contrario al Valley Stage, relajarse en este escenario es algo imposible, y en el caso de la banda liderada por Ice T (que ahora se ha cambiado el nombre a Ice Motherfucker T) todavía más. Si decimos que no entraba ni un alfiler es una frase literal. Imposible ver el escenario para bastante gente y no por estatura, sino por la imposibilidad de avanzar desde la entrada hasta una posición que te permitiera ver el escenario. De todos modos, se disfruta bastante en directo de temas como “Cop Killer”, la coreadísima “Talk Shit, Get Shot” o “Masters of Revenge” que son algunos de los que sonaron e hicieron crecer al público. Correcta actuación ante un público bastante entregado como es el francés.

 


 

ZZ TOP

Los barbudos de Texas parecían empeñados en querer dejar bien alto el pabellón de los escenarios principales, moviéndose como nunca les habíamos visto sobre las tablas. Quizás no varíen mucho sus conciertos pero en este caso, si algo está bien, mejor no cambiarlo.

Canciones como “Jesus Just Left Chicago”, la clásica “Gimme All Your Lovin'” están ahí presentes como evidencia de mis palabras. Como viene siendo normal, la explosión de júbilo por parte de los asistentes vino cuando empezaron a sonar “Sharp Dressed Man”, “Legs” y “La Grange” sin descanso, con más de uno haciendo (o intentando imitar) los pasos de baile de Billy Gibbons y Dusty Hill, que ante el algarabío que había en el público se mostraban tan impasibles como siempre.

Son genuinos y simplemente con dos movimientos que hagan se quedan con todo el público, un espectáculo de primer nivel.

 


 

FAITH NO MORE

¿Pero qué le han dado a estos FAITH NO MORE? Confirmando las buenas sensaciones de su actuación hace unos días en Viena, Mike Patton hizo de maestro de ceremonias ofreciendo un show único en un floreado escenario. Valiéndose de clásicos como “Epic”, la preciosa “Easy” en la que Patton bajaba al foso para intercambiarse la camiseta con uno de los encargados de la seguridad, o la mágica “Midlife Crisis” hacían una verdadera fiesta que no daba descanso en una hora y cuarto en la que también tuvieron tiempo para dedicarse al nuevo plástico con cortes como “Motherfucker” o “Superhero”. Mike no paraba de hacer muestra de su buen sentido del humor entre tema y tema sin aburrir en  ningún momento al numeroso público que disfrutaba de un grupo que atraviesa de nuevo por un momento dulce.

 


 

SCORPIONS

 

Otros de los triunfadores del día fueron sin duda SCORPIONS. La última vez que vimos un show suyo en festival fue en Wacken 2012, donde salimos un tanto fríos de su show, mientras que en Madrid dieron dos noches de cátedra.

Los germanos salieron a las tablas tras un tremendo espectáculo de fuegos artificiales acompañados de música y videos en conmemoración del décimo aniversario del festival (¡menudo espectáculo de veinte minutos!) a ritmo de “Going Out With A Bang” y la clásica “Make It Real”. Sonido perfecto para esa galopada lenta de “The Zoo” o ese momento instrumental de “Coast To Coast”. Con un medley de canciones de sus años setenta, dieron paso al nuevo himno “We Built This House” o a la recuperada “Delicate Dance”.

Momento para disfrutar y recrearnos de su set en acústico con temas como “Always Somewhere”, “Eye Of The Storm” o la preciosa “Send Me An Angel”, la más coreada de las tres. Inmediatamente después, llegaría otra balada entre baladas, todo un himno para muchos como “Wind Of Change” y ese famoso silbido. Tras ello, vuelta al set habitual con “Big City Nights” y miles de gargantas coreando ese poderoso estribillo, y dos cortes como “Dynamite” o “In The Line Of Fire” que nos dejaban tomar aire. El ya famoso solo de James a la batería llamado “Kottak Attack” pedía su momento, para devolvernos a la banda para “Crazy World” o “Rock ‘n’ Roll Band”, otro de los grandes nuevos temas de los alemanes. Con “Blackout” se ponía el punto y seguido a su actuación, ya que Klaus, Matias, Pawel, Rudolf y James abandonaban las tablas.

Los bises llegaban acompañados de pirotecnia y emotividad a partes iguales, y es que Klaus Meine a pesar de su elevada edad sigue haciendo única “Still Loving You”, momento para hacer llorar a más de un 70% de los allí presentes, un momento mágico e irrepetible, solo al alcance de una banda como Scorpions y de una canción como ésta. El broche de oro lo ponía “Rock You Like A Hurricane”, clásico entre clásicos con un Rudolf que no para quieto en ningún momento, con un Matias que es arte a la guitarra, con un Pawel a las cuatro cuerdas correctísimo y con un Kottak que es un espectáculo tras los platos.

Noche mágica que jamás podremos olvidar, a pesar de que el público francés es bastante más frío que el español, pero la emotividad de este concierto, con el pre-concierto de lo más emotivo que recuerdo con el espectáculo de pirotecnia, imagen y sonido, y con el brillante show ofrecido una vez más por SCORPIONS, podemos situar este show más cerca de las noches únicas en Madrid que de la frialdad del concierto de Wacken 2012.

 


 

MARILYN MANSON

Como sucedió el día anterior con SLIPKNOT, MARILYN MANSON sufrió una desbandada generalizada antes de su concierto, mientras que un servidor aguantó de nuevo la mitad de la presentación del príncipe de las tinieblas. Entre tinieblas precisamente se descubría MANSON a ritmo de “Deep Six”, para dar paso pronto a más clásicos como “Sweet Dreams (Are Made Of This)” o “Tourniquet”, con la cual nos despedíamos por hoy de los conciertos para recargar fuerzas para una última jornada que tampoco nos daría respiro. El sonido estaba siendo bastante distorsionado con un MANSON al que por momentos no escuchábamos. Al no poder ver su show al completo, no tenemos la potestad de valorar su actuación, aunque parece ser que estábamos ante un show correcto del fenómeno.

Texto y fotos: Óscar Gil Escobar

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

 

1 COMENTARIO

  1. que pasa tio, solo has estado en los dos escenarios principales, nada mas . que hay muchas mas bandas que ver por el resto de escenarios. para mi una de las mejores bandas que vi en el festival fue merauder, autentico hardcore de costa rica, acojonantes. los terror estuviero bastante bien, pero mejor otras veces. ensiferum , será por que los e visto muchas veces, pero un poco repetitivos,mayhem era la segunda que vez que los veía , y también en el hellfest, y esta vez me gustaron. y con los putos reyes OBITUARY, estos se comen a quien haga falta. y para terminar la noche biohazard, la primera vez que los veía , y me gustaron, al final termino el escenario lleno de gente , vaya pasada.