Inicio Conciertos Crónica y Fotos del EUSKAL METAL FEST con JADED HEART, OPERA...

Crónica y Fotos del EUSKAL METAL FEST con JADED HEART, OPERA MAGNA, etc

0
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
ANGELUS APATRIDA
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

EUSKAL METAL FEST VI

JADED HEART + CROWN OF GLORY + SILENT OPERA + OPERA MAGNA + IZU NAUK

LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 Sábado 9 de Mayo de 2015 – Sala Tunk – Irún – Gipuzkoa

Era un cartel de lo más atractivo el que presentaba esta sexta edición del Euskal Metal Fest. Aparte de JADED HEART y de sus acompañantes de gira CROWN OF GLORY teníamos la oportunidad de disfrutar de la juventud y frescura de IZU NAUK, unos nuevos SU TA GAR, la presencia de los franceses SILENT OPERA y la posibilidad de ver a los valencianos OPERA MAGNA, banda que de no ser por la apuesta de algunos organizadores, y el propio arrojo de la banda para hacerse kilómetros lanzándose a la aventura, sería difícil de ver por nuestra tierra en el actual panorama musical. Reconozco que estos eran para mí un aliciente tan grande como el de los propios JADED HEART. Y no me equivoqué. Por supuesto, también fe un auténtico lujo presenciar todas y cada una de las actuaciones, sin tacha alguna a lo expuesto por las bandas en una noche que bien hubiera merecido una mayor respuesta de público.

Cierto que alicientes como el de ATLAS se cayeron del cartel, pero como expongo no creo que las alternativas se quedaran a la zaga. Lo cierto es que hasta la llegada de JADED HEART en una tarde con Real Sociedad – Barcelona (no sé si es excusa) de por medio no hubo un verdadero calor para los grupos, si bien ninguno de ellos desaprovechó la oportunidad de ganarse a todos los presentes.

Comenzando por IZU NAUK, a los cuales ya habíamos visto como teloneros de los suecos SPARZANZA en esta misma sala. Solo cabe corroborar las buenas sensaciones expuestas entonces por unos chicos muy jóvenes que no dudan en rendir pleitesía a los clásicos del metal euskaldun por excelencia. De hecho se marcaron un medley en homenaje a SU TA GAR, con excelente ejecución. Sus propios temas rezuman esa misma esencia, como es el caso del homónimo “Izu Nauk” o “Denbora”, solo por poner dos ejemplos de lo ofrecido en su escaso espacio de tiempo sobre las tablas. Con que ganen un poco más de personalidad tendrían un camino muy importante hecho para ser ellos una alternativa, precisamente, a la de sus propios ídolos.

OPERA MAGNA se ganaron la admiración de los presentes por pura calidad musical. Cada uno de los componentes del sexteto realiza un papel brillantísimo, y pese a la complejidad de sus canciones no se percibe ni una sola falta. Con puntos sobre las íes, tildes y comas en su sitio, facturan sus temas los valencianos, que bien podrían ser unos auténticos abanderados en la península dentro de ese power metal ampuloso que tantos grupos aportaron desde tierras italianas hace unos años.

Los tres discos editados por el grupo hasta la fecha contienen composiciones tremendas que podrían suponer un reto muy difícil de llevar al directo, sin embargo no echamos en falta ningún detalle en su pulcra interpretación, exquisita y milimétrica, manteniendo a  la vez la capacidad de conectar con el personal, rendido ante la innegable categoría ofrecida. También cabe destacar lo comunicativo de un Jose Broseta que interactuó lo necesario con unos presentes que en una buena parte desconocían la carrera del grupo, pero que a buen seguro en no pocos casos habrán indagado lo que se estaban perdiendo después de este concierto con total ilusión en la banda por mostrar su música y ganar adeptos.

La expectación durante la interpretación de los temas desembocaba en unas ovaciones cada vez más sonoras, destacando piezas como “La Herida”, de su último “Del Amor Y Otros Demonios. Acto I”. Le siguen dando mucho protagonismo a su segundo trabajo “Poe”, con composiciones del calibre de “El Pozo Y El Péndulo”. Y tampoco dejaron fuera temas de su debut “El Último Caballero”, mostrando la solidez y consistencia que han tenido desde su inicio en canciones como “El Fuego De Mi Venganza” o el final “Horizontes De Gloria”, con una ejecución instrumental por parte de la banda de quitarse el sombrero.

El propio vocalista impresiona con sus agudos, llevando su voz hacia terrenos en los que parece que en algún momento podría salirse de punto, pero siendo capaz siempre de mantener su voz por el caudal debido, por estrecho y sinuoso que sea este. Y no es algo que sean capaces de plasmar con esta elegancia en estudio únicamente. Y sin  necesidad de apoyarse en engañosos samplers. Deberían de tomar nota muchos grupos que en este estilo, de forma general, distan mucho de alcanzar esta perfección.

SILENT OPERA mantenían el aspecto sinfónico en su estilo, pero en su caso con un tinte extremo y gótico bajo la habitual mezcla de voces masculina y femenina que tanto se ha dado de un tiempo a esta parte. Estos no desmerecieron en entusiasmo a sus predecesores, luchando por colocar puños en alto y por encontrar una respuesta en la concurrencia. Labor que fundamentalmente la llevó a cabo su vocalista masculino, si bien el resto de componentes se mostraban bastante más sobrios en escena, dejándole un poco solo.

Apenas conocía nada de los franceses, salvo que tienen un disco de título “Reflections”, del que destacaría en este directo “Dorian”, con mucha fuerza y pegada. Parece ser que antes tenían teclista, algo que deberían recuperar para los directos, si es que definitivamente este puesto ha quedado vacante. En directo se echa en falta una presencia de teclas, más después de ver a los anteriores.

En cualquier caso, no desaprovecharon esta primera visita a suelo guipuzcoano, sudando para ganarse el favor del personal, algo que con insistencia y fe en sus posibilidades lograron, demostrando que su oscura y ambiental propuesta puede servir para enganchar al público en vivo.

Tras un cambio de backline larguísimo JADED HEART salieron a escena casi con lo puesto. De hecho, el principio del concierto fue más bien una prueba de sonido sobre la marcha, y no una entrada en tromba como hubiéramos esperado. Pero la banda liderada por Michael Muller es el tipo de clásico de nuestra escena alejado de cualquier vanagloria, acostumbrado a salvar escollos de una división que nunca les ha tenido en una cómoda posición de la escena.

Los cambios en la formación han partido la historia de un grupo formado en 1990 en dos. Podemos decir que los JADED HEART que tenemos oportunidad de ver hoy en día son casi un nuevo grupo desde la entrada del vocalista sueco Johan Falhberg. Es decir, que 2005 fue un antes y un después para la banda, con lo que no es de extrañar que la banda tire en directo fundamentalmente del material editado ya con su vocalista actual, olvidando por completo la etapa de Michael Bormann. Como capitán y único miembro fundador en solitario se mantiene en el bajo Michael Muller después de la salida del batería cofundador Axel Kruse.

Amplio fue el repaso a su último y batallador disco “Fight The System”, dejando bien a la claras que son capaces de estar a la altura de la escena actualmente. Esos temas tienen el nivel y el gancho suficiente como para que el público se metiera en la descarga, pese a que temas como “Control” aun distaran de llegar al punto en el que el grupo estuviera del todo a gusto.

Johan hacía gestos de no escucharse bien por monitores, a lo que hubo que añadir el percance que tuvo con el cable del micro, que se le escapó durante la interpretación de “Saints Denied”. Estos dos temas unidos al inicial “With You” hubieran supuesto un  gran arranque. Sin dejar de recibir al grupo con entusiasmo, la falta de comodidad de los músicos no lo hizo para nada un arranque brillante.

Pero por suerte o por desgracia JADED HEART no son un grupo de estrellitas, sabiendo combatir en este fango y salir del mismo. A partir de “Justice Is Deserved” la cosa mejoraría bastante, comenzando verdaderamente el grupo a dar el nivel que de ellos podíamos esperar.

Se apoyaron en algunos coros grabados para dotar de total envoltura a sus canciones, terminando por ir dejando piezas de absoluto calibre como “Run And Hide”, “I Lost My Faith” o “Nightmares”, Til Death Do Us Part” o “Love Is A Killer”, demostrando que en ese medio camino entre el heavy y el hard rock ellos siguen teniendo mucho que decir en la actualidad.

Se equivocó el vocalista al presentar “Life Is Beautiful” cuando realmente su banda comenzó a interpretar “Not In A Million Years”. Ningún problema en este cambio de orden para llegar al final con “Schizophrenic”, manteniendo la apuesta por su nueva entrega. Nos quedamos con ganas de algún tema más en los bises, pero la jornada se iba haciendo larga y todavía quedaba por tocar CROWN OF GLORY, con lo que tan solo pudimos disfrutar de “Freedom Call”.

Indudablemente quien se considerara seguidor de toda la carrera de la banda debió conformarse solo con la segunda mitad de la misma, aunque bien es cierto que en esta poseen temas de buen nivel que el grupo defiende en vivo a capa y espada. Y ninguno de los presentes en Irún esta noche dejó de disfrutarlos.

Se redujo a la mitad la presencia de personal para ver a CROWN OF GLORY, banda que viene acompañando en esta gira a JADED HEART. Los suizos llevan funcionando desde 1998 con dos discos largos editados y algún previo EP. Practican un heavy metal melódico exquisito con tintes progresivos que, pese al cansancio de la larga jornada, consiguió ganarse al público. En un gran gesto pudimos ver al propio Michael Muller empujando al personal hacia adelante para reunir a los presentes lo más cerca posible del escenario, generando un mayor calor para una banda a la que no cabe poner tacha alguna en la ejecución de sus grandes composiciones, cargadas de detalles, con un gran trabajo en todos los aspectos.

Los suizos rompieron el hielo con “Storm”, presentando su nueva obra “King For A Day”. Continuando bajo un sonido nítido con “Saviour”. Su vocalista ya nos había pedido un poco de recogimiento en las proximidades del escenario, algo que el público tímidamente hizo durante “The Raven´s Flight”, pero poco a poco la respuesta se haría más notable a medida que la banda continuaba desgranando esos dos discos editados en 2008 y 2014.

El buen rollo transmitido por “One Fine Day” fue un punto de inflexión definitivo, y pese a que la gente estaba cansada tras seis horas de música en vivo, aquello no desfalleció con “Morpheus” o “The Hunter”. Incluso un atisbo de decepción, solicitado por su vocalista por si esto no ocurriera, afloró cuando con “The End Of Line” comenzaban a despediré, si bien el último tema del repertorio sería “The Calling”.

Las peticiones de otra más dieron fruto, pese a que la noche terminara con algo de retraso. Los técnicos de la sala lo permitieron y la banda se marcó un “Breaking The Law” de JUDAS PRIEST muy personal. Imaginad lo diferente que puede sonar una pieza tan guitarrera en este caso con el teclado llenándolo todo. Una guinda final a una tarde noche en la que lejos de la fiebre y las multitudes que levantan los de siempre, pudimos apreciar que para un público más selecto hay bandas capaces de batirse el cobre y terminar victoriosos.

Texto: Antonio Refoyo (www.lamiradanegra.es)

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo (www.musifota.com)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.


Galería de Fotos:

 

JADED HEART

 


 

CROWN OF GLORY