Inicio Conciertos Crónica Concierto CHILDREN OF BODOM + ENSIFERUM + MACHINAE SUPREMACY – Crónica y fotos...

CHILDREN OF BODOM + ENSIFERUM + MACHINAE SUPREMACY – Crónica y fotos de Barakaldo

4
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
AYRA - Silent Veil
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
CHILDREN OF BODOM
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

ENSIFERUM + MACHINAE SUPREMACY

Domingo 8 de Mayo de 2011 – Sala Rock Star – Barakaldo

Noche peculiar la vivida la del domingo en Barakaldo, de sensaciones contrastadas y que me dejó la sensación de haber asistido a tres conciertos diferentes sin salir de la misma sala, por lo cual variaré un tanto la forma en la que habitualmente escribo mis crónicas, tomando la idea prestada tras leer la crónica de mi compañero Diego sobre el mismo evento en Madrid.

MACHINAE SUPREMACY

No voy a mentir, no los conocía ni de nombre, y no por ser unos novatos precisamente, pues ya tienen 5 trabajos de estudio precisamente, sino porque nunca he conocido a nadie que me hablara de ellos o a nadie que por lo que fuera los escuchara, y en cierto modo, no es algo que me sorprenda a tenor de lo visto.

Se etiquetan así mismos como "SID metal"  (no me hagáis explicar el porqué de ese nombre…), es decir, basan sus creaciones musicales en videojuegos clásicos, lo cual nos puede dar una idea de cómo pueden sonar, o no…

Ciñéndome a lo que interesa, decir que no recordaba una banda con tan poca vida sobre un escenario, recuerdo quejándome amargamente de VISIONS OF ATLANTIS cuando giraron junto a RHAPSODY, pero me temo que los suecos los superan. Ambos guitarras parecían como asustados, apenas se atrevían a moverse tímidamente, el único que ponía algo de vida al asunto era su bajista ‘Dezo’, mientras que su vocalista, ‘Gaz’, es con diferencia lo más insípido y descafeinado que he visto jamás en un concierto, lo siento si suena cruel, pero sin querer ofender a nadie, dudo mucho que hicieran muchos fans nuevos esa noche.

ENSIFERUM

Para que ocultarlo, de las tres formaciones del cartel,  la de los guerreros fineses eran la   que más me interesaba, y no por favoritismo o gustos personales, sino basándome en conciertos previos tanto de ellos como de las hordas de Alexi y cia, por lo cual, las expectativas eran altas, y me atrevo a decir que no defraudaron a nadie.

Tras la habitual intro arrancaron su descarga con "From afar", single extraído de su último trabajo hasta la fecha y que siempre funciona muy bien en directo, y no sin motivos. Se les veía un tanto fríos y distantes, algo que no me gustó en absoluto, ya sabemos que Petri no es el tío más expresivo del mundo, pero algo no cuadraba, y encima en un inicio su voz sonaba demasiado tapada, aunque eso fue algo que se arregló progresivamente.

Quizá sería porque el moreno cangrejil que lucía (ay amigo, que en España el sol pica!!) que no le dejaba estar a gusto o por lo que fuera, pero ya con uno de sus grandes clásicos, "Token of time", la cosa cambió, Markus comenzó a moverse más y a sonreír, y pasado el ecuador del tema Sami y su bajo lleno de cuerdas eran los que siempre he recordado, pura energía y entrega, moviéndose de un lado a otro sin dejar de animar a la gente.

"Into battle" no sé si fue el tema más acertado dado su repertorio, pero hasta el propio Petri se mostró más animado y el público en general ya estaba a su merced, consiguiendo poner a todo el mundo a cantar y tararear "Twilight tavern",  aunque personalmente (no lo puedo evitar) me quedo sin duda alguna con otro clásico más, "Guardians of fate", y es que por mi podrían tocar todo su primer álbum del tirón que no me quejaría.

Con "Ahti" se perdió algo de intensidad, nada grave pues la banda a estas alturas estaba ya mucho más entregada, con lo que para cuando comenzó a sonar "Lai Lai Hei" no tuvieron que esforzarse mucho para mover al respetable, terminando su descarga con la mayoría de los presentes haciendo los coros para "Iron" a petición expresa de Petri, muy diferente al visto al comenzar su actuación.

Supo a poco su descarga, a muy poco, no creo que se hubieran quejado muchos si nos hubieran regalado unos cuantos temas más, buen show, divertido, enérgico y con un sonido bastante correcto, dejaron el listón muy alto para los que venían detrás.

CHILDREN OF BODOM

 

La banda de los chicos del lago son una de esas formaciones que van haciéndose mayores conmigo (cosas de la edad), y es curioso porque cuando los comencé a escuchar era unos más de esos jóvenes locuelos que siempre encontramos en las primeras filas con este tipo de bandas, y lo más gracioso es que tantos años después y sea por lo que sea, la media de edad de sus fans parece no aumentar, mientras que los de antes seguimos acumulando canas por llamarlo de algún modo. Ojala muchas bandas pudieran decir lo mismo según se mire.

No sé por qué me da la que sala estaba divida, por un lado fanáticos de ENSIFERUM y por el otro de COB, y en medio los que gustamos de ambos, aunque personalmente me decante por los primeros, y no por su música, y me explicaré brevemente. CHILDREN OF BODOM son una banda con la que siempre he disfrutado en casa, sin embargo también me han defraudado ya un par de veces por su actitud en general, por lo que deseada de verdad que esta noche fuera diferente, aunque también es cierto que sus últimos dos trabajos me han dejado bastante frio, cosechando críticas muy dispares por toda Europa, pero siempre les acabo concediendo el beneficio de la duda.

"Not my funeral" fue lo primero en caer de su último álbum, tema potente a grandes rasgos que quedo un tanto deslucido por no ser el sonido todo lo correcto que debiera, de hecho costaba distinguir la voz de Alexi en algunos momentos. Eso sí, espectacular juego de luces, de lo mejor en mucho tiempo.

"Bodom Beach terror" y "Needled 24/7" hicieron las delicias de los presentes, los clásicos siempre funcionan, y sobre todo, tienen un sonido más puro COB que los más actuales, mucho más agresivos y pesados, más alejados de tu toque neoclásico.

Y una vez más aparecieron los detalles de siempre que tanto me cansan en ellos, y que parezco ser el único en apreciarlos a veces al estar rodeado de fanáticos de la banda, y es su actitud en general. Nada que objetar sobre Jaska, no tiene el instrumento más adecuado para lucirse pero animaba cuando podía, pero es que hasta el habitualmente risueño  Henri al bajo pareció contagiarse de la apatía de sus compañeros, solo soltándose un poco ya muy avanzada su actuación.

Roope, siempre con su aire bonachón, no fue precisamente la alegría de la fiesta, nada nuevo, siempre ha sido más comedido, pero empieza a cansar un poco a los fans más antiguos la frialdad y casi pasotismo del que hacen gala en demasiadas ocasiones Alexi y Janne. En el caso del segundo, no es ninguna novedad que se pase el concierto bebiendo, sabemos que es un gran músico y va sobrado, pero al décimo bostezo la apatía empieza a ser evidente por su parte. Alexi es un caso aparte, es parte de su ego, personalidad, imagen o como se quiera llamar, pero 35 euros por  ver tocar a alguien como los ángeles (que sí, que lo hace) pero que raramente se dirige al público y que en muchos momentos da la sensación de estar actuando para si mismo, me parece demasiado, lo siento. COB siempre cumplen, pero a estas alturas de su carrera se les pide más que eso.

Hubo momentos intensos por parte del público coincidiendo con clásicos como "Children of Bodom" en unos momentos o temas más recientes y pesados como "Was it woth it?", pero no todo fueron luces, hubieron también sombras. En algunos momentos el sonido de la voz de Alexi era un caos y sonaba como si la hubiera pasado a través de algún filtro/sintetizador, algo para nada agradable, ni para nosotros, ni supongo que para ellos tampoco.

A grandes rasgos quien más quien menos salió contento de su actuación, que simplemente me atrevo a decir que fue una más,  y me uno a las voces que clamaban por temas como "Silent night Bodom night", "Lake Bodom", "Warheart", "Bodom after midnight"…etc. Están olvidando demasiado rápido el estilo y los temas que los encumbraron, veremos a ver si no se equivocan, el tiempo lo dirá.

Personalmente diré con total sinceridad que los triunfadores de la noche fueron sin duda alguna ENSIFERUM, no voy a ocultarlo.

Setlist:

  • Not My Funeral
  • Bodom Beach Terror
  • Needled 24/7
  • Shovel Knockout
  • Roundtrip to Hell and Back
  • In Your Face
  • Living Dead Beat
  • Children Of Bodom
  • Hate Me!
  • Blooddrunk
  • Angels Don’t Kill
  • Follow the Reaper
  • Downfall 
        ————
  • Was It Worth It?
  • Everytime I Die
  • Hate Crew Deathroll

Texto: Ángel Ruiz

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo (www.musifota.com)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.


Galería de Fotos:

MACHINAE SUPREMACY

ENSIFERUM

CHILDREN OF BODOM

4 COMENTARIOS

  1. tio, ENHORABUENA POR LA CRÓNICA, ya no soy yo el único que se ha dado cuenta de todo esto ( si miras más abajo en la crónica de madrid, yo mismo escribí mi crónica en “comentarios” y es clavado a lo que tu escribes de este concierto )

    una verguenza por 35 €, por lo que veo, la noche de madrid no fué una excepción…son así de tontos en todos los sitios…que pena…

    salud!!

    • No me gusta la polémica, ya son unos cuantos años escribiendo y llevo muchos conciertos a mis espaldas ya, en el caso de COB ya son varios,y siempre, repito, siempre, he visto lo mismo. Quizá como redactor no debería entrar al trapo, pero ante todo amo esta música, y no soporto a las estrellas con exceso de ego. Repito, me encantan los discos de COB, pero tras al menos tres (festivales no cuentan) conciertos viendo lo mismo no puedo defender lo indefendible. Lo escrito arriba es lo que vi y lo que la gente me comentó según sus impresiones, no diré más, pero esa actitud es cuando menos reprochable. O algo cambia, o el futuro lo veo incierto…

      Salud y birras!

  2. La verdad es que la crítica me ha parecido bastante acertada, pero añadiría ciertos matices…
    En cuanto a Machinae Supremacy, supongo que tendrán su público pero dudo que sea el mismo que estaba interesado en ver a los otros 2 grupos. Su música falta de fuerza y de melodía te deja bastante frío…En vez de rellenar con bandas que no aportan nada y de estilos tan diferentes a los cabezas de cartel, podrían haber aprovechado para promocionar alguna banda de la zona (por ejemplo, Estampida habría dado mucho más juego).
    En cuanto a Ensiferum, me considero un fanático de ellos, especialmente de su primer disco, así que a poco que hagan ya me hacen vibrar…Pero la verdad es que más que la actitud (que para mí fue bastante correcta aunque sin alardes) lo que realmente flojeó de su actuación fue el sonido. Hubo canciones que me costó reconocer (hasta el estribillo clásico de Iron me sonaba raro)… Los teclados no se oían y la voz quedaba en un segundo plano que le hacía perder fuerza. Una canción exquisita como Token of time se convirtió en vulgar y con un sonido bastante sucio…
    Tuve la oportunidad de verles hace 2 años en una de las salas pequeñas de Santana27 de Bilbao y me encantaron con un sonido envolvente y muy melódico que te llevaba a un estado de éxtasis absoluto, pero ésta vez no se pareció ni de lejos…
    En cuanto a Children of Bodom, no soy un gran seguidor, pero teniendo en cuenta la calidad que atesoran me esperaba mucho más. Al principio pensé que habían reservado el buen sonido para ellos, pero hasta más allá de la mitad de su concierto yo sólo era capaz de escuchar una especie de rugido infernal entre el que era imposible captar ningún matiz ni atisbar ninguna melodía… Pero de repente (más o menos a partir de la canción Children of Bodom) el sonido cambió radicalmente y conseguí disfrutar de una última parte bastante correcta (me encantó la canción Everytime I die).
    Lo que fue espectacular es el montaje de luces que se curraron en el escenario. El mejor que he visto en la RockStar de lejos… Lástima que los técnicos debían estar más especializados en la luz que en el sonido…
    Bueno, ese fue mi punto de vista del concierto con toda la subjetividad que conlleva, porque es cierto que a veces la percepción de las cosas depende de muchas cosas (de las expectativas, del estado de ánimo, del comportamiento del público, de la actitud de los músicos y, por supuesto, de las cervezas que llevas encima).