Inicio Lanzamientos A-Z WHITESNAKE – Forevermore

WHITESNAKE – Forevermore

11
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
AYRA - Silent Veil
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

Discografica: Frontiers
Puntuación: 7,5/10

WHITESNAKE - ForevermoreHabía ganas, muchas ganas de escuchar ya el nuevo trabajo, y quién sabe si no será ya el último como tal, de la legendaria formación capitaneada desde siempre por el gran David Coverdale. Lógicamente había muchas dudas e incógnitas, que poco a poco se van desvelando escuchando el álbum, pero antes de meternos en harina vamos a contextualizar un poco y comentar que distan tres años desde "Good to be bad", un disco que personalmente me gustó mucho, y lo cierto es que "Forevermore" sigue la senda de éste, como era de esperar. Ya sabéis que "Good to be bad" fue el primer trabajo de la formación como tal desde "Slip of the tongue" (admitiendo Coverdale el primero que "Restless heart" era más un álbum en solitario que otra cosa… un buen disco, por cierto, una cosa no quita la otra), y a su vez el primero desde la esperadísima reunión allá por por 2003, si no recuerdo mal.

Pues bien, para "Forevermore" se mantienen las claves de éste, diciendo lo primero que desde el primer riff al último suena a WHITESNAKE por los cuatro costados, por si había alguna duda o miedo más bien. Así, hay una mezcla totalmente buscada, un equilibrio entre los tiempos más bluesies de los primeros años de la banda, y ese toque inconfundible "1987", inmortal para siempre desde entonces. De todos modos, es curioso cómo ahora quizás la balanza se inclina un tanto más por el deje bluesy y casi setentero, aunque sin perder en absoluto la fuerza, la chispa y ese deje pegadizo único. También, es un trabajo muy guitarrero, y es que obviamente a día de hoy Doug Aldrich es totalmente la mano derecha de Coverdale, su hombre de confianza, y de hecho con el que ha compuesto la mayoría de los temas y con el que ha compartido tareas de producción (junto a Michael Mcintyre, habitual productor de la banda en los últimos años). Por cierto, decir al respecto que el sonido es exquisito, como no podía ser de otra forma en una banda tan grande, con la limpieza, matices, clase y demás que merece un disco así. Me gusta mucho también la mezcla entre el punto clásico con ese mínimo toque actual pero quedando por encima de todo la máxima de disco atemporal, para que al menos a nivel de sonido no pueda haber nunca ni una pega.

Llegados a este punto tenemos ya que acercanos ya a la voz de Coverdale, razón de ser de la leyenda y, le pese a quien le pese, aún referencia para tantos y tantos cantantes que se acercan sin conseguirlo a la clase, magia y encanto de la voz del gentleman inglés (por mucho que lleve tantos años viviendo en el lago Tahoe, en Estados Unidos). Pues bien, todos sabemos que en los últimos tiempos no está precisamente en su mejor momento vocal pero, por otro lado, es obvio que la experiencia es un grado y además a nadie se le olvida montar en bicicleta, ¿verdad? Pues bien, en el disco se palpa que no fuerza como antaño y por tanto no vamos a escuchar esos gritos escalofriantes que nos siguen poniendo los pelos de punta cada vez que oímos ciertos temas. Sabe más el diablo por viejo que por diablo, como se suele decir, y obviamente Coverdale está algo mayor pero de perro y diablo tiene un montón (con el máximo encanto, eso sí), y por tanto su voz en el disco ralla a muy buen nivel, derrochando feeling, calidez y rollo, y sin escatimar en potencia, aunque reitero que de gritos y aullidos característicos hay muy poco aquí (decisión creo que inteligente, por otra parte).

Y ya que estamos con los músicos, el 10 va para los guitarristas, que se lucen como pocos en el disco, y es que tanto Doug Aldrich como Reb Beach forman una pareja soberbia y la verdad es que hacen un trabajo exquisito en el álbum, cada uno en su papel: el primero como solista y protagonista, y el segundo de apoyo y demostrando que es un crack con la rítmica. Por otro lado, Brian Titchy es uno de los mejores baterías "jovenes" de la actualidad, y hace un trabajo perfecto en "Forevermore", como era de esperar, y es que Coverdale no elige al "tuntun", eso lo tengo clarísimo. El bajo y el teclado son menos importantes en este álbum, y como tal no les doy demasiada coba, aunque hay que decir que tanto Michael Devin al bajo como el fugado Timothy Drury como teclista (que grabó el disco pero ya como músico de sesión) cumplen de sobra, pese a que tengan menos protagonismo en el álbum. Por cierto, para la gira ya han anunciado teclista, un tal Brian Ruedy que, al menos para mí, es totalmente desconocido… ya veremos qué tal se desenvuelve en directo.

Vamos ahora con los puntos más flacos del disco, que también los hay, y el primero es que, por mucho que la nostalgia positiva e ilusión aparezcan cada vez que una de nuestras bandas favoritas vuelve a la palestra, estamos ante un buen trabajo de WHITESNAKE pero ya. No es el peor de su discografía (si es que hay alguno realmente malo, que yo creo que no), pero obviamente tampoco está entre los mejores. Y es que esto es muy sencillo, porque no hay duda del gran sonido que tiene, las interpretaciones excelentes y demás, pero al final la chispa está en las canciones soberbias, en las composiciones estratosféricas, en los momentos de ponerte cada vello de tu cuerpo de punta…, y aquí hay buenos temas pero no encontramos realmente ninguna canción de esas que dentro de muchos años se recuerde al lado de los superhits de la banda. Buenos temas sí, pero no es lo mismo, ¿verdad? Y creo que había alguna de éstas en "Good to be bad", aunque quizás en conjunto este trabajo sea incluso mejor, pero al final la historia manda y las comparaciones son inevitables. Por otro lado, la portada personalmente me ha dicho muy poco, y eso que es 100% WHITESNAKE, pero no sé, me esperaba algo mejor esta vez.

De todos modos, me vuelvo a quitar la máscara de la máxima exigencia, supongo que injusta a estas alturas, para alabar el buen disco que tenemos entre manos y valorar el gran esfuerzo de David Coverdale de seguir manteniendo a WHITESNAKE al máximo nivel y además editando unos últimos trabajos más que dignos, cuanto menos a la altura de la leyenda de tamaño nombre (que tiene que imponer lo suyo, las cosas como son). Así, creo que el disco aparece muy compensado y se escucha de manera muy agradable… pese a que quizás se me hace un poco largo, y es que con un par de temas menos hubiera quedado más redondo (y si me preguntan, quitaría por ejemplo un par de cortes de los suaves como "Fare three well" o "Easier said than done", que son sositas).

El álbum empieza de maravilla con tres temas muy guitarreros y absolutamente WHITESNAKE como son "Steal your heart away" (muy roquera), "All out of luck" (algo más pausada) y la ya conocida "Love will set you free" (fantástica y con riff inconfundible para comenzar), marcando territorio desde el principio. En esta misma onda aparecen buenos cortes como "Love and treat me right" (más setentera y con buenas guitarras slide), o dos temazos como son "Whipping boy blues" (un tema que podría estar perfectamente sin desentonar en discos clásicos del grupo) o "My evil ways" (todo un cañonazo aceleradísimo, y que en directo será un puntazo… si David puede cantarla). En el punto pegadizo y más netamente hardroquero destacamos "I need you (shine a light)" (más ochentera y con rollo), y "Dogs in the streets" (totalmente marca de la casa en onda "1987" o "Slip of the tongue"). Y de los temas melosos (que no podían faltar) me quedo con "One of these days", sencilla y de aire algo country (precisamente en la onda de los temas de Coverdale en solitario de mediados/finales de los 90), o la propia "Forevermore" para cerrar, que empieza demasiado relajada pero que va in-crescendo y que se convierte en un gran tema sobre todo gracias a las fantásticas guitarras de fondo (aunque tal vez es un tanto larga y monótona por momentos).

En definitiva, un buen nuevo disco de la serpiente blanca, que no muerde y envenena como antaño pero que aún te puede producir buenas alucinaciones por picadura de ofidio. Ahora habrá que ver si Coverdale está a la altura de defenderlo en directo y que la banda pueda despedirse de nuevo con la corona puesta y no quedar como reyes derrocados. Personalmente tengo buenas sensaciones de cara a la gira, y lo cierto es que "Forevermore" alimenta esta buena impresión. Lo dicho, sería absurdo pensar que a estas alturas nos encontráramos con uno de los mejores discos de la banda, pero igual de improbable era que nos ofrecieran un trabajo menor. Y es que al final los más grandes siempre mantienen la dignidad intacta y saben cuándo utilizar ese último as que tienen guardado en la manga "por si acaso"… So give me all your love tonight... por favor. 

P.D. – Por cierto, saldrá en vinilo doble y también en varias ediciones especiales distintas, ¡porque yo lo valgo! (y es que si Coverdale no se ha ganado todos nuestros respetos para estas cosas, ¿quién lo tiene?).

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

Lista de Temas:

  1. Steal Your Heart Away
  2. All Out Of Luck
  3. Love will set you free
  4. Easier Said Than Done
  5. Tell Me How
  6. I Need You (Shine A Light)
  7. One Of These Days;
  8. Love And Treat Me Right
  9. Dogs In The Street
  10. Fare Thee Well
  11. Whipping Boy Blues
  12. My Evil Ways
  13. Forevermore

 

 

11 COMENTARIOS

  1. Pues a mi me parece un gran disco, y de nota más alta. La única pega es que es demasiado largo, yo creo que con 10/11 temas está más que de sobra. sobre los 50 minutos es lo que debe durar un disco (más o menos tenemos la vida organizada y estructurada por horas) para mi todo lo que pase de ahí me sobra. Me sobran un par de baladas como One Of These DAys y Fare Thee Well, que aunque son temas que me gustan me hacen perder la estructura del disco. Podrían utilizarse en otros proyectos y no tener que esperar tres añitos por disco. Para mi, está cerca del 9.

  2. Buen disco, pero hay una parte de la review con la que estoy en total desacuerdo y me hace pensar que no se ha escuchado el disco mas que una vez. Coverdale para nada se ha cortado a la hora de gritar y forzar la voz. La grabación no ha conseguito tapar el mal estado vocal en que se encuentra (los años no pasan en balde para nadie) y alomejor eso es algo de agradecer, tener los huevos de dejarlo grabado para la posteridad.

  3. Coincido bastanet en la opnion de Dio. Si de algo de la sensación este disco es de que precisamente Coverdale SI fuerza la voz. El caso es que este año el tio cumple 60 años y ya con anterioridad, sin alvidar su edad, ya tuvo muchisimos problemas con la voz hasta el punto de casi ibligarle a dejar de cantar. En cuanto al disco a mi me parece para una superior nota. No entiendo eso de que sobran canciones cuando a mi un disco de una hora (Este dura 63 minutos) me parece perfento para tratarse de 13 temas (El anterior diraba 60 minutos y si que para mi las canciones a veces se hacian un poco largas). Musicalemtne nada que reprochar mu logrado la manera de sonar clasico pero a la vez moderno. No se pierden las raices ni parecece algo carca. Como disco le pondria un poco mas de nota pero no se cual es el criterio a la hora de poner nota en esta pagina…..

  4. Totalmente con David Esquitino, gran review. Forevermore es un buen álbum pero que tras su escucha deja al oyente (como es mi caso) con sensaciones encontradas. Los temas de relleno, tales como esas baladas a años luz de Shailing Ships o Loocking for Love, hacen que baje la puntuación global del álbum.

    Y desde luego que Doug Aldrich y Reb Beach forman un tandem muy pero que muy sólido.

  5. Llevo enganchado una semana entera a este disco…lo compraré original cuando pueda y sólo comentar que me parece un PEAZO de disco IMPRESIONANTE. No estoy nada de acuerdo con el review en algunos aspectos pero vamos los repeto. No se puede pensar que una banda tenga que sacar discos que vayan a pasar a la historia siempre. Creo que les exigis mucho o que seguis viviendo en el pasado. Repito es un disco IMPRESIONANTE desde mi punto de vista y muchos grupos de los que llevan muchos años en este deberían aprender de Whitesnake.
    Por dar un ejemplo, soy muy fa de Iron Maiden y sus últimos discos no los he aguantado ni tres escuchas y sin embargo siempre se llevan 9 o 10.Y así podría decir unos cuantos ejemplos de grupos que me están personalmente defraudando (stratovarius, edguy(que no avantasia), etc…)
    Espero no ofender a nadie con esta opinión pero me parece un gran disco y al hacer una crítica creo que NUNCA debes compararlo con otros discos del pasado. NUNCA, porque la epoca no es la misma…
    Saludos a todos

  6. Me ha gustado mucho, creo que es un buen compendio de todas sus épocas, con un sonido acorde al 2011 en el que nos encontramos. A pesar de ello si que es cierto que tiene temitas un poco de “relleno”. Y otras como “Forevermore” fracasan en su intento de mostrarse como deudoras de Sailing ships, tal y como le paso a “Till the end of time” del Good to be bad.
    La voz de Coverdale mejor que en el anterior, más versatil, susurrando más, respirando más… Aun asi en temas como Steal your heart away…a ver como les lleva a directo. La portada muy sosainas