Inicio Entrevistas Entrevistas Texto DARK MOOR – Enrik Garcia

DARK MOOR – Enrik Garcia

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
Dark Moor
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up

Siempre es un placer entrevistar al compositor de una de tus bandas preferidas, pero más cuando se tiene la oportunidad de hablar con alguien como Enrik García. Tenía claro que esta vez, más que una sucesión de preguntas/respuestas por email, quería hacerlo por teléfono, porque la experiencia prometía ser enriquecedora; y así fué. He intentado dejar el texto lo más fiel posible a la conversación para qué veáis como de unos derroteros pasamos a otros, etc. Quizás haya quedado un poco larga -hora y media de entrevista condensada- pero creo que merecerá la pena su lectura. Hablamos de nuestros gatos, Poe, Alice Cooper, Avantasia, lo mucho que le gustan a Enrik Grave Digger… y sobre todo, hicimos una entrevista (la que váis a leer) sobre el grupo y esa maravilla llamada “Autumnal” ¡Sed bienvenidos al páramo oscuro!

– La anterior entrevista la hicimos dentro la promoción del disco “Tarot”, y la verdad que desde entonces han pasado muchas cosas interesantes en el grupo, incluso antes de empezar a trabajar en este disco último. Me estoy refiriendo sobre todo al tema de la gira que hicísteis por Sudamérica. Incluso teneis el honor de haber sido la primera banda española de heavy metal que ha hecho una gira por Brasil. Cuéntanos un poco como se desarrolló la gira, que tal con los fans, la asistencia de público, etcétera.

Enrik.- La verdad que con “Tarot” ha sido un resurgir de la banda. Después de “Beyond The Sea” con el que tuvimos más altibajos por la quiebra de Arise como discográfica, evidentemente hubo un bajón, pese a que lo aguantamos bastante bien para tener las condiciones que tuvo. “Tarot” ha sido un resurgir del grupo, una confirmación de su sonido y una mejora en bastantes aspectos, sobre todo en cuanto a directo, gracias en parte a la entrada de Roberto que le dió una fuerza y potencia a la banda novedosa, que necesitábamos. Tuvimos bastantes conciertos con Tarot, e hicimos la gira de Sudamérica donde, tocamos en Perú, Brasil y Chile y estuvo muy bien.

El punto más fuerte fué Perú, donde fueron cerca de mil personas al concierto, con todas las localidades vendidas. En Brasil tocamos en dos salas a nivel un poco más underground, aunque vimos que había una buena base de fans que se desplazaban desde otras provincias para ir a vernos. Quizás ves que sólo falte el apoyo de una compañía que invierta más allí y haga más promoción al grupo. En Chile tuvimos un solo concierto donde también prácticamente tuvimos un aforo completo. También vimos lo que pasa en algunos casos aquí en Europa, que nos dimos cuenta que hay gente a la que no sólo le gusta DARK MOOR, sino que somos su grupo favorito.

Luego tuvimos algunos problemillas fuera del tema musical. Nos robaron algunas cosas, pero bueno, pagamos la novatada como todas las bandas que van la primera vez. Pero la verdad, que fué en general una experiencia maravillosa.

También han habido cosas interesantes para tocar en otros sitios. Tenemos una licencia para Rusia, donde el nivel de pirateo es muy alto. Generalmente de vender unos cuatrocientos discos, con “Tarot” llegamos a más de dos mil. Al final no se pudo cerrar por incompatibiliad de fechas, pero querían llevarnos a tocar a Moscú. Esperemos que para esta gira podamos concretar cosas así.

Dark Moor

– Metiéndonos a hablar ya de lo que es el nuevo disco, lo primero que me llama la atención es el gran paso que se ha dado a nivel de producción. Cuando escribí la crítica de “Tarot”, propuse que quizás ya fuera hora de ir cambiando de productor. Sin embargo, con “Autumnal” he de comerme mis palabras. El disco suena mejor que nunca, sobre todo en dos aspectos fundamentales: la orquesta (que suena mejor que nunca y más en consonancia con el resto de instrumentos) y el coro, que está mejor empastado con la voz principal, a la vez que la pronunciación en inglés es mejor que nunca. ¿Cómo habéis trabajado para lograrlo?

Enrik.- Desde que empezamos a trabajar en un disco nuevo, el proceso desde que empezamos a componer y crear el disco, hasta que lo grabamos y masterizamos, pasa un año más o menos. Siempre tenemos una reunión de trabajo antes de empezar, para ver cómo vamos a enfocarlo, teniendo en cuenta la opinión tanto de fans como de prensa para intentar mejorar con respecto al anterior. Coincido contigo en que, tanto coro como orquesta han mejorado considerablemente en cuanto a “Tarot”, si bien en éste ya había mejorado con respecto a “Beyond the Sea”, esta vez, debido sobre todo a la composición de la orquesta. De hecho “For Her” es un tema que está compuesto de forma diferente, junto con “Swan Lake”. Está compuesta primero la orquesta, y luego se han ido incluyendo los instrumentos de rock. En este caso, quería darle un poco el aspecto de banda sonora.

– De hecho, me gustaría decirte que “For Her” es mi tema favorito del disco a día de hoy.

Enrik.- Yo creo que es el más innovador, porque creo que no es algo que se haya hecho demasiado en el metal. Pienso que la esencia de DARK MOOR es precísamente esa, que no somos una banda de rock, sino una orquesta de rock. De hecho, si tuviéramos presupuesto, tocaríamos con una filarmónica en directo porque nuestra música está hecha para ello. Además todos los instrumentos de orquesta que hay en el disco son reales.

En cuanto al coro ha pasado un poco parecido. En “The Dark Moor” se grabó con el coro Valcavasia, que lo hacían muy bien, pero en cuanto a la pronunciación del inglés fallaba. Sin embargo, creo que aquí si hemos logrado juntar a las personas necesarias para que el coro suene lo mejor posible. Otra parte positiva del coro es que suene muy muy compacto, y cuando trabajas con un coro que no tienes tiempo para preparar las cosas es muy difícil que logren precisar a un nivel que se necesita. Hemos buscado una fórmula parecida a la que usaba Queen en su día y creo que el resultado ha sido muy positivo.

– Lo del coro de Rivendel y la Arkham Filarmonic Orchestra, ¿qué es?

Enrik.- Bueno, pues es una orquesta que toca en Arham… normalmente, y el coro de Rivendel, pues es un coro, evidentemente… (risas).

– ¿Pero es una orquesta real?

Enrik.- Claro…… Lo vamos a dejar ahí ¿vale? (más risas).

De momento ya habéis visto que el resultado es fantástico, que es lo importante. Lo vamos a dejar un poco en el misterio, habrá que investigar más para que sepáis a quién hemos engañado esta vez (aún más risas).

– Vamos a meternos a desglosar un poco las canciones. Hablemos primero del single, “On the Hill of Dreams”. Está claro que el riff del principio es “El Fantasma de la Ópera”…

Enrik.- No, no es el “Fantasma de la Ópera”.

– Bueno, es cierto que cuando se realiza unos cromatismos de esa manera siempre el oído tiende a identificarlo con ello.

Enrik.- En cuanto haces una escala cromática hacia abajo: ¡”El Fantasma de la Ópera”! Pero ni está en tonalidad, y de hecho si comparas una partitura con otra verás que no se parece en nada. Da tres notas iguales, pero, si por eso se parece, entonces todo se parece a todo. Pero vamos, que no es intencionado. Suena parecido, pero no voy a desechar un buen riff porque se parezca. Es como comparar “El Último Mohicano” y Nightwish (risas).

La verdad que hemos tenido un auténtico dilema, más que nunca, para elegir el single y el orden de las canciones en el disco. Al final, decidieron el orden nuestra webmaster Diana, y Luigi, el productor, porque nosotros ya eramos incapaces. Creo que al final hemos conseguido que ningún tema suponga un bajón según escuchas el disco entero.

– Realmente sí que me parece un orden algo atípico, teniendo en cuanta los discos anteriores.

Enrik.- Está claro que es atípico, porque empezamos con “Swan Lake”. Eso sí lo teníamos claro incluso desde el principio, que queríamos empezar con el tema clásico, en vez de cerrar el disco. Pensamos que muchas veces ha pasado desapercibido, y por eso la queríamos en primer lugar, para que te pegara en la cara y dijeras :coño, ¿pero esto no es de Tchaikovsky?” (risas).

Dark Moor

– De todas formas, ¿cómo llegásteis a la conclusión de elegir ese tema como single y no otra?

Enrik.- Pues preguntamos mucho. A amigos dentro del metal, fuera del metal también, a la compañía europea, a la japonesa, y al final un poco de que coincidía todo el mundo que era el tema que entraba más a la primera escucha, quizás porque es el más ligero. “Faustus” que es otro de los que se barajó, es un tema más agresivo, entonces para el grupo dentro del metal le impacta enseguida este tema, pero para alguien que viene más del rock, puede descartar al grupo, y lo que se trataba era de llegar al máximo de gente. Es un tema que tiene su complejidad armónica, pero es muy sencillo de oir; no posee elementos que te distraigan. Personalmente me encanta porque el solo es uno de los que más me gustan del disco, me parece sencillo, pero me gustan ese tipo de solos que dicen algo.

– Ya que mencionas los solos, me da la sensación de que en este disco intentas menos el mostrar tus habilidades técnicas y te centras más en las melodías.

Enrik.- Estoy de acuerdo, pero creo que no es sólo en este disco, sino una evolución desde “The Dark Moor”. Desde aquí los solos han sido menos rápidos, con menos notas, pero buscando más el sentimiento y la melodía. Es un viaje de Yngwie Malmsteen a Brian May. Creo que hay una dificultad mucho mayor en la música que la técnica, y es la interpretación, y los solos van enfocados en ese sentido.

– Vamos a hablar de la versión de “El Lago de los Cisnes”, “Swan Lake”, que como bien dices la habéis puesto la primera, y es todo un puñetazo en la cara.

Enrik.- Desde que grabamos “Tarot”, ya sabíamos que la siguiente adaptación clásica iba a ser la de Tchaikovsky. ¡Y ya sabemos cuál será la del siguiente disco! Pensamos que, al ser el primero del disco, fuera más corta que las anteriores adaptaciones que habíamos hecho, pero luego, al ponernos a hacerlo, fué imposible. Son varias partes de la obra “El Lago de los Cisnes”, reconocibles, siempre mezclados con música propia, y nos gustaba mucho la temática y que podría encajar bien con la del disco. De hecho en la historia hay dos finales: en uno mueren los personajes para liberar al reino, y en otro se salvan. Hemos elegido el primero porque se adaptaba más a nuestra filosofía de letras más propia del romanticismo.

– Pasemos a hablar de “Phantom Queen”, un tema que me ha impactado por sus toques folk.

Enrik.- Bueno, este tema habla sobre Morrigan (personaje de la mitología irlandesa) y la letra la hizo nuestro queridísimo Francisco José García. Es especial, un poco por el comienzo. Mezcla, como tu dices, folk y música céltica, porque la temática lo pedía pero también hay mucha contundencia en las guitarras. El riff es prácticamente tipo Rammstein, si os fijáis en las guitarras, lo que pasa que está la orquesta detrás y no os dais cuenta. Es un riff tipo industrial que nosotros hemos convertido. Es una de esas pequeñas evoluciones y cosas que vas experimentando, porque oyes cosas que te gustan y quieres incorporar.

– Coméntame un poco sobre “Faustus”. Evidentemente ya sabemos de qué trata la letra. Quizás para el grupo más heavy sea una de las que más le guste.

Enrik.- Es una de las más cañeras. También tiene algo de industrial. No sé si os habréis fijado, pero tiene un bombo en plan industrial por debajo todo el rato.

– ¡Pues no, no me había dado cuenta!

Enrik.- Pero es que es algo que nos pasa a nosotros mismos (risas). Con Roberto (batería) me pasa que me pongo el disco y me doy cuenta de detalles de platos o cosas que ha metido y no me había enterado hasta entonces. Son tantos elementos que hasta nosotros mismos vamos autodescubriéndonos luego.

– Me sorprendió mucho el coro, cuando entra al principio. Es una melodía muy pegadiza.

Enrik.- Es un tema muy apocalíptico, incluso rayante por momentos. La melodía, que va sosteniendo la tonal todo el rato. Creo que es el más teatral de todos, dentro de que es el más trallero.

– Haciendo un inciso en cuanto al sonido, este disco suena más oscuro, no sé si habréis cambiado las afinaciones o tonalidades. Incluso por la portada alguno pensaba que os ibáis a pasar al gótico.

Enrik.- Lo estuvimos barajando, sobre todo lo hablé mucho con Dani (ex bajista) pero no me pareció buena idea, porque nuestro sonido tiene que evolucionar a parte de la tonalidad en la que está. Creo que es mejor mantenerse en nuestro timbre habitual (en bemol) y explorar en cuanto a algo creativo más que técnico.

A pesar de estar etiquetados como una banda de power, a nivel lírico siempre hemos sido una banda más propia del romanticismo, y el romanticismo también tiene algo de gótico. Siempre hemos trabajado en nuestro sonido, pero sin perder nuestra propia identidad. Incluso vemos que en cierto sentido hemos creado escuela. A veces nos mandan videos de Estados Unidos con grupos que hacen versiones de DARK MOOR y alucinamos.

A veces nos hacen gracia comentarios de gente que dicen “esto se parece a tal, o esto se parece a cual”. Es lógico que la gente busque parecidos. En “Don’t Look Back”, he leído a gente decir que se parece a Sonata Arctica, cuando lo lógico sería decir que Sonata Arctica se parece a DARK MOOR, que nosotros somos bastante anteriores y ya hacíamos esto. Es cierto que todas estas bandas, Nightwish, Kamelot, Sonata Arctica nos parecemos, pero creo que es porque bebemos de las mismas influencias, aunque luego cada uno lo haya amoldado a su gusto.

– “The Enchanted Forest” es quizás la que más pueda encajar dentro del sonido gótico.

Enrik.- Si, esa y quizás “An End So Cold”. Son las más medios tiempos y en las que más sale esa influencia de la que te hablaba, pero no deja de ser DARK MOOR, siempre manteniendo nuestra identidad.

– Con lo que decías antes del orden de las canciones, se me hizo curioso ver “The Sphinx” casi acabando el disco, porque es una canción muy llena de matices que quizás antes hubiérais dejado de las primeras.

Enrik.- Es una canción muy metalera, con unos riffs muy agresivos y ciertos toques arábicos. Para nosotros, estar la última del disco, nos parece una posición de honor también. Es un tema magnífico, y por eso “The Sphinx” está ahí (risas). Ya te digo que le dimos muchas vueltas al orden de temas, y cuando lo escuchamos ahora nos gusta mucho.

– A raíz de esto, me surge una pregunta: ¿eres un músico de los que escucha su propia música?

Enrik.- Si, de hecho casi sólo oigo DARK MOOR (lo dice mientras se ríe).

Dark Moor

– Pero no te hablo sólo de este último disco. Te pones por ejemplo “The Gates of Oblibion”?

Enrik.- Si, de hecho el otro día estuve escuchando “The Hall of The Olden Dreams”. Me gustan porque recuerdo momentos vividos y la verdad que me gusta oirlos. No he aborrecido ninguno. Desde “The Hall” que tiene un nivel de producción muy alto, gracias a Luigi, y todos son muy escuchables. No hay grandes errores como en “Shadowland”, que desgraciadamente grabamos aquí y no quedó todo lo bien que debería. Evidentemente ves cosas que dices, esto lo podría hacer ahora así, sobre todo a nivel de orquestas, pero realmente necesitas esa experiencia y lo oyes con cariño recordando las experiencias vividas con ese disco. En “Shadowland” hay composiciones mías de cuando tenía doce años.

– Alfred Romero ha cambiado bastante la tesitura de voz para este disco. Su evolución ha sido patente desde sus comienzos.

Enrik.- Alfred tuvo un papel muy duro cuando entró para un chico de diecisiete años. “The Dark Moor” ya estaba bastante compuesto, y había que seguir un poco la línea de composición que ya teníamos, o habría quedado un disco muy extraño. Poco a poco ha ido llevándonos a su terreno vocal, y en este disco está pleno de facultades en cuanto a su timbre. Alfred es barítono, no tenor. Es capaz de cantar en falsete muy agudo, pero su tono real es barítono, y cuando canta medios y graves, como en “Autumnal” es cuando desarrolla todo su potencial. Fíjate que en todo el disco no da un grito hacia arriba porque no queríamos. Buscábamos una voz grave, porque además creo que no es algo que se haga ahora mucho. Cuando entró en DARK MOOR, su voz estaba limpia, inmaculada, y luego ha ido cogiendo callo. Yo le comparo mucho con Bruce Dickinson, si te fijas en “The Number of the Beast” tiene una voz limpísima y ahora con el tiempo me gusta mucho más.

– Hace poco habéis confirmado a Mario García como nuevo bajista. Presentánoslo.

Enrik.- ¡El gran Mario! Váis a flipar.

– Recuerdo los primeros discos con Anán al bajo, que era muy preciosista. Dani era un bajista igualmente técnico pero muy agresivo. ¿Qué características tiene Mario?

Enrik.- Mario es eso, multiplicado por diez. ¡Es el mejor de la banda! Estamos alucinando con él, ya lo veréis. Es un tío estupendo y friki como yo. Le conocimos por un amigo de la banda y nos dijo: “tengo al bajista para vostros”. Estamos ensayando con el y estamos encantados.

– La portada supone un giro con respecto a las anteriores.

Enrik.- Siempre hemos intentado elegir portadas llamativas y artísticas. Vimos que lo de los dibujos se estaba quedando anticuado, y miramos artistas que trabajaran con fotomontajes y cosas así. Dimos con la artista canadiense Yaga Kielb, nos encantó su trabajo y le mandamos unos discos para que se inspirara, le encantó y se puso a trabajar en el concepto que le dimos y ha quedado la portada que véis. Además creo que va un poco con las letras que hemos hecho, muy románticas. De hecho las letras de este disco están un poco basadas en el simbolismo, un movimiento artístico de finales del siglo XIX, que tocó muchos temas clásicos, la Odisea, incluso Poe está un poco dentro de el, entonces creo que reflejaba perfectamente la evolución del grupo.

– Cuéntanos como está planteada la gira.

Enrik.- Empezamos en Francia, luego por aquí. Tenemos cerrado Murcia, Badalona, Madrid y Valencia. Tenemos un “booking” para Europa, y esperamos dentro de poco poder confirmar cosas, tanto de festivales como de tour.

– ¿Y para después de la gira? Te lo digo más que nada por si hay pensado grabar el ansiado dvd en directo.

Enrik.- ¿Y pagas tú la orquesta? (risas)

– Hombre…..(más risas).

Enrik.- La situación de ahora es complicada para hacerlo. Es muy costoso. Nosotros nos costeamos nuestras producciones y luego vendemos el disco y hay que ver como funciona “Autumnal”, pero aunque subamos, lo veo complicado. Nos guataría hacer un dvd en directo con una orquesta. Que se puede hacer un dvd más sencillo, se podría ver, aún así los costes son bastante elevados. Desgraciadamente, hay dos facetas: la de los negocios y la del arte. La de los negocios es demasiado importante y a veces limita la otra, aunque somos una banda que hemos elegido la del arte. No lo hacemos por la pasta, sino por amor a la música y porque nos gusta hacer obras de arte, que es lo que necesitamos hacer. Pero para ello necesitamos del negocio.

– No sé si os habréis planteado o estaríais por la labor de regrabar alguna canción antigua con la actual formación.

Enrik.- Lo hemos hablado muchas veces. Lo que pasa que no sabríamos si hacer un disco así, o recuperar algunos temas como hizo Withesnake en 1987. No lo descartamos. Lo que sí nos gustaría es que si hacemos un recopilatorio, que fuera de temas todos regrabados. No me gustan los recopilatorios porque son más un producto discográfico y más propios de cuando un grupo está practicamente acabado. Un grupo tiene siempre que seguir adelante, evolucionar y crear. Más o menos el ritmo que llevamos es de un disco cada dos años, y este debería ser un disco intermedio. Si hacemos una recopilación dentro de dos años, y hay que esperar otros dos para el siguiente disco, no.

– Un saludo para cerrar.

Enrik.- Pues nada, un saludo para todos los lectores de rafabasa.com, y gracias por toda la gente que ha participado actívamente en el foro y sus comentarios, y que DARK MOOR siempre hemos sido una banda abierta a escuchar críticas.

J. José Jiménez.