Inicio Conciertos Crónica y fotos de BLACK STONE CHERRY + THE GEORGIA THUNDERBOLTS en...

Crónica y fotos de BLACK STONE CHERRY + THE GEORGIA THUNDERBOLTS en Bilbao

0

 

BLACK STONE CHERRY

+ THE GEORGIA THUNDERBOLTS

Viernes 30 de Septiembre de 2022 – Sala Santana 27 – Bilbao

Era una de las citas que se nos ha hecho de rogar en exceso afectada por las restricciones de estos últimos años, por fin tendría lugar este rencuentro en la capital vizcaína con BLACK STONE CHERRY en una sala en la que la última vez que pisaron dejaron el pabellón muy alto. De hecho, estamos hablando de una de las bandas que sin hacer gala de la nostalgia de los clásicos, ya que no creo que lleven tanto tiempo de andadura como para catalogarlos como tal, son uno de los grupos que actualmente lideran el rock duro a nivel internacional. Y no me circunscribo solo al southern rock en el que de forma más o menos acertada se les encuadra. Si lo apuntillo así es porque si bien sus raíces se plasman de forma natural en su estilo, considero que transcienden con creces las barreras de un solo estilo o una sola etiqueta.

Y es por todo esto que eché en falta mayor presencia de público en la sala. Ya sabemos que este regreso a la “normalidad” tiene sus contrapartidas y no es mi intención analizar ahora todo lo que está ocurriendo con la música en vivo, pero considero que hay bandas que son un buen barómetro para saber cómo está la salud del rock ahora mismo y BLACK STONE CHERRY son una de ellas. Al final no creo que llegáramos a las 300 personas en una sala que hace cuatro años les vio mucho más repleta, siendo aquella una cita que debería llamar a repetir. Una pena inicial por la falta de respuesta que los de Kentucky nos quitarían de encima de un plumazo nada más pisar las tablas, pero no adelantemos acontecimientos.

Porque antes veríamos a unos teloneros excelentes. THE GEORGIA THUNDERBOLTS son una banda de Rome, Georgia, que sí que se encuadran en un rock sureño mucho más arquetípico, lo cual no quiere decir que sea de peor calidad ni mucho menos. Gratísima fue, de hecho, la sensación que dejó la banda presentando los temas recogidos en su debut “Can We Get A Witness”. El disco que definitivamente les abre las puertas a nivel internacional tras llevar funcionando desde 2015.

El quinteto se mostró elegante y con clase en todo momento despachando temas como el homónimo de su obra, “Be Good To Yourself” o “Half Glass Man” con creciente respuesta por parte del público. Y es que la banda no dejó de mostrar su una indiscutible calidad, destacando cada uno de sus músicos, con una voz excelente en este estilo que haría las delicias de los presentes, trayendo a la cabeza a los clásicos del estilo.

Y es que de la mejor cuna han bebido estos chicos que con más temas de autentico color del sur como “Take It Slow”, “Spirit Of A Warking Man” o “Looking For An Oll Friend” iba desojando la buena colección de canciones que atesoran.

“Livin´ In Muddy Water” es un nuevo single que no faltó en Bilbao, de nuevo dejando patente de dónde vienen musicalmente hablando, cosechando una gran respuesta por parte de un público que no escatimó en aplausos, cada vez más sonoros de cara a la parte final del concierto con temas más movidos como “It´s Allright” o “Lend A Hand”, con los que dejaron una firma de fiel tradición, pero enorme futuro para los amantes de estos sonidos.

Unos sonidos supuestamente afines a los de BLACK STONE CHERRY, pero sin embargo los cabezas de cartel de la gira sobrepasan con creces una única etiqueta, aunque esté presente ese sonido autóctono donde también hay mucho hard rock y mucho blues. Incluso una actitud muy heavy a la hora de salir al escenario, algo en lo que además ganan con la entrada de Steve Jewell en el bajo, que fue el primero que saldría corriendo a ocupar posiciones en escena para de entrada ya mostrar a lo que habían venidoBLACK STONE CHERRY a Bilbao. A dejarnos con la boca abierta, alucinando ante la enorme descarga sin reservas que nos bridaron.

La banda nos ofreció un repertorio muy cercano a lo que se plasma en su última obra en vivo “Live Ftom The Royal Albert Hall… Y´All!””, constatando que probablemente ese lanzamiento deja para la posteridad a la banda reflejada en su mejor momento, aunque viene siendo tanto tiempo el que el grupo se mantiene constante en sus sensaciones, que no quiero decir con esto que ya hayan tocado techo ni mucho menos. De hecho, salí de la sala con la impresión de que esta actuación superó la anterior ocasión en la que pude verles.

A la banda se la ve todavía con hambre de conquista y allí y salieron a por todas desde el minuto 0 con “Me And Mary Jane”, que abría un repaso por sus 7 trabajos de estudio recogidos en un brillante plazo de 5 lustros para enmarcar que les han traído hasta aquí, con recientes obras como “Family Tree” del cual dejaron constancia un “Burnin´” que hacía arder la primera parte del show, seguido de un “Again” de su más reciente obra de estudio “The Human Condition” que apunta a imperecedero clásico en sus repertorios.

Un arranque apoteósico con los cuatro músicos mostrándose como nos auténticos salvajes del escenario, a veces arropados por un quinto miembro que se encargaría de algunas percusiones. Sin embargo, de por sí la banda ya resulta del todo atronadora con la maquina que hay tras los parches. La espectacularidad de John Fred Young no pasa desparecida, pero a la banda le gusta cuidar otros detalles sonoros que se suman en directo de esta manera.

Y si de salvajes hablamos no sé ni la de veces que en libertad se recorrió el escenario, lanzando patadas al aire, haciendo headbanging o simplemente arengando al personal Ben Wells. Que aparte de que tiene que hacer coros y tocar la guitarra como lo hace es todo un espectáculo, mientras que Chris Robertson es un vocalista que canta con el alma de un auténtico bluesman, fundiendo su voz y su guitarra en un sentimiento genuino.

La explosividad inicial aun contaba con la mecha de “Blind Man”, para dar paso a un “Like A Roll” que ya presagiaba otro tramo de la descarga. Lo que pasa que tregua como tal la banda no daría, aunque “Cheaper To Drink Alone” sería utilizado para ir presentando a los componentes, con espectaculares solos en cada caso, sin excederse y sin perder ritmo para continuar con “Hell & High Water”, muy bien acogida por los seguidores más longevos, que seguirían gozando con “Soilcreek” y “Devil´s Queen” de su segundo disco “Folklore And Superstition”

Habría un descanso al menos para tres de los miembros del cuarteto, ya que John Fred Young de quedaba desafiante ante la sala para dar una brutal paliza a su batería. Incluso una baqueta acabaría hecha añicos, sin que el tipo se despeinara a la hora de deshacerse de ella con indiferencia para seguir su impresionante alarde.

“Ringin´ In My Head” fue una concesión más para su más reciente obra de estudio, pasando por un momento bastante emotivo con “In My Blood”, con la sala hecha un clamor del cual el grupo se retroalimentó, dejando que se escucharan las voces a coro del personal. Y esas voces ya no dejarían de estar muy presentes con un tramo final para temas como “White Trash Millonaire” y especialmente un “Blame It On The Boom Boom” al que nadie se resistió a la hora de cantar el estribillo.

Tras estas emociones el grupo puso toda la carne en el asador para rescatar del pasado un “Lonely Train” como atronador final a prácticamente hora y cuarto de descarga sin cuartel. Fortísimo tema que dejaba retumbando la sala a la espera de que el grupo regresara. No se podían marchar así y no lo harían, ofreciendo un contrapunto como único bis con la balada “Peace Is Free” contando con la colaboración del vocalista de THE GEORGIA THUNDERBOLTS para marcarse un emocionante dueto con Chris Robertson.

Un concierto que nos dejó con la boca abierta hasta momentos después de su finalización, sabiendo que habíamos visto a una de las bandas más en forma y que mejor refleja lo que es el presente del rock a nivel internacional en la actualidad en este planeta. Una de esas citas que uno se siente afortunado de haberla podido vivir, cuando no un privilegiado. De esas noches que es mejor que no te la cuenten.

Texto y fotos: Antonio Refoyo (www.lamiradanegra.com)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

DEBLER EPERNIA - Gira 2022
DARK EMBRACE - Hueso producciones
Marcos Nieto - Second Chances
NURCRY - Alma Libre
TWILIGHT  - Sign Of The Times
IRON MADIDEN
KIVENTS

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Por favor, danos tu nombre