Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de SANHEDRIN – Lights On

Critica del CD de SANHEDRIN – Lights On

17

 

 

SANHEDRIN – Lights On

Discográfica: Metal Blade

Puntuación Popular

(2 votos) 8/10
SANHEDRIN - Lights On

SANHEDRIN es una banda de Brooklyn, Nueva York que editó el pasado mes de marzo su tercer y último trabajo “Lights On”.

El trío se formó en el 2015 editando una maqueta homónima de cuatro temas ese mismo año. En septiembre de 2017 editaron su debut independiente “A Funeral for the World”, el cual fue reeditado un año después por Cruz del sur. Este fue el sello que sacó su segundo disco “The Poisoner” en 2019.

Practican un Heavy Metal clásico con mucha personalidad, estribillos muy notables y con ciertos toques oscuros que lo hacen un tanto desconcertante en ocasiones. El debut apuntaba maneras pero era más un disco de búsqueda de sonido, no obstante en el excelente “The Poisoner” ya se puede atisbar lo que confirman en “Lights On”.

Entrando ya de lleno en “Lights On”, el disco se abre con “Correction”, una canción muy heavy con un riff muy clásico que llama la atención desde el minuto uno. Tiene un estribillo muy peculiar pero no por eso menos pegadizo. El tema título tiene mucha dinámica y cierto rollo místico, además de una línea de voz que encaja perfectamente y le da un toque muy peculiar. El estribillo también es muy notable, y la parte atmosférica contrasta muy bien con el resto de la canción.

En este punto nos encontramos con la auténtica joya del disco, “Lost At Sea”, una canción con un estribillo espectacular que engancha al más pintado. Y es que ese es el toque de la banda, consiguen hacer grandes melodías y estribillos sin voces estratosféricas, histriónicas orquestaciones, coros pomposos o alardes sinfónicos. Creo que de esto tiene mucha culpa la cantante y bajista Erica Stoltz, quien tiene una forma muy especial de hacer las letras y de encajarlas en las líneas de voz.

Volviendo al disco, “Change Takes Forever” es quizá más roquera, pero no por eso menos contundente, además de tener unos riffs muy interesantes. “Code Blue” por su parte es más atmosférica, un tanto sensual, pero muy bien llevada y con una crecida muy interesante en el estribillo y una parte muy peculiar en el solo. “Scythian Woman” es el tema rápido del disco, muy clásico y muy bueno, mientras que “Hero’s End” es la canción más oscura y pesada, aunque no por eso pierde su buena carga de melodía.

Llegamos al final del álbum con “Death Is A Door”, el tema más largo de la obra. La canción empieza con un pasaje lento, melancólico, un tanto desesperanzador, pero de repente irrumpe una estrofa cargada de dinámica que después de un puente muy bien encajado desemboca en otro gran estribillo. El tema tiene un gran solo del guitarrista Jeremy Sosville, y es que aunque el batería Nathan Honor también hace un trabajo notable, no quiero concluir la crítica sin hablar de Sosville, quien sin ser un virtuoso, muestra un increíble gusto a la hora de hacer solos y riffs. Volviendo a “Death Is A Door” la canción termina con una parte un tanto hímnica, que al igual que al principio, se corta bruscamente para volver al pasaje inicial.

Sin duda un gran descubrimiento estos SANHEDRIN. Heavy Metal de corte clásico con mucha melodía, grandes ganchos y unas señas de identidad muy marcadas.

Antonio Cerezuela

Lista de Temas:

  1. Correction
  2. Lights On   
  3. Lost at Sea
  4. Change Takes Forever
  5. Code Blue
  6. Scythian Women
  7. Hero’s End  
  8. Death Is a Door

 

 

DEF LEPPARD - Diamond Star Halos
ROCK GUITAR EXPERIENCE
AZRAEL - GIRA 2022
BLOODHUNTER - GIRA 2022
NURCRY - Sin Temer Al Sol
KIVENTS

17 COMENTARIOS

  1. Me lo compré después de escuchar los 3 adelantos que se publicaron aquí, en Rafa Basa. Conciso, no hay paja de por medio, 8 canciones en 41 minutos ejecutadas por un trío competente con chica al frente. Buenas canciones y bien ejecutadas en la línea indistinguible que separa el heavy y el rock duro clásico. No va a ser el disco de mi vida, ni siquiera el del año, pero una vez que termina sé que mañana me lo volveré a poner.

  2. Me parece un sota, caballo, rey… cojonudo.
    Quiero decir, no han inventado nada, pero han sacado un disco más que aceptable.
    Pagaría por ver a esta gente, y seguramente, como dice la Senorita Perkins en su comentario, sin ser el disco del año, es un disco que sí voy a volver a escuchar.

  3. Ahí lo tenéis, bandas como Sanhedrin ya deberían estar en lo alto; 3 discos, tres discazos. A ver si el público deja de engañarse con los fósiles andantes (en la actualidad), y empezamos a ser parte de un necesario relevo generacional en el heavy metal, que ya huele a viejo desde hace una década…