Inicio Conciertos AVALANCH – Alirio Netto y Alberto Rionda en Acústico. Crónica de Madrid....

AVALANCH – Alirio Netto y Alberto Rionda en Acústico. Crónica de Madrid. Fotos de Pinto

11

 

AVALANCH

 

Viernes 9 de Abril de 2021 – Sala Rockville – Crónica de Madrid y Fotos de Pinto

Había mucha expectación por escuchar al nuevo vocalista de AVALANCH, Alirio Netto, y por fin pudimos hacerlo en directo en la Sala Rockville de Madrid en formato acústico y con todas las medidas de seguridad correspondientes. Las fotos corresponden a la actuación de Pinto realizadas por Vicente Díaz, al día siguiente.

Por la demanda de entradas (y el aforo limitado), se celebraron dos pases y nosotros fuimos al segundo, programado para las 20:45h.

Ya con toda la gente sentada y expectante y a eso de las 20:40h salieron Alberto Rionda y Alirio Netto al escenario. Alirio salió con una copa de vino y muy sonriente. Tanto él como Alberto lo hicieron muy bien porque se tomaron un par de minutos para darnos la bienvenida e interactuar entre ellos, demostrando que han conectado y se entienden estupendamente. Entre otras cosas, Alirio presentó a Alberto como “pelonsito” y gran compositor. Creo que Alberto ya ha asumido que se va a quedar con lo de pelón, que es calvo en portugués, aunque él también llama a Alirio pelón porque para Rionda, según explicó, pelón es alguien con mucho pelo.

Este vaivén de bromas entre ellos rompió el hielo y entonces Alberto pidió al público que marcaran cuatro tiempos para darles el inicio. Y así es como arrancaron con “El Príncipe Feliz”. Alirio, por cierto, además de cantar, también toca el piano y la guitarra, así que también le vimos tocar estos dos instrumentos a lo largo del concierto.

Esta balada, que se basa en la novela del mismo nombre de Oscar Wilde y que publicaron en 2006 como canción original de su grandes éxitos Un Paso Más, es ideal para este formato acústico. Y más con el piano de Alirio acompañando. Sonaron muy bien y empastados desde el principio, aunque, como es lógico, el interés aquí está en saber qué tal su voz.

Técnicamente me parece el mejor cantante que ha tenido jamás AVALANCH, y eso que todos los que han pasado por la formación son muy buenos, cada uno en su estilo.

Demostró a lo largo de la actuación que tiene registro de sobra tanto por agudos como por graves, y que es capaz de defender las canciones de las diferentes etapas, algo que no es fácil. Todo ello con un dominio vocal excelente. Se nota que es un vocalista muy experimentado y que tiene recursos de sobra para sacar adelante los temas. A pesar del poco tiempo que lleva junto a Alberto, también añade sus propios arreglos y matices, y eso también hay que valorarlo.

El gran problema de Alirio es la dicción, y en un grupo como AVALANCH , en el que las letras tienen mucho peso y significado, es crucial no solo que al cantante se le entienda sino que sepa transmitir. Y esta noche Alirio no lo consiguió. Se nota que está trabajando en ello y que se esfuerza en pronunciar las palabras, pero hubo momentos durante el concierto en los que no lograba comprender lo que decía. Creo que él tampoco tiene interiorizados los significados de los temas aún, y es por eso que la sensación es que da las notas que tiene que dar, y muy bien, pero le falta la pasión o la intención detrás de cada verso.

Tras “El Príncipe Feliz”, que les sonó muy bonita, arremetieron con “Delirios de Grandeza”. Alirio, que acompañó con su guitarra a Alberto en este tema, no solo tiene una técnica brutal, sino que tiene mucho carisma y tiene ese don de conectar con la gente a base de simpatía. Tiene esa capacidad de atraer miradas y de hacer que el público reaccione solo con un gesto. Por ejemplo, aquí logró que todo el mundo cantara este clásico de AVALANCH y fue muy bonito escuchar al respetable cantar a capella el final, algo que es prácticamente tradición en los conciertos de la banda. Desde este momento, noté a la gente mucho más animada.

Aunque lo de “Xana” ya lo explicaron en la entrevista que hizo Rafa con Alberto y Alirio, lo volvieron a contar porque es cierto que es muy gracioso. “Xana” en portugués es vagina, que es en todo lo que podía pensar Alirio, a pesar de que la letra hable de la leyenda de una dama que canta al lado del agua para atraer a los hombres. El chiste se hace solo y bromearon con ello.

La canción la defendieron muy bien y el público la cantó mucho, pero, por ejemplo, en versos como “y cuando se va…”, Alirio pronuncia “y cuando cé va”. Este tipo de detalles creo que son los más fáciles de corregir, porque al final es una confusión de fonema y se trata de trabajar e insistir en ello.

Sin embargo, en un tema tan sentido como “La Flor en el Hielo”, la interpretación de la letra es crucial, y es aquí donde Alirio va a tener el gran reto. Se le notó muy plano, falto de sensibilidad, al igual que en “El Peregrino”. En lo musical suenan muy bien, pero les falta ese “algo” que hace que una canción te transmita o no.

“Bajo las Flores”, que Alberto dedicó a todas esas personas que han perdido a alguien, sobre todo en esta pandemia, aprovecharon para hacer un guiño a “I Still Haven’t Found What I’m Looking For” de U2. El empalme quedó muy natural y la gente apoyó mucho dando palmas y cantando.

Me gustó mucho cómo adaptaron “Mil Motivos”, un tema muy cañero de la era de Ramón y que requiere de dominio de tonos graves. Alirio lo defendió con mucha soltura y fue muy aplaudido.

“Alas de cristal” fue para mí el peor momento de la noche y no fue por la interpretación de Alberto y Alirio, que estuvieron tan bien como en el resto de canciones. Alberto decidió tener un gesto con una niña que ya ha cantado en varias ocasiones en directo con AVALANCH , y la invitó a subir para que hiciera lo propio con este tema. La niña subió acompañada de su madre, pero clarísimamente se vio superada por la situación y se puso a llorar y a pasarlo muy mal. La niña no quería estar ahí, y aunque tanto Alberto como Alirio la intentaron relajar con gestos cariñosos, no fue capaz de cantar. No entendí muy bien por qué su madre no decidió sacar a la niña de ahí desde el mismo momento en el que se vio que no estaba para cantar. En su lugar, desde el público tuvimos que presenciar el innecesario mal trago de la pobre. Una pena.

En “Lucero”, una de las canciones referencia de AVALANCH, Alirio cambió algunas notas que, para mi gusto, no terminan de encajar bien, aunque el “pero” sigue siendo la dicción. Aun así, fue muy coreada por el público.

“Torquemada” fue la sorpresa de la noche porque seguramente es la última que te esperas escuchar en un acústico, sobre todo porque la original es pura energía y caña. En esta es donde verdaderamente Alirio demostró el dominio vocal que tiene. Es una canción muy difícil de cantar, más aún en acústico porque no hay un muro sonoro para ayudar a sacar unos agudos complicados. Él los defendió con gran control, aunque la parte agridulce es la que ya hemos dicho a lo largo del texto.

Finalmente remataron con “Almas Unidas” que, como contó Alberto, fue la canción que les unió y por la que ahora Alirio está en AVALANCH.

Alberto es un gran guitarrista y su labor esta noche fue muy buena. Se le vio feliz, interactuando con el público y muy motivado por seguir adelante con su proyecto. Por su parte, Alirio es una auténtica máquina del canto, pero quedó claro que debe trabajar mucho para que su interpretación suene más humana y que logre transmitir. Y no creo que sea algo de aprenderse de memoria las letras y punto, sino de trabajar junto a algún profesional, bien sea un profesor de español, un logopeda o los dos.

Si Alirio es capaz de sobreponerse a este reto, no me cabe duda de que será una gran época para AVALANCH porque va sobrado de todo lo demás, que no es poco. Quedó más que claro en este concierto, que fue una velada muy agradable, así que yo creo que a los que escuchamos nos toca ser pacientes y a él, ponerse las pilas. 

Setlist de AVALANCH:

  1. El Príncipe Feliz
  2. Delirios de Grandeza
  3. Xana
  4. La Flor en el Hielo
  5. El Peregrino
  6. Bajo las Flores
  7. Mil Motivos
  8. Alas de Cristal
  9. Lucero
  10. Torquemada
  11. Almas Unidas

Texto: César Muela – Twitter

Fotos: Vicente Diaz en la sala Opción de Pinto

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

MAGO DE OZ - Bandera Negra
INFAMIA - Crisálida
Dino Jelusick
EVIL HUNTER - Lockdown
KIVENTS
AGENCIA - AREA51METAL
ROCK GUITAR EXPERIENCE – COLECCIÓN DE LIBROS
ROCK GUITAR EXPERIENCE

11 COMENTARIOS

  1. De la misma forma que salió El Secreto y luego se “tradujo”, la intención de Rionda es sacar directamente un álbum compuesto en inglés. Obviamente, tiene claro que tiene que pasar el “trago” de cantar las canciones por todos conocidas, pero las miras son las de un álbum en inglés. Y para ello, es perfecto Alirio. Técnicamente es magnífico y sin ese hándicap idiomático, para ese álbum sí que se va a hacer larga la espera…

    • Eso sería sinónimo de fracaso.En España y latinoamérica un grupo español cantando en inglés no se come un colín.Y en Europa lo mismo. Podría nombrar alguna excepción, pero además de que tampoco arrastran gran cosa,apostaron desde el principio por el inglés.
      El ejemplo es “Malefic time”, que debió ser el mayor fracaso en la carrera del grupo a todos los niveles.En directo en su presentación en Asturias no vi una sala tan desierta desde la presentación de “Los poetas han muerto” cuando un montón de gente se bajó del barco tras la expulsión de Víctor.

  2. Estuve en Pinto y fue como cuenta el cronista. Muy bueno Alirio pero el acento estropeo muchos temas. El tío canta muy bien y tiene voz y recursos pero le va a costar . Eso sí cuando toquen en eléctrico seguro que las canciones suenan mejor. Pienso que el fichaje de Alirio es ideal para estos nuevos Avalanch
    Habrá que esperar un nuevo disco a la medida de Alirio para juzgar planamente . Eso es claro