Inicio Conciertos Crónica y fotos de ANGELUS APATRIDA en Madrid de su concierto en...

Crónica y fotos de ANGELUS APATRIDA en Madrid de su concierto en directo y su Streaming

4

 

ANGELUS APATRIDA

 Sábado 20 de Marzo de 2021 – La Riviera – Madrid

Exactamente un año y diez días después de mi último concierto, por fin pude volver a sentir la música en directo, el calor de las luces, los vatios de la P.A. frente a mí, la emoción de ver una banda que me gusta dando lo mejor de sí ante su púbico.

No podía haber elegido mejor escenario para volver a vivir un concierto y redactar su correspondiente crónica que la vuelta a los escenarios de ANGELUS APATRIDA. Los albaceteños están viviendo un momento dulce tras la edición de su álbum homónimo y el posterior número uno conseguido en las listas de venta españolas; por cierto que también con unos puestos bastante positivos dentro de los charts de otros países europeos como Alemania.

Los apátridas venían con ganas, dispuestos a darlo todo en los dos pases que realizaron (nosotros asistimos al de las 21:00) e incluso aprovechando la coyuntura para hacer un streaming de su concierto -mi compañero el gran Alfonso Díaz os contará en paralelo cómo lo vivió él desde la pantalla de su televisor- deshaciéndose en agradecimientos hacia su público. Y es que esto es algo que la banda necesitaba, tanto por la inyección de moral tras tanto tiempo sin poder subirse a un escenario como también -¿por qué no decirlo?- como apoyo económico, siendo la actividad en directo la principal manera de insuflar emolumentos para un grupo musical.

He de admitir que, aunque íbamos todos condicionados por las condiciones de restricción sanitaria y las medidas de seguridad obligatorias, me pareció ejemplar tanto el comportamiento del público como la profesionalidad del personal que trabajaba en la sala. Para acceder, se nos pedía el nombre completo y el número de teléfono (de cara a poder contactarnos en caso de brote), se nos facilitaba información sobre los accesos pertinentemente delimitados, gel hidroalcohólico, distancia de seguridad tanto a la entrada como a la salida estando ambas guiadas y sincronizadas y, como no podía ser de otra manera, asientos debidamente separados por grupos para poder ver el espectáculo.

¿Fue esto óbice para disfrutar de una velada de metal en directo? Pues he de reconocer que al principio tuve mis reticencias al respecto pero, una vez se apagaron las luces y comenzaron los primeros acordes de “Indoctrinate”, viendo tanto la fiereza de la banda como la reacción de su entregado público, he de decir que en absoluto. Evidentemente todos hubiéramos deseado vivir aquello a la vieja usanza, pero a tenor de la realidad de la situación, de momento esto es “lo que hay” y a eso nos adaptamos.

Además y por si fuera poco, ANGELUS APATRIDA nos regalaron su puesta en escena más espectacular hasta la fecha, con unas luces tremendas. Especialmente llamativas y efectivas me resultaron las cuatro mini columnas de focos que había a sendos lados de la batería. ¡Espectaculares!

En cuanto al sonido, desde el lateral izquierdo de la pista he de decir que la primera mitad del concierto los graves saturaron bastante, ajustando la ecualización en la segunda parte.

¿Y qué decir de la banda? Pues que siguen siendo esa fuerza arrolladora que siempre han demostrado ser. El tiempo no les cambia. No se relajan ni aburguesan. Es más, diría que con el paso de los años, ANGELUS van ganando en “mala leche”, lo cual, sumado a su nueva afinación medio tono más grave que aplicada a sus antiguas canciones queda que ni pintada, está haciendo de ellos una apisonadora, todo un referente mundial dentro del thrash metal, hecho que espero sea consolidado una vez que la maldita pandemia permita a las bandas poder girar por todo el globo.

Abrieron con su gran referente para esta nueva era, “Indoctrinate”. Rápida, certera y a la vez compleja. La gran canción que abandera esta nueva etapa en la carrera de los albaceteños, sirve también para comenzar sus nuevos conciertos. Y el público reaccionó, sí desde los pertinentes asientos, pero sin contener el entusiasmo. Continuaron con el primer guiño a su álbum anterior, “One of Us”, con ese dibujo arpegiado a dos notas tan efectivo (y que me recuerda bastante al estilo de Andreas Kisser) por parte de un David cada año más talentoso y técnico; de verdad que el crecimiento de este músico está siendo algo increíble con el paso de los años.

Vuelta al nuevo álbum con un “Bleed The Crown” alucinante. ¡Qué bien suenan los nuevos temas y cómo los disfrutamos! Todo ello no sin antes agradecernos su flamante número uno en las listas. Y tras algo nuevo, algo viejo con “Vomitive” con todos coreando la palabra título tras el efectivo silencio que la precede en los estribillos.

“Of Men and Tyrants”, ¡qué gran clásico es ya! Fue la antesala de otra de las nuevas canciones, “Childhood’s End”, recordando que por fin parece que en España la gente podrá morirse de una manera digna gracias a la ley de eutanasia recientemente aprobada.

El riff principal de “Downfall of a Nation” fue una de las melodías más coreadas de la noche. Me gustó volver a escuchar “Violent Dawn” de aquel discazo denominado “The Call”. Y tras dos grandes miradas al pasado, llegaría la hora de soltar una de las golosinas del nuevo álbum, un “Stand Alone” que tiene todas las papeletas de convertirse en un nuevo clásico -de hecho Guillermo manifestó ese deseo de cara al futuro- con un vocalista clavando sus partes agudas en el estribillo mientras sus compañeros le secundaban a los coros y una letra reivindicativa, hablando sobre la necesidad de cuidar de los nuestros así como de nosotros mismos. Me gustó además la manera en la que Guille dejó de lado su faceta rítmica para agarrar el micrófono y cantar durante la segunda estrofa. ¡Flipante!

Y seguimos con la fiesta gracias al coreadísimo “End Man”. “Serpents on Parade” no podía faltar, ¡qué temazo! Le siguieron otro clásico incontestable, “Giv ‘Em War” y la canción más coreada de la noche “Versus the World”.

Íbamos llegando al final con la afilada -perdón por el juego de palabras, no pude resistirlo- “Sharpen the Guillotine” y su himno “You Are Next”, usada como siempre para terminar.

Por supuesto se hizo corto, pero por que fue corto. Hora y veinte minutos de concierto, condicionado por el toque de queda. Y es que aunque estuviera todo el papel vendido, había sillas disponibles vacías, síntoma inequívoco de que la situación todavía no ha llegado a la normalidad; un amigo mío, por ejemplo, no pudo desplazarse entre comunidades pese a haber comprado la entrada cuando éstas se pusieron a la venta.

En todo caso, me quedo con las alentadoras palabras de Guillermo diciéndonos que esto se pasará, estamos en el buen camino y habrá tiempo para más conciertos y repertorios mayores.

Ahora, por fin, podemos decir, con todo nuestro cariño y energía y pese a estar sentados en una silla -de momento- que ¡hemos vuelto!

Texto: J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comwww.twitch.tv/metal_dj_phoenix

Fotos: Vicente Diaz

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 


 

Sábado 20 de Marzo de 2021 – STREAMING – La Riviera – Madrid

En los últimos años un servidor ha tenido oportunidad de ver a ANGELUS APATRIDA en muchas ocasiones y en diferentes  contextos: en “petit comintè”, en  salas de diferentes aforos, abriendo para bandas internacionales, en grandes festivales, con medidas anti-covid, en streaming…, pero aún así he de reconocer que estaba ansioso por comprobar como sonarían en directo las composiciones de su séptima entrega de estudio. Además, la expectación era todavía mayor ya que en  la entrevista que el propio Guillermo concedió  hace unos días a Rafa Basa comentó que iban a montar algo muy gordo esta tarde-noche de sábado en La Riviera. Y creo que si algo han demostrado los albaceteños  a lo largo de los años es que no  acostumbran a defraudar a sus incondicionales.

Lamentablemente en esta ocasión quien abajo suscribe no pudo estar físicamente en el local, pero gracias a las nuevas tecnologías pudo ser testigo de primera mano de la puesta de largo oficial en la Capital de “Angelus Apatrida” gracias a la retransmisión en streaming que realizó Rockifi. No, evidentemente no fueron las mismas sensaciones, pero si que pudimos volver a disfrutar del brutal directo de los manchegos, contando con un sonido arrollador y con la cercanía de un montón de cámaras que nos permitieron no perdernos el más mínimo detalle de lo que sucedía sobre las tablas, incluyendo un montón de primeros planos que recayeron sobre las “flechas” de Guillermo y David cuando atacaban sus respectivas partes solistas. Otro detalle a destacar fue ese fantástico juego de luces que sirvió para ambientar el show y, como no, -aunque fuera con mascarillas y sentados-, la entrega de un público que según pudimos ver a través de nuestras pantallas coreó y apoyo al máximo a unos ANGELUS APATRIDA que se mostraron intratables y exultantes en el reencuentro con sus incondicionales.

Con el escenario teñido de rojo, el logo de la banda escoltándoles, y acompañados de una apocalíptica introducción el cuarteto irrumpía en escena para sin mediar palabra azotarnos inmisericordemente con el tema de apertura de su entrega homónima “Indoctrinate”. Aunque faltaron los pogos y los circle-pit el corte sonó con la brutalidad y potencia que todos esperábamos y creo que todos estaremos de acuerdo, -y más después de comprobar como suena en directo-, que está llamado a convertirse en uno de sus nuevos clásicos. Con Guillermo levantado los brazos al aire, agitando frenéticamente la cabeza,  y  emitiendo un desgarrador rugido se cerraba el primer acto de la noche. Así que tras esbozar una amplia sonrisa de satisfacción, el frontman nos daba las buenas noches y nos anunciaba que estaban de vuelta mientras atacaban  los compases iniciales de “One Of Us”, que era la elegida para proponernos una primera incursión en el material de su anterior “Cabaret De La Guillotine”, volanderos  la cabeza con la abrasiva combinación que nos  brindaron sus   incendiarios riffs y la solidez rítmica del preciso tándem rítmico que conforman  Jose y Víctor.

Tras agradecernos el apoyo que ha convertido el nuevo disco de la banda en número uno, y  darnos también las gracias por nuestra presencia, -física y virtual-, Guillermo pedía nuestra colaboración para apoyar otra de las nuevas “Bleed The Crown”, que según nos comentó era la segunda vez que tocaban en directo y que acabó sonando como un auténtico ciclón, con la banda pisando el acelerador al máximo mientras se abandonaba al headbanging a la vez que la realización nos ofrecía las primeras tomas de un público que, -pese a estar sentado y cumpliendo con las estrictas  medidas anti-covid-,  parecía estar  disfrutando intensamente del show. Sin apenas darnos ni un segundo de tregua, -el ritmo de la descarga fue frenético-, el cuarteto manchego nos proponía una nueva mirada al pasado, concretamente hasta 2007, para rescatar  el tema que abría su segundo largo “Giv´Em War”, espetándonos un “Vomitive”, que sonó absolutamente despiadado.

Nuestro recorrido por la trayectoria de ANGELUS APATRIDA prosiguió con una primera escala en su fantástico  “Clockwork”, tercer trabajo de la banda, primero con su actual sello Century Media y el que a la postre les abrió las puertas del mercado internacional gracias a la garra, la potencia y la melodía de temas como “Of Men And Tyrants”, que más de una década después de su publicación sigue sonando como una apisonadora. Cualquiera que haya seguido la trayectoria de los manchegos a lo largo de los años sabrá que son una banda comprometida y que  nunca se han escondido a la hora de tratar temas sociales y de actualidad. Así que Guillermo hizo referencia a la recién aprobada ley de eutanasia y al derecho a morir dignamente durante los prolegómenos de “Childhood´s End”, otra bomba netamente thrashera que servía para mantener el nivel de intensidad de un show que estaba resultando vertiginoso.

A diferencia de lo que sucediera en anteriores ocasiones, esta noche no hubo charlas para organizar circle-pits ni walls of death, por motivos obvios. Sin embargo, eso no fue excusa para que la banda lo diera todo sobre las tablas, moviéndose como si estuvieran poseídos mientras se dejaban llevar por la violencia sonora que imprimieron a cortes como el expeditivo “Downfall Of The Nation”. A estas alturas de la noche los albaceteños tenían ya la partida prácticamente ganada, pero lejos de relajarse y caer en la autocomplacencia el cuarteto optó por apretarnos todavía más las tuercas proponiéndonos una primera incursión en “The Call” para dar buena cuenta de uno de sus temas insignia “Violent Dawn”.

Una vez más Guillermo volvería a erigirse en portavoz de sus compañeros para agradecer nuestro apoyo   a la vez que tenía un recuerdo para todos  los trabajadores que mueve  la música en directo. También nos animó a realizar un último esfuerzo para superar todo lo que estamos viviendo y nos instó a cuidar de los nuestros y no esperar nada de “los de arriba” para acto seguido atacar una de las que está llamada a convertirse en himno imprescindible  “We Stand Alone”, que nos dejaba la curiosa imagen del frontman dejando de tocar momentáneamente su guitarra para agarrar el micrófono con ambas manos. Uno de los momentos álgidos de la noche llegaría con el que fue el primer single de “Hidden Evolution”, “End Man”, una de sus composiciones que mejor conjuga velocidad, melodía y un estribillo absolutamente matador. Así que la  respuesta del respetable al finalizar el tema fue corear el nombre de la banda insistentemente.

No tardarían en volver a darnos argumentos para castigar severamente las cervicales, de modo que sin abandonar el material de su obra de 2015 la batería de Víctor y el abrasador bajo de Jose  volverían a ser los responsables de comandar la incendiaria acometida que significó “Serpents On Parade” mientras el escenario se teñía de verde, y David y Guillermo se encaraban para batirse en otro trepidante  duelo marca de la casa. Con la misma intensidad y voracidad sonó la pieza que prestaba título a su segundo largo “Giv´Em War”, que con sus riffs mosheantes y sus contagiosos coros nos allanaba el camino hacia una recta final que estuvo marcada por la primeriza “Versus The World”, y sus armonías dobladas de guitarra.

Tras un fugaz paso por los camerinos el cuarteto volvería a tomar posiciones para espetarnos  “Sharpen The Guillotine”, que volvía a ponernos las pilas, para dejar que el colofón definitivo corriera por cuenta de la imprescindible “You´re Next”. Al final del show, ovación de gala y unos ANGELUS APATRIDA emocionados y absolutamente entregados  que permanecieron varios minutos en escena saludando a sus seguidores mientras a través de la megafonía del local seguía atronando  su música.

Tal vez la esperada  presentación de “Angelus Apatrida” no fue  en las mejores circunstancias, pero los albaceteños  volvieron a demostrar que son una de las bandas más en forma dentro de  la escena thrasher internacional, tal y como pudieron comprobar no sólo los que estuvieron en La Riviera, sino también los que tuvimos ocasión de presenciar su descarga en streaming.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Vicente Diaz

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

MAGO DE OZ - Bandera Negra
INFAMIA - Crisálida
Dino Jelusick
KIVENTS
AGENCIA - AREA51METAL
ROCK GUITAR EXPERIENCE – COLECCIÓN DE LIBROS
ROCK GUITAR EXPERIENCE

4 COMENTARIOS

  1. Por favor, pido a los fotógrafos de conciertos que también hagan fotos generales de la salas de conciertos para ver el ambiente que hay. Sobre todo en estos momentos para hacernos una idea de cuánto público asistente hay y cómo se distribuye. Antes de la pandemia siempre eché de menos fotos generales y no sólo primeros planos, pero ahora creo que son muy necesarias a nivel informativo.
    Un saludo.