Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de DEVILDRIVER – Dealing With Demons I

Critica del CD de DEVILDRIVER – Dealing With Demons I

0

 

DEVILDRIVER – Dealing With Demons I

Discográfica: Napalm Records

Puntuación Popular

(1 votos) 9/10

 DEVILDRIVER - Dealing With Demons I

Dez Fafara afronta este nuevo álbum, como una intensa lucha personal contra sus propios demonios. Conflictos personales en todos sus ámbitos y que viene describiendo desde su época en Coal Chamber allá por 1997. Debido a todos los oscuros momentos que ha sufrido en su periplo vital ha decidido lanzar a las llamas toda esa miseria en dos fases. Analizamos la primera parte de un disco doble cuya segunda parte verá la luz más adelante.

El álbum arranca en ese tono amargo al que nos tienen acostumbrados, y desplegando esa furia desmedida que da forma a sus canciones. Se sirven de “Keep Away From Me” para abrir las hostilidades, una canción que trata de las relaciones sociales y las trabas que algunas personas tienen para comunicarse con otros. Los filtros que cada uno utilizamos en función de nuestras necesidades y estado de confort. Una actitud que prosigue en los inicios con toda una declaración de intenciones atacando un corte marca de la casa, como es “Vengeance Is Clear”. Un combo cuyas guitarras demoledoras y puntiagudas certifican la presentación con contundencia. Siguen en un tono más relajado de mano de la estrambótica “Nest Of Vipers”, a la par que aprovechan para adentrarse en otras influencias musicales a las que nos tienen menos acostumbrados. Sin embargo, afilan nuevamente las guitarras para inquietarnos con la escalofriante historia de “Iona” y donde Dez Fafara nuevamente se antoja fundamental a la hora de trasladar el escalofriante mensaje que nos hará recorrer sensaciones frías por todo el cuerpo. A nivel instrumental se encuentra respaldado todo el rato por la potente línea rítmica que cimenta la canción y sustenta su voz. Se valen de “Wishing” para experimentar líneas melódicas más modernas y experimentales. Un resultado curioso que conforman esas singulares voces que componen la canción y que al mismo tiempo aportan frescura al disco. Da la sensación de que se han adentrado en unos terrenos que quizás debieron haber explorado hace mucho tiempo y por ende nos ha hecho perdernos magníficos temas. Otro título que habla por sí sólo es “You Give Me A Reason To Drink” y que cosecha un lugar privilegiado en el disco, estableciendo un corte introspectivo y sombrío. Cuenta a nivel de curiosidad con la aportación de Simon Blade Fafara (Hijo de Dez Fafara). Cualquier duda que alguno se planteé a estas alturas del panorama, quedará disipada definitivamente con este tema con ínfulas hardcore e incluso progresivas que fusionan en “Witches” y que será perfecto para que cuando se retomen los moshpits, puedan partir la pana en directo. La dupla formada Mike Spreitzer y Neal Tiemann cogen las riendas, catapultados por la gran labor a sus espaldas de Diego Ibarra y Austin D’Amond. Otro corte machacón es “Dealing With Demons” el furibundo corte homónimo del plástico que reserva espacio para experimentar y donde logran integrar con acierto un sólido juego de solos. Otra destacada es “The Damned Don’t Cry” donde conjugan una aleación precisa de riffs y ritmo devastadores que respaldan los alaridos de un inmenso Dez Fafara mientras nos deja su impronta con autoridad. Ponen el broche en un tono más melódico para apagar el fuego con su elegancia habitual por medio de una incisiva “Scars Me Forever”.

DEVILDRIVER sigue manteniendo viva esa energía desproporcionada que ha sido su emblema particular desde arrancaron su andadura hace ya veinte años y que tantas bandas emergentes persiguen lograr, casi siempre sin éxito. Además, suman experiencia y ganas de indagar en nuevos territorios que a tenor de lo visto puede reportarles muchos logros a futuro.

Txema Garay

Lista de Temas:

  1. Keep Away From Me
  2. Vengeance Is Clear
  3. Nest Of Vipers
  4. Iona
  5. Wishing
  6. You Give Me A Reason To Drink
  7. Witches
  8. Dealing With Demons
  9. The Damned Don’t Cry
  10. Scars Me Forever