Inicio Conciertos Crónica y fotos de VHÄLDEMAR + MURO + STREET LETHAL + KRÁPULA...

Crónica y fotos de VHÄLDEMAR + MURO + STREET LETHAL + KRÁPULA en Barcelona

2
Madness Live!
NIGHTFEAR - Apocalypse
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
ROCK N ROCK
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
PACO VENTURA - GIRA 2020
Madness Live!
NIGHTFEAR - Apocalypse
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
ROCK N ROCK
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
PACO VENTURA - GIRA 2020
ROCK THE NIGHT FESTIVAL

PACO VENTURA - GIRA 2020

 

VHÄLDEMAR

+ MURO + STREET LETHAL + KRÁPULA

Sábado 16 de Noviembre de 2019 – Sala La Nau – Barcelona

Aunque muchos siguen empeñados en seguir pregonando que el heavy metal más clásico hace tiempo que pasó a mejor vida, noches como la del pasado sábado en la sala La Nau no hacen más que desmentir a esos agoreros, y ratificarnos a los que seguimos aferrados a ese estilo tan potente como tradicional. Y es que lo que vivimos el pasado sábado fue todo un recital, una fiesta de auténtico y genuino heavy metal, y además protagonizado por  cuatro bandas nacionales que nos hicieron vibrar al máximo. El plato fuerte de la noche, los encargados de cerrar la velada fueron VHÄLDEMAR quienes con su última entrega ya muy rodada “Against All Kings”, aterrizaban por fin en Barcelona para volarnos la cabeza con su aplastante heavy metal. Igualmente esperados eran los incombustibles MURO, quienes comandados por Rocksa regresaban a los escenarios de la capital catalana para repasar toda su trayectoria sin olvidarse del que hasta el momento es su última referencia,  “El Cuarto Jinete”.

Pero antes de que el demoledor tándem que conformaban  vascos y madrileños pasara sobre nosotros como un auténtico vendaval tendríamos ocasión de ver en acción a dos bandas locales. Los elegidos para dar el pistoletazo de salida a la velada fueron KRÁPULA, una formación ya veterana, -con más de una década de andadura a sus espaldas-, quienes armados de un heavy metal de corte clásico nos dieron argumentos para empezar a ejercitar las cervicales. Mientras que los encargados de representar la savia nueva, los nuevos valores de la incipiente escena barcelonesa, fueron los chicos de STREET LETHAL, que aprovecharon la cita para presentar en sociedad algunas de las composiciones que formara parte de su inminente  debut “Welcome To The Row”. que verá la luz a principios del próximo mes de diciembre.

Al igual que ya sucediera en la noche del viernes durante la descarga de LOS BARONES, debo admitir que me sorprendió muy positivamente la respuesta del personal que acudió a La Nau, ya que aunque la sala no estaba llena si que acabó respirándose un muy buen ambiente, algo muy remarcable si tenemos en cuenta que esa misma noche coincidían varios conciertos en la Ciudad Condal.

En cualquier caso, la velada iba a ser larga, así que no había tiempo que perder. No tardaron mucho en irrumpir en escena los encargados de romper el hielo, KRÁPULA, No hizo falta que empezaran a rasgar sus instrumentos, ya que con ver sus pintas, vestidos de riguroso negro y con chalecos de cuero, todos sabíamos cual iba a ser su historia…, y no nos equivocamos.

El quinteto barcelonés salió a por todas, muy motivado, y bien respaldado por una nutrida representación de amigos que hicieron que su frontman Alfonso Giménez se mostrará seguro y resolutivo a la hora de dirigirse al personal. También contó con el apoyo del incansable bajista Jesús Marquina, así que entre ambos se encargaron de tirar del carro y se echaron la banda a las espaldas a la hora de atacar cortes como “Piensa En Mi” y “Extinción”; ambos repescados de su anterior largo de 2016.

Aunque como comentaba anteriormente resulta incuestionable la filiación clásica del quinteto, me sorprendió que el tercer tema de su actuación “Alma Eterna”, se lo dedicaran al que esta considerado como el padre del rock urbano Rosendo Mercado. Además de repasar algunos de los temas perteneciente a su debut los catalanes no quisieron dejar pasar la ocasión de presentarnos algunas de sus nuevas composiciones, dejándonos unas muy buenas sensaciones al atacar  las sonoridades más tradicionales de “El Verdugo”. Tampoco faltó ese emotivo homenaje a los antiguos locales metaleros que había en la Ciudad Condal y alrededores durante la presentación de “El Infierno”.

Pero evidentemente los cortes  que mejor acogida obtuvieron, y que más hicieron mover al público, fueron temas  como “Ave Fénix”, -que ya grabaran para  aquella primera demo homónima de 2012-, que nos adentraba en una recta final que estuvo marcada por  “Sin Miedo A Morir”, y ese suculento medley que nos puso a todos a cantar y que estuvo conformado por dos clásicos atemporales como son “Resistiré” de BARON ROJO  y “Doctor, Doctor” de los míticos UFO.

No tardaron mucho en aparecer sobre el escenario  los encargados de tomar el testigo: STREET LETHAL. La formación barcelonesa es un claro ejemplo de que la disciplina y el trabajo duro acostumbran a dar sus frutos. Un servidor ya había tenido ocasión de verles en el pasado, y lo cierto es que me dio la sensación de que el quinteto  ha ganado en empaque, solidez y personalidad, -especialmente su frontwoman Hell Rose Lethal-, desde que les vi en el Youngblood VII, uno de los  festivales  que organiza la Asociación Cultural  Metalcova.

Y es que pese a ser una banda relativamente joven el quinteto barcelonés lleva ya  muchas horas de vuelo a sus espaldas. Además a lo largo del lustro que llevan en activo han publicado un par de Ep’s, “Chain Breaker” y “Look Out! & Stay In The Streets”  y un trabajo en directo titulado “Live From The Streets”, en el que combinaban temas propios y algunas versiones. Así que después de todo este bagaje parece que por fin todo está listo para que en breve publiquen su primer largo oficial “Welcome To The Row”.

Al igual que ya sucediera con los encargados de abrir la velada, KRÁPULA, la puesta en escena y el vestuario de STREET LETHAL les delataban como fieles seguidores de la ortodoxia metalera más tradicional. Y por si alguien albergaba alguna duda solo necesitamos  escuchar los potentes y rotundos riffs que marcaron el tema de apertura “Welcome To The Row”, para confirmárnoslo.  Pero no solo de riffs rápidos y afilados se nutre la propuesta de los catalanes, ya que algo más roquera y con un estribillo más marcado y coreable resultó  “On The Run” una pieza rescatada de su anterior EP “Look Out! & Stay In The Streets”.

Estaba claro que el objetivo de STREET LETHAL esta noche era que todos nos enteráramos de que están  a punto de publicar nuevo trabajo, así que Hell nos lo recordó justo antes de dejar que la base rítmica que conforman Killer  y Guilty fuera la que se encargara de flanquearnos el paso hacia “Into Your Mind”. Como comentaba anteriormente la banda demostró tener tablas, así que no tuvieron dificultades para sobreponerse al pequeño  problema técnico  que tuvieron con la batería antes de atacar el novedoso “Roll Racing”.

Evidentemente el elegir un repertorio con  varios temas que la gente todavía no conocía acabó propiciando que el personal permaneciera algo estático y expectante. Así que con muy buen criterio el quinteto optó por insertar entre sus nuevas composiciones un clásico inmortal para cualquier metalero que se precie  cómo es “We Rock”, para posteriormente atacar el potente “Tyrants”.

Para encarar el tramo  final de su presentación que mejor que un nuevo recuerdo a su mencionado EP de 2016 en forma de “Hiding Underground”, para dejar que el broche definitivo, tras agradecer a las bandas, el  promotor, y al público su presencia y entrega, corriera  por cuenta de “Searching The Wild”. Lo dicho Street  Lethal demostraron que están deseando salir a la carretera para presentar   su nuevo material. Así que si te gusta el heavy metal de corte tradicional no olvides  pegarle una buena escucha a su “Welcome To The Raw”.

Indiscutiblemente los vallecanos MURO son una piedra angular de metal en nuestro país. Con mas de tres décadas de andadura a sus espaldas, y con diferentes formaciones a  lo largo de los años, parece que su actual encarnación esta plenamente consolidada tras la salida de Silver poco después de la publicación del que hasta ahora es su última entrega discográfica “El Cuarto Jinete”. Aunque muchos se mostraron algo reticentes sobre como sonaría una voz femenina al frente de la mítica formación, lo cierto es que Rocksa ha acabado convenciendo a todo el mundo, y a día de hoy es la voz y parte importante de la imagen de la banda en directo.

Con algo de retraso sobre el horario previsto el cuarteto vallecano salió dispuesto a arrollar con todo a su paso. Así que tras la doble ración de clasicismo metalero que nos brindaron KRÁPULA y STREET LETHAL tocaba apretar los dientes, acelerar el paso, y empezar a castigar nuestras maltrechas cervicales. Evidentemente el repertorio de  MURO estuvo centrado en el material de su etapa más clásica, la segunda mitad de la década de los ochenta, pero también tuvimos ocasión de escuchar algún tema más reciente, e incluso una nueva canción  que según nos comentaron  formara parte de ese nuevo trabajo que tiene que poner fin a un silencio discográfico que ya se está prolongando demasiado.

En cualquier caso, el gran arma de MURO siempre han sido esos clásicos que cualquier seguidor de metal nacional que se precie  ha coreado en infinidad de ocasiones con el puño en alto mientras agitaba frenéticamente la cabeza. Así que como podéis imaginar, bien respaldados sobre un potente sonido y con un simple telón de fondo, la banda provocó la locura en los aledaños del escenario desde que abrieron fuego con un arrollador “Acero Y Sangre”. Evidentemente la banda estuvo a la altura, no defraudaron. Pero lo mismo se puede decir que un publico que se entregó al máximo y que no vaciló a la hora de convertir la pista en un mar de puños que se alzaban orgullosos para corear temas como “Maldición de Kcor”.

Tras habernos noqueado con una primeriza sesión de rotundo headbanging, Rocksa tomaba por primera vez la palabra para darnos las buenas noches justo antes de una estridente carcajada nos anunciara que había llegado el momento de “Epílogo”, que era la escogida para rubricar definitivamente la perfecta sintonía entre la banda y una audiencia que parecía cada vez más animada. Como siempre el alma y el motor de la banda en directo fue el inquieto Julito que no paró de moverse por el escenario mientras maltrataba las cuerdas de su bajo sin dejar de agitar la cabeza.

Ese buen rollo y esa buena sintonía se hizo patente cuando Rocksa se enfundó un chaleco que le hicieron llegar desde el público con una espaldera con la portada del último trabajo de la banda, lo que acabó provocando una rotunda ovación. Así que acto seguido fue un buen momento para centrar nuestro objetivo sobre el material de esa obra, y para ello el cuarteto quiso rendir tributo al inmortal Ronnie James Dio al que dedicaron “La Voz”, que se saldaba con todo el personal levando orgulloso sus cuernos al aire al igual que acostumbraba a hacer el mítico vocalista americano.

No levantarían el pie del acelerador, ya que sin prácticamente concedernos ni un segundo de tregua para recobrar el aliento Rocksa nos invitó a que nos pusiéramos a cantar un himno imprescindible de los primeros años de la banda como es “Ciclón”. Pero Julito, Lapi, Largo y Rocksa nos tenían preparada una jugosa sorpresa, ya que esta noche tuvimos ocasión de escuchar un tema que formara parte de su nuevo trabajo y que lleva por título “Hechicera”.

Aprovechando los canticos eufóricos del personal Rocksa nos animó a que entre todos cantáramos el arranque de “Telón De Acero”, que se acabaría convirtiendo en el preámbulo perfecto para uno de los temas preferidos para cualquier seguidor de la vallecanos, el incontestable “Traidor”. Una nueva mirada sobre el material de su trabajo de 2013 serviría como excusa para abalanzarnos sobre “Honorable”. Mientras que el broche definitivo corrió por cuenta  de un coreadísimo “Mirada Asesina”, con el que rubricaban de la mejor forma posible una descarga que se nos hizo muy corta.

35 años de historia, una vida dedicada al metal, miles de kilómetros a sus espaldas…, y parece que MURO siguen todavía hambrientos cuando pisan un escenario para enfrentarse a sus seguidores, agrandando así la leyenda de una banda  única en nuestro país. Ahora tocara esperar a que entren en el estudio y que por fin tengamos ocasión de escuchar nuevos temas con Rocksa a la voz.

Cuando un servidor tuvo ocasión de escuchar por primera vez  el quinto disco  de VHÄLDEMAR enseguida tuvo claro que iba a ser uno de sus trabajos favoritos del pasado 2017. Pero habiéndolo recuperado durante las semanas previas a este concierto no creo equivocarme al decir que “Against All Kings”, es uno de los mejores trabajos que se han facturado en nuestro país en los últimos años en lo que a heavy metal se refiere. Incomprensiblemente el quinteto de Baracaldo, que lidera ese torbellino sobre las tablas que es Carlos Escudero, se ha tomado su tiempo para presentarlo en la Ciudad Condal, y ha sido precisamente ahora cuando han anunciado que están ya trabajando en su próxima obra cuando se han decidido a hacerlo.

Era tarde, pero la gente estaba a estas alturas muy animada tras la soberana descarga que acababan de ofrecernos los míticos MURO. Quizás los vascos pertenezcan a otra generación, pero lo que les une a la formación vallecana es su espíritu rebelde, macarra, combativo, y sobre todo su enfermiza pasión por el heavy metal más potente y despiadado. No tuvieron contemplaciones, VHÄLDEMAR salieron como en ellos suele ser habitual: ¡A Muerte!. Provocadores, irreverentes e incendiarios, aparecieron en escena dispuestos a noquear al personal con un zarpazo descomunal como “Metalizer”.

Los que ya habíamos tenido ocasión de verles en directo sabíamos que Carlos no tardaría en convertirse en el centro de todas las miradas, -ataviado con chupa de cuero, guantes y  gafas de sol-, dejando claro que actualmente es uno de los mejores showmans de nuestro país. Nos vaciló, nos provocó, nos insultó, pero también nos hizo reír a mandíbula abierta con sus ocurrentes comentarios, amen de marcarse más de una escapa del escenario para cantar entre el público.

Pero no fue el histriónico frontman  el único miembro del combo vasco que brilló intensamente encima del escenario, ya que si algo caracteriza a VHÄLDEMAR en directo es su valor como colectivo, con un Pedro que estuvo pletórico a las seis cuerdas, un Jonkol que hizo un fantástico trabajo con los teclados pese a tener que sobreponerse a unos inoportunos problemas técnicos, y como no Jandro y Raúl que fueron quienes se encargaron de forjar los cimientos rítmicos sobre los que se aposentó el aplastante sonido de la banda. 

Aunque he de reconocer que su show se me hizo muy corto, supongo que tuvieron que recortar el repertorio a causa de los horarios, lo cierto es que los vascos nos volaron literalmente la cabeza con la rotundidad que exhibieron  en temas como “1366 Old King´s Vision, Pt. IV”, para posteriormente hacernos capitular ante los demenciales ritmos marciales de un “Against All Kings”, que personalmente me encantó, con ese toque épico que tanto nos gusta a sus seguidores, y ese brutal estribillo hímnico que hizo que todos levantáramos el puño para corearlo.

Pero dejando a un lado el fantástico material contenido en su último redondo los seguidores de VHÄLDEMAR también queríamos  volver a disfrutar de algunas viejas favoritas. Así que la elegida para proponernos una primera mirada al pasado fue la siempre irreverente “Bastards”. Más atrás en el tiempo, concretamente hasta la época de su segundo disco “I Made My Own Hell” nos condujo ese trallazo repleto de velocidad y melodía que es “Breaking All The Rules”, que nos dejaba la estampa de un Carlos completamente desatado.

A estas alturas del show la comunión entre el quinteto y sus fieles era ya incontestable, y la sala se había convertido en una reunión de colegas hambrientos de heavy metal. Así que ante semejante estampa Carlos nos anunció que lo siguiente era recuperar uno de los temas que incluyeron en su primera maqueta “Lost World”,  y que posteriormente incluyeron también en su primer largo “Fight To The End”.

El prematuro final llegaría de manos de otra pieza rescatada de su imprescindible debut, un rotundo “Energy” tras el que se despidieron  del personal dejándonos con los dientes largos y con ganas de mucho más. En cualquier caso, VHÄLDEMAR demostraron sobre el escenario que están en un estado de forma insultante, y que actualmente podrían dejar en evidencia a muchas bandas foráneas  que llegan a nuestros escenarios con la aureola de estrellas. Lo dicho fue un concierto corto pero intenso, en el que la formación vasca nos ofreció una soberana lección de heavy metal, aprovechando al máximo el tiempo del que dispusieron y sobreponiéndose a más de un problema técnico para acabar saliendo victoriosos.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Carlos Oliver (www.facebook.com/Carlos.Oliver.Music.Photography)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

2 COMENTARIOS