Inicio Conciertos THUNDERMOTHER + ANOTHER YOU – Crónica y fotos de Barcelona

THUNDERMOTHER + ANOTHER YOU – Crónica y fotos de Barcelona

0
Century Media - KANSAS
Century Media - KANSAS

 

THUNDERMOTHER

+ ANOTHER YOU + THUNDERMOTHER

Miercoles 11 de Septiembre de 2019 – Sala Rocksound – Barcelona

En ocasiones no es necesario acudir a un gran recinto para rodeado de la multitud poder disfrutar de una vibrante velada repleta de diversión, cervezas y ardiente rock n´ roll. Muchas veces es mejor centrarse en lo básico, y eso precisamente es parte de lo llegaban dispuestas a ofrecernos esta noche de miércoles festivo en la Ciudad Condal las chicas de THUNDERMOTHER en la primera de sus fechas en nuestro país. Varias han sido las ocasiones en las que el cuarteto de Estocolmo, que capitanea la hiperactiva guitarrista Filippa Nässil, nos ha visitado, ya fuera en el circuito de salas, o en el marco de los festivales veraniegos, pero siempre han dejado unas muy buenas sensaciones a su paso certificando  que su punto fuerte es el directo. Y esa precisamente fue la razón porque la Sala Rocksound presentó un ambiente de lo más animado. El motivo de su regreso a nuestros escenarios, tras su visita abriendo para Backyard Babies y Audrey Horne a comienzos del pasado mes mayo  era presentar en sociedad  las composiciones de su tercer trabajo homónimo, aunque sin dejar de lado los temas de sus dos primeras entregas.

Los elegidos para dar el pistoletazo de salida a una velada que prometía emociones fuertes fueron ANOTHER YOU, un power-trío con una ecléctica propuesta, y que a priori poco tenía que ver con el clasicismo sonoro que nos propondrían posteriormente las suecas. Sin embargo, la formación alicantina no era una desconocida para el público barcelonés, pues hace aproximadamente un año    estuvieron abriendo para Jaded Heart en este mismo local,  y más recientemente también acompañaron al insigne Marco Mendoza.

Además la formación que lidera el guitarrista y vocalista Luis Tormo Larrosa, y que se completa con el bajista finlandés Jura Sarlin y el batería Ramón Hernández, posee una sólida trayectoria a sus espaldas, ya que lleva en activo más de una década habiendo publicado cinco trabajos, el último de ellos “Evidence, Hopes And Rebellions” en septiembre del pasado 2017. Quizás por ello no me sorprendió que aparecieran en escena derrochando confianza y mucha seguridad, así que tras una fugaz introducción instrumental el trío se abalanzó de lleno sobre el potente “Losing My Control”, que dominado por su contundente riff de esencia sabbathica ponía de manifiesto que el rock setentero es una de sus grandes influencias. Pero no sería esta la única influencia que nos mostraron ANOTHER YOU, ya que fue durante “For The Knights Of The Round Table” cuando llegó el momento de dar buena cuenta de su rabia roquera, haciéndonos mover frenéticamente la cabeza antes de acabar recabando  la primera ovación de la noche.

Como la descarga había comenzado con algo de retraso sobre el horario inicialmente previsto, Luis no se entretuvo en exceso a la hora de los saludos y las presentaciones, así que tras un escueto “buenas noches”, llegaba el momento de encarar los aromas sureños de “Like An Animal”, que les servía para completar la variopinta tripleta de apertura extraída de su más reciente entrega. La primera mirada al pasado, concretamente al material de “Intangible Things” llegó de manos de “Taking To Mars”, que nos dejaba a la guitarra dando unas pinceladas de ácida psicodelia sobre la conductente base rítmica.

La sorpresa de la descarga de ANOTHER YOU llegó cuando su frontman nos anunció que iban a tocar un tema nuevo, que tienen previsto incluir en su próximo trabajo y que llevaba por título “Lust On Flames”, que sin perder la personalidad de la banda si que tuvo una sonoridad más orientada hacia el funk-rock. La vuelta sobre el material de su última obra correría por cuenta de “Rebellion Of The Words”, que les servía para volver a acelerar el paso y dar una vuelta de tuerca al nivel de intensidad del show.

Pero como comentaba anteriormente, si hay algo que hace tremendamente atractiva la propuesta de ANOTHER YOU es su variedad y su facilidad para transitar por diferentes estilos y sonoridades. Así que si durante lo que llevábamos de show habíamos tenido ocasión de escuchar pasajes stoners, rock n´roll marchoso, funk  e incluso algunas pinceladas de psicodelia, para encarar el tramo final de su presentación el trio apostó por las sonoridades de corte alternativas, muy cercanas al grunge, contenidas en  temas como “Wings Of Victory” y “Once Upon A Time”.

Ante un público que parecía cada vez más animado tocaba rematar su presentación y para ello que mejor que recurrir a la garra y la intensidad roquera de “Be Strong”. Mientras que la elegida para hacernos mover a todos y dejar las espadas por todo lo alto fue uno de los temas más directos de su “Evidence, Hopes And Rebellions”, el cañero “Set Me Free”. Prescindiendo de cualquier tipo de etiqueta y libres de los corsés estilísticos ANOTHER YOU dejaron patente que son una banda original, con tablas y mucha personalidad. El trío esta ya trabajando en su sexto largo, así que habrá que estar atentos para ver como suenan sus nuevas composiciones.

Resulta evidente que las influencias de las formaciones más clásicas y legendarias del hard rock y el heavy metal se dejan notar con fuerza en las bandas jóvenes. Pero ese deje que en muchas ocasiones puede servir para conectar con el público, a la larga puede llegar a convertirse en un lastre que impida que los grupos crezcan y desarrollen su propio sonido e identidad. THUNDERMOTHER se dieron a conocer internacionalmente con su debut “Rock N´Roll Disaster” y el exitoso “Road Forever”, dos obras en las que resultaban más que evidentes las influencias de la banda de los hermanos Young. Pero lejos de quedarse anclada en ese sonido su líder, la guitarrista Filippa Nässil, decidió reestructurar drásticamente la formación  y abrir su abanico estilístico hacia nuevas sonoridades, apostando, sin perder su marcada personalidad, por incluir algunos toques y pinceladas del rock setentero.

Quizás no habíamos tenido ocasión de observar ese sutil cambio en sus últimas visitas a nuestro país, ya que no dispusieron de mucho tiempo. Pero esta noche, liderando su propio espectáculo, el cuarteto se gustó sobre el escenario, jugueteó con los temas, los alargaron, nos hicieron cantar…, vamos que no se limitaron a tocar un tema tras otro a toda velocidad. Sin embargo, con esto no quiero decir que el cuarteto sueco, y especialmente Filippa, haya perdido la pasión, la electricidad y la arrolladora intensidad de antaño, sino más bien que ahora saben dosificarlas. A eso ayudó también la elección del repertorio alternando temas de sus tres lanzamientos. Además me gustó mucho la actitud descarada, festiva y desinhibida  de las chicas, que no se cortaron  en sus diálogos entre ellas, y con el público; ni tampoco a la hora de brindar en repetidas ocasiones a lo largo de toda la velada.

Precisamente fue así como arrancó el concierto, con las chicas alzando sus bebidas para proponernos un brindis. Así que tras celebrar como se merecía el reencuentro el elegido para hacernos calentar los motores fue el novedoso “Whatever”, todo un derroche de garra y potencia roquera que estuvo marcado por el ensordecedor sonido de la base rítmica, especialmente del bajo de Sara Petersson, algo que por cierto fue una constante a lo largo de todo el show. La fiesta no había hecho más que comenzar, de modo que la conexión entre las suecas y sus incondicionales fue total cuando las chicas dejaron caer el segundo bombazo de la noche, “Cheers”, con el que nos daban argumentos para menear las caderas mientras Filippa se apoderaba del centro del escenario para apurar una cerveza de un trago.

Esa amplitud de miras que la banda ha experimentado en su tercer largo, gracias en gran medida a la entrada de la vocalista Guernica Mancini, quedó plasmada a lo largo de la setentera “Revival”. Con la propia frontwoman chapurreando el castellano, y pandereta en mano, llegaba el momento de apretar nuevamente el paso con “Racing On The Mainstreet”, mientras la incansable Filippa seguía deleitándonos  con su amplio catalogo de poses y muecas. Pero no fue la guitarrista la única que se mostró como una fiera desatada sobre el pequeño escenario del Rocksound, ya que la bajista Sara Petersson también se atrevió a hacer “el paso del pato” de Chuck Berry durante “Hellevator”, que incluyó un fragmento del “The Trooper” de Iron Maiden que hizo que la sala se viniera literalmente abajo.

Tras haber realizado durante el primer tramo de su presentación varias escalas en su debut y su más reciente entrega homónima, tocaba ahora bucear en el material de su aclamado “Road Fever”, y para ello que mejor que someternos al descaro riffero y los pegadizos estribillos de “It´s Just A Teaser”, para acto seguido dedicar el siguiente tema a todas aquellas personas que nos caen mal, nos hacen la vida imposible, y que no soportamos, “Enemy”. Habiéndonos dado argumentos para agitar frenéticamente la cabeza tocaba ahora cambiar diametralmente de registro para adentrarnos en las sonoridades más relajadas de  un “Follow Your Heart”, que me gustó especialmente, gracias en gran medida a la excelente interpretación de una Guernica que cantó con mucho feeling firmemente aferrada a su pandereta.

Pero estaba claro que tanto las suecas como nosotros estábamos allí esta noche para rockear, así que la demoledora batería de Emlee Johansson fue la que se encargó de proponernos el machacón ritmo del aplastante “Rip Your Heart Out”. A estas alturas de la velada la conexión entre banda y público era absoluta. Así que tras preguntarnos sobre cuantas veces las habíamos visto en directo, tocaba encarar el ecuador  del show con otra de las nuevas “Quitter”, que con su letra convenientemente tuneada nos mostraba la faceta más macarra y juerguista del cuarteto.

Como no podía ser de otra forma, teniendo en cuenta su actitud y su manera de tocar y moverse sobre el escenario, Filippa nos confesó que Motörhead era una de sus bandas favoritas, algo que quedó completamente comprobado escuchando la potencia y la rabia que destiló el poderosísimo “Deal With The Devil”. Una nueva mirada sobre su debut nos trajo al recuerdo los marchosos riffs del aplastante “Shoot To Kill”, que incluyó guiños a Ozzy y Ac Dc. Mientras que el punto y seguido a la velada corrió por cuenta de “FFWF”.

Aunque parecía que el show había concluido tras el saludo coral de las suecas, el cuarteto no titubeó a la hora de volver a colgarse los instrumentos para deleitarnos con otra suculenta ración de marchoso rock n´ roll. La novedosa “Fire In The Rain”, -con un nuevo guiño, en esta ocasión al “Little Wing” del maestro Hendrix-, fue la escogida para abrir el encore con una orientación más melódica. Pero no tardaron mucho THUNDERMOTHER en volver a poner la sala patas arriba con el explosivo ritmo de “Give Me Some Light”, que nos flanqueaba el paso hacia una recta final que estuvo marcada por los adictivos  estribillos del hímnico “Thunderous”, para dejar que la rubrica definitiva la pusiera esa declaración de intenciones que es “We Fight For Rock N´ Roll”.

Viendo el show que se marcaron  THUNDERMOTHER tuve la sensación de que en sus anteriores visitas nos quedamos con una visión parcial de la banda. Ya que esta noche las suecas demostraron que  son mucho más que una banda que se dedica a repetir una y otra vez los esquemas y los riffs que parieron hace décadas los hermanos Young.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Carlos Oliver (www.facebook.com/Carlos.Oliver.Music.Photography)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.