Inicio Conciertos Crónica y Fotos del ROCK THE COAST – ANGELUS APATRIDA – MAGNUM...

Crónica y Fotos del ROCK THE COAST – ANGELUS APATRIDA – MAGNUM – DARK TRANQUILLITY – JINJER – FREEDOM CALL, etc. Sábado 15, Primera Parte

4
ROCK THE NIGHT FESTIVAL

ESCENA ROCK FESTIVAL

PACO VENTURA - Madre Tierra

 

ROCK THE COAST

MAGNUM + HYPNO5E + DARK TRANQUILLITY + ANGELUS APATRIDA
+ SIDDHARTA + JINJER + THE HOLEUM + VON HERTZEN BROTHERS
+ CHAOS BEFORE GEA + FREEDOM CAL
L

Jueves 13, Viernes 14 y Sábado 15 de Junio de 2019 – Fuengirola – Málaga

Sábado 15 – Primera Parte

FREEDOM CALL

Tras la exitosa jornada de viernes los encargados de inaugurar los escenarios principales en este último día de festival eran FREEDOM CALL. La formación germana que lidera desde finales de la década de los noventa el vocalista y guitarrista Chris Bay tenía la difícil tarea de defender el estandarte del power metal melódico cuando todavía el sol caía a plomo, y con más intensidad que el viernes, sobre el recinto. Afortunadamente el cuarteto contó para acompañarles en tan difícil misión con una nutrida representación de aguerridos incondicionales que no quisieron dejar pasar lo ocasión de reivindicar que, pese a no estar en su mejor momento, el power metal sigue gozando de un gran  arraigo dentro de la comunidad metalera.

Algo que me gustaría destacar es que los germanos fueron el primer grupo que lució telón de fondo, en este caso con la portada de su última referencia de estudio  “Master Of Light”, que data ya de finales de 2016. Aparecieron acompañados de una rimbombante introducción y luciendo la mejor de sus sonrisas para rápidamente ponerse manos a la obra y ofrecernos el reptante ritmo y los grandilocuentes coros hímnicos que marcaron la inicial “Gates Of Babylon”.

Para los que hemos  venido siguiendo la trayectoria de los alemanas  a lo largo de estas dos últimas décadas los mejores momentos de su presentación llegarían con esas trepidantes cabalgadas a ritmo de doble bombo, al más puro estilo Gamma Ray, en cortes como “Union Of The Strong”. Tampoco faltó esa declaración de principios que presta nombre a la propia banda “Freedom Call”, con la que se permitieron una primera incursión en el material de su segunda entrega “Crystal Empire”.

Como no podía ser de otra forma, el sentimiento de hermandad metalera alcanzó su máximo esplendor al abordar el cuarteto “Metal Is For Everyone”, para posteriormente introducir unas sutiles pinceladas folk durante  el arranque de la hard roquera “Power & Glory”. Con su parroquia de fieles disfrutando al máximo de la descarga los de Nuremberg  se preparaban para finiquitar  definitivamente su presentación, recurriendo para ello a una carta ganadora como  es “Warriors”, para acabar rematando la faena por todo lo alto con un aclamado “Land Of Light”.

En ocasiones no es necesario innovar ni proponer nada sustancialmente nuevo para complacer a tus seguidores, Y lo que está claro es que FREEDOM CALL poseen  la formula para crear himnos que en directo resultan imparables y  altamente coreables.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Alex Márquez

 


 

CHAOS BEFORE GEA

Ndr.: Lamentablemente nos liamos, no se que pasó pero ningún redactor pudimos ver el concierto de CHAOS BEFORE GEA, por lo que no podemos ofreceros nuestra opinión escrita sobre él. Solo las fotos que realizó Álvaro Ochoa. Mil disculpas a la banda y a sus seguidores.

 

Fotos: Alvaro Ochoa

 


 

VON HERTZEN BROTHERS

Los festivales veraniegos resultan siempre una excelente excusa para reencontrarse con algunas de nuestras bandas favoritas. Pero también son el marco idóneo para descubrir la propuesta de formaciones que previamente no conocíamos. Y eso precisamente fue lo que le sucedió al que suscribe con los chicos de VON HERTZEN BROTHERS.

Aunque la banda de los hermanos Von Hertzen tiene una sólida trayectoria a sus espaldas, -llevan en activo y publicando discos desde 2001, siendo su última referencia “War Is Over”-,  he de reconocer que no los había escuchado hasta semanas antes del festival. Y  lo cierto es no me disgustaron, aunque creo que su estilo no acabó de casar con el gusto del público de los escenarios principales, y más  si tenemos en cuenta que la hora escogida  para su presentación fue las 3 de la tarde.

En cualquier caso, pese a ser poco conocidos en nuestro país, los finlandeses contaron con el apoyo de un buen numero  de compatriotas que se dejaron ver por los aledaños del escenario luciendo sus camisetas. En cuanto a su estilo me pareció una interesante mezcla de rock progresivo y psicodelia, aunque con un cuidado tratamiento de los estribillos, lo que propició que temas como “The Argonist” acabaran sonando bastante marchosos y accesibles.

Algo más densos y rimbombantes sonaron los oscuros desarrollos contenidos en “Jerusalem”, con los teclados dominando el sonido de la banda para hacerlo más etéreo y ambiental. Tampoco me gustaría dejarme en el tintero los rotundos cambios de ritmo que nos propusieron en cortes como “War Is Over”, que personalmente me pareció uno de los que mejor puede definir la ecléctica  propuesta de los finlandeses.

Aunque  no gozaron del mejor de los horarios, lo cierto es que VON HERTZEN BROTHERS acabaron llamando la atención de los que gustan de las sonoridades progresivas. En cualquier caso, visto lo visto, creo que su propuesta hubiera encajado mucho mejor dentro del marco del extinto BE PROG! MY FRIEND.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Alex Márquez

 


THE HOLEUM

THE HOLEUM fue una de las bandas con una de las propuestas más oscuras del festival. Con una puesta en escena elegante y sobria a la vez, la banda formada por algunos de los ya extintos Nahemah dió toda una lección de Post-Metal delante de un público que sabía perfectamente a qué se atenía.

 Un compungido Pablo Egido se erigió en todo momento como alma mater de la banda desgañitándose y dejándose la piel en temas como Vertical Paralell Infinites de su fantástico Negative Abyss o Dystopia, también del mismo y editado por el sello alemán Lifeforce Records dónde tanto han confiado en ellos, y no es para menos, ya que su próximo álbum de estudio también será editado por el sello germano cómo bien nos informó Pablo.

 Toda una gozada y un lujo poder ver a THE HOLEUM en un festival del calibre de ROCK THE COAST. Si tocan cerca tuyo, no dudes en ir a verles.

Texto: Jero García

Fotos: Alex Márquez


JINJER

Tenía  muchas ganas de ver a JINJER. Desde hace años que los descubrí me ha tocado hablar muy positivamente de ellos a amigos y algún que otro promotor por que desde siempre me ha parecido una banda rompedora y matadora. Poco a poco el grupo de la furiosa vocalista Tatiana Shmailyuk ha conseguido por méritos propios, grandes discos y giras, hacerse con un lugar predominante dentro del nuevo metal del siglo XXI.

Una vez más la banda sonó redonda instrumentalmente, con su bajista Eugene Abdukhanov destacando por encima del resto, tocando su instrumento de forma asombrosa. Su nivel musical es enorme, junto a sus compañeros que no se quedan atrás: el guitarrista Roman, también muy técnico y el batería Vladislav. La banda es muy poderosa y como músicos todos son buenísimos.

“Words of Wisdom” del CD "King of Everything"  encendió la mecha, con sus escalas rabiosas, entrelazadas, una guitarra afilada, el bajo luciéndose, como todo el concierto, y Tatiana alternando la brutal voz gutural con el estribillo melódico, mientras se movía en su onda por todo es escenario. Incendiario!!!

"Who’s Gonna Be the One" fue el siguiente, un tema más pesado, pero igual de agresivo y furioso. Los lucimientos instrumentales siguieron, con Tatiana sin parar de moverse. Las partes progresivas se alternaban con las cañeras de manera maravillosa. El estribillo enfadado fue cantado por  Shmailyuk con énfasis especial, asi como las partes más melódicas casi finales, con algunos giros arabescos.

“Captain Clock” empezó con sus guitarras cañeras y dio paso a la voz death y abrumadora de Tatiana. Los giros guitarreros y del bajo sonaron salvajes. ¡¡que nivelazo!!

“Pisces” tranquilizó un poco a todos y demostró como Tatiana puede cantar otro timo de temas, con jerarquía y sentimiento. Sus partes más ambientales me encantaron, combinadas con la voz gutural y las instrumentaciones excelentes. Un temazo.

Siguieron con “I Speak Astronomy”, del mismo disco, provocando la locura, porque el tema es una locura, sin más. Tatiana cantó furiosa, al lado de una banda perfecta, que en las partes finales, más atmosféricas causaron una climax excelente, demostrando que si hay que tocar con delicadeza y fragmentos jazz, lo hacen y lo bordan. Es uno de los argumentos que más te atraen de esta banda ucraniana.

El último tema que vi fue "Sit Stay Roll Over", otra “burrada”. Sus partes prog y el juego que hizo la guitarra y el bajo fue alucinante, así como los cambios vocales de Tatiana. Un ejemplo más de la gran valía de este cuarteto que vendrá de gira como cabezas de cartel en diciembre.

Texto: Rafa Basa

Fotos: Alvaro Ochoa

 


 

SIDDHARTA

Si hay una banda que no podía faltar en esta primera edición del ROCK THE COAST, ellos son sin duda SIDDHARTA. Hijos de la misma Fuengirola y anfitriones de lujo, lograron reunir a muchísimo público en el escenario del castillo, entre ellos multitud de amigos y seguidores de la banda desde los inicios.

La banda formada por Fernando Pleite a la voz, Daniel Ruiz y Fran Benitez a las guitarras, Carlos Lamarca al bajo y Jose Antonio Moreno a la batería se mostró relajada y confiada en todo momento, y no es para menos, ya que estaban sonando cristalinos a más no poder. Fernando Pleite volvió a demostrar ya desde la inicial Títere que es una de las mejores voces rockeras de este país, con unos agudos y una técnica como pocos poseen, además de un front-man cercano y con muchas tablas a la hora de interactuar con su público.

Si duele existe o Rotos, fueron algunos de los temas que ejecutaron, antes de sorprendernos con un fragmento del tema Maniac de Michael Sembello pasado por su peculiar filtro hard-rockero antes de despedirse con la preciosa Nadia de aquel laureado Octubre y que tantos tenemos en el recuerdo. Ovación y despedida de lujo para una banda que cumplió con creces en su tierra, dejando el pabellón muy muy alto.

Texto: Jero García

Fotos: Alex Márquez

 


 

ANGELUS APATRIDA

Una vez finalizada la sobrecogedora descarga de esa auténtica apisonadora que son JINJER le tocaba el turno a la que a día de hoy es nuestra banda más representativa a nivel europeo: ANGELUS APATRIDA. La formación que capitanean los hermanos Izquierdo tenía esta tarde dos misiones fundamentales.

Por un lado, tal y como ellos mismos remarcaron, eran los responsables de mantener en alto la bandera del thrash metal, ya que en esta primera edición del ROCK THE COAST este estilo no había contado con mucha representación. Mientras que por otro lado serían los encargados de defender el orgullo patrio, ya que ellos fueron la única banda española que pisó los escenarios principales en esta última jornada festivalera.

Sea como fuera, no creo que a estas alturas nadie pueda dudar de la profesionalidad, la energía,  y la actitud de una banda que se ha paseado ya por más de medio mundo dejando siempre a su paso audiencias devastadas. Asimismo su experiencia en este tipo de citas es ya muy amplia, así que las 16:30 era la hora marcada para que el cuarteto manchego destrozara Fuengirola.

Además los albaceteños fueron una de las pocas bandas que supieron sacarle partido al enorme escenario, poniendo una gran pantalla sobre las que fueron proyectando diferentes detalles de la portada de su último trabajo “Cabaret  De La Guillotine” mientras la banda descargaba de forma seminal la propia “Sharpen The Guillotine”, y la demoledora “One Of Us”, que servían para dejar constancia de que la calidad de sus nuevas composiciones está a la altura de cualquier lanzamiento internacional.

Por supuesto que sobre el escenario hubo muchísimo headbanging. Y aunque la audiencia se mostró algo dubitativa durante los compases iniciales del show, lo cierto es que los fans de los albaceteños acabaron dejándose notar en los tumultuosos circle-pits que acompañaron a piezas como la aplastante “Of Men And Tyrants”. Una nueva mirada sobre las composiciones de su trabajo  del pasado año serviría para que el cuarteto lanzase otro dardo envenenado en forma del explícito “Downfall Of The Nation”.

Nunca se han escondido, los albaceteños no se han cortado a la hora de rendir tributo a sus bandas favoritas. Así que como regalo a sus seguidores más acérrimos el cuarteto se descolgó con una versión de los maestros Slayer. “The Antichrist”, que no hizo más que calentar los ánimos de una audiencia que parecía cada vez más animada.

Tras entregar una guitarra que la banda había sorteado a través de las redes sociales, tocaba seguir volando la cabeza del personal, recurriendo para ello a la pieza que prestaba título a su segundo redondo “Giv´Em War”. El colofón definitivo para una descarga que acabó resultando demasiado corta fue la pieza que abría su obra de 2012 “The Call”: el siempre efectivo “You´re Next”, tras el que se marcharon acompañados de una rotunda ovación,  y dejando al personal con ganas de escuchar un par de temas más

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Alvaro Ochoa

 


 

DARK TRANQUILLITY

Cuando a DARK TRANQUILLITY su agencia les dice que tienen cerrado un festival en verano en España, se echan a temblar.Y no es para menos, ya que últimamente a los pobres siempre les toca la peor hora para salir al escenario y cuando más quema el sol. Si el año pasado les tocó sufrir el sol de Can Zam en el ROCK FEST a las 13:40 del mediodía, esta vez serían las 17:15 la hora pactada, un horario y unas condiciones que volvían a no ayudar ni incitar a disfrutar de su música y su propuesta.

Pero aún y así, cómo todos sabéis, los de Gotemburgo además de una institución dentro de metal, haber facturado clásicos atemporales y ser pioneros en eso del Swedish Death Metal, son una de las bandas más queridas y con más agallas de la escena. Algo que el señor Mikael Stanne (voz) se ha ganado a pulso desde tiempo inmemoriales, siempre cercano y simpático con sus fans tanto dentro como fuera del escenario, como ya demostró la noche de antes paseándose por el recinto con total naturalidad y hablando y haciéndose fotos con todo aquel que se lo pedía, incluido un servidor.

Lamentablemente DARK TRANQUILLITY sufrieron uno de los peores sonidos del festival, siendo este una bola donde costaba apreciar los instrumentos, aunque afortunadamente mejorara “algo” durante el transcurso de su show. Un show que comenzó con Encircled de su último trabajo de estudio, Atoma, y que me cogió por sorpresa bajando la pronunciada cuesta desde el Castillo de Sohail. La cual enlazaron con una temprana Monochromatic Stains seguida de una aburrida Clearing Skies que pasó sin pena ni gloria. Algo que solucionaron rápido con The Treason Wall del fantástico Damage Done y dónde escuchamos los primeros coros por parte del público, acompañando a la característica melodía principal de este cañonazo que, desde hace tiempo se perpetuó como uno de los clásicos de los suecos a la hora de tocar en directo.

Los guitarras Johan Reinholdz y Christopher Amott volvieron a demostrar que en directo son una pareja letal, aunque paradójicamente ninguno de los sean miembros oficiales de la banda.

Anders Jivarp, quien lleva tras los parches desde la fundación de la banda, Anders Iwers y el siempre reservado en directo Martin Brändström a los teclados lograron levantar a un público conocedor de su material de una manera magistral como así demostraron en cortes como Forward Momentum y Atoma, apostando claramente por su último trabajo dónde la electrónica juega un papel muy importante, The Mundane and the Magic, que sonó un tanto pobre con las segundas voces femeninas pregrabadas, o Terminus, sabedores claramente de la respuesta del público la cual agitó a miles de cuellos al unísono.

Para despedirse eligieron el triplete letal formado por The Wonders at Your Feet, ThereIn y la fantástica Misery´s Crown cuyo teclado final acompañó a la banda mientras se despedían de su siempre fiel y ferviente público. Únicos!

Texto: Jero García

Fotos: Alex Márquez

 


HYPNO5E

Aunque para la mayoría de los  que optaron por acercarse al castillo Sohail para presenciar la descarga de HYPNO5E,  la formación gala era una banda por descubrir, los más versados en los sonoridades oscuras  y de vanguardia recordaban  que los franceses ya nos habían visitado previamente  en un par de ocasiones abriendo para sus compatriotas GOJIRA en 2013, y posteriormente a los americanos THE DILLINGER ESCAPE PLAN.

He de admitir que me dio la sensación de que los galos iniciaron su concierto algo fríos, demasiado pendientes de que las voces y las instrumentaciones pregrabadas, que tan importantes son en sus composiciones, entraran en el momento preciso. Y eso acabó repercutiendo en que la gente se mostró bastante fría con ellos. Además cabe remarcar que su sonido no es de fácil asimilación, ya que practican un metal repleto de influencias de diferentes estilos, y en el que predominan la experimentación y la vanguardia.

Otro hándicap que no acabó de jugar a favor de los galos  fue que se presentaron en formato de trío, sin contar con el concurse de un bajista. En cuanto a su repertorio se centraron básicamente en repasar algunas de las composiciones de su última entrega discográfica “Alba- Les Ombres Errantes”, aunque tampoco quisieron dejarse en el tintero las apocalípticas ambientación de “Gehenne”.

En definitiva que los galos nos brindaron una buena sesión de metal experimental y de vanguardia. Aunque me dio la impresión de que su propuesta no acabó de cuajar entre una audiencia que parecía tener otras preferencias estilísticas.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Alvaro Ochoa


MAGNUM

La clase, el lujo, la pasión, la veteranía y la calidad de esta banda aterrizó en ROCK THE COAST para certificar que MAGNUM, tras tantos años siguen ofreciendo conciertos tan buenos como el que pudimos ver en Fuengirola el pasado sábado.

Parece que fue ayer, pero ha pasado mucho tiempo desde que nacieran en Birmingham en 1972. A pesar de ello, Tony Clarkin sigue tocando metódicamente,  con parsimonia, pero atento a todo, al lado de un líder con solera como es el vocalista Bob Catley, que a pesar de lucir una voz un tanto ronca o trasnochada, fue un protagonista estelar de la velada, con su camisa azul con lunares blancos, su entrega, desparpajo y buen rollo. Solo le faltó la Espada del Rey Arturo para que algunos alucináramos con el cantante de 71 años. El resto de la banda estuvo a la altura e hizo posible que disfrutáramos de un más que buen concierto.

Como pasó con otras bandas contemporáneas, es imposible comparar y equiparar el nivel actual con sus mejores años, con sus momentos estelares. Yo la primera vez que les vi fue en la gira de "On a Storyteller’s Night" en el Hammersmith de Londres a finales de 1985. Evidentemente si comparo a aquella banda con esta, “no hay color”, como dice el refrán, pero los años pasan para todos, y MAGNUM en el presente siguen dando una cara buena, positiva y sonando bien.

Tocaron temas nuevos, de sus más recientes discos,  y algunos clásicos, por lo que los más veteranos seguidores tuvieron que deleitarse con nuevo material, antes de disfrutar de sus míticos himnos.

Empezaron a desafiarnos con Wild Swan de su álbum Wings of Heaven, con Bob acercándose a las primeras filas y moviéndose en su salsa, y cantando con la voz bastante “tomada”. La elegancia y el feeling reinaron desde el minuto uno y los lujos instrumentales, de teclados, arreglos, cadencias, cambios de ritmo. Lo es que MAGNUM… Una banda excelente de hard rock, rock sinfónico, con toques progresivos, aunque en su época fueron denominados como “Arena Rock”, incluso como Pop. Evidentemente si los comparabas en aquellos años con la NWOBHM era hasta lógico que algunos periodistas dijeran que se movían en ese estilo.

 Sacred Blood “Divine” Lies sonó muy bien, mostrando a un Bob más agresivo y una banda más melódica que sinfónica, al que siguió Lost on the Road to Eternity, de su más reciente disco, del mismo título, lanzado en 2018, y que sirvió como debut para  Lee Morris a la batería y Rick Benton a los teclados.  Recuerdo que en su versión en estudio cantó Tobias Sammet (EDGUY, AVANTASIA), pero Toby no estuvo en ROCK THE COAST, por lo que Bob lo cantó enterito y con sentimiento y muy bien. La canción fue estupenda, sus teclados, su aire actual, con toques majestuosos, e incluso algún fragmento liricamente cercano al power, no por ritmo, pero si por melodía.

Otro tema actual sonó: Crazy Old Mothers, donde la emoción alcanzó su máxima cota, su corte baladístico brillo intensamente en ROCK THE COAST y dio paso a, por fin, un clásico de verdad como fue “How Far Jerusalem” que nos hizo viajar a tiempos pretéritos. Más de uno dijo en ese instante: “Estos son mis MAGNUM”. Lo cierto es que su estribillo es parte de la historia, y muchos lo cantamos, recordando aquellos años.

La nostalgia siguió con un corte de On a Storyteller’s Night: "All England’s Eyes", que nos hizo disfrutar de nuevo, antes que otro clásico, esperado por todos sonara: "Vigilante", con su inconfundible melodía, los añejos teclados fundidos con la guitarra, y por supuesto Catley reviviendo sus años mozos y cantando bastante bien.

Y hasta ahí llegue, porque como pasa en los festivales, a veces no puedes disfrutar de las actuaciones completas como te gustaría. Tuve que subir al castillo para ver a los pamplonicas TAKEN de los que hablo a renglón seguido.

Texto: Rafa Basa

Fotos: Alvaro Ochoa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.


 

Más Fotos:

JINJER

 

 

 

4 COMENTARIOS

  1. Jinjer sonaron de escandalo, vaya trayazo el que dieron, son buenísimos, me sorprendieron, yo sólo había vito sus videos oficiales y algún directo en vídeo pero a partir de verlos en directo, que es otro mundo, los meto por derecho en el pequeño saco de los mejores grupos nuevos que he descubierto en los últimos años.