Inicio Conciertos Crónica y Fotos de ROCK THE COAST – SCORPIONS, UFO, EUROPE, TARJA,...

Crónica y Fotos de ROCK THE COAST – SCORPIONS, UFO, EUROPE, TARJA, etc- Viernes 14, segunda parte

27
ROCK N ROCK
CENTURY MEDIA - LACUNA COIL
Madness Live!
ROCK N ROCK
CENTURY MEDIA - LACUNA COIL
Madness Live!
PACO VENTURA - Madre Tierra

 

ROCK THE COAST

CARCASS+ ANGEL WITCH + EUROPE + ABORTED + SCORPIONS + SEVENTH WONDER + UFO + ABSOLVA + TARJA

Jueves 13, Viernes 14 y Sábado 15 de Junio de 2019 – Fuengirola – Málaga

Viernes 14 – Segunda Parte

TARJA

Cuando se confeccionaba el cartel y sus bandas, los organizadores barajaron contratar a algunos grupos finlandeses, aprovechando que en Fuengirola hay muchos extranjeros de dicho país viviendo, y además  supuestamente  viajaron otros muchos desde allí para ver el festival, por lo que incluir a MICHAEL MONROE, que tocó al sábado, o TARJA, finlandesa de origen, pero medio argentina/malagueña, primero porque su marido y manager es argentino y segundo porque según parece vive muchos meses al año en Málaga, fue otro acierto. De hecho, mi amiga Tarita estuvo en  primera fila con ambos artistas, disfrutando, y seguro que algunas frases en finés se le escaparon.

La ex- NIGHTWISH ya lleva años en solitario, ha cambiado de banda, estilo…

Y se presentó en ROCK THE COAST vestida de cuero negro, -muy heavy-, y taconazos, con ganas de agradar al público asistente. Conquistó a sus seguidores, por ello, por su gran voz, sonrisa,  ímpetu y entrega.

Como ya dije en mi primer resumen, a mí no me terminó de hechizar, ni convencer. Pienso que tantos cambios hacen que la Turunen se encuentre “en Tierra de Nadie”, y sobre todo que no halle el rumbo de composición de canciones con gancho necesario para encumbrar su carrera como su currículo merece. Pero solo es mi opinión, porque TARJA para el gran público venció y convenció.

Arrancó con “No Bitter En” de su álbum The Brightest Void y con muchas ganas de agradar y una banda de nivel, donde destacó, en mi opinión  Max Lilja al  cello, quien acaparó mucho protagonismo, y Alex Scholpp a la guitarra.

Tarja cantó muy bien, abandonando su voz clásica/operística que le hizo célebre en NIGHTWISH y posteriormente en solitario, y escénicamente estuvo muy roquera y dominante, lo que me gustó.

Siguió con temas como “500 Letters” de su álbum “Colours in the Dark”  de 2013 y “Demons in You” de “The Shadow Self”.  En varias ocasiones habló en castellano, lo que al público agradó.

Tampoco faltaron  temas como “Victim Of Ritual” o “Innocence”.

El concierto siguió su rumbo, y sus seguidores disfrutaron de la vocalista y la banda, hasta llegar “Over The Hills and Far Away” versión de Gary Moore, bastante distante de la original y de la que la vocalista interpretada con NIGHTWISH, que hizo que más de uno disfrutara, por fin. 

Cerró con “Until My Last Breath”. El concierto fue correcto y gustó a su público.

Texto: Rafa Basa

Fotos: Alvaro Ochoa

 


 

ABSOLVA

Tras haber completado su primera incursión en los escenarios principales como banda de acompañamiento del incombustible BLAZE BAYLEY, la formación británica que lideran los hermanos Appleton aparecían ahora en el incomparable  marco del Castillo para presentar las composiciones de su propia banda: ABSOLVA. No obstante, he de admitir que me sorprendió que la gente no acudiera en mayor numero a presenciar su show tras las buenas sensaciones que nos dejaron en su presentación junto al ex- MAIDEN. En cualquier caso, no hubo mayor sorpresa en cuanto a su estilo, ya que el cuarteto practica un heavy metal de corte clásico, potente y plagado de estribillos pegadizos.

Pese a que gran parte de los presentes parecían no estar familiarizados con la discografía ni la trayectoria del combo británico, -más allá de la comentada colaboración con Blaze,  y de que Luke Appleton es parte de ICED EARTH desde 2012-, lo cierto es que los chicos de ABSOLVA acabaron dejando unas muy buenas sensaciones, repasando en el arranque algunas de las composiciones de su última referencia  discográfica “Defiance”, dando buena cuenta de temas como “Life On The Edge”, y la hard roquera “Rise Again”.

Por si a estas alturas alguien albergaba alguna duda sobre en torno a que parámetros gira la propuesta de los británicos, su guitarrista y frontman, Chris Appleton, se dirigió al respetable para a modo de presentación espetarnos un rotundo y definitorio: “We are Absolva and we play heavy metal”, que despertó la aprobación de los presentes antes de que el cuarteto nos ofreciera una buena muestra de  clasicismo ochentero con el medio tiempo “Fistfull Of Hate”.

La vertiente más potente y agresiva de los británicos, permitiéndose incluso algún pequeño guiño hacía derroteros thrasheros, llegó de manos de “From Beyonf The Light”. Mientras que como representación de su segundo largo “Anthems To The Dead”, optaron por los pegadizos estribillos del hímnico “Never Back Down”, y las melodías dobladas de esencia “maideniana” de “Live For The Fight”. Para poner el broche definitivo a su presentación ABSOLVA apostaron por los rotundos riffs del demoledor “No One Escapes”. Aunque pasaron bastante desapercibidos dentro del cartel de esta primera edición del ROCK THE COAST, lo cierto es que ABSOLVA demostraron ser una banda con tablas y gran potencial. Esperemos que este show les sirva para abrir mercado en nuestro país.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Alex Márquez

 


 

UFO

He de reconocer que cuando a finales del pasado mes de abril me enteré de la  triste noticia del fallecimiento del teclista y guitarrista Paul Raymand fui de los que temió por la participación de la mítica banda londinense en esta primera edición del ROCK THE COAST, y más si tenemos en cuenta que en principio esta gira de celebración de su 50 aniversario es también la de su despedida.

Afortunadamente para cumplir con sus seguidores Phil Mogg ha repescado a Neil Carter, quien ya militó en la banda entre 1980 y 1983, grabando discos como “The Wild, The Willing And The Innocent” (81), “Mechanix” (82), y Making Contact” (83).

Había ganas, muchas ganas, de ver en acción a un nombre legendario como UFO, y lo cierto es que los británicos estuvieron a la altura, dejando claro porque han sido y siguen siendo un referente indiscutible dentro del rock duro. Poco importó que aparecieran con sol todavía castigando fuerte nuestras cabezas, ya que al adueñarse el incombustible Phil Mogg del escenario, -ataviado con sus tirantes, sus gafas de su sol, y su elegante sombrero-, ya se había metido al público en el bolsillo. Sí, evidentemente, el veterano vocalista es la imagen, el sello, y la personalidad de la banda, pero cabe destacar  la figura del guitarrista Vinnie Moore, que desde su entrada en la banda en 2003 se ha convertido en un pilar indiscutible, dando su toque personal a temas clásicos como los que marcaron el inicio del show: “Mother Mary” y “We Belong The Night”.

Siempre fueron sinónimo de elegancia y distinción roquera, de hecho he de admitir  que me sorprendió la sobriedad de su puesta en escena, con lo que todo el protagonismo acabó recayendo sobre  los temas y los propios músicos. Otro detalle que me gustaría resaltar fue la excelente labor del “nuevo” fichaje, Neil Carter, que se mostró de lo más activo y sonriente, alternando teclados y guitarras en temas como “Venus”. Estaba claro que la actuación de esta tarde tenía que significar el broche de oro para la relación de los londinenses y sus seguidores españoles. Así que uno de los momentos culminantes de esta primera parte del show llegó con un celebradísimo “Lights Out”, que ponía el recinto patas arriba mientras Moore se erigía en el motor de la banda, marcándose   un impresionante solo que acabó suscitando una rotunda ovación.

El recorrido por el amplio catálogo discográfico de los británicos  prosiguió con una nueva incursión en su producción de la década de los setenta, haciendo escala esta vez en el material de “Obsession” (78), del que repescaron “Only You Can Rock Me” y el distinguido “Cherry”, que nos dejaba a Carter centrado de forma exclusiva sobre sus teclados mientras Mogg se paseaba saludando a un respetable que a estas alturas del show, y gracias al impecable sonido, estaba ya completamente entregado. Quizás por eso fue imposible mantenerse quieto cuando Mogg nos invitó a mover los brazos de izquierda a derecha durante el delicioso “Love To Love”.

Con el vocalista ya despojado de sus gafas de sol y su elegante  sombrero tocaba cambiar radicalmente de registro, ofreciéndonos argumentos para mover las caderas al ritmo del electrizante “Makin´ Moves”, que acabó convirtiéndose en el preámbulo perfecto para otra de las imprescindibles “Too Hot To Handle”, que nos dejaba la estampa de Moore recorriendo ambos escenarios para acabar castigando su guitarra tras la nuca en otro incendiario solo marca de la casa. Pero no se terminó aquí la exhibición del virtuoso hacha americano,  ya que durante el tramo instrumental de una alargada “Rock Bottom”, -que sirvió para que Mogg se tomara un merecido respiro,- Moore volvió a convenirse en el blanco de todas las miradas.

Como no podía ser de otra forma el adiós definitivo llegó con la inmortal “Doctor Doctor”, que nos dejaba la épica estampa de todo el auditorio saltando siguiendo las indicaciones de un Mogg que se mostró de lo más agradecido con la entrega y el cariño que le brindó el público español en esta gira de despedida.

No se si esta habrá sido la última ocasión de ver en directo a UFO. Pero si así fuera, los británicos se despidieron en Fuengirola por todo lo alto, firmando una de las actuaciones más brillantes de esta primera edición del ROCK THE COAST.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Alvaro Ochoa

 


 

SEVENTH WONDER

Tenía muchas ganas de ver a SEVENTH WONDER, la banda del vocalista Tommy Karevik, paralela a KAMELOT, y por fin disfruté plenamente de ella.

Evidentemente, lo de las bandas y el metal va en gustos, pues a mí me gustó muchísimo el grupo.

Me parecieron unos musicazos de altísimo nivel, el mismo que demuestran en sus discos, con un Tommy que me sorprendió aún más. Karevik demostró que en KAMELOT tiene su estilo de cantar y sobre todo de interpretar y en SEVENTH WONDER es “otro Tommy”, no tan teatral, pero igual de buen vocalista, llegando a demostrar con creces que sabe muy bien hacerlo, dominando diversas tesituras y ambientes melódicos, escalas y melodías.

Tras la intro del álbum "Tiara" arrancaron con "Welcome to Mercy Falls", del disco "Mercy Falls". ¡¡Impresionante!! ¡¡qué nivel!! Los teclados, el bajo, las armonías, los arreglos, lucimientos instrumentales por doquier… Una maravilla coronada por Tommy Karevik.

No podría destacar un músico por encima de otro, ya todos, en mi opinión resultaron y dieron una talla muy elevada. Además de Tommy, todos son monstruos en su trabajo desde  su bajista Andreas Blomqvist, el  teclista Andreas Söderin, el batería Stefan Norgren y hasta el guitarrista Johan Liefvendahl, quien destiló una calidad bestial.

"Alley Cat" de  "The Great Escape" llenó de armonías, magia y más florituras instrumentales y armonías el Castillo Sohail, demostrando que la categoría de la banda es enorme. 

Los temas fueron cayendo y el público solo hacía de gozar y gozar tras tanta prestancia y calidad.

Los sintetizadores iniciaron uno de los mejores temas, Tiara’s Song (Farewell, Pt. 1), sencillamente magistral. 

Los pequeños retrasos  y la cercanía del concierto de SCORPIONS no me dejaron ver  más, pero lo que vi fue lo suficiente para quitarme el sombrero ante ellos. Espero y deseo verles en directo en una sala muy pronto.

Texto: Rafa Basa

Fotos: Alex Márquez

 


 

SCORPIONS

El recinto estaba hasta la bandera. De repente, el tiempo que estuve en el Castillo viendo a SEVENTH WONDER sirvió para la parte destinada a los escenarios principales se llenara hasta un punto en el que era complejo tomar sitio para ver bien a los alemanes. ¡¡¡Llenazo!!!

Mucha gente “menos metalera” compró su entrada para ver a los creadores de tantas y tantas baladas que fueron número 1 en las F.M.´s, y así fue. Como ya he mencionado en anteriores crónicas que he realizado de la banda, y tras verles el pasado verano en ROCK FEST BARCELONA y RESURRECTION FEST, es claro, muy claro que Schenker y Klaus hace mucho que elevaron su listón como banda a cotas por encima  del rock duro, y eso se palpa en sus conciertos, ahora y desde hace años, y lo malo o lo bueno, -depende de qué tipo de seguidor de SCORPIONS seas-, es que su repertorio está hecho principalmente para los fans de sus temas más comerciales y “hits singles” de radio fórmulas. De ahí que no toquen decenas y decenas de temas que a los más roqueros del lugar nos encantaría, pero como dice mi amigo y redactor jefe Antonio Cerezuela , “es lo que hay”, y los que fuimos a ver a SCORPIONS a Fuengirola ya intuíamos como sería el concierto.

Eso sí, demostraron ser unos profesionales de altísimos vuelos, serios, saber hacer su trabajo como nadie, y tocar canción a canción conociendo de antemano la grata reacción de la mayoría.

Klaus ya no es el que era, ni como vocalista, ni escénicamente. Tiene muchos años, felizmente sigue en la brecha, pero me atrevo a decir, -con todos mis respetos-, que sigue  en SCORPIONS por inercia, porque es “su vida” y seguramente no sabría que hacer sin subir al escenario noche tras noche; pero “lo que es, es”, -volviendo a los refranes-, y Meine dista mucho de lo que fue. Cantó bien, pero “justito” y se movió solo lo justo. Pero por encima de todo: hay que entender que tiene 71 años y por el lado positivo hay que aplaudirle por seguir en activo, sin duda.

Casi lo mismo pasa con Rudolf, sigue demostrando escénicamente que es el líder, pero cada vez está menos enérgico, se cuida de no excederse. Tiene 70 añitos, casi nada.

Olvidemos que son tan veteranos, y seamos positivos; siguen roqueando y llenando estadios, y eso a esas edades y tras tantos años en la palestra es para aplaudirles.

El montaje escénico fue bestial, el mejor de todo el festival vistosamente y a ojos del público. Demostraron ser un verdadero y claro “cabeza de cartel” porque fueron la única banda con un despliegue alucinante de efectos, proyecciones, diseño de escenario, luces, y un sonido supremo, perfecto.

Mucho SCORPIONS en ese sentido, como lo fue el gran Mikkey Dee, el mejor batería en todo ROCK THE COAST, al menos por pegada, categoría y actitud. Ya lo he dicho decenas de veces… Lo de Mikkey es bestial, y asi lo evidenció una noche más con SCORPIONS, especialmente en su espectacular solo, que es el mismo cada noche, sí, pero es un gran solo y altamente espectacular, con la tarima que sube, con las proyecciones de las portadas de los discos… pero es brutal!

Los otros dos miembros de la banda, el guitarrista Matthias y el bajista Paweł cumplieron con su cometido, sin más, dejando los laureles para "los jefes" Klaus y Schenker.

Como digo desde el inicio el espectáculo de sonido, efectos, proyecciones, luces y demás fue de nivelazo. Y así lució desde el inicial “Going Out With a Bang”, que sonó menos encorsetado que la versión de estudio, con unos SCORPIONS activos escénicamente que más tarde fueron asentándose. Es un tema con energía y fuerza del álbum "Return to Forever". No es un mal inicio, pero eso va en gustos, y el que impera aquí es el de la banda, y además llevan tiempo usándolo para arrancar.

El disco de 1980 "Animal Magnetism" tomó vida con "Make It Real", y a continuación tocaron otro clásico "Is There Anybody There?" de "LoveDrive", con Klaus ya usando la pandereta para adornarse un poco más, mientras Rudolf hacia sus poses, especialmente para los fotógrafos que aún estaban en el foso, entre ellos nuestro Álvaro Ochoa.

El pesado y mítico “The Zoo” fue el siguiente, que fue cantado por el público masivamente, y servía para que la escenografía siguiera cambiando, y la banda se calmara un poco. Es de los temas que mejor les quedaron de la noche, en mi opinión.

La instrumental “Coast To Coast”, clásica en sus shows fue la siguiente. Siguieron con un popurrí formado estratégicamente por Top of the Bill,  Steamrock Fever,  Speedy’s Coming y Catch Your Train. Y yo ahí me pregunté… ¿por qué no lo hacen de otros teas más hard, más heavies, menos habituales? (Solo pienso en voz alta y lo escribo).

Y otro single de “Return To Forever” llegó: "We Built This House", un tema melódico, muy "de FM", que a mí me encantó, porque es una gran canción, por su estribillo y melodía…Lo llevan incluyendo en sus conciertos hace años, desde que el disco salió, y esta noche no faltó.

“Delicate Dance” fue el siguiente, el instrumental en el que es protagonista Jabs, con el técnico de guitarra Ingo Powitzer sustituyendo a Rudolf, quien se tomó un descanso.  Otro instrumental que en mi opinión hizo que la dinámica se perdiera un poco.

El montaje escénico protagonista y el público mayoritariamente encantado recibieron maravillosamente dos  de las tres baladas elegidas para la velada: “Send Me An Angel”, que sonó de lujo, las cosas como son. El estribillo fue cantado por los miles de fans, mientras Klaus, en su pose habitual ofrecía  su pie con su micrófono a sus seguidores.  A renglón seguido llegó “Wind Of Change”. Y ya podéis imaginar… Recibida como bajada del cielo.

El hard llegó de nuevo con una sólida "Bad Boys Running Wild", cantada lineal por un Klaus que canta "como canta". Tras ella, nos sorprendieron con un "I´m Leaving You" que no tocaban desde 2008.

La comercial y habitual "Tease me Please Me", que a mi no me dice mucho personalmente, fue el siguiente tema. Sonó bien, correcto y potente y dio paso al solo de Mikkey estratosférico del que ya he hablado en anteriores renglones. Simplemente colosal.

Dos afiladas, aunque un poco lentas versiones de "BlackOut" con Rudolf luciendo su flying humeante y "Big City Night" con el vídeo "de siempre" de la ciudad japonesa y la señorita bailando en la pantalla gigante trasera cerraron el concierto en sí, para dar paso a los bises.

La imprescindible “Still Loving You”,  emocionante,   y “Rock You Like a Hurricane”, victoriosa, cerraron su concierto en ROCK THE COAST.

Texto: Rafa Basa

Fotos: Alvaro Ochoa

 


 

ABORTED

Noche cerrada en Fuengirola y el castillo se tiñe de rojo para recibir a los reyes del Brutal Death, quienes no pueden ser otros que los belgas ABORTED.

Aquí no había discusión alguna y dudo que ni tan solo uno de los que se acercó a dejarse las cervicales con los de Sven de Caluwé dudara si verles a ellos o a SCORPIONS, a quien él mismo mandó unos cuantos improperios que no voy a detallar por respeto a los alemanes. Así pues, todos los seguidores del metal extremo que visitaron Fuengirola este fin de semana pasado se dieron cita  en el Castillo de Sohail para que les fuera volada la cabeza a base de bien.

ABORTED sonaron como un auténtico cañón y volvieron a demostrar que no tienen rival en directo. Los belgas, cuentan desde hace poco con Harrison Patuto quien sustituye a Mendel bid de Leij a la guitarra y repasaron toda su discografía con trallazos como Termination Redux, Necrotic Manifesto, Cadaverous Banquet o Retrogore con la que finiquitaron una hora de violencia sonora tal y como hicieron hace pocos meses en su gira por salas acompañados por CYTOTOXIN, BENIGHTED y CRIPTOPSY.

No sé que hacen los del Patrimonio de la Junta de Andalucía que no están revisando las paredes del castillo porque seguro que más de un muro se lo cargaron estos animales. Brutales!

Texto: Jero García

Fotos: Alex Márquez

 


 

EUROPE

Le pese a quien le pese la formación sueca es un nombre de referencia e imprescindible para comprender la explosión y el auge del hard rock melódico en el continente europeo durante la segunda mitad de la década de los ochenta. Seguramente para muchos EUROPE serán siempre  el paradigma de lo que es una banda con un par de hits. Pero nada más lejos de la realidad, ya que desde su regreso discográfico en 2004 con “Start From The Dark”, el quinteto de Upplands ha demostrado que no está  dispuesto a vivir de rentas del pasado, y su actual estilo, -más rotundo y cañero que el de antaño-, y sus repertorios de gira, así lo atestiguan.

Al igual que sucediera con la mayoría de los shows de esta jornada de viernes, salvo en el caso de SCORPIONS, la puesta en escena de los suecos fue bastante discreta, sin telón de fondo, pirotecnia, proyecciones…, ni ningún elemento destacable. Aunque tampoco les hizo falta, ya que desde que aparecieron en escena con el oscuro tema que presta título a su álbum de 2017 “Walk The Earth” pudimos ver  a una banda en forma, comandada por un Joey Tempest que, pese a estar algo ronco, cantó muy bien y se movió con agilidad por el escenario dejando patente que actualmente es uno de los mejores frontman dentro del hard rock clásico.

En cambio el resto de sus compañeros se mostraron bastante más fríos y hasta un tanto apáticos, especialmente el bajista John Levén, y el guitarrista John Norun, quienes  apenas se movieron de sus respectivas posiciones mientras atacaban otro de los temas de su último redondo “The Siege”. Como buenos conocedores del negocio, EUROPE sabían que tras presentar un par de nuevos cortes había que ofrecer alguna joyita a sus seguidores más veteranos, – está fue la tónica habitual durante todo el show-. Así que la encargada de hacer que retumbara todo el recinto, con el personal saltando como sino hubiera mañana, fue la imprescindible “Rock The Night”. Más atrás en el tiempo, concretamente hasta los lejanos tiempos de “Wings Of Tomorrow”, nos condujo el metalero “Scream Of Anger”, -que cantada varios tonos por debajo sonó como un autentico cañón-, con Tempest jugando con su pie micro mientras a través de las pantallas podíamos apreciar su luminosa sonrisa.

Pese a no contar con el mismo seguimiento que la pieza anterior, los suecos seguirían apostando por su faceta más contundente durante la incisiva “The Beast”, la que probablemente sea la pieza más potente de su “Last Look At Eden” de 2009. Evidentemente, las baladas siempre fueron fundamentales dentro de los repertorios de EUROPE. De modo que la primera en sonar introducida por los teclados de Mic Michaeli fue  “Sign Of Times”, que se convirtió en el primer guiño a su “Out Of This World”. Todos sabíamos que tarde o temprano tocaría centrar nuestro objetivo en el material de “The Final Countdown”, así que el primer corte que pudimos escuchar del multimillonario trabajo fue el vacilón “Heart Of Stone”.

Tras recabar otra rotunda ovación tocaba regresar al presente para imbuirnos de lleno de la épica metalera de “War Of Kings”, que dejó paso a la imbatible garra roquera de “Hole In My Pocket”, completando así una potente dupla que servía para representar el material de su décima entrega de estudio. Como si de una montaña rusa se tratase tocaba volver a ponerse tierno con una de las baladas más radiadas de la historia del rok, la imprescindible “Carrie”, y como no podía ser de otra forma la respuesta del respetable fue apoteósica.

Ahora sí, parecía que los suecos se habían reservado la artillería pesada para encarar la recta final de su presentación. De modo que los teclados de Michaeli y la potente guitarra de Norun fueron los encargados de impregnar de esencia purpeliana “Dance The Night Away” para poner  el punto y seguido al show. Para su retorno sobre las tablas todos cantamos junto a la banda “Cherokee”, que contó en su parte final con el habitual guiño  al “Here I Go Again” de Whitesnake. Evidentemente, el último tema de los suecos, -aquel que les sirvió para despedirse como uno de los grandes triunfadores de la jornada-, fue “The Final Countdown”, con la gente cantando, haciendo que fuera prácticamente imposible escuchar la voz de Tempest. En definitiva que EUROPE volvieron a demostrar con hechos y sólidos argumentos que son una banda con un pasado glorioso, pero que siguen evolucionando y madurando. Y  lo más importante: que bajo ningún concepto están dispuestos a vivir de rentas del pasado.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Alvaro Ochoa

 


 

ANGEL WITCH

Si entre ABORTED y SCORPIONS no había discusión alguna, elegir entre ANGEL WITCH y EUROPE me consta que le dio más de un quebradero de cabeza a unos cuantos, y es que no es que sean bandas de estilos similares pero si coetáneas y por ende generacionales.

De todas maneras, ninguna de las dos bandas se vio afectada en numero de asistentes en sendos conciertos, ya que los británicos se vieron arropados por sus fans de toda la vida y los suecos aglutinaron a todo tipo de público, como harían al día siguiente en la boda de una presentadora y un jugador de fútbol sevillano, pero eso es otro cantar.

ANGEL WITCH desprovistos de cualquier parafernalia relacionada con el metal, y con su  heavy metal de libro como carta de presentación nos hicieron cantar y sacudir el cuello con temas de la talla de Gorgon, con la que abrieron, Into the dark, o White Witch, dando una mayor cobertura a su primer larga duración, ANGEL WITCH, el cual interpretaron casi en su totalidad. Es de admirar que la banda de Kevin Heybourne que lleva en activo desde 1978 y que, aunque no hayan sido muy prolíficos en cuanto a trabajos discográficos, sigan llevando la New Wave of British Heavy Metal por bandera con directos tan respetables y tan auténticos como el que vivimos en este ROCK THE COAST.

Texto: Jero García

Fotos: Alex Márquez

 


CARCASS

Y a la una de la madrugada y aún con el soniquete del The Final Countdown en el cerebro, sonaba a través de la PA  esa intro de guitarras dobladas llamada 1985 que abre el fantástico último álbum de los británicos CARCASS. Bajo una imponente composición proyectada en forma de bandera con la británica arriba y los utensilios quirúrgicos de la portada de Surgical Steel abajo, salieron a escena Jeff Walker, Bill Steer, Daniel Wilding y el último fichaje a la guitarra Tom Draper ( ex- SAVAGE MESSIAH ).

No tardaron en surgir los primeros problemas para los de Liverpool, pues justo al acabar la intro e “intentar” atacar con 316L Surgical Steel, el recinto se quedó en silencio ante la indignación del respetable, no sin antes soltar Jeff Walker un inapropiado :- Welcome to Spain…, que no hizo ni puñetera gracia al personal. Fallo técnicos aparte y una vez solucionados tras un minuto que pareció una hora, CARCASS pusieron en funcionamiento su letal maquinaria de death metal melódico.

No necesitaron todo el espacio a lo largo del enorme Main Stage 1 y decidieron agrupar pantallas, concentrándose en un espacio mucho mas reducido donde la banda se encontraría más a gusto. Poco tardaron en atacar con uno de los discos más laureados de CARCASS como es Heartwork, eligiendo cañonazos de la talla de Buried Dreams, Death Certificate, Heartwork o This Mortal Coil.

A esas horas el cansancio parecía hacer mella y no se formó un solo pogo ni con Exhume to Consume o Corporal Jigsore Quandary, trallazos que levantarían a un muerto. Aún y así y para caldear el ambiente, Walker volvió a hacer gala de su sarcástico humor inglés tirando pullas contra SCORPIONS a la vez que lanzaba cervezas en lata a las primeras filas.

son un valor seguro, como bien demostraron en la fría noche malagueña del viernes, dejando claro que a pesar de llevar toda una vida en esto, les queda caña para rato.

Texto: Jero García

Fotos: Alvaro Ochoa

 


 

DEBLER

La banda cerraba el escenario habilitado en el Castillo Sohail el viernes, pero me sorprendió que a pesar de ser la banda que concluía, se quedó mucho público a verles, por algo el grupo madrileño goza de total popularidad y hay ganas de verlos.

Ser aliados de MÄGO DE OZ durante un tiempo y hacer un gran último álbum y tener un buen directo han hecho que los ecos se hayan multiplicado y los fans tengan inusitado interés por verlos. Seguro que cuando su próximo álbum, -que yo ya he escuchado y me parece genial-, esté al alcance del público, esta confianza se multiplica. Tiempo al tiempo.

No fue un concierto apoteósico, pero si correcto, y por culpa de los retrasos, no pudieron terminarlo en su totalidad y tuvieron que acortarlo para no pasarse de la hora de cierre hermética del recinto. Tampoco fue mucho, solo se vieron obligados a no tocar un tema final.

En comparación con la anterior vez que los vi en Coslada, noté a la banda más segura en cuanto a entrega, movimientos, lo que hizo que su comportamiento estuviera por encima de los problemas técnicos. A veces hay que olvidarse de que no te escuchas demasiado bien arriba, en pro del espectáculo, y eso pasó esta noche, a pesar que por ejemplo Álex, el guitarrista, apenas escuchara su instrumento encima del escenario, pero eso es parte del juego, y a veces hay que sacrificar cosas para dar una imagen óptima de cara al público.

Rubén cantó bien, y volvió a certificar que es uno de los futuribles vocalistas de primera que ya empieza a imperar en nuestro metal patrio. Es muy joven y le queda mucho que aprender, pero va por muy bien camino.

El resto del grupo estuvo a la altura habitual, aunque noté al violinista Dani menos activo y protagonista. Sonaron muy juntos e hicieron que temas como “Nada nos podrá parar”, “El renacer de las llamas”, o “Sentencia Final” siguieron siendo sus más efectivos aguijones sonoros en directo. Temas que vencen y convencen.

“Mar de Lágrimas” me volvió a encantar. Posee una emoción y armonía única. En directo esta noche Rubén lo cantó fetén.

Como digo tuvieron que acortar su actuación, por lo que su tema “Polvo de Estrellas”, primer anticipo del que será tras el verano su nuevo álbum, “Adictium”  cerró su concierto. Como es una gran canción, por melodía y estribillo funcionó de maravilla.

Y con ellos, y el cansancio acumulado de toda la jornada, cerramos el cofre del metal del viernes.

En breve las crónicas y fotos del sábado 15 de junio en ROCK THE COAST.

Texto: Rafa Basa

Fotos: Alex Márquez

 

27 COMENTARIOS

  1. Soy seguidor de los akemanes desde que empeze en ‘esto’, de hecho es la banda internacional que mas veces he dusfrutado en directo. Pero, seamos realistas, les queda ‘un telediario’, en cuanto ‘vuelque’ Klaus, se acabo…y lo del set list no tiene nombre, cuantas ‘giras’ llevan ya con el mismo puto set list???? Ya huelen!!!

  2. Un apunte de Europe:fue en Superstitious donde hicieron el fragmento de Here I Go Again, que también la tocaron. Fueron los mejores junto a Ufo. Scorpions estuvieron muy bien, aunque es cierto que muy comedidos y su espectáculo está demasiado milimetrado. De todas formas me encantó el espectáculo visual que llevan. Y Debler son flojisimos, ya no fue sólo el sonido, es que les falta nivel, pero bueno, son todavía muy jóvenes. Sus canciones están bien

  3. Para mí Scorpions estuvieron geniales como siempre, la tercera vez que veo a los alemanes, aunque se nota que la voz de Klaus ya no es la que era, pero sigue llegando a notas muy altas. Muy acertado el medley que hicieron de los 70, me flipo catch your train y steam rock fever, pero para mi lo mejor fue Send me an Angel, mi canción favorita de Scorpions, y salió increíble, además de que el espectáculo de luces que llevaron fue espectacular. Pero en mi opinión los reyes indiscutibles fueron UFO, sonaron de escándalo, Phil Mogg cantó a la perfección y cada canción fue toda una lección magistral de Rock duro y melódico, brutales. La única pena fue que no tocaron Let it Roll ni Shoot Shoot, pero para mi dieron la mejor actuación del festival. Respecto a Europe, también un nivelazo, sonido impecable y Joey Tempest derrocha carisma y voz por doquier, alternando perfectamente temas nuevos con los clásicos, lo mejor fue que tocaron Heart of Stone, temazo del Final junto con Cherokee, conciertazo que disfruté a tope. La única decepción para mi fue Tarja, el sonido horrible, no se distinguía nada, muy embarrullado, me parecieron todas las canciones iguales y no tocó ninguna de Nightwish, pero aproveché para papear y beber algo, parte buena . Un saludo

  4. A mi Scorpions el año pasado me gustaron. El que espere que un tío con 71 años salga con mallas de colores y salte desde la batería abriéndose de piernas mientras canta Dynamite me parece que se equivoca de década. Para gustos colores, pero yo prefiero que esté “apuntalao” al micro y siga cantando de lujo a que haga como Stanley ( salieron justo después) y desafine hasta hablando.

  5. pues para mí los triunfadores sin duda alguna de la jornada del viernes fueron UFO. Qué pedazo concierto se marcaron. Tenía muchas ganas de volver a verlos y fue uno de los motivos de desplazarme a Fuengirola. Nos hicieron disfrutar muchísimo y el show de Vinnie Moore merece un capítulo aparte. Que masterclass de guitarra se marcó el tío. Yo creo que a nivel individual ha sido la auténtica estrella de este Rock The Coast. Yo ya estoy echando de menos a esta gran banda.

  6. Klaus sobre el escenario parece un espantapájaros, no se mueve del palo ni a tiros. Aunque la realidad es que nunca ha desprendido energía, no se le ha visto nunca correr por el escenario ni brincar con entusiasmo. Súmale que ahora tiene una edad y que el repertorio es poco enérgico, está compuesto de mediotiempos y mil baladas desde hace un siglo, un muermo vaya…

    • ¿Qué Klaus Meine nunca se ha movido en el escenario?
      ¿Nunca has visto videos de los 80?. El tío era un fiera en el escenario.
      La. verdad es que para la edad que tienen lo hacen muy bien. No se puede espetar más con 70 años. Jooder!!! que es como si muchos de nuestros padres o abuelos’estuviesen ahí y a esa edad muchos ya están en residencias de ancianos. Oleeee sus cojones por aguantar tanto y hacernos pasar tan buenos ratos como a mí el año padado en el RockFest !!!

      • …El Gran Patriarca del Santuario su opinión de Scorpions de dispone a dar… y ligeramente a algunos foreros va a escaldar…

        Y es que lo mejor del concierto de Scorpions fue la chupa que saco Klaus al principio… un derroche de estilo. Y Si… mi ¿querido? Imbatible, los Escorpiones se movían en los 80’s, Klaus incluido. Veo… muy poco respeto por tu parte hacia las viejas glorias, que si, que Scorpions son unos vendidos y desde 1979 no han sacado un disco potable (Blackout fue un espejismo), pero vale ya de meterte con los viejecitos indefensos

        …El Gran Patriarca del Santuario criticas a grupos sospechosos como Iron Maiden, Kiss o Scorpions puede aceptar… pero de ninguna manera tolerará que se les vuelva a denigrar…

        • Estimado Gran Patriarca, mi acción no es querer insultar sino la verdad demostrar… Enséñeme un video en el cual el señor Maine se mueva sin parar de menear sin más esperar, y en el caso que sea real, no dude de mí, que afirmaré hasta que la cabeza no pueda aguantar el afirmar.

          Juzgar que desde el 79 no lanzan dignos trabajos no dejan a a los alacranes en buen lugar, sin más demorar me voy a sobar que la boca tengo cansada de tanto bostezar.

          Bona nit

          • …”In Trance”, “Virgin Killers”, “Taken by forc锑, “Lovedrive”… que otros quisieran… ohh… mi fiel seguidor e imitador…

        • No soy yo quien pone en duda el valor de los primeros de los alacranes, pero, es cosa ajena a ver a Klause su cuerpo menear, no hay imágenes en movimiento del susodicho desatado a rabiar? Oh… noble Gran Patriarca, creo que le adjudique un trabajo que no supiste realizar… tan difícil le pareció buscar y encontrar para mi boca bien cerrar…? Como noble soy, le doy tiempo para el documento hallar, le puedo esperar…

          Saludos cordiales

  7. Rafa, no entiendo ese “canta como canta” en referencia a Meine, dijiste lo mismo el año pasado con Stanley y hay cierta diferencia, no?. Como tampoco entiendo “es lo que hay”, de verdad que os parece mal repertorio? Desde la salida de Return han ido incluyendo canciones y dejando atras otras, es verdad que podrian incluir alguna muy olvidada, pero me parece un show superior.

  8. En la gira de ‘Humanity’ el set list fue la caña porque lo eligieron los fans por internet y ademas presentaban un discazo……Yo no me referia a si Klaus se mueve mas o menos, llevo desde los 12 años siguiendo a los alemanes, y voy a cumplir 44 tacos. Desde 1993 les he visto en la mayoria de sus giras, salvo una o dos excepciones. Y otra muestra cuando presentaron su ultimo disco junto a Sabaton en el Wizik con Sabaton….dieron para mi, y un amigo mio que siempre vamos juntos a verles, uno, si no el mejor concierto que hemos visto de ellos, Klaus se movio poquito, tiene la edad que tiene, pero canto como los angeles. Y las comparaciones con otros vocalistas son idiosas….Me duele como fan de Scorpions….pero, toca RETIRADA!!!