Inicio Conciertos Crónica y fotos de ZARPA + FRENZY + WAR DOGS en Valencia

Crónica y fotos de ZARPA + FRENZY + WAR DOGS en Valencia

0
ROCK N ROCK
CENTURY MEDIA - LACUNA COIL
Madness Live!
ROCK N ROCK
CENTURY MEDIA - LACUNA COIL
Madness Live!
PACO VENTURA - Madre Tierra

 

ZARPA

+ FRENZY + WAR DOGS

Viernes 31 de Mayo de 2019 – Sala Paberse Club – Sedaví – Valencia

El pasado viernes se auguraba una buena noche de heavy metal y finalmente se cumplió. Metal Bats Club organizaba un nuevo concierto bajo el nombre de Clash Of Beasts donde tres bandas ofrecieron tres conciertos sobresalientes. Este club, establecido en Valencia, se dedica como muchas otras asociaciones  de este país a potenciar la escena underground en su ciudad y permitir a bandas de la escena darse a conocer.

Siempre es de agradecer que iniciativas como estas nos den la oportunidad de ver a bandas que encierran una calidad impresionante y poco a poco puedan subir peldaños. El nivel ofrecido en el Paberse Club fue de una demostración que por aquí tenemos bandas que nada tienen que envidiar al resto y que únicamente necesitan el apoyo del público, el cual se volcó y para alegría de todos fue numeroso. Más de un centenar de personas acudieron a la llamada de los murciélagos llenando la sala.

Los primeros en actuar fueron WAR DOGS, banda venida de Elche que ya dejaron a más de uno con la boca abierta. Heavy / Speed metal muy trabajado donde el nivel técnico de los músicos y la puesta en escena ya dejó claro que pese a tener un EP editado, la banda tiene futuro. Durante su actuación fueron muchos los que sin pensarlo dos veces acudieron al puesto de merchandising para hacerse con el mencionado trabajo, muestra de que calaron entre los asistentes.

Con todo preparado, salieron directamente a por todas con “Ready To Strike”, tema que formará parte de su primer trabajo el cual anunciaron que ya tienen grabado y que pronto podrán dar noticias de él. Rápidamente la enlazaron con “The Shark”, canción dedicada a la figura de Mark Shelton, líder de MANILLA ROAD que desgraciadamente nos dejó el pasado año y de cuya banda se notan algunas de sus influencias. 

“Rampage” de su EP sonó potente y muchos ya estábamos alucinando con la actitud y calidad que mostraban. Mención especial para el trabajo de las guitarras por parte de Eduardo y Enrique, quienes se dejaban los dedos en cada canción y en la voz de Alberto, que derrocha mucha personalidad, dominando cada tema. Tampoco hay que dejar de mencionar la pegada de José Vicente tras los parches haciendo un buen combo con el bajista Manuel Molina. Es increíble que pese a la juventud de los componentes, se les notaba curtidos y con unas tablas que a muchas otras bandas con más años les falta…

“Kill The Past” la presentaron como una nueva pieza de su inminente nuevo disco mientras que en “Immortal’s Lamment” el público se volcó para hacer los coros. WAR DOGS ya tenían al respetable metido en el bolsillo y en la recta final de su concierto remataron con “To Live To Fight Another Day” y “Back For The Attack” y como guinda a su show la versión de ANGEL WITCH de mismo nombre con la que terminaron por todo lo alto ganándose una ovación más que merecida. 

Desde luego tras la descarga de WAR DOGS el que diga que no hay relevo en el heavy metal debería ver a estos chicos en acción, ya que se ganaron los respetos de más de uno.

Tras el cambio de equipo llegó el turno de FRENZY, banda que por unanimidad ofreció el mejor concierto de la noche. Para cuando empezaron, la sala estaba a reventar. Su primer álbum “Blind Justice” salió a principios de año y para mí ya está entre los mejores discos de 2019, todavía con medio año por llegar, y es que el trabajo que han editado es una pasada.

Fue la propia “Blind Justice” la que inauguró el concierto de los madrileños para dar paso a “From Hell”, la cual fue coreada hasta la saciedad, siendo una de mis piezas favoritas de la formación. El vocalista Anthony Stephen hizo un trabajo de 10, con un vozarrón que llegaba a los agudos más inalcanzables pero también siendo capaz de dominar los temas más melódicos. Junto a Ángel "Choco", bajista y el encargado de mover a las masas, fueron parte de los tristemente extintos STEEL HORSE. Ahora, uniendo fuerzas con el batería David Ontanaya y el guitarrista Luis Pinedo (el cual tras la marcha del segundo guitarra Víctor se ha quedado como el único miembro a las 6 cuerdas) han sido capaces de crear un grupo que ya está dando mucho que hablar y que su gira de presentación está dejando un buen sabor de boca allá por donde pasan.

No olvidaron su EP “Lethal Protector” lanzado en 2016, ofreciendo temas como “Change To Green” que siguen sonando brutales. “Killing With A Smile” es otra de esas canciones que me conquistaron nada más escucharla y que en directo gana mucho. Tras “Velocity”, sorprendieron con una versión de QUEENSRŸCHE,  “Don’t Believe In Love”, con la que Anthony se lució clavando un tema tan difícil de interpretar vocalmente.

“Sin City Calls” fue todo un despliegue de la calidad instrumental del grupo mientras que en “Annihilate By My Sound” apostaron por la melodía en un tema más contenido. “We Are The Future” fue otro de los momentos estrella de la actuación, con toda la sala coreando el estribillo, demostrando que el álbum ha calado y que las canciones ya son conocidas por los seguidores de la banda.

La alocada “Mad Ball” no dio respiro y la segunda versión que ofrecieron, “Dream Warriors” de DOKKEN, sorprendió a la vez que convenció, sacando a relucir la vertiente melódica de FRENZY y llegando a la patata de más de uno. Con “Ride To Be Free” parecía que se despedían, pero aún quedaba tiempo para los bises, que no se hicieron esperar. “Lethal Protector”, canción con la que los conocí, fue el último repaso a su EP para despedirse con su hit “Save Me” y como colofón “Shred Or Die”, donde Luis demostró que se basta y se sobra a la guitarra y que pese a la pérdida del segundo guitarrista no hace mella en la formación.

FRENZY salieron victoriosos tras un concierto que dejó satisfecho a una sala que disfrutó de lo lindo y que se volcó desde el primer tema hasta el último. Al día siguiente actuaban en Barcelona y les queda alguna fecha de presentación del disco, por lo que recomiendo encarecidamente que si tenéis la oportunidad, no os perdáis su concierto.

Aún quedaba mucha noche por delante y llegaba el turno de ZARPA, una de las bandas valencianas por excelencia que tras 9 años, repetían con Metal Bats. Es increíble cómo una banda con 42 años de trayectoria, 16 álbumes de estudio (más muchos otros que han editado por su cuenta para coleccionistas) y unos directos de calidad intachable tengan que moverse en el circuito underground. Pero de ese tema ya se ha hablado mucho y por suerte, Valencia siempre les recibe con el estatus que se merecen y es que son queridos y admirados en su tierra y su legión de incondicionales nunca fallan en sus conciertos.

No hacía ni dos semanas que habían lanzado su último trabajo discográfico “Viento Divino” y aunque tocaron 2 canciones del mismo, dijeron que harían una gira de presentación más adelante donde lo interpretarían de una manera diferente y con más detalles que irán desvelando. Así que una vez encima del escenario abrieron con “Buscando Un Nuevo Mundo”, de su anterior entrega “Dispuestos Para Atacar” el cual desde entonces sirve para abrir sus actuaciones y que es ideal para ello. “Corazón Eléctrico” del mismo trabajo le siguió mientras el público comenzaba a sumergirse en el show de unos ZARPA que siguen sin mostrar ni un ápice de cansancio o dejadez. La banda liderada por el incombustible Vicente Feijoo no vive de rentas ni se apoya en sus himnos para girar sin ofrecer nada nuevo como muchas bandas de su generación, si no que en cada disco se reinventan y ofrecen unos directos llenos de calidad que ya quisieran muchas bandas de los ochenta.

Muestra de ello fue cuando presentaron “Rescátame”, de su álbum “Las Puertas Del Tiempo” del 2012 la cual y según palabras de Vicente, ya es un clásico. Tocaba remontarse a “El Yunque Contra El Martillo”, uno de mis trabajos favoritos de ZARPA publicado en 2007, para el tema “Los Defensores Del Rock”, que tal como dijeron éramos gente como nosotros, que acudimos a conciertos y apoyamos a las bandas. La sorpresa llegaba con “Babilonia La Ramera”, del disco “Infierno”, la cual llevaban una temporada sin tocar y fue muy bien acogida por los seguidores de la banda que se amontonaban en las primeras filas.

Uno de los momentos más esperados de su actuación llegó cuando Vicente anunciaba que iban a tocar “Metal Bats”, canción que dedicaron al club en su álbum “Bestias Del Poder” y que automáticamente se convirtió en el himno del club y la cual desde entonces no han dejado de tocar en directo y la pasean allá donde tocan. Es por ello que durante su interpretación algunos miembros del club subieron al escenario bandera en mano para celebrar la unión entre banda y club.

“Yo Contra El Mundo” fue el primer tema de “Viento Divino” en ser interpretado, siendo más melódica pero épica, que vino seguida por un solo de guitarra de Vicente que sirvió como preludio para “Ángeles Negros, Demonios Blancos”, una canción que incluyeron en su disco “Iberia” que precisamente habla del trato que ha sufrido la banda a lo largo de su historia, pero que pese a ellos siguen en pie y dando guerra. “La Zarpa Y El Sable”, otro de los himnos del grupo puso a los presentes a cantar su estribillo y “Esto Es Heavy Metal” ya es pieza inamovible de sus repertorios, tema del cual grabaron en su día un videoclip que supera los 2 millones de visualizaciones.

Tras “Yo Quiero Más” llegaba el solo de guitarra de Serafín, el cual demostró su maestría y cuya incorporación en 2015 supuso aire fresco para la banda y una subida de calidad increíble. Y es que ZARPA cuenta con unos músicos curtidos en mil batallas, como Vicente Romero, que además de dominar el escenario con las 4 cuerdas se ocupa de forma admirable de los coros apoyando a Vicente en todo momento o la pegada de Bienve Godoy, la cual a día de hoy me sigue dejando pasmado.

La instrumental “Un Perfecto Plan” sirvió para tomar un respiro y pasar a la parte final del concierto, ya centrada en la primera etapa de ZARPA, y es que tras más de una hora, todavía no habían interpretado ni un tema de la década de los 80, cuántas bandas de su quinta pueden pasarse la mitad de su concierto tocando material más reciente sin que se echen en falta sus clásicos?

“Máquinas” fue el primer clásico de su concierto que daba paso a “Luchadores De La Paz”, cuyas primeras notas ya hicieron que los allí presentes se vinieran arriba ante un tema de tal magnitud. “Cuero Y Cadenas” de su disco “Ángeles O Demonios?” (1983) es uno de esos himnos que forman ya parte de la historia del heavy metal español al igual que “Llega El Castigador”, del mismo trabajo que tal y como dijeron, había que tenerlos bien puestos para escribir un tema así en aquellos años.

Ahora sí, se acercaba el final pero no sin antes ofrecernos más clásicos como “Ojo Por Ojo” (otro que nunca falla en sus actuaciones) o “Fantasía”, que pese a ser una canción más reciente es ya otro tema que no puede faltar en un concierto de ZARPA, cuyo estribillo fue alargado y enlazado con un solo de batería donde Bienve lo dio todo, dejándose la piel. Quisieron despedirse con “Viento Divino”, canción que da nombre a su último lanzamiento que se podía adquirir en la zona de merchansising y donde contaron con la colaboración de dos socios de Metal Bats que ondearon unas banderas que mezclaban el símbolo del sol naciente con el logo del grupo y para finalizar, la siempre esperada “Herederos De Un Imperio”, el himno por antonomasia de ZARPA con la que siempre terminan sus conciertos y con la que pusieron final a dos horas de actuación.

Se cerraba así el Clash Of Beasts, donde pudimos ver a 3 bandas con un directo impresionante que demostraron que el heavy metal underground está en plena forma y que hay público dispuesto a apoyar a bandas de tal magnitud.

Texto: Alejandro Alapont

Fotos: Jesús Soriano

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.