Inicio Noticias Reportaje BOHEMIAN RHAPSODY: Estuvimos en el estreno de la película

BOHEMIAN RHAPSODY: Estuvimos en el estreno de la película

22
ROCK THE COAST FESTIVAL
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK N ROCK - ROCK FEST BARCELONA 2019

LEYENDAS DEL ROCK 2019
ROCK THE COAST FESTIVAL
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK N ROCK - ROCK FEST BARCELONA 2019

LEYENDAS DEL ROCK 2019
¡HYSTERIA! TU DISCOTECA DE ROCK & METAL EN PLENO CORAZÓN DE ARGÜELLES
Madness Live!
¡HYSTERIA! TU DISCOTECA DE ROCK & METAL EN PLENO CORAZÓN DE ARGÜELLES
Madness Live!

BOHEMIAN RHAPSODY

BOHEMIAN RHAPSODY: Estuvimos en el estreno de la película

¡HYSTERIA! TU DISCOTECA DE ROCK & METAL EN PLENO CORAZÓN DE ARGÜELLES
Madness Live!

En la mañana de este miércoles 24 de octubre, una nutrida representación de medios de prensa, entre la que nos encontrábamos www.rafabasa.com hemos asistido al preestreno de la película Bohemian Rhapsody, biopic que narra buena parte de la historia de QUEEN a través de su cantante, el mítico Freddie Mercury.

La cita ha sido en el CINESA de Príncipe Pío, donde, ubicados en la Sala Atmos, hemos podido disfrutar de una calidad de imagen y sonido magníficas, cortesía del sistema Dolby Atmos, ideal para ver una película como ésta, en la que la música es un elemento tan importante y más cuando hablamos de una de las bandas de rock más importantes de la historia.

BOHEMIAN RHAPSODY

La película en sí, me ha encantado y sin llegar a ser una obra maestra, consigue lo que se propone, que es contar una historia magnífica de una manera coherente y ágil.

Ahora, quien espere, fidelidad al 100%, sin duda saldrá decepcionado. Hay escenas y maneras de contar ciertas situaciones que no coinciden con la cronología o directamente, son añadidos dramáticos, suposiciones incluso. Para mí esto no supone un lastre, todo lo contrario. Como digo, la película, en sus dos horas y veinte, mantiene un timing bien llevado que hace que no se haga pesada en absoluto. Y, como siempre digo, quien quiera conocer la historia fidedigna, ahí tiene los cientos de libros, biografías y documentales que la cuentan. Esto es cine y como tal, el séptimo arte tiene su propia manera de contar las historias y hacerlas interesantes.

Todos y cada uno de los miembros de QUEEN están bien caracterizados y sus personalidades bien plasmadas en pantalla, con la excepción quizás del tímido John Deacon. Aunque quien se lleva la palma, no sólo por interpretación (la cual le puede llevar incluso a ser nominado para un Oscar), sino porque es la auténtica alma de la película, es Rami Malek, quien se calza las pesadas botas de todo un icono no sólo de la música, sino de la cultura pop.

BOHEMIAN RHAPSODY

El Freddie Mercury de Malek abarca toda la compleja amalgama de sentimientos que sólo alguien con la sensibilidad artística del cantante de QUEEN podía tener. Un ser privilegiado no sólo por tener una de las más grandes y reconocibles voces del rock, sino por ser un ídolo de masas, capaz de mover a cualquier audiencia con sólo un gesto. Un carisma que sólo unos pocos poseen.

Bohemian Rhapsody abarca la historia de QUEEN desde el momento en el que Freddie Mercury se une a SMILE (posteriormente QUEEN), la banda en la que militaban el guitarrista Brian May y el batería Roger Taylor y a la que añadirían al bajista John Deacon, hasta el mítico concierto LIVE AID de Wembley celebrado en 1985. En ese periplo, seremos testigos del ascenso de la banda desde los tortuosos comienzos (teniendo que vender la furgoneta que usaban para desplazarse a los conciertos para costearse su primera grabación) hasta el estrellato más absoluto. Sus éxitos, fricciones entre los cuatro miembros y momentos memorables como la grabación del polémico videoclip “I Want to Break Free”.

Lógicamente, los fans más acérrimos echarán en falta muchos episodios que, o no son vistos o se pasan por encima. Sin duda, “Bohemian Rhapsody” hace hincapié en trabajar los hilos argumentales y emocionales, así como los personajes que los protagonizan. Hubiera sido sencillo -y oportunista- hacer un compendio de fiestas, desfases y desvaríos sexuales o sermonear sobre las consecuencias de la promiscuidad y el uso desmedido de las drogas ilegales. Y algo de eso hay en la película, pero sin duda, ésta se centra más en el desarrollo de los personajes y de la música, auténtica protagonista, con muchas piezas en estudio y directo originales (siempre oiremos la voz real de Freddie), lo cual es el enfoque idóneo en mi opinión.

BOHEMIAN RHAPSODY

Mi arco dramático favorito ha sido el de la relación entre Freddie con su novia, amiga y heredera, Mary Austin, a quien compuso una de sus más hermosas baladas, “Love of my Life”.

Sin embargo, hay otros algo más rebuscados y que se antojan como más adaptados al ritmo de la película para agilizar ésta, como algunos de los aspectos de la relación del vocalista con Paul Prenter (quien trabajó como manager personal de Mercury durante varios años, traicionándolo al final de su relación contando sus escarceos sexuales a la prensa amarilla y a quien aquí pintan como “el Yoko Ono” de QUEEN), así como la manera en cómo conoció al que fue su novio hasta el final de sus días, Jim Hutton.

BOHEMIAN RHAPSODY

En varios momentos del presente artículo he hecho referencia al ritmo de la película. Pues bien, éste cambia -¡y de qué manera!- justo cuando para el final, en sus últimos veinte minutos, Bohemian Rhapsody nos regala, con sólo algunos pequeños cortes de edición, el concierto íntegro de LIVE AIDS interpretado por los cuatro actores (con el audio del concierto original) emulando uno de los shows más recordados de una banda de rock sobre un escenario. ¡Toda una pasada que sugiero escuchar y ver en una sala de cine con la calidad de sonido que eso merece!

BOHEMIAN RHAPSODY

Bohemian Rhapsody se estrena en España el próximo 31 de octubre, con lo que recomiendo encarecidamente a todo fan, no sólo de QUEEN, sino de la música y por supuesto del cine, su visionado. Yo he tenido el placer de poder asistir al preestreno pero tengo seguro que no será, ni mucho menos, a última vez que la veré.

The Show Must Go On!

J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comTwitter.com

 

 

22 COMENTARIOS

  1. Desde luego, iré a verla. Con más motivo si la cosa acaba en el 85 y no es, como esperaba, un dramón sobre el sida cargado de leccioncitas morales.

    Lo poco que he leído por ahí es que tiene errores estúpidos. Por ejemplo lo de sacar a Mercury con el bigote a mediados/finales de los 70, tal vez en el News o en el Jazz, cuando el mostacho lo empezó a llevar en los primeros 80. Puede que sea un error menor, pero es completamente estúpido.

    • Personalmente espero que no profundicen en la vida de Mercury, sino más bien sea la historia de la banda al completo. Aunque Freddie era el alma de Queen, no me parece justo olvidar a sus otros tres integrantes, pues también eran (y son, que no están muertos!) grandes músicos que merecen todo mi respeto.
      Para conocer más sobre Freddie (y no de manera azucarada) hay cientos de documentales y libros, como bien dice el artículo, mucho más fieles de lo que podría ser jamás un película, que al fin y al cabo, es un producto de entretenimiento.

  2. Por fin, después de visitar esta página asiduamente desde hace un lustro, he decidido unirme a la familia.
    Hace cosa de un año y medio descubrí por casualidad una voz maravillosa en un grupo de rock cristiano poco conocido (Downhere). Investigando un poco comprobé que esa voz formaba parte ahora de una banda tributo a Queen, llamada Queen Extravaganzza. Bien, la voz que da vida a Mercury en la película es Marc Martel, aunque también han utilizado la del propio Mercury.
    Escuchad a Marc Martel.. Es sublime.

  3. Vista. Me ha gustado y comparto la crítica hecha por el redactor casi al completo. Aunque pienso que las “situaciones no coincidentes con la cronología” podían haberse evitado fácilmente sin que ello suponga menoscabo para la película.

    Por ejemplo, en la peli, después del disco Una Noche en la Ópera (1975), pasan directamente a contarnos un fiestón que sitúan en 1980 y suena de fondo “Crazy Little Thing…” que, efectivamente es de ese año: 1980; saltándose tres discos: Races (1976), News (1977) y Jazz (1978). Aquí ya en el 80 sale Mercury con el bigote, es correcto. Vale, pues después de esto, nos ponen la forma en que se crea el tema “We Will Rock You” que es del disco News of the World y del año 1977 e incluyen a Mercury con el bigote cuando en 1977 no lo llevaba. ¿Tanto costaba situar cada cosa en su sitio? ¿Hubiera afectado al resultado final? No lo creo.

    Y otra cosa que no puede llamarse ni “añadido dramático” ni “suposición”, sino directamente un invento es cuando se afirma, justo antes del Live Aid (Julio 1985), que la banda llevaba tres años sin tocar juntos, algo totalmente falso. La banda terminó la gira del disco Works, su gira más larga, en Mayo de ese mismo 1985, dos meses antes.

    Cualquier seguidor de Queen sabe estas cosas, no entiendo que el guion tenga estos errores tan tontos.

  4. También la he visto.

    Valoración:

    Aspecto e interpretación musical: 10
    Guión: 7.5
    Actuaciones (en particular de Rami Malek, sin desmerecer en absoluto al resto): 10
    Ritmo:8.5
    Fidelidad histórica: 6

    Total: 8.4

    La película es real, realmente buena. Además no es políticamente correcta, y no lo pretende, es valiente, muestra sin tapujos la homosexualidad de Freddie, de forma además explícita y también la relación tóxica y de amor/desamor/amor con Mary Austin.

    Por otra parte, si bien se trata de Queen, se centra más en la figura de Mercury, algo que nunca han desmentido, pero en ningún momento se le quita importancia al cuarteto, cada uno en su línea, carácter y modo de ver la vida.

    Quiero terminar con mi opinión sobre la actuación de Malek. No se merece una nominación, se merece el Oscar. Ha CLAVADO a Freddie, no solo en sus gestos, su formas estrambóticas, su carácter de divo petulante a veces, y frágil como un niño en otras. Mención aparte su desempeño llevando todo el tiempo esa prótesis en la boca. Ojalá premien como se merecen a esta película. Lo merece de verdad.