Inicio Conciertos Crónica y fotos de BULLET + SCREAMER + REXORIA en Valencia

Crónica y fotos de BULLET + SCREAMER + REXORIA en Valencia

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - AVATAR - Hunter Gatherer
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - AVATAR - Hunter Gatherer

 

BULLET

+ SCREAMER + REXORIA

Domingo 13 de Mayo de 2018 – Paberse Club – Sedaví – Valencia

Valencia vivió una velada de heavy metal el pasado domingo 13 cuando una invasión sueca descargó su potencial en la capital del Turia. BULLET volvían a visitarnos para presentar su nuevo trabajo “Dust To Gold” y venían acompañados por sus compatriotas SCREAMER y REXORIA

Esta era la tercera ocasión en la que BULLET actuaban en Valencia y fueron muchos los que no quisieron perderse la oportunidad de repetir la experiencia, registrándose una buena entrada de público, algo remarcable al tratarse de un domingo.

REXORIA fueron los primeros en actuar con prácticamente la sala vacía, pero al oírse los primeros acordes se fue llenando de gente. El combo sueco practica un heavy metal melódico donde su vocalista Frida Ohlin, con unos registros más líricos y propios del metal sinfónico aportaba ese toque distintivo. Como parte negativa, la banda carece de bajista, sonando las pistas de bajo pre grabadas lo que les restaba autenticidad. 

Con dos álbumes bajo el brazo, REXORIA repasaron su breve discografía, poniendo ímpetu en su segundo trabajo “Queen Of Light”, editado el pasado mes de febrero con temas como “Way To Die”, “Hurricane” o el tema homónimo junto a canciones de su debut “The World Unknown” como “Soldier Of The Sun”, “Valiance In War” o “Moonlight”, con la que finalizaron un breve concierto, algo deslucido por la falta de público y donde su estilo no terminó de cuajar entre los presentes.

Tras el cambio de equipo llegó el turno de SCREAMER, los que para mí fueron los auténticos triunfadores de la noche y por lo que pude ver, gran parte del público coincidió conmigo. Con 3 álbumes editados, la banda ha ido pasando de un heavy rock a un heavy metal más clásico, casi speed que me recordó mucho a otros combos como ENFORCER o CAULDRON.

Con su álbum “Hell Machine” editado el pasado año, la banda salió desde el minuto 1 entregados, dispuestos a darlo todo y consiguieron que la sala, ya registrando una entrada notable, se dejara la piel en la actuación de los suecos. El vocalista Andreas Wikström, incorporado en la banda en 2015, sacó a relucir sus dotes de frontman y supo llevar al público a su terreno, haciendo que levantáramos los puños, coreáramos las canciones y moviéramos la cabeza en cada tema mientras que el combo formado por los guitarristas Anton Fingal y Dejan Rosic lograron convencer con su sonido, actitud y pose en el escenario.

Comenzaron su repertorio con la canción que da nombre a la banda y dieron paso a “On My Way”, de su tercer trabajo “Hell Machine”, del cual también tocaron la canción que lo titula.

Con “Adrenaline Distractions” y “Can You Hear Me” repasaron su primer álbum mientras que “Demon Rider” fue la única alusión a su segundo plástico Phoenix. “Denim And Leather” y la magnífica “Monte Carlo Nights” cerraron el show no sin antes despedirse con “Rock Bottom”, tema que han convertido en su himno y con la que bajo una merecida ovación se despidieron firmando el concierto de la noche y dando un enorme salto de calidad respecto a la última vez que los vi en 2013 donde también me sorprendieron.

Ahora sí, llegaba el turno de BULLET, quienes dieron un buen concierto, pero he de decir que de las 5 veces que los he visto, esta ha sido la que menos me han impresionado. Con “Dust To Gold” recién salido del horno, la banda liderada por el voceras Dag Hell Hofer salieron a escena arrancando con “Speed And Attack”, haciendo vibrar a un público entregado.

Con “Ain’t Enough”, “Rogue Soldier” y “Wildfire” siguieron presentando canciones de “Dust To Gold”, el cual parece haber calado bien entre sus seguidores, siendo un álbum con un sonido más cercano al hard rock, pero no se olvidaron de cortes más heavys como fueron “Riding High”, de su gran álbum “Storm Of Blades” o “Rolling Home”.

La propia “Storm Of Blades” nos hizo alzar los cuernos, mientras que las afiladas guitarras de Hampus Klang y Alexander Lyrbo escupían riffs apoyadas por la sección rítmica capitaneada por el batería Gustav Hjortsjö y el nuevo componente, el bajista Gustav Hector que ha aportado frescura y un sonido más sólido a las composiciones.

Las siempre festivas “Stay Wild” y “Dusk Till Dawn” elevaron la intensidad del concierto, siendo dos cortes que nunca fallan en sus directos y dos de sus mejores canciones. No tardaron en volver a su último disco para ofrecernos más temas como “Fuel The Fire”, la pegadiza “Highway Love” y la propia “Dust To Gold”, con la que cerraban el repaso a su nuevo material y daban paso a los bises.

Con “Turn It Up Loud”, de su ya lejano primer disco “Heading For The Top” Dag Hell Hofer y el resto de la banda nos animaron a corear el estribillo y como despedida nos ofrecieron su himno de guerra “Bite The Bullet, con la que dieron por finalizado un más que correcto concierto donde defendieron su nuevo disco a muerte y consiguieron que nos fuéramos a casa con una sonrisa. 

Una gran noche donde se nos ofreció una buena dosis de heavy metal sueco, probablemente el país que ahora mismo en mejor forma se encuentra en cuanto a nivel de bandas de metal se refiere y a las muestras me remito. Una vez más BULLET demostraron tener carisma y buenos temas mientras que SCREAMER dieron la sorpresa y salieron victoriosos como la mejor actuación del día. 

Texto: Alejandro Alapont

Fotos: Lorena Mora

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.