Inicio Conciertos Crónica y fotos de INSOMNIUM + TRIBULATION en Madrid

Crónica y fotos de INSOMNIUM + TRIBULATION en Madrid

3
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
AYRA - Silent Veil
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

INSOMNIUM

+ TRIBULATION

Sábado 7 de Abril 2018 – Sala Mon Live – Madrid

Las rachas de conciertos de estos dos últimos meses están siendo enormes. El público se hace sus propios planes, sus propios malabares para asistir a la mayor cantidad de conciertos posibles y, el de INSOMNIUM y TRIBULATION del pasado sábado, era uno que levantaba expectación. Más aun tras los dos últimos discos que han sacado ambas bandas; TRIBULATION y su asombroso Down Below y, la cabeza visible de este concierto, los fineses y su Winter’s Gate que no ha dejado a nadie indiferente.

La cola perteneciente para el concierto en la Sala Mon Live se veía cuasi desierta a una hora de empezar el evento, pero conforme el tiempo iba pasando, los asistentes empezaban a llegar con buen ritmo e incluso para TRIBULATION, ya se veía una sala con un buen aforo. Me alegra ver que no ocurre como en otras ocasiones y se deja a los teloneros de lado, y me alegró aun más al terminar el estupendo concierto que dieron los suecos.

Algunos miembros del público ya iban con la lección aprendida del pasado concierto que dieron en Madrid en la gira de ARCH ENEMY, pero a juzgar por algunas conversaciones, el concierto del pasado sábado estuvo un pelín por encima, salvando las dificultades técnicas con la que no puede competir una sala como la Mon Live y un espacio como La Riviera. Salieron con cinco minutos de retraso, pero antes de que nos diéramos cuenta ya estaban sobre el escenario con unas luces verdes atmosféricas y un poco de humo en el mismo.

TRIBULATION es una banda donde se mezcla lo gótico con lo terrorífico, lo misterioso con lo revelador, y todo lo hace bajo una capa de música ejecutada con gran maestría. ‘Lady Death’ era la encargada de abrir una velada en la que todo estaba medido al detalle: la ejecución de la música, la puesta en escena y la conexión con el público, aunque sin apenas palabras para los mismos. Pasadas ya ‘Lady Death’ y la genial ‘Melancholia’, el público ya podía atisbar de qué iba aquello, cuáles eran las intenciones de la banda.

Esta mezcla entre gótico y black ejercieron sobre la gente la curiosidad en estado puro. Por cada momento que pasaba no sabías si estabas acudiendo a un concierto donde predominaba lo gótico o, por el contrario, primaba lo más cercano al black. Crear confusión en el oyente y en el espectador, es una de las virtudes que tiene la banda; el misterio añadido a su música, las letras con referencias terroríficas, o lo andrógino que resulta el maquillaje de Jonathan Hulten, guitarra de la banda, hacen de TRIBULATION un grupo que es, cuanto menos, curioso de ver su directo. Precisamente, es Hulten quien lleva la batuta a la hora de captar la mirada de los asistentes, con su danza sobre el escenario mientras toca la guitarra, sin parar ni un solo momento y sirviendo, por lo menos desde fuera, para demostrar su capacidad como líder del grupo.

El sonido acompañó a la banda bastante bien, salvando momentos en los que la guitarra de Adam Zaars se volvía imposible de escuchar. La voz de Johannes Andersson retumbaba por toda la sala, una sala que aplaudió en todo momento al grupo y donde se podían ver claros gestos de satisfacción ante aquello.

Su show fue muy lineal en cuanto a espectáculo, pero rico en calidad musical. En el setlist se centraron en ofrecer una mezcla entre su último trabajo Down Below y el álbum de 2015 The Children of the Night, donde hicieron acto de presencia la mencionada ‘Melancholia’, ‘In the Dreams of the Dead’ y la canción con la que terminarían su actuación aquella noche, una genial ‘Strange Gateways Beckon’. No faltaron tampoco guiños a The Formulas of Death con ‘Randa’ y ‘Ultra Silvam’, pero algunos echamos en falta algo del disco The Horror, que, bajo mi punto de vista y, como siempre, desde una parte personal, es la obra cumbre―por el momento―de la banda nacida en Arvika.

Pero lo dicho, fue un grandísimo concierto de TRIBULATION en el que pudimos disfrutar de un excelente grupo que ya empieza a cosechar los frutos de un gran trabajo, y donde la gente quedó tan satisfecha que, tras la última canción de la noche, pedían alguna más, deseando que eso hubiera sido más largo. Pero ya saben queridos lectores, un telonero normalmente no puede disponer de mucho tiempo. Esperemos que los traigan como cabezas de cartel más pronto que tarde.

Setlist TRIBULATION:

  1. Lady Death
  2. Melancholia
  3. In the Dreams of the Dead
  4. Randa
  5. Ultra Silvam
  6. Nightbound
  7. The Lament
  8. Strange Gateways Beckon

Llamó la atención un detalle cuando el concierto de INSOMNIUM acabó, y, según a quién preguntes, te dirá que fue un acierto o un despropósito. La banda finesa llegaba a Madrid presentado su último―y grandioso, como ya he recalcado― disco titulado Winter’s Gate. Cuando ya tuvimos la oportunidad de charlar con ellos en esta casa, ya nos adelantaban que iban a tocar el álbum íntegro en directo y, así lo hicieron.

Bajo unas luces azules que hicieron lamentarse a los fotógrafos―y con razón―y una sala llena de humo, los fineses salían a escena y se ponían a ejecutar el álbum. En los primeros instantes del concierto pudimos notar dificultades técnicas en la guitarra de Ville Friman, el cual se escuchaba muy por debajo de lo deseado y que tardó tres canciones en disfrutar plenamente del sonido idóneo. Por lo demás, la voz de Niilo y los demás instrumentos cumplían sobradamente su papel en cuanto a calidad de sonido y pudimos comprobar que, efectivamente, INSOMNIUM supieron llevar de forma perfecta Winter’s Gate al escenario.

Los problemas con las luces y el humo para unos se convertían en la evocación perfecta de las historias con un todo conceptual que había formado Niilo para la ocasión. Fueron siete temas en los que la oscuridad estuvo presente en todo momento, donde se respiraba un aroma a dramatismo, a frío invernal, a melancolía hasta cierto punto. Como espectador, en lo que a mí respecta, quedé satisfecho con dicha propuesta, pero tal vez alguna que otra variación en las luces de cuando en cuando habría estado bien.

Si hablamos de momentos de esta primera parte del concierto que merece la pena destacar, me quedaría con la ejecución de la cuarta parte del álbum―’Winter’s Gate’―, donde la épica y la soledad de la que habla la canción, se dieron la mano de forma excelente. Si me hubiera gustado que, acompañando tan increíble música que tiene la banda tanto en el directo como en el disco, hubiera estado el teclado de Aleksi Munter, pero en lugar de dicha persona y, como suele ser común últimamente―grandísimo error―nos topamos con los teclados pregrabados. Hubiera sido toda una guinda en el pastel haber terminado este pasaje por Winter’s Gate con las luces azules desapareciendo, el humo disipándose y el teclado de Aleksi anunciando en la séptima parte que aquello llegaba a su fin.

Si, como comento, la primera parte del concierto en la que se centraron en tocar su último álbum estuvo lleno de luces frías, humo por doquier, una estética ambiental tenebrosa y la nula comunicación con el público por parte de INSOMNIUM, la segunda parte fue totalmente distinta.

Derrotados los detalles ambientales de la primera parte del show, con luces muy claras y una pausa de cinco minutos, los fineses volvían a salir en escena. Saludando al público que se encontraba sito en la sala, era Niilo quien nos anunciaba el primer tema de este segundo bloque: ‘The Primeval Dark’, perteneciente a su álbum Shadows of the Dying Sun y que puso caras de felicidad en algunos sectores del público, pero nada comparado a lo que haría su compañera de álbum, la mítica, melancólica y, a su vez alentadora, ‘While We Sleep’ que nos habla de que debemos dejar de preocuparnos tanto por el futuro y empezar a preocuparnos más por el presente. Con dicha canción, todos se unieron a Ville y a Niilo para cantar la letra y la emoción estaba servida en bandeja de plata. Fue otro momento perfecto para ver lo excelente guitarrista que es Markus Vanhala: simpatía, virtuosismo que sale a relucir en los solos y una simpatía con el público exquisita.

La representación más añeja de la noche llegó de la mano de la brutal ‘Mortal Share’, única representación del disco Above the Weeping World lanzado en 2006 y que, sin lugar a dudas, se encuentra entre los favoritos de los fans de INSOMNIUM. Buena prueba de ello puede dar la entrega a la que se sometieron cuando la canción fue anunciada por Niilo y empezó a sonar inmediatamente. Y si hablamos de representaciones únicas, de discos poco representados, Across the Dark tendría su participación en la noche con una ‘Down With the Sun’ que particularmente no me dijo mucho, pero que siempre es un placer escucharla.

Nos quedaban cuatro temas más antes de que la velada echara su telón y nos dispusiéramos a abandonar la sala. A trote caballo entre One for Sorrow y su primera representación de la noche con ‘Weather the Storm’ y Shadows of the Dying Sun con ‘Ephemeral’ y ‘The Promethean Song’, daba el grupo las buenas noches y muchas gracias al público madrileño. Pero solo volvía a ser la estratagema que se dan todos los grupos para descansar antes de los últimos momentos de concierto y recibir, de paso, unos más que merecidos aplausos y vítores además de la insistencia del público por una canción más.

La elegida para acabar la noche fue la impecable ‘Only One Who Awaits’ del disco One for Sorrow y que se recibió, como no podía ser de otra forma, con gran agrado. Una vez acabado el tema, el aplauso de una sala con un buen aforo para aquella noche de sábado y la rápida despedida de los fineses hasta que los volvamos a tener pronto en nuestro país, lo más probable, que para una próxima gira del disco que ya están maquinando como nos comentaron en la entrevista.

INSOMNIUM sentaron una vez más cátedra de cómo se ejecuta un concierto lleno de sencillez en el espectáculo, pero con un abanico de posibilidades en lo musical, en transmitir al público sus letras o sus composiciones. Vinieron con unos teloneros geniales como son TRIBULATION, apostaron por tocar el disco entero y, para colmo, añadieron unas cuantas más a un setlist que quedó de lo más resultón y en los que, eso sí, se echó en falta alguna canción como ‘The Killjoy’ o ‘The Gale’, en definitiva, algún tema más del Above the Weeping World. Pese a todo, un auténtico lujo disfrutar una vez más de los fineses, un grupo de esos que hay que ver en la actualidad de forma casi obligatoria.

Setlist INSOMNIUM:

  1. Winter’s Gate Part. 1
  2. Winter’s Gate Part. 2
  3. Winter’s Gate Part. 3
  4. Winter’s Gate Part. 4
  5. Winter’s Gate Part. 5
  6. Winter’s Gate Part. 6
  7. Winter’s Gate Part. 7
  8. The Primeval Dark
  9. While We Sleep
  10. Mortal Share
  11. Down With the Sun
  12. Weather the Storm
  13. Ephemeral
  14. The Promethean Song
  15. Only One Who Waits

Texto: Juanma García (Twitter) (Instagram)

Fotos: Álvaro Carlier

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

3 COMENTARIOS

  1. Me sorprende que hables ” de la calidad del sonido ” porque fue bastante malo , sobre todo en la parte que tocaron Winters Gate ; yo estaba cerca del escenario y al principio del concierto el sonido fue horrible , todo muy muy embarullado , se fue corrigiendo algo a medida que iban tocando temas pero en general dejo bastante que desear , Tribulation sonaron mucho mejor.
    La segunda parte del concierto si que sonó algo mejor y la gente se fue animando mas pero duro poco la cosa , dos o tres temas mas no les hubiera quedado nada mal pero otra banda mas que toca solo 1 hora y 20 minutos .
    La sensación general que me quedo al menos a mi fue un poco decepcionante , setlist corto y sonido malo en general y me jode mucho porque es una banda que me encanta …… Un saludo

  2. Decepcionate concierto, me gustó la segunda parte de Insomnium. La primera parte no se veia nada con el humo para eso escuchas el CD.
    Concierto muy corto, 1h20, empezó a las 21h y acabó a las 22:20h con 5 minutos de parón. Casi que prefiero verlos de teloneros de otro grupo porque tocarían 50 minutos de sus mejores temas y duraría casi lo mismo, no entiendo que siendo Sábado,la sala llena y la gente muy animada no sean capaces de salirse de su setlist y tocar 3 temas más que por horario no tendrían problemas con la sala y ganarian fans, yo era bastante fan pero me han decepcionado bastante, no creo que vuelva a verlos de cabezas de cartel si van a tocar 1h20 conmigo que no cuenten a no ser que el setlist sea lo mejor que tienen que en este caso tampoco porque tocar el ultimo disco entero me parece excesivo

  3. Pienso como tu , dudo mucho que vuelva a pagar por verlos , luego ves por ahí en algunos medios que hay que apoyar mas a ciertas bandas para que hagan parada en nuestro pais , que si parece que solo nos movemos para ver a grandes grupos en grandes recintos pero claro , salir de casa un día de mierda como el sábado pasado y pagar 30€ para ver a Insomnium y que den un concierto sólo de 1hora y 20 minutos pues como que no ayuda nada .
    Claro que hay que apoyar a muchas bandas que no arrastran a tantos seguidores , pero hay que currarselo mas y dar conciertos un poquito mas largos , luego podemos hablar de otras cosas , de sonido , de luces etc etc pero ya somos dos , y seguramente muchos mas , que por lo visto el sábado pasado el la sala Mon no creo que marquemos en nuestra agenda la próxima visita de Insomnium a Madrid