Inicio Conciertos Crónica y fotos de SARATOGA en Madrid

Crónica y fotos de SARATOGA en Madrid

8
Madness Live!
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
ROCK N ROCK
LEYENDAS DEL ROCK 2020
METAL PARADISE 2020
Madness Live!
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
ROCK N ROCK
LEYENDAS DEL ROCK 2020
METAL PARADISE 2020
ROCK N ROCK
LEYENDAS DEL ROCK 2020
METAL PARADISE 2020

 

SARATOGA

Sábado 24 de Marzo de 2018 – Sala La Rivera – Madrid

SARATOGA dejó Madrid como colofón para su gira 25 aniversario, en la que además también celebraban los 15 años desde la publicación de Agotarás, que han venido interpretando entero y esta noche no podía ser menos.

La Riviera rozó el lleno para ver a Niko, Jero, Tete y Dani, algo muy a tener en cuenta sobre todo porque esa misma noche tocaban en la capital grupos como AVATAR o HEAVEN SHALL BURN.

Pocos minutos antes de las nueve de la noche empezó una cuenta atrás en la pantalla que hacía las veces de telón en el escenario. Las fotos de los integrantes actuales de la banda se fueron intercalando con la propia cuenta atrás, y entonces empezó a sonar la intro de Agotarás, “11901”, que debe su nombre a la fecha en la que Jero terminó de componerla, el 11 de septiembre de 2001.

Empezaron como una apisonadora con la furiosa “Con mano izquierda”, aunque fue víctima de los típicos ajustes de sonido que se hacen cuando empieza un concierto y, por tanto, de un poco de barullo instrumental y unos coros que casi tapaban a la voz de Tete.

A pesar de ello, los cuatro salieron muy enchufados, transmitiendo muy buen rollo y mucha energía. Eso sí, la palma se la llevó Tete, que salió como un toro al escenario y no paró de hacer el animal con su voz, jugando con gritos sobreagudos y metiendo cada vez más guturales. Está soberbio a nivel vocal y fue amo y señor del escenario en todo momento. Quizá uno de los mejores frontman que tiene nuestro rock en la actualidad.

Siguiendo exactamente el mismo orden que Agotarás, la siguiente en caer fue “Tras las rejas”, con la que escuchamos a toda la sala corear el famoso riff de guitarra, como tantas veces hemos visto en los conciertos de IRON MAIDEN.

Con el termómetro por las nubes después de estos dos clasicazos y ya con un sonido que fue a mejor, Tete nos dio las buenas noches y dijo: “SARATOGA está en la puta Riviera y esto no es un concierto, es una puta fiesta”. Y empezaron a tocar “A morir”, en la que, además de darlo todo, sumaron efectos de luces y humo que le dieron ese plus de intensidad al espectáculo.

Empalmaron con “Las puertas del cielo”, otro de los hits indiscutibles del grupo y que nunca falta en sus directos. La parte del break pareció una comunión entre el público y la banda. Todo el mundo aplaudía y vitoreaba y el ambiente no podía ser mejor. Y es que no solo es que estuvieran tocando al máximo nivel sino es que se estaban entregando 100% (no me gustaría ser la batería de Dani, la verdad; ¡qué bestia!).

Antes de “El Gran Cazador”, Tete explicó que, aunque la letra hable de cazadores, SARATOGA está en contra del maltrato animal y, muy bien expresado, “desde el respeto decimos no a los toros”. Y concluyó diciendo: “Niko siempre me dice que cada mañana tienes que levantarte a cazar tus sueños”. Creo que nunca había visto a la banda interpretar en directo este tema y gana enteros, muy contundente y con un estribillo que todo el mundo cantó.

“Oscura la luz” bajó un poco las revoluciones, aunque por las palmas y cómo coreaba la gente diría que también es una de las más queridas del Agotarás. No me pasó lo mismo con “Viaje por la mente” o “Rompehuesos”, en las que se notó cierto valle en la intensidad. Son buenos temas, pero, desde luego, no se pueden comparar a clásicos como los que les precedieron.

La única balada que sonaría esta noche fue “Parte de mí”, que Tete dedicó a Roberto Sánchez “Robertini”, guitarrista en su andadura en solitario y que falleció el pasado mes de diciembre. Aunque sonó bonita y, sin desmerecer a la actual formación, me faltó el feeling que le daba Leo a la voz (todo sea dicho, fue un tema que compuso él, así que eso también cuenta, claro), además de que con guitarra eléctrica en limpio también pierde algo de calidez que con una acústica.

Muy buen gesto tuvo la banda dedicando “Mercenario” al pequeño Gabriel. En palabras de Tete: “SARATOGA quiere sumar ese pescaíto no sólo a ese niño sino a lo que significa todo lo que ha pasado “.

Antes de “Doblas las campanas”, que sonó con mucha fuerza, Jero tuvo tiempo para un breve solo de guitarra. Y le llegó el turno a “Resurrección”, otra de las más aclamadas de Agotarás pero también del repertorio de SARATOGA en vivo. Ese pegadizo riff hizo cantar a todo el mundo.

Y para cerrar el “pase Agotarás” llegó “Ratas”, con un estribillo incendiario que dejó claro por qué la banda decidió homenajear uno de sus mejores discos.

“La Primavera” de Vivaldi sirvió como corte para diferenciar entre ambas partes del concierto y también para darle un pequeño descanso a la banda. Mientras fueron apareciendo las portadas de todos los discos de SARATOGA en la pantalla de detrás del escenario. Llevábamos algo más de una hora de concierto, pero la gente estaba on fire, con muchas ganas de más.

Arrancaron el segundo pase con un solo de batería de Dani que, una vez más, demostró su técnica y virtuosismo y dejó claro por qué es uno de los bateristas más respetados en Europa dentro del metal. Lo suyo es de otro planeta.

Y hablando de extraterrestres, le llegó el turno a Tete para interactuar con el público. Lo hizo genial porque en vez de hacer el típico “cantad esto después de mí”, dividió a la sala en dos y asignó varias melodías a cada cual. Al final consiguió hacer empastar ambas partes y el resultado, aparte de efectivo, fue muy divertido. Sobra decir que se despachó a gusto gritando y haciendo guturales, claro.

A partir de aquí empezó el repaso express a su discografía con una selección de las canciones más representativas de SARATOGA. Se puede decir que faltaron muchas (quizá por importancia e impacto la que más se echó en falta fue “Si Amaneciera”), pero es que once discos darían para un concierto de muchas horas y hay que seleccionar de alguna manera.

Por eso, “Grita”, que según explicó Tete fue el germen, la primera canción que Niko y Jero compusieron como SARATOGA, fue una de las elegidas. Se notó que los más veteranos del lugar (sí, amigos, 25 años se dice pronto) la disfrutaron especialmente.

“Perro traidor” dio paso al último tramo de la actuación. ¡Y vaya tramo! Toda la sala estaba entregada a la causa y SARATOGA seguía pisando el acelerador. “Vientos de guerra” fue la prueba de ello. Qué caña, qué velocidad, qué energía. Tete se cantó las estrofas en gutural, por si aún faltaba algo de ímpetu. Nadie quedó peinado después de aquella canción.

“Maldito corazón” fue dinamita y me gustaron especialmente los arreglos que hizo Jero a la guitarra, más melódicos y modernos.

Llegó el momento para repasar algunos de los temas de la era Tete, y aquí el propio cantante recordó que “El vuelo del halcón” fue la primera que grabó como nuevo vocalista de la banda. Fue muy buen recibida y al acabar fue el turno de Niko. Todos habían tenido su turno de solo y faltaba él. Una sesión de slap, tapping y carisma hicieron que su solo de bajo fuera entretenido y, cómo no, una prueba de que es uno de nuestros mejores bajistas.

En “No sufriré jamás por ti” empezaron a volar globos gigantes con confeti dentro para que la fiesta no decayese, aunque aquello ya estaba acabando. Tete también se acordó y agradeció su trabajo al equipo técnico, staff y discográfica, un buen detalle.

Y ya para acabar eligieron “Como el viento”, el single de su último CD,  Morir en el Bien, Vivir en el Mal, que nos terminó de arrollar y que empastó muy bien dentro del repertorio, lo cual tiene mérito porque demuestra que la esencia de SARATOGA está ahí intacta.

De esta noche me quedo con que SARATOGA vive probablemente su mejor momento. El estado de forma de todos es soberbio (con un Tete de otra dimensión que no paró en las más de dos horas de show), sus temas son ideales para disfrutar en directo y el público los canta todos.

Por otros 25 años más de SARATOGA (como poco).

Setlist de SARATOGA en Madrid (La Riviera):

Primer pase: Agotarás

  1. 11901
  2. Con Mano Izquierda
  3. Tras Las Rejas
  4. A Morir
  5. Las Puertas Del Cielo
  6. El Gran Cazador
  7. Oscura La Luz
  8. Rompehuesos
  9. Parte De Mí
  10. Viaje Por La Mente
  11. Mercenario
  12. Doblas Las Campanas
  13. Resurrección
  14. Ratas

Segundo pase

  1. Grita
  2. Perro traidor
  3. Vientos de guerra
  4. Maldito corazón
  5. El vuelo del halcón
  6. No sufriré jamás por ti
  7. Como el viento

Texto: César Muela – Twitter

Fotos: Álvaro Carlier

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

8 COMENTARIOS

  1. Fue muy buen concierto, por poner un pero diré que faltaron 2 o 3 temas, pero lo justifico:

    – Todos los discos de estudio estuvieron representados MENOS “nemesis” y “tierra de lobos” (y obviando “tributo”). Ya que después de “agotarás” tocaron un único tema de cada disco, hubiese sido genial que esos dos discos tuviesen su canción representativa.

    – Personalmente hubiese metido también “mi ciudad” ya que les venía al dedillo estando en Madrid y celebrando 25 años.

    El grupo a día de hoy está en una forma bestial, cada uno de los componentes se salió.

  2. Conciertazo monumental el que se marcaron. Cuatro musicazos con una actitud de 10 y un estado de forma cojonudo. Para los que tienen dudas sobre la banda con lo de que Leo no esté (yo era uno de ellos, la verdad), sólo decirles que tanto el vozarrón del amigo Tete como su presencia escénica a día de hoy no creo que tenga mucho que envidiarle, la verdad. Lo dicho, fantástico concierto.

  3. La verdad es que Saratoga están en un momento increíble. Lo de interpretar el disco Agotarás entero, pues bueno, no me parece mal, pero casi prefiero que toquen canciones de todos los discos, así que casi prefiero verlos en inminentes conciertos (Metal Lorca junto a Avalanch es una buena opción).
    Respecto al tema “Leo”, sinceramente, creo que ya huele… Fue muy importante en el éxito de Saratoga, pero no es el primer cantante, sino el cuarto si no recuerdo mal (Tras Fortu, Gaby y otro primero que no grabó nada), y Tete es el que más tiempo lleva en la banda, y ojo, el que ha evolucionado de una manera espectacular como vocalista… Como dicen por arriba, está al mismo nivel que Leo actualmente (no voy a decir tampoco que es mejor, porque es evidente que son vocalistas diferentes, pero sí que es igual de grande que Leo y borda los temas de todas las etapas; incluso si me apuras, me suenan mejor con Tete que con Leo en su momento, demasiado agudo – ahora Leo canta mejor para mí que en su etapa Saratoga, todo hay que decirlo).
    Desde luego, la química y energía que actualmente tiene esta formación VIII es impresionante.

  4. Veo que han mantenido el mismo repertorio y que en Madrid también han dado un conciertazo, me alegro mucho por la banda, actualmente la mejor de España.
    Lo de sacar a colación al cantante anterior… por favor, el tema está demasiado sobado, es cansino. El cantante es Tete y es el mejor que puede tener la banda sin duda.
    Y repito mi pequeña crítica: hubiera estado bien algo de Tierra de Lobos y de Némesis. Contigo, sin ti y Juicio Final, mismamente. Seis u ocho minutos más, no es tanto y lo hubieran bordado.

  5. Tremendo concierto. Están en una forma impresionante y los temas que tienen son apuestas ganadoras. Perro traidor, Vientos de guerra y Maldito corazón seguidas, madre mía, aquello se venía abajo. Me faltaron por ejemplo Si amaneciera (creo que nunca debe faltar, es tan imprescindible como The bard’ song de Blind Guardian) y Mi ciudad. Y es que sí, Saratoga puede hacer un concierto de 3 horas sin que decaiga, es de las bandas que tienen ese privilegio. Lo espero para el 30 aniversario, je,je.