Inicio Conciertos Crónica y fotos del MADRID IS THE DARK V. Viernes día 1,...

Crónica y fotos del MADRID IS THE DARK V. Viernes día 1, con HAGGARD, AHAB, IN THE WOODS, etc.

0
ROCK THE COAST FESTIVAL
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK N ROCK - ROCK FEST BARCELONA 2019
LEYENDAS DEL ROCK 2019
ROCK THE COAST FESTIVAL
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK N ROCK - ROCK FEST BARCELONA 2019

LEYENDAS DEL ROCK 2019
DOWNLOAD MADRID 2019
Century Media
Madness Live!
TAKEN
DOWNLOAD MADRID 2019
Century Media
Madness Live!
TAKEN
DOWNLOAD MADRID 2019
Century Media
Madness Live!
TAKEN

 

MADRID IS THE DARK V

HAGGARD + AHAB + IN THE WOODS + WARNING + NOVEMBER’S DOOM + FOSCOR

Viernes 1 y Sábado 2 de Diciembre 2017 – Sala But – Madrid

Viernes 1

El pasado viernes día 1 daba comienzo la quinta edición de un festival único en nuestro país, carismático como pocos, y que apuesta por un formato muy europeo, muy exportable, y muy diferente a todos los festivales de verano a los que estamos desde siempre acostumbrados.

Quizás sea por ese motivo que el MADRID IS THE DARK de este año volvió a ser un éxito de asistencia, llenando (casi) la But dos noches consecutivas en un escenario por el que pasaron nombres de la talla de HAGGARD, LIV KRISTINE, WARNING o GREEN CARNATION entre otros, muchos inéditos en nuestro país, en medio de un ambiente enormemente familiar y en el corazón de Madrid, en una sala que sonó espectacular y que por cierto es una de las mejores noticias que le ha pasado al circuito de salas en los últimos tiempos.

Aun así, hay que destacar también que no fue sencillo que ocurriese. La organización sufrió un duro revés a mes y medio del comienzo con la cancelación de MY DYING BRIDE, el que era indiscutible aliciente principal del cartel de este año y ‘headliner’ del sábado.

No quisiera entrar demasiado a valorar esta situación, pero sí quisiera resaltar que en 13 años que llevo acudiendo a conciertos y festivales en toda Europa, he visto suficientes cancelaciones de la mítica banda inglesa como para entender que poco o nada se le puede reprochar a una organización que con tan poca antelación, consiguió un nuevo cabeza de cartel con show especial irrepetible y además unos SATURNUS que son santo y seña del festival, y que además ofreció la devolución de la entrada de día del Sábado a todo el que lo solicitó.

Teniendo en cuenta que el festival en sí es mucho más que MDB o que cualquier otra banda, y que ese tren no podía ni debía parar, considero un acierto todo lo que ocurrió después de la cancelación de estos, como también entiendo perfectamente el descontento de la gente por no poder disfrutar de los de Aaron Stainthorpe, que fue también el nuestro.

Viernes 1 de Diciembre

Dicho lo cual, los encargados de abrir esta quinta edición del MITD eran unos FOSCOR pletóricos tras la edición de “Les Irreals Visions” con Season Of Mist este mismo año, a una hora que quizás no ayudaba mucho, pero que les devolvía a la capital años después con aires de renovación y de revancha. Sin embargo, por motivos laborales me fue del todo imposible poder estar en Madrid a tiempo para disfrutar de su show, así como del de NOVEMBER’S DOOM, quienes un año más repetían en el festival, y lo mismo en la jornada del Sábado, viéndome obligado a perderme las dos primeras bandas de cada día.

Aunque, como digo, la situación escapaba totalmente a mi control, pido disculpas a todas las bandas que por ello no figuran en mi crónica, especialmente a los citados FOSCOR y también a AUTUMNAL, que en la jornada del Sábado hacían su ESPERADÍSIMO regreso a los escenarios en la que siempre ha sido su casa, dejando un sabor impecable entre el público que ya se concentraba en la sala a esas horas.

WARNING

Diría que el primer “caramelito” serio del cartel, y uno de los principales atractivos de su primera jornada sin lugar a dudas, eran WARINIG con su show especial “Watching From A Distance”, que debutase en Roadburn en el mes de Abril. Tener de vuelta a esta banda de culto del ‘doom’ es un verdadero lujo, pero más aún lo fue tenerles en Madrid, algo que solo era posible en un evento como el MITD. El propio Patrick Walker ya estuvo anteriormente en el festival con 40 WATT SUN, pero la ocasión esta vez era bien distinta como lo fue un concierto casi perfecto, con el que la formación británica nos transportó a otros planos con su doom desolador y desalentado, infecto de emoción y solemnidad.

Abrían con “Watching From A Distance”, cayendo sus primeras notas como martillos pilones entre un público muy expectante, mientras a Walker no se le notaba especialmente cómodo con el sonido sobre el escenario. Así estuvo hasta que cayó “Footprints”, posiblemente el tema más celebrado del disco que los de Essex tocaron al completo, donde todo se normalizó y el vocalista se introdujo efectivamente en el vórtice que ellos mismos creaban.

Su concierto fue como digo austero en lo visual y escénico, pero de un valor musical y emocional incalculable, con un Walker que cantó sencillamente perfecto, y un sonido excepcional como sucedió con todas y cada una de las bandas que pasaron por el escenario de la But.

IN THE WOODS…

IN THE WOODS… eran una espinita clavada entre las uñas del público madrileño. El año pasado finalmente no pudieron estar, y fue una verdadera pena, porque su concierto del pasado viernes fue la sorpresa más grande que nos llevamos unos cuantos de tantas bandas pudimos presenciar el viernes, y casi de todo el fin de semana.

Salieron a matar con “Yearning The Seeds Of A New Dimension”, dando una demostración de poderío y de fuerza escénica que en un festival como MITD resultan balsámicos, acostumbrados como estamos a conciertos más íntimos y menos vistosos. Se agradece mucho.

Los de Kristiansand han sido siempre una formación muy evolutiva estilísticamente hablando, y así lo fue un concierto en el que no sólo se centraron en su etapa más ‘avant – garde’, sino que también cayeron temas de su primera época más blacker, como el citado comienzo o “Heart Of The Ages”, que caería después, de su aclamado primer trabajo.

Su vocalista, Mr. Fog, no paró un instante, y desde la mismísima prueba de sonido dejó patente que cuenta con un rango vocal gigantesco que sacó a relucir desde el primer momento. Fue sin duda la banda que puso la tarde “a funcionar” antes de los dos platos (más) fuertes del día.

 

AHAB

El pasado año, los alemanes AHAB fueron seguramente una de las mejores descargas de su día, y fue quizás por eso que la organización para este quiso tenerles de vuelta, pero de un modo un poco diferente, del mismo modo que ocurrió con TIAMAT, por ejemplo (más o menos). Este año, la mastodóntica formación de ‘funeral doom’ viene haciendo una serie de fechas muy exclusivas tocando “Call Of The Wretched Sea” al completo, y Madrid era una de las pocas elegidas para presenciar tan magnífico acontecimiento, en el que el cuarteto interpretó su primer disco al completo, uno de los mejores trabajos que nunca ha dado el género por unanimidad.

Para quienes no tuvimos la suerte de verles en su momento, poder sentir la fuerza de “Call Of The Wretched Sea” (2006) fue una auténtica experiencia. Sin nada más allá de un telón normalito con el logo de la banda, ellos llenan la sala de graves, de riffs profundos, amplios, como si de algún modo nos transportasen a un naufragio en una fosa marina que nos aprisionaba y no nos dejaba salir.

Tampoco queríamos. AHAB dieron un bolo perfecto, estratosférico, con un sonido exageradamente crudo y nítido, y un Daniel Droste que volvió a demostrar por qué sigue siendo una de las mejores voces del género sin lugar a discusión.

La hora y cinco más o menos se nos pasó en un suspiro, repasando el disco de pe a pa (salvo el interludio, sin mal no recuerdo) y marchándose como si nada hubiese pasado. Pletóricos.

HAGGARD

HAGGARD no era ni mucho menos la típica banda que uno hubiese esperado encontrar en aquella primera edición del MITD, o en la segunda… Su presencia en la quinta edición era sin duda la muestra más fehaciente de que el festival, como tantos otros, ha ido abriendo miras y dando cabida a otro tipo de bandas que, relacionadas con el metal extremo, puedan ser también del interés del público más afín al ‘doom’.

Si algo promete la banda de Asis Nasseri en los últimos tiempos, eso es sin duda exclusividad, puesto que su actividad discográfica en los últimos años es nula y en directo apenas si están haciendo alrededor de 5 fechas allá donde les llaman. Parece que las cosas van despacio en el seno de la banda multinacional, por eso creo que su visita del pasado fin de semana a la capital tiene todavía más valor, gustase más o menos su actuación, que hubo opiniones para todos los gustos…

De primeras, me sorprendió comprobar cómo los 16 músicos cupieron perfectamente sobre el escenario, distribuidos en diferentes alturas, quedando en la parte trasera vientos y cuerdas, que más allá de limitarse al acompañamiento se mostraron súper activos durante todo el concierto, algunas sin parar incluso de mover la cabeza. Empezaban con “Tales Of Ithiria”, como llevan haciendo ya demasiados años, y el impecable sonido que emanaba de las P.A. fue el segundo sorpresón que nos llevamos. Todo nítido, perfectamente apreciable y disfrutable, potente también.

Seguía “The Observer”, donde especialmente su vocalista femenina se lucía de lo lindo, contrastando mucho con el masculino, bastante flojo en comparación con la presencia y voz de ella. Quien alguna vez haya asistido a un concierto de HAGGARD, sabrá que es algo parecido a ir a la ópera. Temas largos, muy elaborados, con floridos paisajes instrumentales y, por supuesto, unas buenas pinceladas de ‘death metal’ aquí y allí, no es un concierto fácilmente digerible ni tampoco diría uno que levante al público por así decirlo, y eso fue un poco en resumen lo que vivimos en el MITD.

HAGGARD estuvieron bien, muy bien incluso, rozando en muchos momentos la perfección, pero no obstante su actuación se hizo algo larga por momentos, un poco pesada quizás, y es que como digo es una banda muy preciosista, muy de “saborear”, y habçia quien llevaba por allí desde las 15 de la tarde, con el cansancio acumulado que ello conlleva. Poco que reprochar al grupo.

Hubo tiempo para tema nuevo de su prometido nuevo disco, que se llamará “Grimm”, y que según Nasseri saldrá sí o sí en 2018 (a primeros), y hubo tiempo también para otros clásicos como “Herr Mannelig” o “The Final Victory”. Para lo que no hubo tiempo, y nos quedamos helados, fue para “Awaking The Centuries”. Ya en los bises, sólo restaba el gran final para despedir su actuación, y desde la parte alta se le indicaba a la banda que no había tiempo para más, tras lo que Nasseri se despidió diciendo que era la primera vez en su historia que no tocaban su himno más célebre y que, a cambio, bajaría todos a hacerse fotos y a firmar durante el rato que hiciera falta…

Texto: Jorge del Amo Mazarío (Jorge_del_amo@rafabasa.com) – Twitter: @Jorge_del_amo

Fotos: Alvaro Ochoa 

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.