Inicio Conciertos Crónica y Fotos de HELLFEST – Día 3 : LINKIN PARK, SLAYER,...

Crónica y Fotos de HELLFEST – Día 3 : LINKIN PARK, SLAYER, PROPHETS OF RAGE, SAXON, ALTER BRIDGE, FIVE FINGER DEATH PUNCH, etc

0
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
CELTIAN - Madrid

 

AEROSMITH - HELLFEST  OPEN AIR

Domingo 18: SHVPES + MOTIONLESS IN WHITE + SKINDRED
+ BLACK STAR RIDERS + A DAY TO REMEMBER + DEVILDRIVER
+ ALTER BRIDGE + OF MICE AND MEN + PROPHETS OF RAGE
+ FIVE FINGER DEATH PUNCH + LINKIN PARK  + SLAYER
+ THE DILLINGER ESCAPE PLAN

 

DÍA 3 (18 de Junio)

Último día de festival, algo de lo que te das cuenta pasando por el camping y viendo como ya bastante gente recogía sus tiendas y demás mochilas y maletas de cara a la salida tras esta última jornada. Pero aún faltaban muchas cosas por ver en HELLFEST, y es que LINKIN PARK se enfrentarían a una prueba de fuego como cabezas de cartel tras las críticas de sus últimos trabajos, pero también nos traía la nueva voz de FIVE FINGER DEATH PUNCH, la primera visita de PROPHETS OF RAGE a estas tierras, ALTER BRIDGE, A DAY TO REMEMBER… ¡y muchos más! Y todo ello con las temperaturas más altas de todo el festival.

 

SHVPES (9/10)

El grupo comandado a la voz por Griffin Dickinson, hijo del famoso cantante de Iron Maiden, eran los encargados de empezar nuestra última jornada. Hablamos de SHVPES, que con su metal armaban una buena a base de circle pits, crowdsurfers, incluso un wall of death en el que se introducía a cantar el valiente de Griffin.

Canciones con mucha melodía y pegadizas como “State Of Mine” o “Skin & Bones” son toda una delicia y más en directo. De verdad que esta banda hay que tenerla en cuenta porque el material que tienen con solo un disco en el mercado es de mucha relevancia. Para cerrar su actuación, qué mejor que su canción homónima “Shvpes” con la que muchos conocimos al combo de Birmingham. En este caso que sea el hijo de Bruce Dickinson o no poco importa, porque la banda suena como un verdadero cañón, muy recomendables.

 

MOTIONLESS IN WHITE (9,5/10)

El inicio de este tercer día estaba siendo excelente, y es que lo de MOTIONLESS IN WHITE no tiene nombre, pocas bandas sonaron tan bien como esta en el día de hoy.

Liderados por el carismático Chris y con una apariencia gótica y un sonido que se mueve entre metalcore, metal gótico y metal industrial, los de Pensylvania pisaban HELLFEST con mucha fuerza, sacudiendo con su torrencial sonido el tostadero que había en la pista haciéndonos saltar de lo lindo sin importar el calor abrasante que se daba. Melodía y contundencia a partes iguales llegaba con la nueva “Rats” y con un hit como “Break The Cycle”. No se dejarían en el tintero otro exitazo como “Reincarnate” introduciendo como ellos saben esa base electrónica que da una dimensión mayor a su sonido, y concluyeron con un “570” que es pura velocidad y melodía, excelente forma de echar el cierre. Otra de las mejores presentaciones del día junto a los anteriores.

 

SKINDRED (9/10)

Si te quieres pegar una verdadera fiesta, SKINDRED son tus hombres.

Con el ‘morenito’ Benji Webbe al frente como maestro de ceremonias, la gente tenía ganas de entregar hasta la última gota de energía con esta banda que brinda un sonido de lo más particular, un metal alternativo que comprende desde reggae, hip hop, drum and bass… Una máquina de hacer directos que con canciones como “Kill The Power” o “Nobody” te mete en el bolsillo fácilmente con una comunión tremenda con el público en todo momento, mientras “Doom Riff” o “Warning” te pasan por encima, con ese momentazo de hacer a todos quitarnos la camiseta y emplearla en modo bufanda creando un ambiente único.

Divertidísimos como siempre SKINDRED.

 

BLACK STAR RIDERS (7/10)

Tras un inicio de día realmente brillante, BLACK STAR RIDERS (ex- THIN LIZZY) nos devolvieron a la cordura y a la mesura hasta cierto punto, ofreciendo un concierto de mucho temple y mucha clase, pero que enfrió un tanto al público de HELLFEST salvo en algunos momentos puntuales.

Éstos fueron sin duda “The Boys Are Back In Town” y “Whiskey In The Jar”, y es una lástima que las canciones propias pasaran tan desapercibidas, porque no están exentas de calidad ni mucho menos, pero sí que le falta esa chispa necesaria para terminar de levantar al público, que bastante tenía con resguardarse como buenamente podía del sol.

Aun así, el concierto fue de menos a más, con Ricky Warwick viniéndose arriba en la parte final del show y creciendo en intensidad. Correctos sin más BLACK STAR RIDERS.

 

A DAY TO REMEMBER (8/10)

Aunque no armaron la fiesta a la que nos tienen acostumbrados los de Florida, A DAY TO REMEMBER tiene ese metalcore con mucha melodía, como muestra el comienzo con la pegadiza “All I Want”. Pero también ADTR tienen ese lado más agresivo que llega enlazando “Right Back At It Again” y una potentísima “Paranoia” que ponía ardiendo HELLFEST mientras llovían pelotas de plástico por todas partes.

Momento de bajar revoluciones con McKinnon cogiendo la guitarra acústica para ponernos un poco románticos con “If It Means A Lot To You” y ese famoso ‘la, la, la… la, la, la’ que coreaba todo el público al unísono. Pero para terminar faltaba algo con chicha de nuevo como “The Downfall Of Us All”, que volvía a desatar las hostilidades en la pista. Gran presentación de los chicos de Ocala, que una vez más supieron llevarse al público a las palmas de sus manos a pesar del calor.

 

DEVILDRIVER (7/10)

Hemos visto varias veces a DEVILDRIVER golpeando con fuerza en varios festivales y salas, pero en esta ocasión la frialdad por parte del público era algo que no esperábamos de nuevo. Una banda como esta, que destaca por armar una buena en la pista a base de circles y mosh pits, de wall of deaths, pero en esta ocasión el sonido no fue del todo bueno y además como digo el ambiente estaba un poco enrarecido.

Y eso que arrancaron enormes con “End Of The Line” con el pistón apretado a tope, pero hubo un pequeño bajón curiosamente hasta la llegada de una nueva como “Daybreak”. Dedicaron el set a canciones menos habituales, aunque no perdonaron un cañonazo como “Clouds Over California” o la definitiva “Meet The Wretched”. La verdad es que no se dieron ni las mejores condiciones ni una actitud abrumadora por parte de la banda para hacer de este un concierto al que nos tienen acostumbrados. Es decir, cumplieron el trámite pero DEVILDRIVER son capaces de mucho más.

 

ALTER BRIDGE (9/10)

ALTER BRIDGE es un grupo por el que tengo debilidad, al cual he visto muchas veces, y he de decir que aunque la calidad de los cuatro músicos es tremenda siempre, el sonido no acompañó y el público tampoco demasiado. Es una lástima porque aun así sus actuaciones nunca bajan del sobresaliente y en esta ocasión tampoco, pero era una oportunidad de sacar nota y solo existió una comunión completa con el público hacia la parte final del show. “Come To Life”, “Farther Than The Sun” y “Addicted To Pain” llegaban al público en el inicio de forma distante todavía, con una banda que como es habitual no aprovechó la pasarela demasiado, pero es que tampoco les hace falta. Como dije unas líneas antes, HELLFEST es un festival que premia mucho la actitud y movilidad de las bandas, y fue con “Cry Of Achilles” cuando se produjo la primera reacción más que positiva por parte de los asistentes.

Pero el show terminó de explotar con “Isolation” y la preciosísima “Blackbird” con esas melodías de las dos guitarras fundiéndose y esa voz de Myles Kennedy recorriendo todo nuestro cuerpo atravesando todos nuestros sentidos, es siempre algo mágico y único. Con la velocidad de “Metalingus” Myles se desprende de la guitarra y se baja a cantar incluso al público, algo que anima siempre bastante el cotarro, para concluir con una muy bien acompañada “Show Me A Leader” con un sonido mucho mejor que al inicio, y la única “Rise Today”, por supuesto de lo mejor como siempre de sus actuaciones. En definitiva, sobresalientes unos ALTER BRIDGE que en Francia no tienen el calor que les dan en otras zonas como Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, incluso España.

 

OF MICE AND MEN (7/10)

Tras los últimos cambios en la banda y tras la salida del vocalista Austin, los de California han dado todas las riendas de las voces al bajista Aaron Pauley. La voz de Aaron como ya sabíamos se defiende muy bien sola, pero si es cierto que el dinamismo que da a una banda de este estilo musical (metalcore) tener un vocalista que se coma el escenario y que interactúe con el público constantemente, no es del que actualmente dispone el combo norteamericano.

Es una lástima, pero aun así defendieron bien cortes exigentes como “Would You Still Be There” o “Unbreakable”, pero echamos en falta esa actitud explosiva sobre el escenario. Tampoco faltaron “Never Giving Up” o “Pain”, para cerrar con “The Depths” y un público un tanto frío y poco numeroso para las horas que eran. Una pena que se dejasen en el tintero “Broken Generation”, pero es lo que tienen estos festivales veraniegos, que los sets se ven recortados y no siempre tocan tus temas favoritos. Al fin y al cabo, bien los americanos, sin grandes alardes pero acertados en todo momento.

 

PROPHETS OF RAGE (10/10)

¡Qué rollazo tienen estos tíos! Combo de excepción estos PROPHETS OF RAGE, con la formación de Audioslave y Rage Against The Machine a excepción de sus vocalistas, es decir, el prodigioso Tom Morello a la guitarra, Tim Commerford al bajo y Brad Wilk a la batería. A ellos en este proyecto se unen DJ Lord como DJ y Chuck D a la voz (ambos de PUBLIC ENEMY), y B-Real de Cypress Hill también a la voz. El repertorio consistiría en algún que otro tema propio, y en temas de RAGE AGAINST THE MACHINE, PUBLIC ENEMY, incluso CYPRESS HILL y AUDIOSLAVE.

La homónima “Prophets of Rage” daba el pistoletazo de salida, mientras “Testify” y “Take The Power Back” eran las dos primeras muestras de la época RATM. “Guerrilla Radio”, también de esta etapa, ponía HELLFEST patas arriba, con toda la masa de gente saltando a la vez al ritmo de este poderoso corte. “Unfuck The World” y “Bombtrack” no nos daban respiro, y dejaban paso a una coreada y repetitiva “Fight the Power” de Public Enemy que ponía este grito en el cielo de forma constante. Los dos vocalistas bajaban para darse un baño de masas junto al público con un medley que comprendía “Hand on the Pump / Can’t Truss It / Insane in the Brain / Bring the Noise / Jump Around” de forma consecutiva, con la banda descansando, excepto DJ Lord, quien se encargaba de amenizar este momento él solo junto a las dos voces.

La guitarra de Morello volvía a brillar con luz propia en “Sleep Now in the Fire” con un claro guiño a “Cochise” de Audioslave, guiño que posteriormente se haría realidad con una emotiva “Like a Stone” dedicada al fallecido hace relativamente poco Chris Cornell, sonando instrumental y con las luces iluminando el micrófono central del escenario, preciosa dedicatoria. “Know Your Enemy” y “Bullet in the Head” nos devuelven a Rage Against The Machine, y a la fiesta absoluta en el público, que también gozaba a ritmo de una de Cypress Hill como “How I Could Just Kill a Man”. ¿Y cuál podría ser el cierre soñado? Así fue, “Bulls On Parade” y “Killing In The Name Of” partiéndolo en una pista entregadísima en la mayor fiesta que recordamos de este HELLFEST 2017 sin lugar a dudas. Sin miedo a equivocarnos, Prophets fueron uno de los claros triunfadores del festival.

 

FIVE FINGER DEATH PUNCH (6/10)

Tras el espectáculo que formó Ivan Moody días antes en su actuación en Tillburg diciendo que no volvería a tocar con la banda y yéndose y viniendo constantemente al escenario, y posteriormente pidiendo disculpas y pidiendo un tiempo para liberarse de sus adicciones, nos topamos ante unos FIVE FINGER DEATH PUNCH con la misma formación pero con Tommy Vext a las voces en sustitución de Ivan. Estaba claro que no sería lo mismo, pero además es que se veía en las caras de los miembros de la banda unas sonrisas forzadas y una actitud un poco falsa por así decirlo, y es que el fantasma de aquella noche recorría seguro sus cabezas aún. En lo que a Tommy respecta, no lo hizo mal, pero se notaban claras deficiencias en su voz para las composiciones. Hay que echarle pelotas de todas formas para salir y dar la cara sustituyendo a la voz del grupo, pero es un hecho que sin Ivan Moody no deja de ser una especie de tributo a su propia banda. Arrancaron con “Lift Me Up” y “Never Enough” sin dejarse nada y sonando bastante bien. “Wash It All Away” y “Got Your Six” son dos nuevos grandes aciertos, y en “Bad Company” sí que empezábamos a echar realmente en falta las voces limpias de Moody, como en los graves de “Jekyll and Hyde”.

Nos sorprendieron con dos baladas de dos bandas muy importantes, como el “We Will Rock You” de Queen, y “Black Hole Sun” de Soundgarden en honor a Chris Cornell. La preciosa “Wrong Side of Heaven” no brillaba como es habitual, aunque el público con las linternas de sus móviles y sus voces creo una gran atmósfera, de lo mejor del show.

La despedida la marcaban “Under and Over It” y una grandísima “The Bleeding” que nos dejó una despedida un tanto forzada también, con todos los miembros de la banda abrazándose de forma muy ostensible. En definitiva, la banda no pasa por su mejor momento, es un hecho, y eso que Tommy demostró en Madrid haberse acoplado bastante más a la banda con tan solo una semana de diferencia, pero estamos en lo mismo, el verdadero vocalista le pese a quien le pese es Ivan Moody, aunque Tommy se merece el sobresaliente de la actuación por comerse el marrón tan curioso que se ha tenido que comer y sacar un concierto en ‘prime time’ en un festival tan importante como es HELLFEST.

 

LINKIN PARK (9/10)

Muchas críticas, expectativas negativas y comentarios contrarios había recibido la banda californiana en los últimos tiempos, pero había que corroborarlo en directo, y la sensación que nos llevamos en Clisson (al contrario que en Madrid una semana después) fue excelente. Un combo sonando perfecto, con mucha fuerza y con un setlist que acompañó mucho en su show. Con Chester Bennington a la voz, Mike Shinoda a los teclados, guitarras y voces, Joe Hahn en el puesto de DJ, Rob Bourdon tras los platos, Brad Delson con sus famosos cascos a la guitarra y David Farrell al bajo aparecían los norteamericanos en escena para demostrar que aún siguen teniendo un potente directo. “Talking to Myself” daba un buen empiece a su show a pesar de pertenecer a su último trabajo, mientras la melodía sintetizada de “Burn It Down” era muy coreada, para dejar hueco a una “The Catalyst” que también tuvo una grandísima acogida. “Wastelands” y “One Step Closer” suponía el primer verdadero alegrón para los fans de siempre de LP. “Castle of Glass” nos daba un respiro, pero es que hasta otra nueva como “Good Goodbye” sonaba a las mil maravillas acompañada por las palmas y las voces de los fans de las primeras filas.

“Lost in the Echo” nos devolvía de nuevo unos años atrás, mientras “New Divide” e “Invisible” suponían realmente el bajón más grande de su show (no fue para tanto). Las primeras notas de “Breaking the Habit” desataban la locura por completo en todo el público, hasta desde donde estábamos viendo el concierto nosotros en ese momento (bastante lejos) la recepción fue enormemente positiva, con una outro cantada ‘a capella’ junto al público, como la emotivísima “Crawling” interpretada a piano que erizaba nuestro vello con Chester cantando intensamente junto a sus seguidores de las primeras filas.

Estaba en modo perfecta la locomotora sonora de LINKIN PARK, y es que una versión nueva de su “Leave Out All the Rest” servía de aperitivo para lo que se venía, y eso que sonó de lujo. “From the Inside” no se la esperaba nadie, y es que nunca la habían tocado en este tour, pues qué mejor que cantarla en HELLFEST. Las melodías de “What I’ve Done” nos hacían saltar de lo lindo con un solo de guitarra brillante. No podía faltar una increíble “In the End” con el público al unísono cantando por completo la primera estrofa ante la estupefacción de la banda, enganchando con una gran “Faint” y la tremenda “Numb” con la versión “Numb/Encore” en la parte inicial y final.

Era evidente que esta dinámica tan positiva no podía continuar mucho más, y es que llegaba su criticado nuevo single “Heavy”, que sirvió para tomarse un pequeño respiro y además hay que decir que Chester la bordó vocalmente, como casi todo el show. Me gustaría comentar también ese bulo que ha surgido que le tiraron una jarra de plástico en este momento a Chester, realmente no fue así y es que sucedió lo mismo en varios conciertos como AIRBOURNE creo recordar, siempre hay gente que se dedica los vasos y jarras al foso por tocar las narices, nunca con la intención de dar a los músicos imagino, aunque algún día sucederá y nos llevaremos las manos a la cabeza, pero borrachos tontos los hay en todos lados.

“Papercut” recuperaría el nivel de los anteriores temas a la perfección, con un Shinoda formando un combo perfecto con Bennington al frente del escenario para terminar con la formidable “Bleed It Out” y esa melodía inicial de guitarra que invita siempre a acompañar con palmas, brillante modo de cerrar un concierto que sin duda tuvo unos pocos altibajos al principio, pero el setlist terminó dando poco respiro. Es normal que tengan que tocar canciones del último trabajo, pero lo disimularon bastante bien en un set bastante bien escogido. No serán los LP de “Hybrid Theory” ni de “Meteora”, pero el nivel del concierto de esta noche fue excelente, superaron claramente nuestras expectativas, aunque como he dicho al principio, en Madrid nos las tiraron por tierra.

 

SLAYER (7/10)

Para despedir el festival, nos encontrábamos con un duelo de dos bandas, SLAYER y THE DILLINGER ESCAPE PLAN, y nos decidimos por ver un tramo de ambos conciertos. SLAYER les hemos visto varias veces estos últimos años y no fue el mejor concierto en comparativa ni mucho menos de los gigantes del thrash metal.

Las condiciones no eran ni mucho menos las mejores, último concierto del festival, cansancio, muchos que abandonaban antes para terminar de recoger sus bártulos o descansar un poco, y un sonido bastante embarullado desde el inicio con “Repentless”, todo un nuevo cañonazo, o “Mandatory Suicide”. Teníamos que abandonar su concierto y qué mejor que hacerlo tras un trallazo como “War Ensemble”, poniendo Tom ese grito en el cielo de forma atronadora mientras Holt y Kerry King se pasaban los solos como si estuviesen jugando al ping pong. Actuación un tanto deslucida por las circunstancias que rodeaban su presentación.

 

THE DILLINGER ESCAPE PLAN (8,5/10)

Mientras en los mainstages las fuerzas en el público se habían consumido, en la Warzone había ganas de juerga para rato aún. Y es que el público desde la salida de THE DILLINGER ESCAPE PLAN se llevó en volandas a la banda, crecida sobre el escenario con su peculiar estilo musical, de lo más cortante, agresivo y brutal que se puede ver en un escenario. Contraluz constante que hacía daño a las retinas como es habitual para “Prancer” o “When I Lost My Bet”, las dos iniciales del set. Continuaron con una dosis de brutalidad inusitada a base de “Black Bubblegum” o “Milk Lizard”, con una banda volviéndose literalmente loca sobre el escenario para corresponder a sus seguidores. Concluían con su ejemplo de tremendo mathcore los estadounidenses con “Limerent Death” y la imprescindible “43% Burnt”. Tremendo derroche de energía para exprimir nuestro cuerpo hasta el último aliento. Violencia, destrucción y agresividad a raudales para acabar un festival en condiciones.

Este es el final de HELLFEST 2017, toca recoger los trastos y camino de vuelta tras un último día cargado de emociones. Con LINKIN PARK callando bocas, unos PROPHETS OF RAGE demoliendo todo y ofreciendo su mejor versión, ALTER BRIDGE poniendo el toque de calidad, Skindred y MOTIONLESS IN WHITE poniendo la fiesta, THE DILLINGER ESCAPE PLAN poniendo la agresividad, FIVE FINGER DEATH PUNCH con su resaca negativa y triste, y SLAYER y DEVILDRIVER no teniéndolas todas consigo en sus respectivas actuaciones.

Así concluye otra edición más de uno de los mejores festivales de Europa sin lugar a dudas, con una organización como siempre a la altura, solucionando todos los problemas que se presentaban cada día tanto en los fosos por las pasarelas que otros años no nos permitían fotografiar a ciertos grupos, por ejemplo. Supliendo el calor a base de agua fría en todas las numerosas fuentes, pero preferimos estas condiciones a lluvias torrenciales que embarren todas las instalaciones por supuesto a pesar de las polvaredas que se formaban frente a los escenarios ante el poco aguante del césped ante tal calor, algo que el año pasado no sucedió, ya que los días fueron bastante más frescos. Las zonas de restauración funcionando a las mil maravillas, los accesos igual y a las horas previstas, la zona de prensa excelente superándose en esta ocasión mucho más, con una nueva carpa mucho más fresca para poder trabajar a gusto, dos fuentes que terminaron siendo piscinas, y unos cargadores de móviles gratuitos en varias zonas del festival.

Atención constante para nosotros como prensa, algo a lo que no estamos acostumbrados en este país, con una recepción en la que siempre hay alguien dispuesto a ayudarte y solucionar tus dudas, además de la aparición constante de los ‘jefazos’ del festival por esta zona para tener contacto directo con los trabajadores que estábamos allí. Esto es lo que hace grande a un festival, primordialmente un trato amable y sincero, primando el bienestar de las personas por encima del cartel que traen, que ya de por sí es espectacular, y es que todo son facilidades tanto para la prensa como para el resto de trabajadores del festival como para el público general.

Hay que cuidar a la gente y hacerle sentir como en casa para que esta quiera regresar al festival. HELLFEST año tras año lo consigue, y ahora solo nos queda contar los días para la edición de 2018, que no sabremos el cartel que tendrá (seguramente alucinante como siempre), pero lo que está claro es que seguiremos siendo tratados como personas y no como animales en manada. HELLFEST está a la cabeza de los festivales europeos por todo esto, por saber escuchar y rectificar cuando hay que hacerlo, no por las bandas que trae. ¡Hasta el año que viene!

Texto y fotos: Óscar Gil Escobar

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.