Inicio Conciertos Crónica y fotos del HELLFEST del viernes 17: Resumen, RAMMSTEIN, TESTAMENT, ANTHRAX,...

Crónica y fotos del HELLFEST del viernes 17: Resumen, RAMMSTEIN, TESTAMENT, ANTHRAX, BULLET FOR MY VALENTINE, HATEBREED, VOLBEAT, DELAIN , etc

2
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
CELTIAN - Madrid

 

Crónica y fotos del viernes 17: Resumen, RAMMSTEIN, TESTAMENT, ANTHRAX, BULLET FOR MY VALENTINE, HATEBREED, VOLBEAT, DELAIN , etc

Viernes 17, Sábado 18 y Domingo 19 de Junio de 2015 – Clisson – Francia

El festival galo por excelencia y con once años de trayectoria llega de nuevo con uno de los mejores carteles del continente, como siempre compitiendo por ser uno de los mejores festivales de Europa, HELLFEST ya está aquí. Para esta edición, dos cabezas de cartel como BLACK SABBATH y RAMMSTEIN lucían en lo alto junto a otras bandas importantísimas como TWISTED SISTER, WITHIN TEMPTATION, DISTURBED, BRING ME THE HORIZON o VOLBEAT, entre más de 140 bandas que conforman una plantilla de primer nivel.

Una vez llegados a la zona del festival, nos topamos con ese concepto artístico que siempre acompaña al festival, es decir, la guitarra eléctrica de la rotonda de la entrada al festival, la escultura homenajeando a Lemmy este año como novedad, la zona de entrada a la “catedral” del heavy metal… Son muchas las mejoras las que encontramos año tras año en Clisson. Algo que mejoró mucho el festival en la anterior edición fue la creación de espacios de césped en los escenarios principales, pues bien, este año el césped se generalizó prácticamente en la totalidad de la zona de conciertos del festival.

En lo que a seguridad respecta por ser Francia, en plena Eurocopa, y con la constante amenaza del terrorismo, a cada paso que dabas era imposible no toparse con un policía armado, por lo que en ningún momento se nos pasó por la cabeza nada distinto a disfrutar plenamente de la música en vivo. En cuanto a la prensa, otro año de gran gestión por parte de la organización, ya no podemos destacarlo porque no nos sorprende, contamos con una amplia zona para prensa y VIP, aunque el único punto negativo ha sido que con la masificación tan grande del festival, es realmente imposible una vez sales del foso, regresar al acceso al mismo rodeando los dos escenarios principales entre la gente, y no te cuento si te acercas a cualquier otro escenario.

Es una queja generalizada por todos los fotógrafos y la organización nos ha comentado que lo tiene en cuenta y están trabajando en ello (lo único que estas palabras allí sí son verdaderas), y es que se debería hacer un acceso directo desde la zona de prensa a los escenarios principales al menos (que son sin duda los más concurridos a partir del mediodía), algo que no es difícil teniendo en cuenta la poca distancia que hay entre ambos puntos.

 


 

Día 1Viernes 17

DELAIN + AUDREY HORNE + NASHVILLE PUSSY + SHINEDOWN + HALESTORM + MASS HYSTERIA + ANTHRAX + TURBONEGRO + BULLET FOR MY VALENTINE + HATEBREED + VOLBEAT + DROPKICK MURPHYS + RAMMSTEIN + TESTAMENT + KVELERTAK

Y vamos a lo que más nos interesa, la primera jornada de festival, que cuenta con el gran aliciente de RAMMSTEIN para muchos, y con grandes bandas como VOLBEAT, ANTHRAX, DROPKICK MURPHYS… Pues las previsiones meteorológicas se cumplían, y es que cuando llueve en Hellfest es hasta divertido generalmente, la tónica meteorológica de todo el festival, exceptuando el último día que el sol no nos dio respiro, fue sol y nubes que descargaban pequeñas duchas ligeras muy de vez en cuando (esa lluvia similar a un aspersor cuando te moja de lejos). Por lo que ni se formó barro, ni se formó polvareda, un clima perfecto para disfrutar de un festival de esta magnitud.

DELAIN

Arrancamos el festival en el Mainstage1 con DELAIN, una banda que con Charlotte Wessels al frente no tardaba en presentarnos ese sonido de metal sinfónico tan moderno y fresco como el de su último single “Suckerpunch”, todo un cañonazo para empezar nuestras andadas en HELLFEST. Sí que es cierto que el setlist fue demasiado “nuevo”, con temas de la última época de la banda como “Get The Devil Out Of Me” o la más nueva incluso “Army Of Dolls”, dos grandes hits que sin embargo contrastan con “Don’t Let Go”, que pasaba más desapercibida. Final con “Pristine” de un concierto muy cortito pero que nos dejó sin otros hits como “The Gathering” o “Sleepwalkers Dream”, además de dejarnos con ganas de algo de su “April Rain”. Aun así, actuación correcta de los holandeses.

 

AUDREY HORNE

Con su sonido tan particular y potente salían a escena AUDREY HORNE, con su hard rock desde Bergen nos hacían movernos desde el inicio con “Redemption Blues” o “Youngblood”. Gran sabor de boca el que deja esta banda en directo con una actitud arrolladora y un sonido fresco y renovado dentro del hard rock, ejemplo de ello es “Out Of The City” o la final “Waiting For The Night”, sin duda ejemplo de que no todo el hard rock es igual, ellos aportan algo distinto a este género, y su sonido es perfecto para desperezarse de buena mañana, y es que es más bien hora del desayuno que de concierto.

 

NASHVILLE PUSSY

Tras la noticia de que Tremonti anulaba su concierto, que al final acabó celebrándose en el escenario Valley a eso de la una de la madrugada por problemas con su vuelo, era el turno del torbellino de Atlanta, o lo que es lo mismo Ruyter Suys y sus NASHVILLE PUSSY. Ese sonido de puro rock and roll sucio, esa actitud macarra y descarada, y cortes cortos y directos como “Struttin’ Cock” o “I’m So High” no paraban de hacernos agitar nuestras cabezas, para cerrar con “Good Night for a Heart Attack”. Puro show que se queda un tanto grande para un festival, y es que NASHVILLE PUSSY es un grupo de sala íntima, es ahí donde muestran su verdadera cara. A pesar de ello, nunca está demás disfrutar de este sonido a media mañana.

 

SHINEDOWN

Los americanos están siendo una de las grandes sensaciones a su paso por Europa, y es que como dijimos en anteriores crónicas en Estados Unidos son capaces de encabezar carteles, cuando aquí aún se tienen que conformar con tocar 30-40 minutos. Aun así actitud irreprochable para unos SHINEDOWN que volvieron a salir a demoler Clisson con un sonido pluscuamperfecto de nuevo, rotundo, contundente y a la vez limpio. Sonaron piezas nuevas como “Asking For It” o “Cut The Cord” (para mi gusto pocas de su último disco), y otras que no pueden faltar como la bonita “Second Chance” con un Brent Smith crecido y un Zach Myers a la guitarra que nos traía la definitiva y arrolladora “Sound Of Madness”. Como digo, show con canciones muy repartidas de sus discos y que nos dejó la sensación de que este era el impulso necesario de SHINEDOWN en Europa, brillantes de nuevo.

 

HALESTORM

Y tras la hora de la comida, tocaba bajarla a ritmo de otros americanos, estos liderados por la inigualable Lzzy Hale, quien volvió a dar una verdadera lección de cómo hacer vibrar un festival ya sólo con su voz, y si a eso sumamos la pegada de su hermano Arejay tras los platos y de Joe y Josh a las cuerdas ni os imagináis. Sonido de nuevo perfecto para disfrutar de “Love Bites (So Do I)” para iniciar el show. Continuaron enlazando temas de su nuevo disco uno detrás de otro, algo que echábamos en falta en los anteriores y que ellos sí supieron hacer y de qué manera ya que nunca es fácil, y eso que su anterior disco quizás supuso el “boom” definitivo de la banda. Entre ellos encontramos “Amen”, “I Am The Fire” o “I Like It Heavy”, para cerrar con el grito desgarrador de Lzzy en “I Miss The Misery”. Conciertazo en el que el sonido, setlist, actitud y espectáculo están más que a la altura, sin olvidarnos del solo de Arejay con sus baquetas gigantes, son americanos hasta para eso.

 

MASS HYSTERIA

Un servidor no es demasiado partidario de mezclar política y música, pero ver directos como el de Mass Hysteria en HELLFEST no tiene precio. Los franceses, cantando mayoritariamente en su idioma además, consiguieron llevarse de calle al público (no únicamente nacional) con su sonido demoledor. Se desató una verdadera batalla en el Mainstage2 a ritmo de “Chiens de la casse” o “Vae Soli”, sorprendiendo a aquellos que no conocíamos demasiado a la banda. Probablemente estemos ante una de las bandas galas más prometedoras tras GOJIRA, que dejó de ser promesa hace un tiempo ya. Energía por los cuatro costados, gran presentación de Mass Hysteria para terminar de bajar la comida.

 

ANTHRAX

¿Qué nos queda por decir de ANTHRAX? Los de Nueva York volvieron a hacerlo, pusieron patas arriba HELLFEST a ritmo de sus grandes clásicos, no tenemos mucho más que decir tras haber disfrutado últimamente en varias ocasiones de sus shows. “Caught In A Mosh” o “Got The Time” no deberían faltar en ningún festival, es fiesta pura en esencia, y si a eso sumamos a medio HELLFEST coreando “Antisocial” o moshpiteando a ritmo de “Indians” ya está todo hecho. Un huracán en escena con su puesta en escena de lo más enérgica siempre con Bello, Scott Ian y Belladona sin parar. Siempre es lo mismo y no por eso nos deja de gustar, excelentes de nuevo.

 

TURBONEGRO

Turno para los marineros y músicos más fiesteros y juerguistas, hablamos de TURBONEGRO. A caballo entre Oslo y Londres está el origen de la banda, y Clisson fue de nuevo testigo de otro abordaje en toda regla. Su sonido desenfadado, festivo y sobre todo punk desató de nuevo la fiesta en la pista con una sonrisa generalizada mientras sonaban “The Age of Pamparius”, “You Give Me Worms” o la clásica “All My Friends Are Dead”. Cortes divertidos con letras aún más divertidas y con una puesta en escena a su altura, con ejemplos como “City Of Satan” o la definitiva “I Got Erection”. Los marineros demostraron que en tierra, y concretamente en tierras galas saben defenderse como gato panza arriba.

 

BULLET FOR MY VALENTINE

Los galeses BULLET FOR MY VALENTINE han demostrado con este último trabajo que vuelven un tanto a sus orígenes, dejando un poco atrás su época más comercial, algo que los fans de la banda agradecen como se hizo saber esta tarde en HELLFEST. Tras su paso más sin pena ni gloria en 2013, esta tarde sí hicieron honor a su nombre con “No Way Out” para iniciar de una forma impecable.

No faltaron clásicos ya como “Your Betrayal”, la velocidad de “Scream Aim Fire”, “Tears Don’t Fall”, con ese inició que desató los chillidos de las fans de la banda, o la definitiva y agresiva “Waking The Demon”. Gran estado de forma por el que atraviesan actualmente Matt Tuck y los suyos.

 

HATEBREED

En esta ocasión para mi gusto el show de HATEBREED se me antojó un tanto descafeinado, al menos en pista, recuerdo conciertos más violentos y cargados de adrenalina de una banda que vive mucho de ello, y eso que arrancaron a las mil maravillas llamando a la lluvia con “Destroy Everything”, donde comenzaba el primer chaparrón de verdad del festival. Empezar con un pelotazo como ese no te garantiza nada, creo que la banda falló ahí en el set, aunque tampoco se quedaron cortas algunas nuevas como “Looking Down the Barrel of Today” o “A.D.”. No faltaron clasicazos como “Live For This” o la celebradísima “I Will Be Heard”, pura energía que no te permite ni un segundo de descanso. Como digo, quizás la parte media del show flaqueó un poco respecto a los grandes clásicos de la banda, algo que en un concierto de HATEBREED no es un fracaso, pero es un pequeño punto negro. Aun así, gran chute de adrenalina para el cuerpo.

 

VOLBEAT

Ahora sí, el combo de origen danés VOLBEAT llegaba a HELLFEST con nuevo disco bajo el brazo, el que probablemente supondrá el salto definitivo a lo más alto del nuevo escalafón del rock / heavy metal. Gracias a ellos, entre otras bandas, sabemos que cuando los gigantes que pusieron la bandera del rock y heavy metal en todo lo alto no estén sobre los escenarios, habrá un relevo que a algunos gustará y que a otros no tanto, pero lo que está claro es que este estilo musical nunca morirá, siempre habrá algo nuevo como es VOLBEAT. Con Michael Poulsen al frente y con Caggiano ya adaptado al cien por cien a la banda, nos hacían gozar desde el inicio con una gran “The Devil’s Bleeding Crown”, con Poulsen en un estado vocal excelente.

Con todo a favor excepto el tiempo de actuación, para mi gusto demasiado breve para todos los grandes temas que tienen ya en su haber, no terminaron de dar un concierto sobresaliente, ya son varias veces las que hemos disfrutado de esta banda y esta vez me faltó algo, no sé exactamente el qué, pero hubo varios momentos de parón en el público, no tuvieron continuidad en esa conexión que no puede faltar con el respetable. “Sad Man’s Tongue” seguirá siendo el homenaje a Johnny Cash hecho obra maestra, “Hallelujah Goat” es una recuperada en sus sets que se agradece muchísimo, y “For Evigt” va camino de convertirse en el nuevo himno de la banda.

No puede faltar el rockabilly de “16 Dollars”, de lo mejorcito de su actuación, pero “Goodbye Forever” y “Fallen” bajaron el listón bastante, y siendo esta última un clásico de la banda que no podía faltar. Con “Doc Holliday” pasa un poco lo mismo, pudiendo quizás haber sido sustituida por “The Hangman’s Body Count” o “The Lonesome Rider” de ese mismo disco, canciones más movidas para un directo más breve de lo que habitualmente hacen. El final sí que fue más que correcto con un nuevo trallazo como “Seal The Deal”, todo un acierto, “Pool Of Booze, Booze, Booza” y “The Mirror And The Reaper” para poner el broche a un concierto que en esta ocasión no pasó de correcto y eso que sigo pensando lo mismo de esta banda, que ya no son el futuro, que son toda una realidad y que estarán en lo más alto durante muchos años siguiendo por este camino. Una pena que no hubiera esa comunión absoluta con el público y que contasen con menos tiempo del que algunos esperábamos.

DROPKICK MURPHYS

Era el momento de desempolvar la bandera irlandesa y la boina y asistir a una verdadera fiesta como la de DROPKICK MURPHYS, quienes con ese sonido punk-folk rock nos hacían bailar cerveza en mano todas y cada una de sus canciones como “The Boys Are Back” o “Prisoner’s Song”. No faltó el “You’ll Never Walk Alone” para muchos famoso por el equipo de fútbol de Liverpool, o “The State Of Massachusetts” con esa intro de banjo tan particular. Para cerrar cómo no, llegaría “I’m Shipping Up To Boston”, ese himno por excelencia que hizo famoso la banda de Boston y que es archiconocida en cada lugar del planeta, un fin de fiesta apoteósico en uno de los conciertos más divertidos y festivos del festival, tras verlos en sala y en festival, es uno de esos grupos que pertenece más a los segundos, y es que es allí donde pueden desplegar por completo su show. De lo mejor del día sin lugar a dudas.

 

RAMMSTEIN

Y aquí llegaba nuestra duda, o ver la totalidad del show de RAMMSTEIN, el cual habíamos visto días antes en Viena, o ver un tramo de RAMMSTEIN y aprovechar y ver dos bandas más como son TESTAMENT y KVELERTAK, pues nos decantamos por lo segundo. La banda germana desplegaba su enorme show en Francia con Lindemann al frente, aunque he de decir que lo poco que pude ver en esta ocasión de su show no fue ni mucho menos mejor al de días antes en Viena, donde jugaban prácticamente en casa y tanto la entrega como el sonido fue bastante mejor. Únicamente pudimos ver “Ramm 4”, “Reise, Reise” que siempre suena impresionante, y “Hallelujah”, tras lo que teníamos que movernos al Altar para disfrutar de TESTAMENT.

 

TESTAMENT

Nos movíamos a la carpa porque realmente sabíamos que con TESTAMENT no podíamos fallar, y así fue, vimos a unos TESTAMENT con un Chuck Billy crecidísimo y con un sonido que no terminaba de acompañar, pero poco importaba al plantarte ante temas como “Over The Wall” y esas melodías de guitarra dobladas, “Rise Up” de las más nuevas, y “The Preacher” para arrancar. Los circle pits no paraban a ritmo  de “Into The Pit” o la recuperada “The New Order”. Una de las piezas que mejor recepción tuvo fue sin duda “More Than Meets The Eye” con un público coreando esa parte más melódica del tema. Cerraron con “The Formation Of Damnation” un directo directo a la yugular, valga la redundancia. Mereció la pena atravesar la tremenda masa de público que se agolpaba para ver a RAMMSTEIN.

KVELERTAK

Sin duda uno de los mejores conciertos del festival, y es que con una Warzone ardiente, con un aspecto de cárcel infernal y con hora y media por delante de show, tenían una oportunidad de oro para dar otro puñetazo más en la mesa. Los noruegos con ese sonido tan particular y especial que hace tan distinta a esta banda consiguieron poner patas arriba la Warzone a ritmo de cortes nuevos como la inicial “Dendrofil For Yggdrasil” y “1985”, dando paso pronto al primer clásico como “Mjod” y seguir con más éxitos como “Manelyst” y la genial “Evig Vandrar”. Tremenda sonó también “Blodtorst”, otro de los temas que los dio a conocer a muchos, o la más que efectiva “Udentro”. Tiempo ahora para más nuevas y acertadas como “Nattesferd” o “Svartmesse”, de lo mejorcito del último plástico. Para cerrar el show no podían faltar “Bruane Brenn” y la homónica “Kvelertak”, para dejar claro el nombre de la banda que esta noche había dado otro paso más adelante en su prometedora carrera. Promotores de España, estáis tardando en traer otro fenómeno creciente como KVELERTAK a nuestras tierras encabezando un cartel, y es que menuda hora y media nos regalaron de buena música.

Texto y fotos: Óscar Gil Escobar

Fotos RAMMSTEIN: Hellfest

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

2 COMENTARIOS

  1. Era la tercera vez que iba a ver a Volbeat y me fui muy decepcionado. Parece que no tenían ganas de darlo todo y en Viveiro he leído crónicas similares. Si son demasiados bolos para ellos, que paren. Es preferible eso a dar esa imagen.
    Yo tampoco vi a Rammstein. En su lugar tuve una de las experiencias más intensas de mi vida con Sunn O)) en el Valley. Qué salvajada ver y sentir eso en directo!