Inicio Conciertos Crónica y fotos del HELLFEST del sábado 18: TWISTED SISTER, KORN, JOE...

Crónica y fotos del HELLFEST del sábado 18: TWISTED SISTER, KORN, JOE SATRIANI, DISTURBED, WITHIN TEMPTATION, FOREIGNER, BRING ME THE HORIZON, LOUDNESS, etc

0
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
CELTIAN - Madrid

 

Crónica y fotos del sábado 18: TWISTED SISTER, KORN, JOE SATRIANI, DISTURBED, WITHIN TEMPTATION, FOREIGNER, BRING ME THE HORIZON, LOUDNESS, etc

Viernes 17, Sábado 18 y Domingo 19 de Junio de 2015 – Clisson – Francia

 

Día 2Sábado 18

+ LOUDNESS + AUGUST BURNS RED + GLENN HUGHES + DARK FORTRESS + ATREYU + SIXX A.M. + FOREIGNER + SICK OF IT ALL + JOE SATRIANI + DISTURBED + WITHIN TEMPTATION + BRING ME THE HORIZON + TWISTED SISTER + KORN

El día sin cabezas, y es que TWISTED SISTER y WITHIN TEMPTATION compartirían esta noche la cabeza del cartel, con más bandas importantes como BRING ME THE HORIZON, DISTURBED, FOREIGNER o SIXX A.M. Nos esperaba otro día sin descanso con total presencia en los Mainstages, y es que ni los horarios ni las masas para volver al foso nos permiten acercarnos hoy a otros escenarios.

LOUDNESS

Buena masa de público a pesar de ser una hora temprana para recibir a la banda nipona. Uno de los clásicos ochenteros que sonaban en la época dorada del Canciller día tras día. Nos hicieron despertar a ritmo de clásicos como “Crazy Nights” o “Heavy Chains”, además las primeras en llegar. Hard rock de calidad con un sonido excelente, aunque aún con el público un poco quitándose las legañas. Nos brindaron un set corto pero más que correcto. Nos dejaron con ganas de más.

 

AUGUST BURNS RED

La banda de hardcore y metal de Lancaster nos terminaba de despertar con un sonido potente y a la vez de mucha calidad, esa es la clave del éxito de esta banda. Un público un poco más entregado aunque no demasiado no permite la máxima entrega de una banda que terminó dando un concierto más que correcto eso sí, porque la contundencia sonora de la banda, además de algún wall of death o circle pit en la pista terminaron de desperezarnos. “Martyr” o “Identity” tardaban poco en llegar, ya que arrancaban con fuerza su show, una energía que se mantendría hasta las últimas notas de “White Washed”, la definitiva que marcaba el final de un concierto al que le faltó adrenalina a pesar del movimiento en la pista ante una banda de este estilo.

 

GLENN HUGHES

El proyecto de Hughes en solitario no terminó de convencer tampoco en HELLFEST a pesar de mostrarse de lo más comunicativo con su público, y es que está genial revisitar composiciones maravillosas como “Stormbringer” o “Mistreated”, pero ni suenan igual que en otros formatos, ni tienen la misma pegada. “Burn” puso patas arriba HELLFEST, pero más de lo mismo, hemos visto ese tema haciendo vibrar en varias ocasiones otros recintos y suenan un tanto descafeinados, pero en modo “remember” no está nada mal escuchar clásicos así en un festival. Además no contaron con el mejor sonido, un tanto saturado y con demasiada presencia del bajo de Glenn como es habitual.

 

DARK FORTRESS

Mientras Glenn hacía suyo el escenario principal, los alemanes DARK FORTRESS desarrollaban su black metal extremo en el Temple ante una buena masa de público que disfrutaba de una puesta en escena perfecta para una banda de este estilo mientras interpretaban piezas tan interesantes como “Chrisalys”, de lo poco que nos dio tiempo a escuchar antes de regresar a los escenarios principales. Con tres crucifijos boca abajo a modo de iluminación en lo alto el Temple, uno de los escenarios de la carpa, y la escenografía llevada por la banda, la atmósfera que crearon era sumamente intimidante. Eso sí, de nuevo sucede lo mismo que con TESTAMENT en la jornada anterior, el sonido rebota demasiado y con un sonido tan extremo no se termina de apreciar nítidamente cada uno de los instrumentos.

 

ATREYU

Los americanos son pura adrenalina en directo, cuentan además con un sonido más comercial que otras bandas del género lo que hace que la masificación de público sea importante aunque estemos ya en la hora de la comida para muchos. Sin embargo, la pega que pongo a la banda es que su vocalista Alex no es la típica figura de frontman a la que estamos acostumbrados, y es que no tiene ese papel de maestro de ceremonias, además de cantar incluso en menos momentos que Brandon Saller, batería y a la vez también vocalista de la banda, ¡y qué voz tiene! La verdad es que estos aspectos descuadran un poco, lo que hizo que la gente fuese desplazándose poco a poco a otras zonas, pero es curioso que la canción más celebrada de ATREYU fuera esa versión de BON JOVI y su “You Give Love A Bad Name”. Malo cuando eres una banda con tus propias canciones y llegan más versiones de otros grupos que tus composiciones. No se dieron las circunstancias para hacer de este un gran show del grupo, una lástima.

 

SIXX A.M.

Uno de los platos fuertes del día era sin duda ver en escena a Nikki Sixx (ex- MÖTLEY CRÜE) al bajo, DJ Ashba (ex- GUNS N ROSES) a la guitarra y James Michael a la voz, sólo hay que ver como estaba el Mainstage 1 de gente a las tres de la tarde. Y vamos a lo que nos ocupa, son sumamente espectaculares, sobre todo DJ Ashba subiéndose prácticamente por las paredes del escenario, o un Nikki al que siempre le ha gustado animar el cotarro desde el primer plano del escenario. No tardaba en llegar su nuevo tema “Rise” haciendo alzar el puño a medio HELLFEST, con una potencia sonora propia de las bandas americanas, y es que es otro mundo cuando una banda americana sube a escena. Y te pueden gustar más o menos musicalmente, porque realizan un sonido moderno, alejado del sonido de sus bandas originarias, pero “Stars” o su definitiva y quizás su máximo hit “Life Is Beautiful” son dos piezas ineludibles que dan la altura que va alcanzando la banda. Espectaculares escénicamente.

 

FOREIGNER

Y tras un pequeño descanso llegamos a otro de los conciertos del festival. Qué elegancia, qué tablas, qué calidad, son FOREIGNER y demostraron hasta a los más amantes del metal extremo primero que no son una banda solo de baladas y segundo que además son capaces de emocionar y transmitir con su música una barbaridad. Kelly Hansen sigue demostrando que no tiene nada que envidiar actualmente a Lou Gramm en cuanto a frontman y en cuanto a voz, de las voces más perfectas que se pueden escuchar a día de hoy. Potente aunque quizás con demasiado teclado sonó “Head Games”, pero para “Cold As Ice” el sonido se estabilizaba de nuevo, y es que un clásico así debe sonar a las mil maravillas, y así fue. Más clásicos como “Feels Like The First Time”, “Urgent” o “Jukebox Hero” nos llevaban a uno de los momentos del festival, en el que Hansen nos invitaba a abrazar a la persona que tuviéramos al lado (da igual quien fuera) para “I Want To Know What Love Is”, las lágrimas saltaban y los vellos se erizaban a la velocidad que iban y venían las nubes en Clisson. Cerraron sublimes con “Hot Blooded”, otro exitazo que sonó muy potente desde el primer riff de Mick Jones. Un servidor ya ha tenido la suerte de ver varias veces a esta banda en directo, pero si aún no lo has hecho y estás pensándotelo, no lo dudes ni un minuto más.

 

SICK OF IT ALL

Otro concierto para recordar, y es que esto es adrenalina en directo. Qué energía transmite la banda en directo, sin parar de saltar, correr y brincar mientras desarrollan un sonido devastador, contundente y apisonador, con algún pequeño altibajo en cuanto a la intensidad de la amplificación. Pero en general, pocas bandas de este género han logrado sonar así en HELLFEST, ejemplo de ello son “Injustice System” o “Machete”. El odio se terminaba por desatar en “World Full Of Hate” con otro wall of death para la memoria del festival galo. Concierto de canciones breves, directas y agresivas, no nos dieron respiro durante sus cincuenta minutos de actuación.

 

JOE SATRIANI

Calidad a raudales, pero frialdad en esta ocasión también. Otro de esos músicos que no terminaban de encajar en un festival como HELLFEST, pero Joe se mostró bastante distante desde el inicio, no se acercaba ni siquiera al frente del escenario. A pesar de que no parezca que su música encaje aquí, podría haberlo hecho con una actitud más cercana, ya que HELLFEST sabe premiar la calidad y la cercanía como ha quedado demostrado antes con FOREIGNER. “Shockwave Supernova” es brutal en directo hay que decirlo, a pesar de ser de las nuevas, sabe mantener esa capacidad de transmitir como sus piezas más clásicas, más futurista como su look, pero con ese derroche de magia que desprende. Debilidad es la de un servidor por “Summer Song”, sobre todo ese solo tan bonito en la parte media que te recorre todos los sentidos, o “Always With Me, Always With You” de las más emotivas de su actuación. Cerró con “Surfing With The Alien” un concierto muy correcto musicalmente pero en el que falló la actitud.

 

DISTURBED

Miedo tenía con la voz de Draiman en directo, ya que siempre ha flaqueado bastante en algunos conciertos y giras anteriores. Pues bien, vocalmente excelente, aunque se notan que pasan los años por todos y el movimiento constante que tenía en escena ha menguado en gran medida. Poco importa cuando escuchas su personal e impecable voz también en directo, brindándonos una actuación de las mejores del festival también, en la que no estuvieron solos. Arrancaron con piezas como “Ten Thousand Fists”, más o menos los que había para presenciar su directo, o “The Vengeful One” que sonó alucinante. Poco tardó en llegar uno de los puntos álgidos de su actuación y del festival, y es que llegaba esa famosa versión que ha hecho de “The Sound Of Silence” de Simon y Garfunkel, con un sonido más íntimo y majestuoso en el que aparece el sonido de una orquesta que acompaña su prodigiosa voz, para muchos el momentazo del festival. Para otros, fue cuando Draiman invitaba al escenario a SIXX AM al escenario para interpretar el “Shout At The Devil” de MÖTLEY CRÜE junto a ellos, o cuando invitaba a Glenn Hughes para “Baba O’Riley”. Cerraban su show con “Voices” y la archiconocida “Down With The Sickness”. Pedazo de concierto el que se marcaron DISTURBED, aunque me quedé con la espinita de que faltó “Stricken” en su set, pero aun así como digo estaría en el top5 de actuaciones del festival sin duda.

 

WITHIN TEMPTATION

Siempre es un alegrón ver en el cartel a una banda como esta, entre las mejores bandas de metal sinfónico que se pueden ver a día de hoy con una Sharon que sigue a un nivel espléndido y es que por ella no pasan los años. Con una gran escenografía relativa a su último trabajo “Hydra”, comenzaba su show tan mágico como siempre con piezas como la maravillosa “Faster” o una más veloz “In The Middle Of The Night”.

Pronto aterrizaban clásicos como “Stand My Ground”, que se alternaban con algunas más nuevas como “Covered By Roses”, pero el momento estelar fue cuando para “Paradise (What About Us?)” aparecía por un lateral del escenario Tarja, quien junto a Sharon se marcaron probablemente el dueto de más calidad del festival, dejándonos boquiabiertos por completo. Y tras esta gratísima sorpresa no puede faltar un final como el de “Mother Earth”, perfecta para cerrar una actuación en la que no disfrutamos aun así de la mejor versión de la banda, y es que pasa como con VOLBEAT, no están en su propio show y es algo que se nota demasiado. Aun así, ver como contrasta el sonido potente de la banda con la dulce voz de Sharon, acertadísima vocalmente aunque tuviese un pequeño fallo en “Faster” al olvidar la letra en cierto momento, es siempre todo un placer.

 

BRING ME THE HORIZON

“That’s The Spirit” supuso la consolidación del nuevo sonido que ha adquirido esta banda, mucho más maduro, algo que aunque no se aprecia mucho en la figura de Oli Sykes (no vamos a hablar de su estado), sí se aprecia en su sonido en directo, excelente aunque como sucedió a su paso por nuestro país, en muchas ocasiones se sirven de voces y melodías pregrabadas para acompañar la voz de Sykes, demasiadas. A pesar de ello, es increíble el fenómeno de esta banda en directo, desatando la locura por completo en una pista que no para de brincar y cantar desde el inicio de “Happy Song” con Sykes pegando saltos y moviéndose de lado a lado del escenario sin parar en ese estribillo tan potente. La también nueva “Avalanche” sonaba perfecta, y una “Shadow Moses” con la inestimable ayuda del público quedaba más que épica en vivo. Final antológico con dos piezas de este último plástico que son de lo mejor del mismo, “Throne” que te hace inevitablemente saltar y corear ese estribillo tan pegadizo, o “Drown” con todo HELLFEST haciendo temblar el suelo con sus saltos y su continuo crowdsurfing, ante lo que Oli decidió bajar al foso a ir saludando a todos aquellos que iban terminando su camino por encima de las cabezas del resto. Brillante concierto a pesar del estado de su vocalista, un tanto lamentable.

 

TWISTED SISTER

Otro nivel, y es que menudo conciertazo de TWISTED SISTER en HELLFEST. Si verdaderamente esta es su gira de despedida y sus últimos conciertos sobre el escenario como banda es salir por la puerta más grande posible. Dee Snider lo es todo, frontman, showman, en definitiva, un líder indiscutible que cuenta para mi gusto con demasiados pocos reconocimientos en su carrera. El combo neoyorkino daba el pistoletazo de salida a su show con “What You Don’t Know (Sure Can Hurt You)” y la mítica “The Kids Are Back”, pura entrega de Snider y los suyos con French y Ojeda maravillosos a las 6 cuerdas y con ‘el animal’ Mendoza aporreando su bajo como sólo él sabe hacer. Se echa en falta a AJ Pero, aunque hay que decir que la figura de Portnoy no desentona tras los platos, se le echó en falta pero sí que hubo varios momentos en los que la banda se acordó mencionando y recordando a su compañero.

El escenario se ponía rojo para recibir “Burn in Hell” con Snider arrastrándose como habitualmente, mientras otras como “You Can’t Stop Rock ‘n’ Roll” ponía Clisson a vibrar con ese rock de calidad de los americanos. Momento “huevos con aceite” con “We’re Not Gonna Take It” y es que son muchos los españoles y sudamericanos que invaden cada año el festival galo (cada año más) y que pusieron el cántico por encima del estribillo coreado por los franceses, todo un clásico que es sinónimo de fiesta. Para emocionarnos sonaba “The Price”, y es que un servidor es un enamorado del “Stay Hungry”, uno de los discos más influyentes e importantes de la industria, del que también caería poco más tarde otro exitazo como es “I Wanna Rock”, con Snider haciendo alzar nuestros puños a grito de ‘rock’ y con el que nos acercábamos al final de su actuación.

A los fotógrafos se nos emplazaba a medianoche porque habría una sorpresa y podríamos entrar para fotografiarla, fueron muchas las especulaciones que hubo, pero fue con “Shoot ‘Em Down” cuando aparecía en escena junto a la banda Phil Campbell, guitarrista de MOTÖRHEAD, recordando al gran y extrañado Lemmy tras su pérdida. Qué mejor homenaje que tras ello dedicarle un emotivo y frenético “Born to Raise Hell” todavía con Phil en escena. Y tras despedir a Phil de las tablas, era el momento de despedir definitivamente de HELLFEST a una banda que lo ha sido todo, TWISTED SISTER se homenajearían a sí mismos finalizando con la formidable “S.M.F” y con un derroche espectacular de pirotecnia. No dieron una vuelta al ruedo porque era relativamente imposible con la cantidad de gente que se agolpó ante el Mainstage 1 para despedir a toda una leyenda de la música. TWISTED SISTER vivirá para siempre en nuestra memoria, algunos hemos podido disfrutar de sus shows en vivo en varias ocasiones, y siempre terminan pasando por encima del resto de bandas, ya quisieran muchos jóvenes (yo diría la mayoría) tener la actitud y energía que tiene Dee Snider a su edad, todo un torbellino que no deja indiferente a nadie, para mí el mejor comunicador con el público en un concierto. Si a eso le sumas los diferentes cambios en la estética del grupo a lo largo de su historia, sus éxitos imborrables, y su entrega total y absoluta en escena, estamos ante una banda irrepetible y única que jamás olvidaremos y que siempre tendremos presentes en nuestros cassettes, cds y vinilos u otros reproductores de música.

 

KORN

Uno de los repetidores del festival era Korn, que retornaban a las tablas en Clisson tras un espectacular juego de pirotecnia y música en homenaje al gran Lemmy, de nuevo brillante la organización preparando este gran homenaje a toda una leyenda que nos ha dejado en los últimos meses, además de inaugurar junto a Phil horas antes del show una estatua dedicada a la figura de Lemmy en una zona privilegiada del festival. Pues bien, tras aguantar la primera parte del show a pesar de nuestro cansancio y disfrutar de algunas piezas como “Right Now” con la que acertaron para arrancar, o “Right Here”, fue tras “Twist” y “Blind” fue cuando decidimos abandonar para guardar fuerzas para la última jornada. Y aunque sonaran mejor que el año anterior considerablemente, se echan en falta canciones como la brutal “Twisted Transistor”, un fallo garrafal para mi gusto no incluirla de nuevo en su set.

Texto y fotos: Óscar Gil Escobar

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.