Inicio Conciertos Crónica y fotos del HELLFEST del domingo 19 de Junio: BLACK SABBAT,...

Crónica y fotos del HELLFEST del domingo 19 de Junio: BLACK SABBAT, KING DIAMOND, SLAYER, AMON AMARTH, MEGADETH, GHOST, HEAVEN SHALL BURN, BLIND GUARDIAN, TARJA, GOJIRA, etc

0
ROCK THE NIGHT FESTIVAL

PACO VENTURA - Madre Tierra

 

Crónica y fotos del 19 de Junio: BLACK SABBAT, KING DIAMOND, SLAYER, AMON AMARTH, MEGADETH, GHOST, HEAVEN SHALL BURN, BLIND GUARDIAN, TARJA, GOJIRA, etc

Viernes 17, Sábado 18 y Domingo 19 de Junio de 2015 – Clisson – Francia

 

Día 3Domingo 19

+ MUNICIPAL WASTE + ORPHANED LAND + VINTAGE TROUBLE + DRAGONFORCE + TARJA + GOJIRA + BLIND GUARDIAN + SLAYER + AMON AMARTH + MEGADETH + GHOST + HEAVEN SHALL BURN + BLACK SABBATH + KING DIAMOND

Y sin darnos cuenta estábamos ante el último día de festival, y es que cuando planificas el viaje parece más tiempo del que realmente es. Para este día, la despedida de Black Sabbath acaparaba todos los comentarios del público, aunque muchas eran las bandas esperadas en el día de hoy, con MEGADETH, GHOST, KING DIAMOND, SLAYER o GOJIRA en el escaparate. Para este último día de festival, como hemos comentado anteriormente, temperaturas muy altas y un sol de justicia nos acompañaría durante toda la jornada, así que crema, agua y a comenzar la jornada pronto.

MUNICIPAL WASTE

Así da gusto despertarse, con tralla desde primera hora. El speed metal fresco de MUNICIPAL WASTE viene de lujo para empezar la mañana con un buen circle pit y con una asistencia más que notoria a pesar de ser las 12 del mediodía. Fue además la única banda a la que tuvieron que echar literalmente del escenario, y es que si es por ellos estarían tocando hasta las dos como ellos decían antes de abandonar las tablas. De hecho cogieron 10 minutos de la actuación posterior mientras nos hacían rodar al ritmo de “Unleash the Bastards” o “Mind Eraser”, qué maravilla de concierto estaban ofreciendo los de Richmond. “Beer Pressure” es perfecta para la primera cerveza del día, mientras ves cómo se monta la que se estaba montando en la pista, con un circle pit de lo más loco y festivo del festival. Divertidísimo concierto de MUNICIPAL WASTE para arrancar el día.

 

ORPHANED LAND

A pesar de tocar cuarenta minutos cortos fue todo lo contrario a los anteriores, se nos hizo hasta larga su actuación en este caso. No es el mejor contexto para disfrutar de una banda como esto y se hizo notar aunque empezaron con dos hits como “All Is One” o la alegre y movida “The Simple Man”. Fue un show que dio comienzo de una forma más que correcta, pero que se desplomó con el paso de los temas, aunque volvería a remontar con la definitiva “Ornaments Of Gold”, acompañada por las palmas de un público que se entonaba en esta fase final. No es el mejor show de ORPHANED LAND hasta la fecha ni mucho menos.

 

VINTAGE TROUBLE

Estamos ante otra de las grandes actuaciones del festival sin duda alguna, qué puesta en escena y sonido tan elegante y perfecto. Ese rhythm & blues con toques soul, rock y blues nos hacía perder el control de nuestro cuerpo desde el arranque, y es que tras su gira con AC/DC se han dado a conocer al gran público y van alcanzando poco a poco el puesto que se merecene. Ty Taylor es todo un espectáculo en escena, con continuas poses, ritmo que recorre constantemente su cuerpo y una voz tocada por una varita. Elegancia y calidad que queda plasmada en cortes como “Blues Hand Me Down” con una base rítmica maravillosa para arrancarnos con las palmas, la íntima y emotiva “Not Alright By Me” que nos hacía mover los brazos de lado a lado, o la maravillosa “Run Like The River” que arranca con palmas a ese ritmo tan pegadizo que termina con Ty saltando al público y haciendo crowdsurfing mientras canta. Estamos ante el boom de una banda con la que hay que contar si o si ya no en el futuro, sino en el presente, es muy grande lo que está haciendo esta banda en muy poco tiempo, ¡tremendos!

 

DRAGONFORCE

Otra banda de lo más festiva del festival, se puede discutir que si no suenan como en los discos, que si Herman Li no es tan bueno como lo pintaban a la guitarra, y yo no soy un gran fan de este grupo ni mucho menos, pero en un festival animan el cotarro que da gusto. Para muchos es la banda que conocieron gracias a Guitar Hero, pero tienen piezas tan vertiginosas y que llegan con facilidad como “Holding On” o “My Spirit Will Go On”, aunque cómo no, no podía faltar una despedida por todo lo alto al son de “Through the Fire and Flames”. Sinceramente, me esperaba bastante menos de este concierto, que respecto a su sonido en sala gana bastantes enteros. Muy correctos DRAGONFORCE.

 

TARJA

Y tras la pausa obligada para comer, regresamos al Mainstage 2 con la reina del metal sinfónico, la voz femenina para muchos por excelencia que presentaba su nuevo trabajo en solitario. Tan amable, cercana y comunicativa en escena como siempre, aparecía Tarja con una banda que se mantenía en un segundo plano por completo para otorgar todo el protagonismo a la vocalista finesa. “No Bitter End” o “Never Enough” muestra el nuevo camino que ha tomado Tarja en cuanto a su estilo, destacar además que hizo una versión más que curiosa del “Supremacy” de Muse, y que hubo un momento de medley con canciones de NIGHTWISH, en el que cabe mencionar una excelente presentación de “Ever Dream”. Para terminar lo hizo con “Until My Last Breath”, completando una gran presentación a la que le faltó un poco más de entrega de un público que estaba más pendiente de no quemarse al sol que golpeaba a las cuatro de la tarde que de la propia banda, a la que no hay que reprochar absolutamente nada.

 

GOJIRA

GOJIRA tiene uno de los directos más demoledores que se recuerdan, pues bien, en Francia y concretamente en HELLFEST esa demolición y agresividad se ve triplicada. Es increíble ver un concierto de los de Bayona en tierras galas, es raro no ver al menos a una decena de personas salir heridas de un wall of death o mosh pit, y no quiero contar las decenas que salen con contusiones… Musicalmente y comenzando por la pegada de Mario Duplantier tras los platos cuentan con un sonido aplastante, contundente y a la vez bastante técnico. Su hermano Joe es una garantía con su desgarradora voz ya desde que aparece en “Toxic Garbage Island”. En Francia no hay tiempo para tonterías, tiran de su set más contundente como “Flying Whales” o “Wisdom Comes”, donde ya veíamos los primeros resultados que iban saliendo de mitad de pista. El sonido era rotundo y perfecto para disfrutar de la rabia con la que suena el grupo galo, que cierra con “Vacuity” (ya no se les ocurre volver a dejarla fuera del set, perfecta elección). Les hemos visto en diferentes festivales y salas y la sensación es la misma, cuando juegan en su casa se vive algo distinto, no se puede expresar, hay que vivirlo.

 

BLIND GUARDIAN

Uno de los gigantes del power alemán BLIND GUARDIAN actúa a una hora a la que no están muy habituados (a primera hora de la tarde). Los germanos han evolucionado bastante en su sonido en los últimos años, buscando un sonido más progresivo en sus piezas, algo que aún le ha hecho lograr más fans nuevos. Y como sucede con GOJIRA, se nota cuando juegan en casa (ejemplo de ello son sus épicos shows en Wacken), pero esta tarde se defendieron más que bien en tierras galas con un set de lo más acertado. Con un Hansi más comunicativo de lo habitual al frente se presentaban con la nueva y épica “The Ninth Wave”, y la velocidad y los cambios rítmicos de “The Script For My Requiem”. Muy potente sonaba el estribillo de “Time Stands Still (At The Iron Hill), y “Cry For Tanelorn” nos daba un pequeño respiro, que duraría bastante poco porque la parte final del show era inmejorable. Para acabar como digo enlazaron “Valhalla”, veloz y mágica, la coreada a una sola voz “The Bard’s Song – In The Forest” y la final cómo no “Mirror, Mirror”. Hace mucho tiempo que no veía a BLIND GUARDIAN así fuera de su país, grandísimo concierto.

 

SLAYER

No nos encontramos nada nuevo a presentaciones anteriores, de hecho en Rock In Vienna sonaron mejor incluso que aquí, pero como dije en esa crónica atraviesan por un gran momento de forma, lo que hace que cada actuación no deje de ser nunca más que notable. “Repentless” o “Hate Worldwide” representan los hits más renovados de la banda, mientras los grandes clásicos como “War Ensemble” o “South Of Heaven” marcan la tónica durante la parte media de su actuación. Para acabar, otra tripleta ganadora formada por “Dead Skin Mask”, “Raining Blood” y “Angel of Death” que garantiza un final sobresaliente. Slayer suenan frescos y renovados, no suenan ni como los de la etapa Hanneman, ni como los de la primera etapa de Holt con Lombardo tras los platos, es simplemente distinto.

 

AMON AMARTH

Los vikingos siervos de Thor regresan a tierras galas con dos dragones comandando su puesta en escena siempre espectacular y siempre con la pirotecnia presente. La profunda voz y el carisma de Johan Hegg se gana siempre a sus fieles seguidores desde el primer segundo, quienes no paran de agitar sus melenas y alzar sus cuernos a lo alto mientras suena el primer hit de su show “The Pursuit Of Vikings” o la más que acelerada “Cry Of The Black Birds”. “Deceiver Of The Gods” y “War Of The Gods” se han convertido en los nuevos himnos de los últimos tiempos para los suecos, algo que así hacen notar sus fans, siendo dos de las más celebradas de su actuación. Eso sí, nada comparable a la llegada de “Guardians of Asgaard” y ese martillo de Thor que sacude el escenario, o “Twilight of the Thunder God” con ese riff de guitarra magnífico que nos lleva al final de un concierto espectacular en lo sonoro y en lo visual. Grandes siempre los vikingos en directo, todo un seguro.

 

MEGADETH

Pues parece que Mustaine ha encontrado la estabilidad que necesitaba con Loureiro, Ellefson y Verbeuren (ahora que parece que Adler no volverá a la banda). No lo decimos por el simple hecho de que le volvemos a ver disfrutar en el escenario como hace unos años (dejando atrás esa imagen de estos últimos tiempos), sino que también ofreció una rueda de prensa en el festival, algo que nos sorprendió a todos, y a la que asistimos y se mostró incluso por momentos de lo más bromista. En cuanto a su show, “Hangar 18” fue la primera en llegar, magistral como se pasaban los solos Kiko y Dave, dejando paso a la nueva “The Threat Is Real”. Especial dedicatoria de Mustaine para Menza tras su fallecimiento en “Tornado Of Souls” en el que vuelve a quedar claro que las dos guitarras se entienden a la perfección.

De las que mejor sonaron y entre las que más gustaron están “She-Wolf” o “Sweating Bullets”, entre las que intercalaban alguna canción nueva con calzador. “Trust” nos deja ver la pegada de Verbeuren tras los platos en un escenario muy futurista acorde al nuevo disco de la banda, con ese “Dystopia” que sería el próximo en llegar. “A Tout Le Monde” jamás podrá faltar en un set de Megadeth, es demasiado bonita cuando Mustaine está además de lo más acertado. Final de lo más clásico con “Symphony Of Destruction”, “Peace Sells… (But Who’s Buying?)” y la definitiva como siempre “Holy Wars… The Punishment Due”. Como sucede con sus compañeros de big 4 SLAYER, el sonido de la banda es distinto y fresco a la vez, no quiere decir que sea mejor o peor a lo anterior. Lo que sí que es cierto es que tras actuaciones tan pobres como las de los últimos Sonispheres y otros shows de la época, 2014 supuso el nacimiento de otro nuevo Mustaine que parece que disfruta dando conciertos e incluso ruedas de prensa y entrevistas.

 

GHOST

Teníamos muchas ganas de GHOST, y es que su concierto en Madrid nos cautivó a pesar de no ser un gran amante de la banda e incluso tengo que reconocer que no terminaba de entender su sonido. “Meliora” es un pedazo de disco que ha lanzado más aún la carrera del Papa Emeritus (vamos por el tercero) y los suyos, y HELLFEST de noche es un encuadre perfecto para llevar a cabo su ritual iniciado con “Spirit” y “From The Pinnacle To The Pit”, exactamente igual que en toda su gira. Un coro de lo más joven acompaña a la banda en parte de su show, en otro tramo se entregan hostias (consagradas) y vino en las primeras filas, en la parte final de su show se lanzan billetes con el rostro del Papa Emeritus en el frontal del mismo (cada uno se hacía con el suyo a modo de recuerdo), un espectáculo a la altura del sonido actual y el reconocimiento de la banda. Destacar el sonido de “Cirice”, una de las más brillantes de su actuación que daba paso a “Year Zero”, uno de los grandes éxitos de los suecos. El final fue impecable con la preciosa “He Is” coreada por todos los presentes, “Absolution” que es también de las mejores de este último LP, o la definitiva “Monstrance Clock” con un espectáculo pirotécnico increíble que acompañaba las últimas notas de su show. La envergadura de la banda es realmente grande ya, y es que con pocos años de historia se han colado entre las bandas más relevantes en la actualidad, no hay que olvidar además que son ganadores de un Grammy.

 

HEAVEN SHALL BURN

Mientras GHOST prácticamente terminaban su show y daban paso a BLACK SABBATH (los que ya disfrutamos en 2014 y no nos terminaron de convencer), lo que estaba haciendo Heaven Shall Burn en la Warzone no tiene nombre, ¡qué locura de concierto! Con un sonido que está entre el metal y hardcore la banda germana se presentaba ante el público galo con el sonido más avasallador y potente de todo el festival sin duda alguna. “Hunters Will Be Haunted” a pesar de ser nueva, es un comienzo espectacular para su show, con fuego colmando el escenario en todo momento como durante todo su concierto. “Counterweight” nos devolvía a los primeros pasos de la banda, mientras “Voice Of The Voiceless” se ha convertido en un himno por derecho propio, introducida en la parte media del show, sin duda la más destacada del su concierto continuando con el himno entre himnos de la banda, “Endzeit” se coreaba a una sola voz, y demoledora y melódica como pocas llegaba “Black Tears”. La pista era un verdadero campo de batalla sin respiro mientras caía la final “Godiva”. Show demasiado breve pero de lo más intenso del festival sin lugar a dudas. Hicieron arder el cielo y las tierras de Clisson esta noche.

 

BLACK SABBATH

Ahora sí, disfrutábamos como podíamos con toda la masa de gente acumulada que había de Black Sabbath, la banda creadora del heavy metal, pioneros y leyendas vivas que nos siguen haciendo disfrutar de lo lindo. La locura innata de Ozzy, la precisión de los dedos galopando las cuerdas de Geezer Butler, la clase y elegancia que transmite Tony Iommi, y la energía y fuerza que llega tras los platos con Tommy Clufetos.

Llegamos a BLACK SABBATH para dos clasicazos como “Snowblind” o “War Pigs”, increíble como siempre con un Ozzy bastante correcto para su estado la verdad. “Rat Salad” nos trae un pedazo de solo de batería de Tommy Clufetos, aporreando su batería con una energía sobrehumana, mientras las primeras notas de “Iron Man” provocan una de las grandes ovaciones del festival. “Children Of The Grave” sonó mejor que nunca y nos llevaba al único bis de la noche que marcaría el adiós de HELLFEST a otra leyenda, “Paranoid” sería la elegida para este momento. A pesar de no poder disfrutar por completo de su concierto, he de decir que sonaron bastante mejor que en 2014 en este mismo festival, y eso que me considero mayor fan de esta formación con Dio al frente, y de Ozzy en solitario. En esta ocasión repartieron mejor su set tirando por completo de clásicos para despedir a la formación (prácticamente al completo) que inventó el heavy metal. Hay que ponerse de rodillas ante una banda que nos brindó una despedida más que correcta.

 

KING DIAMOND

Para despedir el festival, Abigail y KING DIAMOND regresaban a HELLFEST con un escenario de lo más tétrico y espectacular, aunque no trajeron todo el montaje habitual al tratarse del Mainstage 2. Cerca de la 1 de la mañana aparecía en escena con su apariencia habitual y ese estrafalario maquillaje con sus secuaces tras él mientras comenzaba a sonar “Welcome Home” y “Sleepless Nights”. “Melissa” y “Come To The Sabbath” nos devolvían a la época de Mercyful Fate, mientras la secuencia teatral de Diamond no deja indiferente a nadie, al igual que esos agudos y falsetes inalcanzables del tenor danés. Otro de los aspectos a destacar de la actuación de esta banda son las intervenciones magistrales de LaRoque a la guitarra con melodías preciosas y misteriosas en cada uno de sus solos y riffs, todo un maestro de la guitarra. De la segunda parte del show cabe resaltar “The Family Ghost” o ese final por todo lo alto con el clásico “Abigail” y “The Black Horsemen”, que da por terminado el espectáculo de KING DIAMOND y también el festival. Actuación que pasó un tanto desapercibida, y es que muchos aprovechaban para recoger sus macutos y volver a sus casas, otros para no perder los diferentes autobuses y trenes, y otros para despedirse de sus nuevas amistades, compañías e incluso parejas.

Las despedidas siempre son difíciles pero los reencuentros siempre son los mejores, y es que muchas amistades labradas en este y en otros muchos festivales tienen su continuidad gracias a este tipo de experiencias. Es increíble lo que es capaz de unir la música y concretamente un festival, gente de todos los lugares del mundo, como diría aquel la música es el lenguaje universal por excelencia y es un placer poder disfrutar de ella en un lugar tan acogedor, bien organizado y cuidado como es HELLFEST.

Esta edición nos deja algunas actuaciones muy destacadas como pueden ser KVELERTAK, FOREIGNER, DISTURBED, HEAVEN SHALL BURN o VINTAGE TROUBLE, otras muy espectaculares como RAMMSTEIN, GHOST, KING DIAMOND o SIXX A.M, nos deja también despedidas por todo lo alto como sobre todo TWISTED SISTER (otra de las actuaciones más destacadas sin lugar a dudas) o BLACK SABBATH, y conciertos que no terminan de explotar y alcanzar expectativas anteriores como VOLBEAT o WITHIN TEMPTATION. HELLFEST vuelve a mostrar estar a la altura de las circunstancias siempre con un cartel brillante y un emplazamiento inmejorable, siempre se pueden mejorar cosas, pero la dedicación de los organizadores por mejorar año tras año es increíble.

Lo que sí que pienso es que el recinto, a pesar de ser tan bien estructurado en cuanto a aseos, comida, bebida, zona vip, escenarios y demás, se está quedando pequeño para lo grande que se ha hecho el festival en los últimos años. Ha sido a partir de 2013 cuando el festival no ha parado de crecer y crecer, y por comodidad para todos creo que sería la mejor solución para que no haya ningún tipo de problema en el futuro. Agradecer a la organización del festival galo el trato personal tan bueno que nos han dado esta edición y que nos dan cada año, poniendo todas las facilidades posibles a nuestro trabajo en el mismo. Ya contamos los días para retornar a para muchos el mejor festival de Europa, ahora toca recoger el petate y pensar en el próximo año, HELLFEST nos reencontraremos pronto.

Texto y fotos: Óscar Gil Escobar

Fotos BLACK SABBATH: Hellfest

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.